sábado, 1 de marzo de 2014

UCRANIA EN MANOS EUROUSA,...APOYANDO EL GOLPE DE ESTADO EL GAFE DEL PePe CUANDO GOBIERNA




LOS GOLPES DE ESTADOS CUANDO GOBIERNA EL PEPE, UCRANIA, VENEZUELA,...Y ZONAS DE ÁFRICA,...Y DE ASIA,...ES UN ENTE MALIGNO,...ES UN BODRIO GAFE.


EL BLOQUE EUROYANQUI APOYAN EL GOLPE DE ESTADO,...EN UCRANIA
RUSIA Y SU BLOQUE EURORIENTAL APOYAN AL DEPUESTO PRESIDENTE ( Ya casi se han abierto las hostilidades,...ahora a estar contra la guerra en acción,...y así pasa la historia cuando la humanidad no está en tensión revolucionaria,...¡¡).


LA HUMANIDAD TIENE UNA MALDICIÓN: SIEMPRE QUE GOBIERNA EL PEPE EN ESPAÑA SE PRODUCEN VARIOS GOLPES DE ESTADOS APOYADOS POR ESTE GOBIERNO,...RECUERDEN VENEZUELA, RECUERDEN GUINEA Y MUCHOS OTROS; Y ACCIONES MILITARES COMO LA INTERVENCIÓN EN IRAK CON AZNAR,...AFGANISTÁN, MALI, CENTROAFRICA,...LAS ACCIONES PARA DESMANTELAR EL GOBIERNO COMUNISTA CUBANO,...VAYA QUE GAFES QUE SON LOS PEPEROS PORCULEROS,...

LA UNIÓN EUROPEA APOYANDO Y CREANDO LAS ACCIONES PARA QUE SE CREARA UN PODER PROEUROPEO,...Pero que buscan en ucrania,...temas de gas, temas de aumentar a la Otan,...controlar y acojonar al bloque Europeoriental liderado por Rusia,...a RPChina,...


La crisis en Crimea, la piedra de toque que podría desencadenar un conflicto civil en Ucrania Un marinero en un barco patrulla cerca de un buque de guerra ruso atracado en el puerto de Sebastopol, Crimea (Ucrania). (EFE) Los especialistas no descartan una escalada de tensión en la zona. Rusia tiene que "superar sus pulsiones imperiales", aseguran. BLOG: Así son las luchas de poder en el espacio postsoviético ECO ®  Actividad social ¿Qué es esto? 96%127 Me gustaNo me gusta 0 emailCompartir N.S. 27.02.2014 - 19:39h

El conflictivo espacio post-soviético es hoy, tras las sucesivas ampliaciones europeas hacia el este, un territorio en permanente y soterrada disputa. Rusia, la UE y también EE UU tienen muchos intereses —sobre todo económicos y militares—  en esa franja geoestratégica que divide culturalmente dos continentes, Europa y Asia. Otras imágenes 2 Fotos Estos días, la preocupación internacional se centra principalmente en Ucrania, una exrepública soviética donde las hasta ahora élites gobernantes prorrusas han perdido el poder y donde la amenaza de una guerra civil pende sobre las cabezas de sus 46 millones de ciudadanos. Un país con una situación política interna muy incierta (con un presidente recién nombrado tras un mes de sangrientas protestas y un golpe de estado), una economía al borde de la bancarrota y que ve cómo, de fondo y al calor de la revolución, resurgen las tensiones étnicas, sobre todo en la rusificada península de Crimea. El drama de Ucrania es que tiene unos vecinos muy poderosos. A un lado la Rusia de Putin, de la que depende financieramente y que no quiere permitir, bajo ningún concepto, que el país vire hacia la órbita de Bruselas. "Rusia", como dice Nicolás de Pedro, investigador del CIDOB, "no puede contentarse con ganar Crimea y perder Ucrania, tiene que replantearse su estrategia y superar sus pulsiones imperiales". De Pedro: "En Moscú se confunde demasiado a menudo temor con respeto e imposición con triunfo" Al otro lado está la Unión Europea, que juega con las bazas del poder blando. La UE está dispuesta a ofrecer, aunque en condiciones no muy ventajosas, un principio de asociación económica y de libre comercio a Ucrania. Un acuerdo que no borraría de un plumazo las dificultades económicas del país, pero que lo integraría definitivamente en un escenario paneuropeo. Dicho acuerdo, que no se firmó por la negativa del ya expresidente Viktor Yanukovich, fue el casus belli de la actual situación de tensión. Esa división, por así decirlo, externa, también tiene su reflejo en el interior del país. "Las luchas entre pro y anti Maidan [la plaza central de Kiev que ha servido de escenario a la revolución] están ya comenzando a verse en el sur y en el este", reflexionan Jana Kobzova y Balazs Jarábik, investigadores de ECFR, "y el peligro es serio". 

Un riesgo de fragmentación que, según Francisco H. Ruíz González, investigador de la Fundación Ciudadanía y Valores, de no atajarse a tiempo "podría materializar la división del país y una escalada de tensión que pudiese llevar incluso a un enfrentamiento armado, de consecuencias imprevisibles”. Crimea, la piedra de toque El último episodio del conflicto ha venido del lado de la península de Crimea, un territorio autónomo con su propia Constitución, pero perteneciente a Ucrania. Una provincia especial, cuyos habitantes son mayoritariamente de origen ruso y en cuya principal ciudad, Sebastopol, está amarrada la flota rusa del Mar Negro. En definitiva, un enclave que Putin, por razones geoestratégicas, no quiere perder. En este sentido, los movimientos militares de su ejército en los últimos días, a los que se une el recién aprobado referéndum de autogobierno, se interpretan como claras señales de presión y advertencia. "En Moscú se confunde demasiado a menudo temor con respeto e imposición con triunfo", reflexiona De Pedro, "y ése es precisamente su Talón de Aquiles". Aunque tanto De Pedro como Ruíz González no descartan una escalada del conflicto que lleve a una guerra civil, ambos son precavidos en cuanto a un desenlace dramático. Las salidas pacíficas existen, dice Ruíz González, y pasan por "el desarme de las milicias de autodefensa y establecer un Gobierno de concentración con todos los sectores". Un futuro incierto para el espacio postsoviético El espacio físico que comprenden las exrepúblicas soviéticas, y que hoy parece revivir los viejos aires de la Guerra Fría, tiene por delante un futuro complicado. Con una Rusia actuando simplemente como Rusia —es decir, casi "colonialmente", como dice Álvaro Gil Robles, ex comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa— y con una UE estricta con las palabras pero demasiado blanda con los hechos, Ucrania y el resto de estados de la zona (Bielorrusia, Georgia y otras regiones más olvidadas, como las Osetias y Transnistria) encaran de forma frágil y desigual lo que queda de década. Situados entre dos placas tectónicas —la política de vecindad europea, el denominado Partenariado Oriental, y la lábil unión euroasiática comandada por Moscú— las sociedades civiles locales de estos países afrontan importantes retos, según los especialistas: convencer a la UE de su apoyo sin fisuras a una futura integración, la reconversión de sus élites políticas, frenar la corrupción y disminuir las desigualdades. Pero, como se está viendo en el caso de Ucrania, se necesitan pies de plomo para culminar con éxito estas transiciones.

Ver más en: 
http://www.20minutos.es/noticia/2071554/0/ucrania-conflicto/rusia/guerra-civil/#xtor=AD-15&xts=467263


Ucrania denuncia que tropas rusas bloquean el aeropuerto de Sebastopol, en Crimea Varias barricadas levantadas por activistas prorrusos delante del Parlamento de la región autónoma de Crimea en Simferópol (Ucrania). (EFE/Arthur Shwartz) El ministro de interior dice que un retén armado de militares, sin distintivos, pero pertenecientes a la Flota rusa del Mar Negro rodean el aeródromo. La Marina rusa lo niega, pero dice que ha aumentado su nivel de alerta. Un comando prorruso asaltó el aeropuerto de la capital, pero se retiró. Crimea, la piedra de toque que podría provocar una guerra civil. BLOG: Así son las luchas de poder en el espacio postsoviético. ECO ®  Actividad social ¿Qué es esto? 73%13 Me gustaNo me gusta 0 emailCompartir AGENCIAS. 28.02.2014 - 10:48h El ministro de Interior de Ucrania, Arsén Avákov, denunció el bloqueo por militares rusos del aeropuerto de Sebastopol, en la república autónoma ucraniana de Crimea, acción que calificó de "invasión militar y ocupación". Otras imágenes 2 Fotos "Dentro del aeropuerto hay militares y guardias de fronteras de Ucrania. Pero fuera, militares con uniforme de camuflaje y armados, sin distintivos, pero que no ocultan su pertenencia a la Flota rusa del Mar Negro"—cuya base está en territorio Ucraniano, cerca de esa ciudad—, escribió Avákov en su página de Facebook. Ninguna unidad de la Flota ha avanzado hacia el aeropuerto y ni mucho menos ha tomado parte en bloqueo algunoPor su parte, la Marina rusa ha desmentido que haya asumido el control del aeropuerto militar del puerto crimeo de Sebastopol, según un comunicado emitido por el mando de la Flota del Mar Negro. "Ninguna unidad de la Flota ha avanzado hacia el aeropuerto y ni mucho menos ha tomado parte en bloqueo alguno", según la nota. No obstante, la Flota del Mar Negro ha anunciado que ha incrementado el estado de alerta de sus "fuerzas anti-terroristas" para proteger a los familiares de los militares desplegados en Crimea "dada la inestabilidad de la situación". Sebastopol acoge la sede de la Flota del Mar Negro rusa y de las Fuerzas Navales ucranianas. Asimismo, tiene instalaciones navales cedidas por Kiev a Moscú hasta 2042. Intento de asalto al aeropuerto de la capital Por otra parte, un grupo armado prorruso irrumpió la madrugada de este viernes en el aeropuerto de Simferópol, la capital de la república autónoma ucraniana de Crimea, pero luego se retiró tras comprobar que no había tropas ucranianas en la terminal, informaron las autoridades aeroportuarias. "Creían que aquí se había producido un desembarco ucraniano, pero cuando vieron que no había nada de ello, se disculparon y se marcharon", dijo a la agencia rusa Interfax el portavoz del aeropuerto de Simferópol, Ígor Stratilati. Creían que aquí se había producido un desembarco ucranianoAgregó que el grupo armado estaba integrado por cerca de 50 personas y que algunas de ellas portaban banderas rusas. Strilati recalcó que la terminal aérea opera en estos momentos con absoluta normalidad. Grupos armados similares tomaron este jueves la sedes del Parlamento y el Gobierno de la autonomía crimeana. También este viernes, el Legislativo de Crimea aprobó la celebración de un referéndum, el próximo 25 de mayo —el mismo día en que se celebrarán las elecciones presidenciales anticipadas ucranianas—, sobre la ampliación de las competencias de la república autónoma. "¿Apoya usted la autodeterminación de Crimea en el seno de Ucrania sobre la base de los acuerdos y tratados internacionales?", reza la pregunta que se presentará a la consulta popular. 60% de población rusa En esta región, de unos dos millones de habitantes, vive casi un 60% de rusos étnicos, un 25% de ucranianos y un 12% de tártaros. Los rusos de Crimea acusan a las nuevas autoridades en Kiev de usurpar el poder al deponer al presidente Víktor Yanukovich y de querer imponerles la cultura ucraniana. Mientras, los tártaros defienden la unidad e integridad territorial de Ucrania y se oponen a la celebración del referéndum. Crimea, península bañada por el mar Negro que acoge una base naval rusa en Sebastopol, fue "regalada" en 1954 por el entonces mandatario soviético, Nikita Jruschov, a Ucrania, de las repúblicas que formaban la Unión Soviética.

Ver más en: 
http://www.20minutos.es/noticia/2071800/0/grupo-armado/prorruso/aeropuerto-crimea/#xtor=AD-15&xts=467263


La Eurocámara pide asistencia financiera internacional urgente para Ucrania
lainformacion.com
jueves, 27/02/14 - 13:31
[ 0 ]
Estrasburgo (Francia), 27 feb (EFE).- El pleno de la Eurocámara reclamó hoy asistencia financiera urgente de la comunidad internacional en favor de Ucrania, cuya inestabilidad política temen desencadene un empeoramiento de la situación social y económica.
La Eurocámara pide asistencia financiera internacional urgente para Ucrania
Temas
Estrasburgo (Francia), 27 feb (EFE).- El pleno de la Eurocámara reclamó hoy asistencia financiera urgente de la comunidad internacional en favor de Ucrania, cuya inestabilidad política temen desencadene un empeoramiento de la situación social y económica.
"Esperamos del Consejo y la Comisión que pongan sobre la mesa lo antes posible, y junto al Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial, un paquete de asistencia financiera a corto plazo", señala la resolución conjunta aprobada por el pleno.
Además de para frenar la quiebra económica, el flujo de recursos económicos es necesario para apoyar las reformas necesarias que debe emprender el país tras la deposición del poder del presidente Víktor Yanukóvich y las revueltas sangrientas que terminaron el pasado fin de semana con un balance de alrededor de 80 muertos.
En el plano económico, los eurodiputados pidieron a la Comisión Europea que trabaje con las autoridades provisionales del país "para encontrar maneras de contrarrestar los efectos de las medidas de represalia adoptadas por Rusia para poner freno a la firma del acuerdo de asociación con la UE".
En ese sentido, pidieron al Kremlin que adopte "una actitud constructiva" para que se creen en Ucrania buenas condiciones que acaben repercutiendo positivamente en las relaciones bilaterales de Kíev tanto con Moscú como con Bruselas.
Los eurodiputados reiteraron que la firma del acuerdo sigue estando lista para cuando sea posible por parte de las autoridades de Ucrania.
A propósito del papel desempeñado en la crisis ucraniana, los eurodiputados apoyaron lo que denominaron "enfoque de doble vía", que combina esfuerzos diplomáticos con sanciones concretas contra aquellos responsables de ordenar abusos de derechos humanos relacionados con la opresión política.
Los eurodiputados también llaman a las autoridades de los países europeos a tomar sus propias medidas para evitar que se blanquee dinero y haya una salida de capitales ucranianos de la UE.
En cuanto al patrimonio de Yanukóvich, la resolución pide que se investigue los fondos malversados por el exdirigente y su círculo y se congelen todos los bienes hasta que se pronuncie sobre su legalidad la justicia.
Por otro lado, pidieron a todas las partes y también a terceros países -en una referencia velada a Rusia- que "respeten la unidad e integridad territorial de Ucrania".
Asimismo, pidieron que se acelere el diálogo con Kíev para un acuerdo de exención de visados, del que se beneficiarían estudiantes e investigadores, especialmente, y que según la Eurocámara "sería la mejor forma de responder a las expectativas de la sociedad civil y la juventud" del país.
La Eurocámara subrayó por último que la resistencia de la población ucraniana mostrada en los últimos meses y su coraje en las protestas populares son "un ejemplo y un punto de inflexión en la historia de Ucrania".
Al mismo tiempo, dejaron claro que esa victoria cívica y democrática "no puede malgastarse ahora en forma de venganza o actos contra los adversarios políticos".
(Para más información sobre Parlamento Europeo www.euroefe.com). (Agencia EFE)

Yatseniuk, el tecnócrata que dirigirá la transición en Ucrania
Efe | Kiev, Ucrania | Publicado el 27 de febrero de 2014
El nuevo primer ministro de Ucrania, el tecnócrata Arseni Yatseniuk, quien dirigirá la transición en este país, es un político precoz que asumió sus primeros cargos de responsabilidad antes de cumplir los 30 años y que está decidido a llevar a su país a la Unión Europea (UE).

El cesado Víctor
 Yanukóvich "ya no es el presidente (de Ucrania). Es un individuo buscado como sospechoso de asesinatos masivos y crímenes contra la Humanidad", afirmó este jueves Yatseniuk antes de ser aprobado como primer ministro por la Rada Suprema Parlamento).

Por si hubiera alguna duda, Yatseniuk
 dejó claro que la ruptura con el antiguo régimen es total y que no tiene intención de mirar atrás ni un segundo durante el tiempo que le toque encabezar el Gobierno de Unidad Nacional. 

Pocos hubieran imaginado hace unos años que este funcionario con aspecto de ratón de biblioteca se convertiría en uno de los líderes de las protestas antigubernamentales y en el mejor orador en el escenario del Maidán, la plaza de Kiev convertida en bastión opositor desde noviembre pasado. 

Yatseniuk, que cursó
 estudios en una escuela especializada en inglés y se licenció en Derecho, arrancó su andadura política como ministro de Economía de la república autónoma de Crimea, de mayoría rusoparlante (2001). 

Seguidamente,
 fue invitado al Banco Nacional de Ucrania, donde ejerció el cargo de vicepresidente y presidente durante más de dos años, en particular durante la tumultuosa Revolución Naranja, en la que logró evitar la devaluación de la moneda nacional, la grivna.

Durante su primeros 18 meses en el banco emisor, Yatseniuk estuvo a las órdenes de Serguéi Tiguipko, jefe de campaña de Yanukóvich durante las fraudulentas elecciones presidenciales de noviembre de 2004.
 

Yatseniuk dio el salto a la gran política en 2005 cuando tras cumplir 31 años fue designado ministro de Economía en el gobierno que asumió el poder tras la destitución como primera ministra de Yulia Timoshenko, la heroína de la Revolución Naranja.

Menos de un año después el Ejecutivo fue destituido y, tras una pausa de varios meses, Yatseniuk pasó a trabajar para el presidente, Víctor Yúschenko, cada vez más enfrentado a sus antiguos aliados naranjas.

Entre marzo y diciembre de 2007, Yatseniuk pudo hacer uso de su dominio de la lengua inglesa al ejercer como ministro de Asuntos Exteriores, lo que le dio la oportunidad de reunirse con la secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, abiertamente enfrentada al Kremlin.

La trayectoria ascendente de Yatseniuk culminó cuando fue nombrado presidente de la Rada Suprema, puesto que ostentó hasta que el opositor Partido de las Regiones de Yanukóvich decidió utilizar su mayoría parlamentaria para lograr su defenestración. 

Entonces,
 decidió fundar su propio partido, el Frente de Cambios, con el fin de acabar con la vertical de poder en Ucrania, lo que le llevó a rechazar alianzas con el propio Yúschenko con vistas a las elecciones presidenciales de 2010, ganadas a la postre por Yanukóvich.
"Yo me aliaría con placer, pero por dinero y cargos no pienso hacerlo. Mi ideología es clara y se llama 'Nuevo Rumbo'. Quiero construir un país y ellos quieren construir su futuro, lo que es muy diferente", aseguró.

En 2012 decidió forjar un bloque con el partido de Timoshenko, que ya había sido condenada a siete años de cárcel por abuso de poder, Batkivschina (Patria) con vistas a las parlamentarias de octubre de ese año. 

Durante esos años se granjeó fama de político íntegro y poco dado al populismo, aunque falto de carisma, lo que le valió el liderazgo del partido Bativschina, desde el que pidió insistentemente la liberación de Timoshenko.

Cuando la secretaria de Estado adjunta de E.U, Victoria Nuland, pronunció hace unas pocas semanas el ya famoso exabrupto "que se joda la UE", quedó claro que
 Yatseniuk era la apuesta de la Casa Blanca. 

"Creo que es Yatseniuk quien tiene la experiencia económica y de Gobierno", aseguró Nuland durante la conversación telefónica con su embajador en Kiev.

Desde entonces,
 quedó claro que Yatseniuk sería el encargado de llevar la riendas de la difícil transición de un régimen sostenido en los hombros de oligarcas sin escrúpulos a un nuevo sistema político, en el que la cuenta corriente ya no será decisiva.

En un gesto que le honra,
 Yatseniuk renunció este jueves a su acta de diputado y aseguró que no se presentará a las elecciones presidenciales del 25 de mayo, dejando el camino expedito al político con mayor gancho electoral, el boxeador Vitali Klitschkó.



ARTICULO REPRODUCIDO DE LA WEB LA PROXIMA GUERRA
A continuación les ofrecemos traducido el reciente artículo de la revista Foreign Policy, en el que a pesar de los prejuicios que muchos lectores de nuestro sitio pudieran tener (suponemos lo pro-estados unidos que son las opiniones de esta revista propiedad del Washington Post) se destaca de forma interesante las repercusiones que puede tener el que Rusia se avalance sobre Crimea, sobre todo implicando a China. 
Laproximaguerra.com


Rusia parece haber hecho una mala apuesta en Ucrania. Su política exterior, tácticamente ágil como siempre, ha sido estratégicamente errónea. Ciertamente era posible, como ya Rusia demostró en noviembre, sobornar al entonces presidente de Ucrania, Viktor Yanukovich para no firmar un acuerdo de asociación con la Unión Europea. También era posible prometer un préstamo de $15 mil millones a cambio de una política de represión en Ucrania. Después de aceptar el dinero, en principio, Yanukovich forzó ilegalmente un paquete legislativo en el Parlamento que estaba cerca del modelo de leyes similares en Moscú para restringir la libertad de expresión y de reunión. Justo después de que el Kremlin liberara un tramo del préstamo prometido de $2000 millones, el régimen de Yanukovich dio órdenes para el tiroteo masivo de manifestantes.

Sin embargo, no todo salió como estaba previsto. El objetivo estratégico de Moscú era llamar a Ucrania a laUnión Euroasiática. Esta institución, con la intención de competir con la Unión Europea, entrará en vigor en 2015. Los posibles miembros en este punto son Rusia, Bielorrusia y Kazajstán, ninguno de los cuales puede ser acusado de un superávit democrático.

Putin ha dejado claro que para él la Unión Euroasiática no tiene sentido sin Ucrania. Él, como todos los demás, entiende que el imperio ruso sin Ucrania se queda sin gloria. Pero la Unión Euroasiática no puede tener miembros democráticos, ya que sus ciudadanos, al comerciar y emigrar a Rusia, extenderían ideas peligrosas. Por lo tanto, Ucrania tuvo que convertirse en una dictadura.



El problema con esto eran los propios ucranianos. En lugar de dar marcha atrás ante las porras, balas de goma, y ​​una masacre de francotiradores, hicieron una revolución. Aunque esto equivalía a un acto de auto-organización casi increíble, la determinación, y el simple valor físico, no hubiera sido posible sin la política exterior rusa. Si el Kremlin no tuviera el sueño de Eurasia, no tendría que estar tan preocupado por el carácter del régimen de Ucrania y la represión de la sociedad civil ucraniana. Fue precisamente el inconcebible asesinato en masa la semana pasada que cometió el régimen de Yanukovich en Ucrania, no sólo para sus oponentes, sino para muchos de sus aliados. Ahora, Yanukovich ha huido y el régimen parlamentario ha sido restaurado en Ucrania.

En su extralimitación, el Kremlin ha perdido a un líder que podía manipular, y ha provocado el tipo de revolución que a su aparato de propaganda le gusta culpar a Washington y la que su política exterior está diseñada para detener. ¿Y ahora qué? Parece que hay dos alternativas. Una de ellas sería la reconsideración de la totalidad de la política exterior de Rusia, y un genuino reconocimiento de que tanto Rusia como Ucrania tienen, ante todo, un interés en tener buenas relaciones con su vecino común tan importante para el comercio, la Unión Europea, así como con los demás.

La otra alternativa es negar la realidad y continuar persiguiendo el sueño de Eurasia. Esto implicaría el mantenimiento de la línea que hasta ahora Moscú ha tomado en la crisis, a saber, que los activistas ucranianos son fascistas, terroristas y gays. Podría, tal vez, también traducirse en un intento de Rusia por reclamar una parte de Ucrania. El mayor potencial de daño se encuentra en la península de Crimea, en el extremo sur, donde Rusia tiene una base naval y donde gran parte de la población es étnicamente rusa. La política que parece estar bajo consideración en Moscú consta de tres partes: La primera, reclamar, como el primer ministro Dmitri Medvedev ha hecho, que los intereses rusos en Ucrania están en peligro. En segundo lugar, extender pasaportes rusos a los ciudadanos de Ucrania en Crimea. Y tercero, reclamar un derecho de protección - que, en el caso de los vecinos de Rusia, Georgia y Moldavia, ya ha dado lugar a la creación de protectorados rusos. Al escribir estas líneas, la Flota del Mar Negro de Rusia está en alerta, y un parlamentario ruso está en Crimea discutiendo sobre los pasaportes y la posibilidad de una anexión rusa.

No hace falta decir que un intento de apoderarse de territorio ucraniano sería un desastre en el corto plazo, arruinando la credibilidad de Rusia en todo el mundo y es probable que empezara una guerra importante. En el largo plazo, tal acción, incluso si fuera a tener éxito, sentaría un precedente preocupante para la propia Rusia.

Si Rusia excluye de sus propias fronteras de la norma internacional general de la inviolabilidad, podría enfrentar algunos desafíos no deseados en el futuro. Si las fronteras exteriores de Rusia son zonas flexibles, que pueden ser empujadas en varias formas con las apelaciones a los derechos de los hermanos étnicos y los titulares de pasaportes, entonces, ¿qué va a pasar con la línea al este de Siberia en Rusia? Allí, Rusia posee importantes recursos naturales a lo largo de su frontera con China, la más larga del mundo. Unos 6 millones de ciudadanos rusos en el este de Siberia se enfrentan a 90 millones de chinos en las provincias limítrofes de China.

Pekín presta atención a Ucrania, ya que tiene una participación importante en los territorios agrícolas de Ucrania. Es probable que se tenga en cuenta la doctrina rusa del desarrollo de la flexibilidad de las fronteras exteriores de Rusia. China también tiene una participación en el este de Siberia. Necesita agua potable, hidrocarburos, recursos minerales, como el cobre y el zinc, y suelo fértil para sus agricultores. La relación económica china con el este de Siberia es una colonial: China compra materias primas y vende productos terminados. Beijing en realidad invierte más en el este de Siberia de lo que lo hace Moscú. Nadie sabe el número exacto de los ciudadanos chinos en el este de Siberia - en parte debido a que el último censo de Rusia se negó a contar con ellos - pero ciertamente empequeñece el número de rusos en Crimea, y se espera por parte de los analistas rusos que aumenten de manera significativa con el tiempo.

Parece bastante arriesgado para Rusia desarrollar, en su propia frontera, un desafío a la premisa básica de la soberanía territorial. Pekín y Moscú en la actualidad gozan de buenas relaciones, y los líderes chinos son demasiado sofisticados para considerar las amenazas abiertas al este de Siberia. Pero en el camino, a medida que aumentan las presiones demográficas y los recursos rusos se vuelven atractivos, una doctrina rusa de los ajustes étnicos de las fronteras de Rusia podría proporcionar a Beijing un modelo útil.

Fuente: Foreign Policy
 
http://2.bp.blogspot.com/-1vTX9E5ZSVM/Uw-NRf2HROI/AAAAAAAAQLg/jyzAe4hXtzQ/s1600/la-proxima-guerra-la-otan-eeuu-responde-a-rusia-sobre-ucrania.jpg

La OTAN responde a la movilización militar rusa en Ucrania

El lunes cubrimos los informes que indicaban que Rusia ha reforzado sus fuerzas en Crimea y el Mar Negro, tras el éxito del golpe de Euromaidan en Ucrania....
 

Todo apunta a un inminente conflicto armado en Crimea

Ante la cada vez más explosiva situación en Crimea, Rusia podría recurrir a distintas opciones, aunque apenas repetiría la acción militar que emprendió en su día en el...
 

Rusia pone aviones en alerta de combate a lo largo de la frontera con Ucrania

Aviones de combate han sido puestos en alerta de combate por parte de Rusia a lo largo de su frontera con Ucrania, y se ha comprometido a defender...
 

Armenia quiere unirse al sistema de defensa antimisiles de Rusia

Armenia está interesada en unirse al sistema antiaéreo y antimisiles ruso-bielorruso y formar parte de la fuerza aérea unificada de los Estados de la Organización del Tratado de...
 

El Parlamento de Crimea anuncia un referéndum sobre su autonomía

El Parlamento de la República Autónoma de Crimea ha anunciado un referéndum regional sobre el futuro político de la región y la ampliación de sus competencias, según un...
 

Yanukovich reaparece en Moscú

Viktor Yanukovich, quien huyó de Kiev el pasado sábado, apareció este jueves en Moscú. Desde que pidió protección rusa, ha estado alojado en "una propiedad del Kremlin" fuera...
 

Banderas rusas en el Parlamento de Crimea: Hombres armados toman el edificio del gobierno.

Un grupo armado ha tomado en la madrugada de este jueves las sedes de Parlamento y el Gobierno de la república autónoma ucraniana de Crimea, en el sur...
 

Las maniobras militares de Rusia pueden desembocar en una invasión de Crimea y la división de Ucrania

No hay manera de que el presidente Vladimir Putin abandone el control ruso de la península de Crimea y sus bases militares que tiene allí - o más...
 

Varios F-15 de EE.UU. desplegados en Estonia para un desfile militar salen a interceptar un avion ruso

El 24 de febrero, Estonia celebró su día de la independencia. Parte de las celebraciones fue también un desfile militar en la ciudad de Pärnu. cazas F-15C de...
 

Putin pone en estado de alerta a las tropas del centro y oeste de Rusia

El líder ruso, Vladímir Putin, ha ordenado este miércoles la puesta en alerta de las tropas en los distritos militares Occidental y Centro en el marco de las...
 

Protestas masivas en Crimea entre partidarios y detractores de Rusia

Miles de partidarios y detractores del nuevo poder en Ucrania organizaron protestas en Simferópol, la capital de la República Autónoma de Crimea, perteneciente a Ucrania. Cerca de 10.000...
 

Flota rusa del Mar Negro en alerta. Vehículos blindados protegen bases rusas en territorio ucraniano.

Las unidades de la Marina de Guerra rusa acantonadas en la península ucraniana de Crimea 'blindan' sus bases con vehículos de combate en medio de las protestas y...
 

Rusia envía unidades militares a la frontera con Ucrania

Según informan fuentes militares las unidades de las fuerzas rusas que formaban un anillo de acero alrededor de los Juegos Olímpicos de Invierno, que terminaron en Sochi este...
 

La ex-primera ministra de Ucrania, Yulia Timoshenko, ha sido liberada y se dirige a Maidán.

La ex primera ministra de Ucrania, Yulia Timoshenko, ha abandonado el hospital en Járkiv en el que estaba internada, confirmó el departamento de prensa de su partido, ‘Batkivschína’....
 

El Parlamento ucraniano aprueba la destitución de Yanukóvich

El Parlamento ucraniano ha aprobado la destitución del presidente, Víktor Yanukóvich, que anteriormente anunció que no iba a dimitir y tachó lo sucedido en el país de "golpe...
 

Ucrania está en medio de un pulso entre EE.UU. y Rusia

Lo que ocurre en Ucrania es una "guerra de continentes" y en la que, en cierto sentido, ese país no tiene nada que ver, solo es una ficha...
 

Después de Yugoslavia, ¿le ha llegado el turno a Ucrania?

En Europa Occidental, la opinión pública observa erróneamente la crisis ucraniana como una simple rivalidad entre occidentales y rusos. Pero lo que le interesa a Washington no es...
 

La ofensiva antiterrorista de las fuerzas especiales rusas deja ya 10 muertos

Fuerzas especiales rusas están en medio de una ofensiva implacable de precisión contra los terroristas islamistas conocidos en su propio terreno o en escondites de Daguestán, Chechenia, Kabardino...
 
Hay un Tu-214SR dando vueltas desde hace unas pocas horas sobre Sochi para la ceremonia de apertura. El Tupolev Tu-214SR es un avión de la Misión Especial de la Fuerza Aérea de Rusia. Aunque se conocen pocos detalles sobre este avión especial, el "SR" se opina que es un avión de relevo de comunicación, que a menudo acompaña a la aeronave presidencial de Putin en sus viajes.

En otras palabras, es el "avión del fin del mundo" ruso, con un centro de comando y control aerotransportado con las funciones similares a las del E-4B de EE.UU..

Otra variante de la misma aeronave, llamado Tu-214R está modificado para misiones SIGINT (inteligencia de señales) y misiones ELINT (Inteligencia Electrónica).

El avión se puede seguir en Flightradar24.com y Planefinder.net dando vueltas sobre Sochi (no muy lejos de los dos buques de guerra estadounidenses que hay estacionados en el Mar Negro).

Fuente: The Aviationist



La OTAN responde a la movilización militar rusa en Ucrania
jueves, febrero 27, 2014 | Archivado en: OTANportadarusiaucrania | Publicado por: Rubén Lara


El lunes cubrimos los informes que indicaban que Rusia ha reforzado sus fuerzas en Crimea y el Mar Negro, tras el éxito del golpe de Euromaidan en Ucrania.

La elevada retórica militar se confirmó oficialmente el miércoles cuando el presidente ruso, Vladimir Putin puso a las tropas en Europa occidental en estado de alerta y el ejército ruso comenzó unos ejercicios de preparación para el combate en Europa occidental y central.

Tras el paso dado por Rusia, la OTAN anunció su relación "estrecha y de larga duración" con Ucrania. "La OTAN es un amigo sincero de Ucrania", dijo el jefe de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen.

La OTAN organizó una comisión conjunta con Ucrania en 1997. En 2008, se acordó que la nación podría unirse a la alianza militar de la OTAN establecida inicialmente durante la Guerra Fría.

"Estamos dispuestos a seguir prestando asistencia a Ucrania en sus reformas democráticas", añadió.




El comunicado completo, publicado en la página web de la OTAN, sigue diciendo:

Seguimos los acontecimientos en Ucrania muy de cerca. Deploramos la trágica pérdida de vidas. Acogemos con beneplácito el hecho de que la violencia se haya parado a través de negociaciones que allanaron el camino para una solución pacífica. Hacemos hincapié en la importancia de un proceso político inclusivo basado en valores democráticos, el respeto de los derechos humanos, las minorías y el Estado de Derecho, que cumpla con las aspiraciones democráticas de todo el pueblo ucraniano.

La OTAN y Ucrania tienen una asociación específica, encarnada en la Comisión OTAN-Ucrania. A través de ese marco de colaboración, la OTAN está dispuesta a seguir colaborando con Ucrania y ayudar en la implementación de las reformas. La reforma de la defensa y la cooperación militar siguen siendo prioridades clave. Felicitamos a las fuerzas armadas de Ucrania por no intervenir en la crisis política. En una democracia, es imperativo que las fuerzas armadas no intervengan en el proceso político. Subrayamos la necesidad de reforzar el control democrático sobre el sector de defensa y seguridad, con un control parlamentario eficaz y la participación de una sociedad civil robusta. En el contexto de los trágicos acontecimientos recientes, las instituciones democráticas y responsables transparentes son esenciales para el futuro de Ucrania.

Una Ucrania soberana, independiente y estable, firmemente comprometida con la democracia y el Estado de derecho, es clave para la seguridad euroatlántica. En consonancia con la Carta de Asociación Específica entre la OTAN y Ucrania, los aliados de la OTAN seguirán apoyando la soberanía de Ucrania y la independencia, la integridad territorial, el desarrollo democrático y el principio de la inviolabilidad de las fronteras, como factores clave de la estabilidad y seguridad en Europa Central y del Este y en el continente en su conjunto.

Fuente: Infowars
Publicado por Rubén Lara el jueves, febrero 27, 2014. Archivado en OTAN, portada, rusia, ucrania . Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada a través del RSS 2.0.



INTERNACIONAL / INTERNACIONAL

España y Alemania abogan por la colaboración en Ucrania

LUIS AYLLÓN / MADRID
Día 24/02/2014 - 16.47h


Los ministros de Exteriores piden que los intereses proeuropeos y prorusos no dividan al país

EFE
     El ministro alemán de Exteriores, Frank-Walter Steinmeier (izq.) junto a su homólogo español, José García-Margallo
    Los ministros de Exteriores de España y Alemania, José Manuel García-Margallo y Frank-Walter Steinmeier, abogaron por una cooperación entre la Unión Europea y Rusia para ayudar a Ucrania a salir de la difícil situación política y económica que vive. Los dos ministros apostaron también por el establecimiento de un gobierno que incluya tanto a la parte occidental como a la parte oriental del país, para evitar el riesgo de división.
  Steinmeier, que participó en una rueda de prensa conjunta con García-Margallo, tras reunirse en Madrid, insistió en la necesidad de cerrar lo antes posible la formación del nuevo Gobierno y en que tenga carácter «inclusivo», porque formen parte del mismo tanto ucranianos de la parte occidental, más proeuropea, como de la oriental, prorusa. El ministro alemán, que viajó la pasada semana a Kiev, junto a sus colegas francés y polaco para mediar en el conflicto entre el Gobierno de Víctor Yanukovich y los opositores insistió en que la oposición tiene ahora que enviar señales a la parte oriental de que pueden participar en el futuro de Ucrania, con el fin de evitar que se produzca una quiebra del país.
    Asimismo, señaló que Ucrania está en una situación económica y dijo que para hacerle frente lo peor sería que la Unión Europea y Rusia entraran en una especie de «competición». Por el contrario, dijo que deben trabajar juntas y también con Estados Unidos para ayudar a Ucrania.
En el mismo sentido se pronunció García-Margallo, quien subrayó que es precisó evitar que Rusia y la UE se dediquen a competir, y aconsejó que trabajen juntas, así como con el Fondo Monetario Internacional para que Ucrania no vaya a la “bancarrota”. El ministro también consideró, ante algunas críticas formuladas en sentido contrario, que el actual Parlamento ucraniano, que destituyó a Yanukovich y reinstauró la Constitución de 2004, «es perfectamente legítimo» puesto que los diputados que están votando «fueron elegidos en las últimas elecciones cuya legitimidad nadie contesta».///.




Notes internacionals CIDOB, núm. 79
El Gobierno de Ucrania ha cedido ante Rusia. De momento. Cuando la Unión Europea había perdido toda esperanza, una parte significativa de la sociedad ucraniana ha salido a la calle y, por segunda vez, ha alterado de golpe los parámetros de la situación. Ahora, todo queda abierto.
En verano, poco antes de su cumbre en Vilnius con los países de la Asociación Oriental, perspectivas prometedoras se abrían ante la UE: Ucrania parecía dispuesta a firmar un nuevo y más ambicioso Acuerdo de Asociación; Georgia y Moldova iban a rubricar acuerdos parecidos; Armenia se disponía a abrir negociaciones; sólo quedarían descolgados los dos estados más autoritarios, Bielarús y Azerbaidzhán. En septiembre, Armenia claudicó ante Moscú, mientras la pequeña Moldova seguía perseverando pese a la suspensión rusa de importación de sus vinos, un producto clave de su economía. Ucrania, por su parte, resistió durante meses las presiones de Rusia y alentó las esperanzas europeas y las de sus propios ciudadanos al reiterar su intención de firmar el Acuerdo de Asociación, los 28 y 29 de noviembre. Algunos analistas llegaron a decir que el presidente ruso, Vladímir Putin, estaba haciendo un gran favor a la UE al pasarse de la raya en su coacción a Ucrania, contribuyendo así a que la cumbre de Vilnius pudiera convertirse en el primer éxito de alcance de la política europea de Asociación Oriental.

Las opciones de Ucrania
Rusia ofrece la entrada en la Unión Aduanera, liderada por ella misma, con Kazajstán y Belarús como únicos otros miembros (más, en un futuro próximo, Armenia), y principal eslabón del proyecto de creación de una Unión Eurasiática, supuestamente a imagen de la integración europea. Pero aparte de su papel como instrumento de influencia política rusa, las ventajas económicas de esta opción, incluso a corto plazo, no quedan claras. Un estudio reciente de un think-tank ucraniano (“The economy under a press. How Ukraine can rescue itself from the Russian economic coercion” Policy Brief, Institute for World Policy, 2013), muestra que “a pesar de sus esfuerzos de integración, la parte de Rusia en el comercio con los países de la CEI ha ido disminuyendo de manera constante, y China y la UE están fortaleciendo sus posiciones en la región.” Rusia y la UE ocupan lugares muy parecidos en el comercio exterior de Ucrania, pero las inversiones europeas en el país multiplican por diez a las rusas. Por parte de la Unión Europea, el acuerdo por firmar, en preparación desde 2008, preveía para Ucrania la creación de una sustancial zona de libre comercio a cambio de una serie de reformas democráticas, sobre todo en el ámbito de la Justicia. Y con una condición sine qua non: poner fin a lo que Bruselas considera un ejemplo de “justicia selectivay permitir a la ex primera ministra, Yulia Tymoshenko, salir de la cárcel para seguir un tratamiento médico en Alemania. Para ello, el Parlamento Europeo había mandatado hace tiempo a dos enviados especiales, Pat Cox y Aleksander Kwaśniewski, cuyo metódico trabajo parecía a punto de dar sus frutos. Aunque sin perspectiva de adhesión como en el caso de los países de los Balcanes, este acuerdo es el más avanzado de los que la UE ha ofrecido hasta ahora en la zona y su firma por Ucrania -la joya de la corona en el espacio postsoviético- hubiera dotado de peso político la estrategia de asociación desplegada por la UE para los vecinos del Este europeo.
Pero apenas una semana antes de la fecha, un voto del Parlamento en Kíev tumba las esperanzas de acuerdo. Acto seguido, el Gobierno ucraniano, que había repetido hasta la saciedad cuán estratégica era la opción europea para el país, declara prioritario un mayor acercamiento con la Unión Aduanera, con fecha de reunión ya fijada para el 18 de diciembre. Esta decisión ha sido interpretada por algunos como un último intento del Gobierno ucraniano de regatear con la UE para conseguir una promesa clara de compensación por las pérdidas que sufriría el país cuando disminuyeran los flujos comerciales con Rusia y los países de la CEI. Sin olvidar el deseo de Ucrania de contar con el apoyo de la UE para su renegociación de un nuevo préstamo del Fondo Monetario Internacional. Es más probable que este cambio de última hora sea la consecuencia tal vez inevitable, y mal ponderada por Bruselas, de la enorme presión impuesta por Rusia.

Los argumentos rusos
Vladímir Putin, por su parte, ha acusado a los países europeos de someter a Ucrania a chantaje para que firme el acuerdo de asociación. Asegura haber “oído amenazas de nuestros socios europeos en relación con Ucrania, incluida la de favorecer protestas masivas”. Con esto, de paso, Putin descalificaba de antemano toda reacción de disconformidad ciudadana, que nace estigmatizada como maniobra exógena. Indudablemente, con su regusto de pasado soviético, el recurso al factor exterior para desacreditar cualquier expresión de disensión interna ha vuelto al discurso del poder ruso como uno de los argumentos más en boga frente a las iniciativas críticas de sus propios ciudadanos.
Pero los hechos muestran que Rusia ha desplegado toda su batería de argumentos clásicos, en forma de aviso preventivo de lo que le podría pasar a Ucrania en caso de firmar ésta el acuerdo con Bruselas. La agencia de noticias rusa, RIA Novosti, cita por ejemplo: la suspensión de las importaciones de algunos bienes ucranianos a principios de este año, la imposición de controles adicionales sobre las importaciones desde Ucrania, provocando atascos gigantescos y pérdidas millonarias, y las reiteradas advertencias de cese de los acuerdos preferenciales de comercio con Ucrania en caso de firma con la UE. Todo ello con el trasfondo de un encuentro secreto entre Putin y el presidente de Ucrania, Víktor Yanukóvich, el 9 de noviembre del que informaron tanto medios extranjeros como rusos y ucranianos. Tampoco se les habrá escapado a los ciudadanos de Ucrania el fraternal aviso a los moldavos del viceprimer ministro ruso, Dmitri Rogozin: “los suministros de energía son importantes cuando se acerca el invierno, espero que no se congelen ustedes”.
Para claridad, las declaraciones en el foro europeo de Yalta el septiembre pasado del conocido consejero del presidente ruso, Serguéi Gláziev, encargado del dossier Ucrania. En público, el alto cargo anuncia la catástrofe que supondría la firma del acuerdo con la UE en Vilnius y pregunta quién estará dispuesto entonces a pagar por el rescate de Ucrania, que será inevitable. En los pasillos, también evoca ante la prensa el eventual surgimiento de movimientos separatistas en las zonas rusófonas del Este y Sur de Ucrania y la posibilidad de que Rusia considere nulo el tratado bilateral de delineación de fronteras entre ambos países. “No queremos utilizar ningún tipo de chantaje. Es el pueblo ucraniano quien tiene que decidir”, dijo Gláziev. “Pero legalmente, al firmar este acuerdo de asociación con la UE, el Gobierno de Ucrania violaría el tratado de asociación estratégica y de amistad con Rusia.” En ese caso, añadió, Rusia tal vez podría intervenir si las regiones prorrusas del país apelaran directamente a Moscú. “La firma de este tratado conducirá a la inestabilidad política y social”, concluyó Gláziev, “el nivel de vida empeorará dramáticamente... habrá caos.”

Kíev, las dificultades de hacer equilibrios
Ucrania, ciertamente, se encuentra en una situación geopolítica que le obliga a una política muy cautelosa con su gran vecino. Si bien la UE en su conjunto es el principal socio económico de Ucrania, Rusia es el país con quién ha tejido más relaciones económicas bilaterales y su hipotética interrupción tendría consecuencias dramáticas para Ucrania, cuya principal actividad industrial, la siderurgia, se ha visto muy golpeada por la crisis económica internacional. Y, como es sabido, la dependencia del gas ruso es el principal factor de la gran debilidad de Kíev ante Rusia, que ya en dos ocasiones no ha dudado en usar esa palanca cortando el grifo en pleno invierno. Ucrania además está en una situación financiera muy delicada por el préstamo 15.000 millones de dólares que el FMI aprobó en 2010 pero que está bloqueado por incumplimiento del Gobierno ucraniano de los ajustes estructurales que el organismo exigía (reforma del sistema de pensiones y subida de los precios del gas de uso doméstico).
El primer ministro de Ucrania, Mykola Azárov, argumenta que las duras condiciones del préstamo del FMI han sido el último argumento a favor de la decisión del Gobierno de suspender los preparativos para la firma del acuerdo de asociación con la Unión Europea. Pero diversas agencias de noticias, incluida la rusa RIA Novosti, se hacen eco de la conversación telefónica que habría tenido el presidente ucraniano con su homóloga lituana justo después de conocerse la noticia. Según un alto cargo de ésta, Yanukóvich habría reconocido las presiones sufridas por parte rusa. M. Azárov también dijo en una entrevista con el canal de televisión local, ICTV, que Moscú se había comprometido a revisar el precio del gas después de que Kíev rechazara firmar el acuerdo en Vilnius. Como recoge la agencia Reuters, Ucrania paga el gas ruso más caro que varios países de la UE y ha fracasado -hasta ahora tal vez- en sus intentos de renegociar con Moscú un trato más favorable. Pero Gazprom, en boca de su portavoz Serguéi Kupriyanov, ya ha declarado que no está revisando el contrato actual del gas con su vecino y que no sabe nada acerca de promesas dadas al Gobierno ucraniano.

Dentro de Ucrania
Con todo, las presiones y amenazas rusas no son suficientes para explicar la decisión de Kíev. El presidente ucraniano no se ha convertido en demócrata convencido y sus declaraciones europeístas no responden a una visión política genuina. Lo que Víktor Yanukóvich busca es perpetuarse en el poder, él y su núcleo, llamado ”la Familia”, cuya influencia llega a todos los ámbitos de los negocios y del poder. Por ello tiene la vista puesta en las próximas elecciones presidenciales de 2015. En esta perspectiva, el tira y afloja que ha jugado con Bruselas y Moscú también se inscribiría en una campaña electoral anticipada. Pero el equilibrio del poder ”y de distribución de la riqueza nacional- entre Yanukóvich y los mayores oligarcas del país empieza a resquebrajarse, en particular a causa de la creciente supremacía de la Familia. Algo que disgusta a varios de los grandes empresarios cuyo apoyo sigue siendo vital para las ambiciones del presidente a la hora de los futuros comicios.
Hasta ahora, los oligarcas ucranianos se han beneficiado de sus contactos en el gran país vecino y de su familiaridad con el modo opaco de funcionar de sus homólogos rusos. Pero también han sufrido la arbitrariedad y la falta de garantía para sus negocios. De ahí que la percepción respecto a la UE ha ido cambiando: sus pesados y rigurosos requisitos les obligan a modificar su cultura empresarial pero, al menos, les garantizan la seguridad jurídica de los acuerdos alcanzados y de sus beneficios. Tras los graves problemas creados por la paralización de los productos ucranianos en la frontera con Rusia, resulta significativo que el oligarca más rico y poderoso del país, Rinat Ajmétov, haya declarado recientemente en Donetsk, uno de los bastiones prorrusos de Ucrania, que “lo que ha pasado en la frontera nos hará más fuertes a todos, a Ucrania, a las empresas y a cualquier ucraniano. Debemos aprender de esta lección”.
La sociedad ucraniana, por su parte, había devuelto el poder a Víktor Yanukóvich y su Partido de las Regiones, cansada del lamentable espectáculo de lucha por el poder que le infligieron los dirigentes surgidos de la Revolución Naranja, incapaces de mostrarse a la altura de las expectativas que habían despertado. Pero también ella está mostrando una evolución clara a favor de la opción europea. Si bien las encuestas de opinión pública indicaban en septiembre una corta mayoría a favor de la firma del acuerdo con la UE (41% -con un claro predominio del votante joven- frente a 35% en contra), las realizadas en octubre (45%) y noviembre (58%) indican una neta progresión de la primera opción. La última encuesta registra además un 50% a favor de la EU entre los ucranianos del Este y Sur del país, donde domina la población rusófona.

Sueños de no alineado
Indecisión y ambigüedad caracterizan las declaraciones del Gobierno desde su decisión de no firmar en Vilnius. Con centenares de miles de personas manifestándose en varias ciudades del país a favor del acuerdo con la UE, el presidente Yanukóvich se ha visto obligado a dirigirse al pueblo ucraniano el 25 de noviembre para asegurar que Ucrania no tiene otra opción ahora pero añade que nadie va a robarle al país “el sueño de una Ucrania europea”. Y explica que no puede “abandonar a la gente a su suerte con los problemas que pueden surgir si, bajo la presión que sentimos, la producción se derrumba y millones de ciudadanos acaban en la calle”. Pero a qué presión alude es una pregunta, tal vez deliberadamente, abierta: que cada uno escoja, según sus preferencias, Rusia o la UE o el FMI, o todos juntos…
En todo caso, el Gobierno ucraniano es el peor enemigo de sí mismo. Ahora dice que sólo se trata de un aplazamiento y propone, con apoyo de Moscú y rechazo de Bruselas, un encuentro a tres bandas para negociar el desarrollo posterior de la situación creada. En un programa en directo de la televisión ucraniana, el primer ministro Azárov declara que la decisión de no firmar no quiere decir que Kíev quiera entrar en la Unión Aduanera y, añade, “estamos preparados para la integración con la Unión Europea y la firma del acuerdo de asociación, pero ahora hemos hecho una pausa. Nada ha cambiado estratégicamente, sólo tácticamente”.
Si busca la consecución de un estatus especial para su país, el presidente Yanukóvich no ha entendido la realidad de su entorno. Sus declaraciones quieren hacer creer en una estrategia simultánea de unirse a la Unión Aduanera de Rusia y seguir con el acercamiento a la UE. Pero Ucrania no podrá quedarse en el limbo eternamente. La Rusia actual nunca dejará a Ucrania salir de lo que considera su órbita de influencia natural sin luchar con todos sus medios. Una lectura atenta del nuevo Concepto de Política Exterior rusa, de febrero de 2013, aporta varias claves en ese sentido, en particular, la referencia a la necesidad de brindar apoyo a los compatriotas que viven en los Estados miembros de la CEI. La autopercepción rusa convierte a Ucrania en un país altamente estratégico, parte constitutiva de su identidad y grandeur. En julio de 2013, en una conferencia en Kíev titulada “Valores ortodoxos-eslavos: los fundamentos de la opción civilizacional de Ucrania” -a la que, por cierto, el presidente ucraniano no asistió-, Putin, ahondando en su apuesta tradicionalista, afirmó que el momento bautismal de la Rus, cuna de los eslavos orientales en el río Dniéper, es “un evento que define el desarrollo espiritual y cultural de Rusia y Ucrania por los siglos venideros”. Así que un día u otro, pero sin duda no muy lejano, este Gobierno ucraniano tendrá que escoger.

Los ucranianos dirán
Mucho se ha escrito sobre el fracaso que ha supuesto para la Unión Europea el desplante de Ucrania en Vilnius. Pero, a pesar de las apariencias, otra lectura es posible. Bruselas, acostumbrada a verse cortejada por sus países vecinos, perdió de vista el desgaste de su atractivo en la región y subestimó la determinación rusa. El precedente de Vilnius le debería ayudar a recordar que tiene que salir de su ensimismamiento y de las inercias funcionariales. Por primera vez, en mucho tiempo, la UE se ha mostrado firme y unida en una situación nada fácil: nada menos que frente a Moscú. Es cierto que lo ocurrido evidencia también los límites de la acción de una UE que no puede ni quiere recurrir a los instrumentos clásicos de imposición de la fuerza como hace Rusia, una potencia neoimperial sin complejos. Pero es precisamente su capacidad de atraer sin necesidad de recurrir a la fuerza, sumada a su capacidad de unión y firmeza, lo que le granjeará mayor respeto en la zona y reforzará su autoridad moral. Hacía tiempo que no sólo los ciudadanos del Este de Europa sino también los comunitarios no veían a las instituciones comunitarias dejarse de lenguaje técnico y aséptico y hablar de modo claro y contundente.
Lo que muy pocos esperaban es la capacidad de respuesta de que aquella parte de la sociedad ucraniana que no se conforma con la situación creada. Las protestas en la calle, iniciadas ya antes de la cumbre en Vilnius, no cesan y están poniendo en serios apuros al presidente y al Gobierno. Es pronto para saber si se producirán cambios políticos en Ucrania, pero Moscú ha vuelto a despertar lo que más teme para sí, desde las revoluciones de color: una movilización popular sin miedo, capaz de derribar gobiernos y cambiar sistemas. A fin de cuentas, lo que se dirime no es una prórroga del pulso entre Rusia y la UE en Vilnius, sino el veredicto de aquellos a los que estaban dirigidas las opciones en oferta, la sociedad ucraniana. Muchos de sus ciudadanos han plantado cara y, como escribe la experta ucraniana, Alyona Getmanchuk, quieren sacudirse el síndrome de Estocolmo que padece el país en su relación con Rusia. Falta más de un año para las próximas elecciones en Ucrania y entonces se verán mejor las consecuencias del no Vilnius. La cuestión es saber si los ciudadanos ucranianos esperarán tanto.
Carmen Claudín, investigadora senior, CIDOB
Fecha de publicación: 12/2013




/// "Firman acuerdo para salir de crisis en Ucrania, prudencia en Europa y entre los manifestantes

Por Por Amélie HERENSTEIN | AFP – sáb, 22 feb 2014
·          
·       

CONTENIDO RELACIONADO

·         Ver foto
Manifestantes opositores en una protesta en la Plaza de la Independencia, en Kiev, …
·         Ver foto
·         Ver foto
Un manifestante antigubernamental mira a cámra desde una de las barricadas instaladas …
·         Ver foto
Un manifestante antigubernamental coloca neumáticos ardiendo en una barricada en …
·         Ver foto
Cronología de la crisis en Ucrania (175 x 197 mm)

El presidente Viktor Yanukovich y la oposición ucraniana firmaron el viernes un acuerdo que prevé concesiones del gobierno para poner fin a la crisis en Ucrania, pero que podría ser insuficiente tras la muerte de decenas de personas la víspera en Kiev. Este acuerdo, firmado en el palacio presidencial en presencia de los mediadores europeos, incluye elecciones presidenciales anticipadas, la formación de un gobierno de unidad nacional y un regreso a la Constitución de 2004. El presidente Yanukovich viajó luego al este del país, feudo político del jefe del Estado, para asistir a una reunión política, indicó un alto diplomático estadounidense. El restablecimiento de la Constitución de 2004, que limita los poderes presidenciales y otorga a los legisladores el derecho de nombrar ministros claves, fue votado inmediatamente en el Parlamento ucraniano, la Rada.
El acuerdo fue alcanzado tras la muerte de cerca de 80 personas desde el martes en la capital ucraniana, un nivel de violencia inédito para este joven país, otrora parte de la Unión Soviética. La crisis, que comenzó hace exactamente tres meses, ha transformado al centro de Kiev en una zona de guerra, cubierta de barricadas y de carpas. En la emblemática plaza Maidán, en el corazón de la capital ucraniana, las primeras reacciones recogidas por la AFP eran más bien prudentes. Las concesiones anunciadas por Yanukovich se consideraban tardías, insuficientes y poco fiables.
"La gente no quiere irse de Maidán hasta que Yanukovich no se vaya del poder", explicó Oleg Bukoyenko, un residente de Kiev de 34 años. "Celebrar elecciones en diciembre no es suficiente, (Yanukovich) debe irse inmediatamente. Sino podría terminar como Gadafi o Ceausescu", agregó. "No creo que (el acuerdo) haya sido decidido por Yanukovich, sino que los europeos se lo impusieron. No podemos confiar en él. Dice una cosa, pero hace otra", concluyó este hombre. Decenas de miles de personas seguían ocupando el viernes la plaza de la Independencia de Kiev, pero en una atmósfera mucho menos tensa que la víspera. Algunos manifestantes se tomaban fotos prendiendo fuegos artificiales. El ministro ucraniano de Defensa, Pavel Lebedev, aseguró el viernes a su homólogo estadounidense, Chuck Hagel, que el ejército no intervendrá contra los manifestantes en ese país, informó el Pentágono en un comunicado
-"Pasar de las palabras a los actos"-
Los responsables europeos se mostraban también prudentes, a pesar de que fueron los principales artífices de este compromiso, tras una jornada entera de negociaciones entre el mandatario ucraniano y los ministros de Relaciones Exteriores polaco, alemán y francés en Kiev. "Le incumbe a todas las partes ahora la responsabilidad de ser valientes y pasar de las palabras a los actos", declaró el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy. El presidente estadounidense, Barack Obama, llamó este viernes a su homólogo ruso, Vladimir Putin. Ambos desean que el acuerdo se aplique "rápidamente", indicó un alto funcionario estadounidense, que advirtió de la extrema "fragilidad" de la solución. El primer ministro británico, David Cameron, dijo que este acuerdo es "una verdadera oportunidad para poner fin al derramamiento de sangre", mientras que el presidente francés, François Hollande, "saludó" el compromiso alcanzado e insistió en su aplicación "integral y rápida". Los ministros de Relaciones Exteriores de la Unión Europea se pusieron de acuerdo el jueves en cancelar los visados y congelar los haberes de quienes tienen las manos "manchadas de sangre" en Ucrania, aumentando así la presión sobre Kiev. El acuerdo del viernes fue firmado por los tres principales dirigentes de la oposición ucraniana, Vitali Klitschko, Arseni Yatseniuk y Oleg Tiagnibok, y por los ministros de Relaciones Exteriores de Alemania, Frank Walter Steinmeier, y Polonia, Radoslaw Sikorski, constató la AFP.
El representante de Rusia, presente en Kiev, no firmó el acuerdo para salir de la crisis, pero eso no significa que no apoye un compromiso, declaró el viernes el ministerio ruso de Relaciones Exteriores. La oposición, representada por el "Consejo del Maidán", había dado su aprobación al acuerdo, a condición de que el actual ministro del Interior, Vitali Zakhartchenko, no forme parte del próximo gobierno y que el fiscal general, Viktor Pchonka, no conserve su cargo, según Oleg Tiagnibok. Ambos están en el punto de mira de la oposición por el rol que jugaron en la represión policial. Asimismo, el Parlamento de Ucrania aprobó el viernes una legislación que podría abrir la vía para poner rápidamente en libertad a la ex primera ministra Yulia Timoshenko, en prisión en Jakov (este). La crisis en Ucrania empezó en noviembre, cuando el gobierno decidió suspender súbitamente las negociaciones de asociación con la UE y estrechar las relaciones económicas con Rusia.///.


/// "KAOS EN LA RED "Ucrania: geopolítica, movilizaciones y extrema derecha

Lunes, 24 de Febrero de 2014 17:29
Compartir redes sociales

 (0 votos)
Artículo/noticia publicado/a en Kaosenlared.net en el apartado de Libre Publicación NO seleccionada/o por el Colectivo Editorial.
En los acontecimientos de Ucrania de los últimos meses se han condensado algunas de las más importantes tendencias políticas y sociales presentes en las últimas décadas en multitud de escenarios conflictivos de todo el mundo. ///.


/// "Ucrania: geopolítica, movilizaciones y extrema derecha.

Jesús Sánchez Rodríguez[i]                                                                                24/02/2014
En los acontecimientos de Ucrania de los últimos meses se han condensado algunas de las más importantes tendencias políticas y sociales presentes en las últimas décadas en multitud de escenarios conflictivos de todo el mundo.
El enfrentamiento geopolítico[ii] que viene desarrollándose, desde la debacle de la Unión Soviética y el socialismo real, entre la presión del occidente capitalista por penetrar y dominar todo el antiguo espacio comunista del este europeo centroasiático y la voluntad de Rusia por resistir dicho empuje y recuperar la capacidad de influencia, al menos, en los territorios que antes de la debacle formaban parte de la extinta Unión Soviética. EE.UU. se ha ido instalando en las repúblicas ex-soviéticas del Asia central con el objetivo de cercar a Rusia mediante la instalación de bases militares y controlar los recursos naturales de esas repúblicas. En 2008 tuvo lugar la guerra que enfrentó a Rusia con Georgia por el caso de Osetia del Sur, detrás de todo ello estaba la invitación de la OTAN a Georgia para su incorporación a la alianza militar. Ahora, los acontecimientos en Ucrania están marcados intensamente por este enfrentamiento, de hecho la reivindicación original - luego reemplazada por el objetivo de derrocar el régimen corrupto de Yanukovich - para las movilizaciones en Kiev fue la exigencia de intensificar el acercamiento de relaciones con la UE. Y tanto ésta como EE.UU. han intervenido activamente en dichas movilizaciones para acabar con el gobierno de Yanukovich, más cercano a Rusia, que le había prometido, por su parte, importantes ayudas económicas para mantener a Ucrania en su esfera de influencia.
La segunda tendencia presente en la rebelión de Ucrania son las movilizaciones intensas de masas en la capital de un Estado con el objetivo de revertir la situación política o social. Este expediente habitual en los últimos años en multitud de lugares se ha dado en circunstancias diversas, con resultados diferentes y con fuerzas sociales distintas. Se han realizado contra gobiernos elegidos democráticamente pero corruptos (Ucrania, Tailandia), antipopulares (Bolivia, Argentina, España, Grecia) o islamistas (el Egipto de Morsi) y contra dictaduras (Túnez, Egipto con Mubarak, Siria). Las movilizaciones han desembocado en resultados muy dispares, dando lugar a gobiernos representativos de las clases populares (Bolivia, Ecuador), islamistas (primera etapa en Egipto), retorno de los militares al poder (segunda etapa en Egipto), guerras civiles (Siria) o no han conseguido revertir la situación política (Argentina, España, Grecia). Y por último las fuerzas sociales y políticas que han animado estas movilizaciones también han variado, predominio de fuerzas indígenas y populares (Bolivia, Ecuador), de las clases medias (Egipto, Ucrania, Argentina, Tailandia), de la clase trabajadora (Grecia), o una mezcla de clases populares y trabajadoras (España).
Una tercera tendencia presente en Ucrania es el fenómeno del ascenso de la extrema derecha. Este es un rasgo común a muchos países europeos, donde, al calor de la crisis, los partidos de la extrema derecha han aumentado su influencia y poder apoyándose en el nacionalismo, y excitando el odio contra los inmigrantes y la islamofobía. Algunas de estas formaciones tienen un peso político no desdeñable, como el Partido de la Libertad de Austria (17,5%), los Verdaderos Finlandeses (19%), el Partido Popular Suizo (29%) o el Partido del Progreso en Noruega (22,9%) entre otros. Los pronósticos apuntan que conseguirán una importante representación en la elecciones europeas de mayo, incluso se teme que el Frente Nacional francés puede llegar a ser el más votado en el país galo. Estas formaciones ultraderechistas explotan mediante el populismo los temores de las clases populares en períodos como el actual de crisis profundas, utilizando algunas de las reivindicaciones de estas clases para aumentar su influencia. Amanecer Dorado, por ejemplo, ha utilizado en Grecia el clamor popular contra la Troika mezclándolo con sus consignas xenófobas y racistas. En general toda la extrema derecha europea utiliza las consignas contra Bruselas, en un exacerbación del nacionalismo, para mezclarlo con las proclamas anti-inmigrantes y conseguir un coctel populista que les está dando importantes réditos políticos. En Ucrania, la extrema derecha - Svoboda y otros grupos menores[iii] - ha conseguido aparecer como la parte más visible de las protestas del Maidán. Se han apropiado de las consignas antigubernamentales y anticorrupción de los manifestantes, las han mezclado con un nacionalismo extremo ucraniano y, ahora, buscarán los réditos políticos de su protagonismo en la caída de Yanukovich.
Vemos, pues, que el fenómeno de ascenso de masas en el mundo es un fenómeno complejo y contradictorio en el que se mezclan las verdaderas movilizaciones populares espontáneas (Túnez, Egipto, Bolivia contra el neoliberalismo, Argentina, España) con las manipulaciones de éstas por las fuerzas del imperialismo y la oligarquía nacional (las revoluciones de colores, en Bolivia contra el gobierno de Evo, en Venezuela contra el gobierno bolivariano), por parte de los militares (Egipto), o de la extrema derecha (Ucrania). Por tanto, es un error y un peligro quedarse en un análisis simplista que llevé a convalidar cualquier resultado político por el hecho de que haya sido generado al calor de movilizaciones populares intensas. Los militares egipcios intentan legitimar su golpe de Estado contra el presidente Morsi con el argumento de que obedecían al pueblo movilizado. La contrarrevolución en Venezuela intenta igualmente, sin éxito por el momento, utilizar la movilización en la calle para revertir unos resultados electorales que siempre les han sido adversos.
Para terminar con Ucrania, es difícil pronosticar nada claro en una situación cambiante por momentos. La exacerbación del nacionalismo ucraniano por la extrema derecha puede llevar a la partición del país, a lo cual contribuiría el paralelo enfrentamiento geopolítico que se representa en este drama. Igualmente, ante la corrupción que corroe a los partidos y líderes políticos mayoritarios hasta ahora, y con el protagonismo ganado por la extrema derecha en las movilizaciones, no sería extraño que estas formaciones alcanzaran mayor protagonismo político en la parte occidental del país.



Se pueden consultar otros artículos y libros del autor en el blog :  http://miradacrtica.blogspot.com/, o en la dirección:  http://www.scribd.com/sanchezroje
Ver en este sentido el artículo de Nazanín Armanian, Ucrania y la gran ofensiva de EEUU contra Rusia, Público 24/02/2014
Ver el artículo de Lutte Ouvrière, Ucrania, Svoboda: extrema derecha racista y antiobrera, Kaosenlared,http://www.kaosenlared.net/component/k2/item/75886-ucrania-svoboda-extrema-derecha-racista-y-antiobrera.html
Leído 284 veces


/// "Ucrania: geopolítica, movilizaciones y extrema derecha

Lunes, 24 de Febrero de 2014 17:29
Compartir redes sociales


Artículo/noticia publicado/a en Kaosenlared.net en el apartado de Libre Publicación NO seleccionada/o por el Colectivo Editorial.
En los acontecimientos de Ucrania de los últimos meses se han condensado algunas de las más importantes tendencias políticas y sociales presentes en las últimas décadas en multitud de escenarios conflictivos de todo el mundo.

Ucrania: geopolítica, movilizaciones y extrema derecha.

Jesús Sánchez Rodríguez[i]                                                                                24/02/2014
En los acontecimientos de Ucrania de los últimos meses se han condensado algunas de las más importantes tendencias políticas y sociales presentes en las últimas décadas en multitud de escenarios conflictivos de todo el mundo.
El enfrentamiento geopolítico[ii] que viene desarrollándose, desde la debacle de la Unión Soviética y el socialismo real, entre la presión del occidente capitalista por penetrar y dominar todo el antiguo espacio comunista del este europeo centroasiático y la voluntad de Rusia por resistir dicho empuje y recuperar la capacidad de influencia, al menos, en los territorios que antes de la debacle formaban parte de la extinta Unión Soviética. EE.UU. se ha ido instalando en las repúblicas ex-soviéticas del Asia central con el objetivo de cercar a Rusia mediante la instalación de bases militares y controlar los recursos naturales de esas repúblicas. En 2008 tuvo lugar la guerra que enfrentó a Rusia con Georgia por el caso de Osetia del Sur, detrás de todo ello estaba la invitación de la OTAN a Georgia para su incorporación a la alianza militar. Ahora, los acontecimientos en Ucrania están marcados intensamente por este enfrentamiento, de hecho la reivindicación original - luego reemplazada por el objetivo de derrocar el régimen corrupto de Yanukovich - para las movilizaciones en Kiev fue la exigencia de intensificar el acercamiento de relaciones con la UE. Y tanto ésta como EE.UU. han intervenido activamente en dichas movilizaciones para acabar con el gobierno de Yanukovich, más cercano a Rusia, que le había prometido, por su parte, importantes ayudas económicas para mantener a Ucrania en su esfera de influencia.
La segunda tendencia presente en la rebelión de Ucrania son las movilizaciones intensas de masas en la capital de un Estado con el objetivo de revertir la situación política o social. Este expediente habitual en los últimos años en multitud de lugares se ha dado en circunstancias diversas, con resultados diferentes y con fuerzas sociales distintas. Se han realizado contra gobiernos elegidos democráticamente pero corruptos (Ucrania, Tailandia), antipopulares (Bolivia, Argentina, España, Grecia) o islamistas (el Egipto de Morsi) y contra dictaduras (Túnez, Egipto con Mubarak, Siria). Las movilizaciones han desembocado en resultados muy dispares, dando lugar a gobiernos representativos de las clases populares (Bolivia, Ecuador), islamistas (primera etapa en Egipto), retorno de los militares al poder (segunda etapa en Egipto), guerras civiles (Siria) o no han conseguido revertir la situación política (Argentina, España, Grecia). Y por último las fuerzas sociales y políticas que han animado estas movilizaciones también han variado, predominio de fuerzas indígenas y populares (Bolivia, Ecuador), de las clases medias (Egipto, Ucrania, Argentina, Tailandia), de la clase trabajadora (Grecia), o una mezcla de clases populares y trabajadoras (España).
Una tercera tendencia presente en Ucrania es el fenómeno del ascenso de la extrema derecha. Este es un rasgo común a muchos países europeos, donde, al calor de la crisis, los partidos de la extrema derecha han aumentado su influencia y poder apoyándose en el nacionalismo, y excitando el odio contra los inmigrantes y la islamofobía. Algunas de estas formaciones tienen un peso político no desdeñable, como el Partido de la Libertad de Austria (17,5%), los Verdaderos Finlandeses (19%), el Partido Popular Suizo (29%) o el Partido del Progreso en Noruega (22,9%) entre otros. Los pronósticos apuntan que conseguirán una importante representación en la elecciones europeas de mayo, incluso se teme que el Frente Nacional francés puede llegar a ser el más votado en el país galo. Estas formaciones ultraderechistas explotan mediante el populismo los temores de las clases populares en períodos como el actual de crisis profundas, utilizando algunas de las reivindicaciones de estas clases para aumentar su influencia. Amanecer Dorado, por ejemplo, ha utilizado en Grecia el clamor popular contra la Troika mezclándolo con sus consignas xenófobas y racistas. En general toda la extrema derecha europea utiliza las consignas contra Bruselas, en un exacerbación del nacionalismo, para mezclarlo con las proclamas anti-inmigrantes y conseguir un coctel populista que les está dando importantes réditos políticos. En Ucrania, la extrema derecha - Svoboda y otros grupos menores[iii] - ha conseguido aparecer como la parte más visible de las protestas del Maidán. Se han apropiado de las consignas antigubernamentales y anticorrupción de los manifestantes, las han mezclado con un nacionalismo extremo ucraniano y, ahora, buscarán los réditos políticos de su protagonismo en la caída de Yanukovich.
Vemos, pues, que el fenómeno de ascenso de masas en el mundo es un fenómeno complejo y contradictorio en el que se mezclan las verdaderas movilizaciones populares espontáneas (Túnez, Egipto, Bolivia contra el neoliberalismo, Argentina, España) con las manipulaciones de éstas por las fuerzas del imperialismo y la oligarquía nacional (las revoluciones de colores, en Bolivia contra el gobierno de Evo, en Venezuela contra el gobierno bolivariano), por parte de los militares (Egipto), o de la extrema derecha (Ucrania). Por tanto, es un error y un peligro quedarse en un análisis simplista que llevé a convalidar cualquier resultado político por el hecho de que haya sido generado al calor de movilizaciones populares intensas. Los militares egipcios intentan legitimar su golpe de Estado contra el presidente Morsi con el argumento de que obedecían al pueblo movilizado. La contrarrevolución en Venezuela intenta igualmente, sin éxito por el momento, utilizar la movilización en la calle para revertir unos resultados electorales que siempre les han sido adversos.
Para terminar con Ucrania, es difícil pronosticar nada claro en una situación cambiante por momentos. La exacerbación del nacionalismo ucraniano por la extrema derecha puede llevar a la partición del país, a lo cual contribuiría el paralelo enfrentamiento geopolítico que se representa en este drama. Igualmente, ante la corrupción que corroe a los partidos y líderes políticos mayoritarios hasta ahora, y con el protagonismo ganado por la extrema derecha en las movilizaciones, no sería extraño que estas formaciones alcanzaran mayor protagonismo político en la parte occidental del país.



Se pueden consultar otros artículos y libros del autor en el blog :  http://miradacrtica.blogspot.com/, o en la dirección:  http://www.scribd.com/sanchezroje
Ver en este sentido el artículo de Nazanín Armanian, Ucrania y la gran ofensiva de EEUU contra Rusia, Público 24/02/2014
Ver el artículo de Lutte Ouvrière, Ucrania, Svoboda: extrema derecha racista y antiobrera, Kaosenlared,http://www.kaosenlared.net/component/k2/item/75886-ucrania-svoboda-extrema-derecha-racista-y-antiobrera.html
Leído 284 veces




UN RABINO INSTA A ABANDONAR LA CIUDAD

El miedo se propaga entre los judíos de Kiev

·         TAGS>
·         UCRANIA
·         YULIA TIMOSHENKO
·         VIKTOR YANUKOVICH
·         EXTREMA DERECHA
·         JUDAÍSMO
·         DISTURBIOS
Un judío ultraortodoxo reza a las orillas del lago de Uman, a 200 kilómetros al sur de Kiev (Reuters).
26/02/2014 (06:00)
AA
Kaláshnikov en mano, Alexander Muzychko lanza desde el escenario su retahíla de amenazas de muerte. “Os lo advierto, si alguien en esta ciudad, en esta zona, se dedica a la anarquía y el saqueo, los escuadrones del Sector de Derechas (Práviy Séktor) dispararán a los bastardos en el acto”. Ataviado con ropa militar y flanqueado por sus soldados, el líder de uno de los grupos de oposición más activos en los combates callejeros que forzaron la caída del régimen de Yanukóvich va aún más lejos: “Asaltaremos las unidades militares, nos haremos con los vehículos blindados y tanques: sabemos cómo manejarlos e iremos a Kiev. La victoria será nuestra”, espeta. Aún faltaban días para la victoria de los revolucionarios.     

Este es Muzychko y este es su “credo”: luchar contra “los comunistas, los judíos y los rusos mientras tenga sangre en las venas”. Participante activo en Maidán, este hombre de negocios dirige la sección Oeste del Sector de Derechas, una organización paraguas de los ultranacionalistas de extrema derecha que incluye a los seguidores de Svoboda (Libertad), Patriotas de Ucrania, Trizub o la Asamblea Nacional de Ucrania. Todas ellas comparten una ideología común antirrusa, antijudía y antiinmigración. Sus huestes, la principal fuerza de choque de los opositores en los sangrientos combates de la semana pasada en Kiev, se atribuyen todo el mérito de la victoria revolucionaria, tras ganar cierta legitimidad al acumular un número considerable de muertos en batalla. Gracias a ello, están condicionando en cierto modo el proceso de transición.

Todavía se contaban las víctimas en los disturbios cuando Yanukóvich y los tres líderes de la oposición firmaron en la Rada Suprema un acuerdo de paz orientado a la formación de un Gobierno de unidad nacional, sin vencedores ni vencidos. Aquella noche del 21 de febrero, el Sector de Derechas y las facciones más combativas de las autodefensas de Maidán (el movimiento popular de protestas y resistencia callejera), lanzaron un ultimátum a los líderes: nada de acuerdos con Yanukóvich y sus acólitos o la sangre volvería a correr. Un día después, con el derrocado presidente en paradero desconocido y todo el poder en manos de sus opositores políticos, el recién nombrado ministro de Interior, Arsén Abákov, invitaba a líderes y militantes delSector de Derechas a integrarse en las nuevas fuerzas del orden ucranianas.

Pedí a mi congregación que salga del centro de la ciudad, o de la urbe todos juntos, y si es posible también del país. No quiero tentar a la suerte, pero hay constantes amenazas de ataques contra las instituciones judías, declaró el viernes Azman al diario israelí HaaretzMuchos reaccionaron con incredulidad a la oferta, que mostró la debilidad que sienten las nuevas autoridades ante los radicales de extrema derecha, a quienes abrieron las puertas de las instituciones del Estado por su determinación de luchar hasta el fin. Por ello, el temor se extiende entre los judíos de Kiev. Hasta el punto de que el rabino jefe de la capital, Moshe Reuven Azman, los ha instado a abandonar la ciudad, e incluso el país si fuera posible. “Pedí a mi congregación que salga del centro de la ciudad o de la urbe todos juntos, y si es posible también del país. No quiero tentar a la suerte, pero hay constantes amenazas de ataques contra las instituciones judías”, declaró el viernes Azman al diario israelí Haaretz.

El rabino, que decidió cerrar las escuelas de la comunidad en Kiev, reconoció que la embajada israelí ha pedido a los judíos que eviten abandonar sus hogares. Actualmente, hay dos comunidades en la capital, Jabad, liderada por Reuven Asman, y la de jasdico que encabeza el rabino Yakov Bleich. En toda Ucrania residen hoy en día cerca de 360.000 judíos, según el Congreso Judío Europeo, mientras que el Ministerio de Diplomacia Pública y Asuntos de la Diáspora de Israel los cifra en 250.000, de los que la mitad viven en Kiev.  
Miembros de un grupo de extrema derecha en Kiev (Reuters)

Las informaciones de ataques antisemitas en la capital y otras ciudades del país, muchas de ellas de difícil confirmación, se suceden. La pasada medianoche un grupo de personas atacó con cócteles molotov una sinagoga en Zaporozhie, en el sureste de Ucrania. La Asociación de Organizaciones y Comunidades Judías de Ucrania (el Vaad) denunció a finales de enero ataques contra la comunidad durante los disturbios en Kiev. El Vaad, queasegura que las agresiones van dirigidas expresamente contra judíosy no se enmarcan en la violencia de aquellas jornadas, manifestó “su inquietud por los casos de violencia antisemita ocurridos en la capital”. Mientras, el Israel National News informó el viernes de asaltos contra negocios de judíos y otros tipos de amenazas contra los residentes en Kiev.   

Incluso antes de que el caos y los combates se adueñaran del centro de la capital, los judíos ucranianos fueron víctimas de actos antisemitas. El pasado año, el presidente del Congreso de Judíos Ucranianos, Vadim Rabinovich,salvó la vida de milagro cuando una bomba explotó en su coche en Kiev. Alguien la arrojó al interior del vehículo cuando ya estaba en movimiento. Meses antes del ataque, Rabinovich había recibido amenazas de un “muy alto cargo” que le exigía que cediese el control de un pequeño canal de televisión que había fundado, el Jewish News One.

CRÓNICAS HÚNGARAS

ARTÍCULOS, INFORMACIONES Y CURIOSIDADES SOBRE HUNGRÍA Y LOS PAÍSES DE ALREDEDOR

MIÉRCOLES, 31 DE OCTUBRE DE 2012

Elecciones Parlamentarias en Ucrania (2012): la extrema derecha en el parlamento

Este fin de semana se han celebrado elecciones parlamentarias en Ucrania, uno de los vecinos de Hungría, y país donde además hay una minoría húngara histórica, en la región de Transcarpatia. 
Con el 97,03% de los votos escrutados, los resultados han sido los siguientes:
1. Partido de las Regiones (en el poder, partidario de la convivencia multiétnica, y salpicado por numerosos escándalos de corrupción): 30,38% de los votos.
2. Batkivshchina (el partido de la ex-primera ministra Yulia Timoshenko, ahora en prisión por escándalos de corrupción): 25,26%
3. Udar (Alianza Democrática Ucraniana por las Reformas, nuevo partido, liberal, fundado por el ex-boxeador Vitali Klichko): 13,81%
4. Partido Comunista de Ucrania: 13,33%
5. Svoboda (Libertad, ultranacionalistas): 10,28%

Previsión de escaños totales (con el 96,34% escrutado, por lo tanto puede haber diferencias respecto a lo indicado en el texto) en la Rada o Parlamento Ucraniano. Fuente: Liga.net
El resto de los partidos no han superado el umbral del 5%. Con estos resultados, puede decirse que hay dos grandes triunfadores. Por un lado el Partido Comunista, que casi ha triplicado el porcentaje de votos (en las elecciones del 2007 se quedaron en un 5,37%), y por otro la extrema derecha, Svoboda, que en las anteriores elecciones apenas tuvo un 0,76%.
En realidad, aunque no lo parezca los resultados de la extrema derecha no son tan espectaculares como puede parecer a primera vista, hasta ahora sus votos se los disputaban también los naranjas (Nuestra Ucrania), que a pesar de que los medios de comunicación occidentales nos pintaban como un partido "demócratico", y "proeuropeista", eran en realidad ultranacionalistas cercanos a Svoboda.  Nuestra Ucrania ha pasado de tener un 13,95% de los votos, a apenas un 1,1% y su puesto en el espectro del arco político lo ha ocupado Svoboda.
Además hay que tener en cuenta que todas las encuentas vaticinaban una gran subida de Svoboda, muchas lo ponían por encima de los comunistas con más de un 13% de los votos. Al final han estado lejos de ese resultado, en realidad, respecto a las encuestas, los resultados de Svoboda no han sido tan buenos.
El otro gran triunfador de las elecciones podría haber sido el partido comunista.  Aunque las encuestas preveían una gran subida para ellos, en realidad, los resultados reales han superado ligeramente las mejores espectativas. Y más aún si tenemos en cuenta que en realidad las regiones en las que los comunsitas son más fuertes han tenido una participación mucho menor que las regiones donde son más débiles, hecho este a tener en cuenta. Sin embargo este gran triunfo tiene sabor bastante agridulce. El sistema electoral ucraniano combina el sistema proporcional con el mayoritario, la mitad de los diputados no se eligen de acuerdo al porcentaje conseguido por los respectivos partidos, sino en distritos unipersonales, en los que se lleva el gato al agua aquel que sea más votado. Este sistema perjudica especialmente al partido comunista porque no hay regiones donde los comunistas tengan tanta fuerza como para hacerse con los escaños. En cambio beneficia especialmente a la extrema derecha de Svoboda, que concentra sus votos en la región de Lviv, donde es la principal fuerza política. De esta manera, el reparto de escaños en el parlamento no refleja exactamente el porcentaje de voto y el Partido Comunista sale bastante perjudicado. 
A  los escaños conseguidos según el porcentaje de voto, de acuerdo con el sistema proporcional:

Partido de las Regiones: 74
Batkivshchina: 61
Udar: 33
Partido Comunista: 32
Svoboda: 25
hay que añadirle los escaños  conseguidos en los distritos unipersonales de voto, a saber:
Partido de las Regiones: 117
Batkivshchina: 42
Svoboda: 11
Udar: 6
Otros Partidos: 7 (Centro Unido, Partido Popular, Partido Radical, Unión)
Independientes: 43
Lo que nos da el siguiente parlamento:
1. Partido de las Regiones: 191
2. Batkívshchina: 103
3. Independientes: 43
4. Udar: 39
5. Svoboda: 35
6. Partido Comunista: 32
7. Otros: 7 (Centro Unido, Partido Popular, Partido Radical, Unión)
 (Total: 450)
 NOTA: algún diputado puede bailar todavía ya que no está escrutado al 100%. El voto de los distritos proporcionales está escrutado el 97,03%. El de los distritos unipersonales al 95,7%).

Previsible distribución de escaños en el parlamento ucraniano - la Rada (al 92,4% escrutado, por lo tanto puede haber diferencias respecto a los datos indicados en el texto). Izquierda: escaños por distritos proporcionales.  Derecha: escaños por distritos individuales mayoritarios. Партия Регионов - Partido de las Regiones (azul); Батькiвщина - Batkívshchina (magenta); Компартия - Partido Comunista (rojo); УДАР - Udar (naranja); Свобода - Svoboda (amarillo); Самовыдвиженцы - Independientes (gris); Другие партии - otros. Fuente: Rada Ucraniana
Ucrania es un estado presidencialista, pero con estos resultados, lo que pueda pasar a partir de ahora es un enigma. El Partido de las Regiones ha conseguido ganar, pero baja (aunque tiene más escaños), y no podrá por sí solo aprobar las leyes que necesite. El partido Udar, de Klichko, que ha conseguido un éxito relativo, aunque las encuestas le daban mejores resultados -según algunas tenía opciones de convertirse en el segundo partido-, se ha apresurado a rechazar la posibilidad de colaborar con Svoboda o con el Partido Comunista, así como con el Partido de las Regiones. Podría hacerlo con Batkívshchina, aunque Batkívshchina sí parece dispuesta a pactar con la extrema derecha. Lo más probable parece ser una coalición entre el Partido de las Regiones, los comunistas y algunos independientes. Pero hay que tener en cuenta que además desde varios sectores de la oposición se habla de un posible fraude electoral, y este habría afectado especialmente a los comunistas.  Según algunos analistas, en el este del país el partido comunista habría conseguido en realidad bastantes más votos (así lo afirma por ejemplo la analista político Tatiana Poloskova). En cualquier caso es sospechoso que el Partido de las Regiones haya conseguido menos porcentaje de voto y en realidad tenga más escaños (pero hay que tener en cuenta que es la primera vez que se aplica el sistema mayoritario, aunque sea en parte, fue una renovación del sistema electoral realizada por consenso con los principales partidos de oposición, así que no pueden compararse los resultados de estas elecciones con los de las anteriores).
Un grave problema que arrastra Ucrania es la brutal división política del país, que parece votar en función de la orientación étnica. Es algo habitual en los últimos años, pero ahora esta división empieza a tomar tintes más dramáticos. De acuerdo con los resultados electorales el país está completamente dividido en dos partes. Por un lado la zona oriental y meridional del país, con fuerte población rusa y partidaria de una mayor cooperación con su vecino eslavo, al que se percibe como colaborador y hermano (eso en el peor de los casos). Allí ha triunfado el Partido de las Regiones, en muchos casos con mayoría absoluta. La segunda fuerza política es el Partido Comunista, que consigue porcentajes del 17-21% (en Sevastópol se va a casi al 30%).  Por otro lado el centro y la zona occidental, donde Batkívshchina es el principal partido, el Partido de las Regiones queda en segundo plano, a veces incluso en tercero. Los comunistas son una fuerza mucho menor, en el mejor de los casos llegan al 7-8% de los votos. Caso aparte merece una de las regiones más occidentales, feudo de la extrema derecha (Svoboda), Lviv (Lvov en ruso, Lemberg en húngaro), la que podríamos considerar capital occidental de Ucrania (para algunos también es la capital cultural del país), donde la extrema derecha ha conseguido el 38% de los votos, sobre Batkívshchina, con algo más del 35%, y donde el tercer partido ha sido Udar (con el 14,5%). Allí el Partido de las Regiones es solo el cuarto, con menos del 5%, mientras que los comunistas son una fuerza residual con apenas el 2%. Pero es que además, para acabar de complicar el cuadro, justamente el pico más Occidental, Transcarpatia, presenta una situación completamente diferente. Se trata de una zona multiétnica, tradicionalmente vinculada a Hungría (o a Checoslovaquia en el siglo XX), con fuerte presencia húngara (algo más del 12% de la población), rumana, eslovaca, rusa, además de la particularidad rutena o rusina -no reconocida por los ucranianos-, y donde se percibe muy vivamente el nacionalismo agresivo de Svoboda. Allí en cambio se ha votado más bien al Partido de las Regiones, al que se ve como garante del respeto a las minorías étnicas. Han sido el partido más votado con el 31% de los votos, frente a Batkívshchina que se ha quedado con el 27,7%. Udar ha conseguido el 20%, Svoboda el 8,3% y el Partido Comunista el 5% .

Partidos más votados en los distritos según sistema proporcional: azul - Partido de las Regiones, rosa - Batkívshchina, carne (en el centro-abajo, junto al mar Negro) - Partido Comunista, marrón - Svoboda, rojo (centro, rodeado de rosa; también un poco en la zona sur-occidental)- Udar. Fuente: Wikipedia
Además hay que tener en cuenta que ha habido un gran desequilibrio en la participación electoral, algo que ha perjudiado al Partido de las Regiones y al Comunista. La participación en las zonas de voto opositor ha sido mucho mayor. De hecho, el feudo ultranacionalista de Lviv, ha sido la región donde ha habido mayor participación, con más de un 67%. En toda la zona occidental los porcentajes han superado el 60%, quitando alguna excepción. En cambio, en la zona de voto del Partido de las Regiones, los porcentajes han sido mucho menores, oscilando alrededor del 55%. En varias regiones ha sido inferior al 50% (Crimea, Odessa). La excepción ha sido la rica región de Donetsk, en la frontera con Rusia, donde ha votado casi el 60% del censo electoral (y ademas el Partido de las Regiones ha conseguido el 65% del voto) ... pero es uno de los lugares donde está en entredicho el proceso electoral por un posible fraude.  En Transcarpatia, la zona con población húngara, el porcentaje de participación ha sido del 51%, que contrasta brutalmente con el 67% de Lviv, o el 62% de Ivan-Frankivsk, sus regiones vecinas. 

Participación electoral. Media: 58% Véase la diferencia de las zonas centrales y occidentales con las meridionales y orientales. Fuente: Wikipedia
En cuanto al voto emigrante, en el extranjero el partido más votado ha sido la extrema derecha de Svoboda, mucho tendrá que ver el lobby ucraniano occidental, asentado durante la guerra fría en EEUU, Canadá y otros países, con su ideología tradicionalmente ultraderechista (aunque nos lo quisieran vender como demócratas): Svoboda 23,6%, Partido de las Regiones 23%, Udar 22%, Batkívshchina 19%, Partido Comunista 3,5%. No he encontrado distribución de voto por países, pero sí referencias a que los ucranianos de Hungría han votado mayoritariamente al Partido de las Regiones, lo mismo que en el caso de Estonia (50,7% Partido de las Regiones, Udar 13,4%, Partido Comunista, 7,1%).

Resultados en los distritos individuales mayoritarios. Leyenda - la de antes, además: gris- independientes;  amarillo- Partido Radical; verde- Partido Popular; verde claro- Unión; violeta: Centro Unido.  Fuente: Wikipedia
Las elecciones desde el punto de vista de la minoría húngara
A diferencia de en otros países, como Eslovaquia o Rumanía, en Ucrania los partidos húngaros no se suelen presentar a las  elecciones de manera independiente, dado que hay pocos distritos con significativa población húngara, se encuentran más bien en la zona fronteriza, en las provincias de Beregszász (Beregove) - 76% de húngaros-, Ungvár (Uzhgorod) - 33%, Nagyszőlős (Vinográdiv) - 24,8%. En esta ocasión, aprovechando la posibilidad ofrecida con el nuevo sistema electoral, uno de los partidos húngaros, la Asociación Cultural Húngara de Transcarpatia (KMKSZ) se ha presentado en las regiones de población húngara para conseguir un diputado directo por distrito mayoritario. En concreto ha sido el líder del partido, Miklós Kovács, el candidato. Sin embargo la mayoría de los húngaros han votado al Partido de las Regiones, que había firmado un acuerdo (como viene siendo habitual), con la Federación Demócrata Húngara de Ucrania (UMDSZ), por el cual su líder István Gajdos, a su vez alcalde de la ciudad de Beregszász (Beregove), el principal centro húngaro en Ucrania (48% de población húngara), participó en las elecciones integrado en el partido gobernate.  István Gajdos sí consiguió buenos resultados y de hecho previsiblemente se convertirá en diputado de su distrito en el parlamento. Se da el caso de que en este ciclo electoral no había ningún diputado húngaro en el parlamento ucraniano. 

Memorial de Verecke, en recuerdo a la llegada de los húngaros a la Cuenca de los Cárpatos. El monumento se encuentra en el paso montañoso de Verecke, actualmente en Ucrania. Es objeto frecuente de actos vandálicos por parte de ultranacionalistas ucranianos. Autor: Péter Matl (arquitecto húngaro de Ucrania). Fuente: Wikipedia.
Sin embargo, los analistas húngaros están alarmados por el ascenso de los ultras de Svoboda, que además es la fuerza predominante en la vecina Lviv. Los ven con temor y desasosiego ya que no es la primera vez que ha habido conflictos interétnicos en la zona, ya durante el gobierno de Yushenko y sus Naranjas, el gobierno ucraniano siguió una política muy agresiva hacia las minorías étnicas. La historiadora húngara de Ucrania, Csilla Fedinec, declaraba en un portal de noticias local que la entrada en el parlamento ucraniano de Svoboda supone un grave peligro para la convivencia en la zona. 
Reacción del Partido Comunista de Ucrania

Piotr Simonenko, líder del Partido Comunista de Ucrania. Fuente: Wikipedia.
No solo las minorías húngaras de Ucrania, también los comunistas están preocupados por el ascenso de Svoboda. Fuentes cercanas del partido han acusado a la oligarquía de estar detrás del partido. El líder comunista, Piotr Simonenko, ha afirmado que la presencia en el parlamento de Svoboda es una tragedia para toda Ucrania. Así mismo ha denunciado que su partido ha comprobado la existencia de numerosas irregularidades durante el proceso electoral en Donetsk, Jersón, Nikoláiev y Odessa (zonas donde ha ganado el oficialista Partido de las Regiones). Según Simonenko, el Partido iniciará accciones legales, ya que tienen pruebas documentales de esas irregularidades. En opinión de Simonenko estas han sido las elecciones más sucias desde la independencia de Ucrania, ya que el capital ha realizado todo tipo de chantajes y comprado a miembros de las comisiones electorales para poder manipular los resultados.  Un diputado comunista, Vladímir Matveiev, ha afirmado en una conferencia de prensa que el conflicto que pueden ocasionar los facistas puede llevar incluso a la desmembración de Ucrania; reaccionaba así a las declaraciones del lunes, justo el día después de las elecciones, de Oleg Tyagnibok, líder de Svoboda, según las cuales, una de sus primeras acciones en el parlamento será impulsar un proyecto de ley para prohibir la ideología comunista, algo con lo que, por cierto, ya han coqueteado algunos diputados de Batkívshchina y de Udar.
Fuentes: 
Kárpátinfó.net (1,2,3
Partido Comunista de Ucrania (1, 2)
Regnum.ru (1, 2, 3)
Wikipedia (1, 2, 3, 4)




 

/// "Ucranianos occidentales y ultras dominarán el nuevo gobierno ucraniano

El primer ministro será Arseni Yatseniuk, el candidato de Washington | El partido de Yulia Timoshenko controla los principales ministerios | Un neonazi propuesto como vicesecretario del Consejo de Seguridad Nacional


Internacional | 26/02/2014 - 22:21h | Última actualización: 26/02/2014 - 22:36h
Una mujer recordando a los fallecidos en las protestas en la plaza de la Independencia de Kíev que han acabado con Yanukóvich Getty
Rafael Poch | Berlín
Corresponsal
·          
·         More Sharing Services
MÁS INFORMACIÓN
TEMAS RELACIONADOS
·         Alemania
·         OTAN
·         Unión Europea
·         Angela Merkel
·         Estados Unidos de América
NOTICIAS RELACIONADAS
·         Tensión en Crimea

Los favoritos de Estados Unidos y la extrema derecha dominarán claramente el gobierno del nuevo régimen ucraniano. Simbólicamente ratificado -sin mediar siquiera votación a mano alzada- anoche en la Plaza de la Independencia de Kiev (Maidán), este gobierno debe ser votado en la próxima sesión del parlamento que se reúne este jueves.

No va a ser el “gobierno inclusivo”, es decir abierto a la pluralidad del país, que ha pedido la Unión Europea a última hora, al darse cuenta de la limitada legitimidad y aún menos representatividad de los nuevos amos del país.

El primer ministro será Arseni Yatseniuk, el favorito de Washington. La mayoría de los ministros importantes proceden del Oeste de Ucrania –donde la mentalidad y la identidad nacional es muy diferente a la de la mayoría- o son miembros del partido de la ex primera ministra Yulia Timoshenko, otra protegida por Estados Unidos y la UE. El propio Yatseniuk pertenece a ese partido. Es el caso de los ministros para la integración con Europa, Boris Tarasiuk, Justicia, Pavel Petrenko, Asuntos exteriores, Andrei Deshitsa e Interior, Arsen Abakov. El “comandante del Maidán”, Andrei Parubii, ha sido designado como secretario del Consejo de Seguridad Nacional.

El viceprimerministro, es decir el número dos del gobierno, será Aleksandr Sych, del partido fascistoide “Svoboda”, que ha mantenido estrechas relaciones con el partido neonazi de Alemania, el NPD. La jefa de la oficina anticorrupción, Tatiana Chornobil, es una periodista que destacó con reportajes anticorrupción. Chornobil, también oriunda del oeste de Ucrania, fue secretaria de prensa de la organización fascistoide, Una-Unso, heredera histórica de los colaboradores hitlerianos de Ucrania Occidental, aunque ahora milita en el partido de Yulia Timoshenko. El cargo de vicesecretario del Consejo de Seguridad Nacional se ha ofrecido a Dmitri Yarosh, líder del partido neonazi, “Pravy Sektor”, uno de los más activos entre los grupos paramilitares que durante tres meses han forzado el cambio de régimen en Ucrania en la vanguardia de las luchas callejeras que dejaron casi un centenar de muertos, entre ellos el 10% policías, dato que ha desaparecido por completo del informe ucraniano. Yarosh, que optaba a un puesto más alto, aún no ha confirmado que acepta el cargo. El cargo de Ministro de Defensa, está aún pendiente.

Todos estos nombres han sido “ratificados” por la plaza, en la que había varios miles de personas, en una simbólica ceremonia de “democracia directa”. Ucrania tiene más de 45 millones de habitantes y la mayoría de su población no sintoniza con esta plaza, cuyo impulso incluye, además de un pulso entre magnates al servicio de uno u otro imperio, también una sana y absolutamente razonable revuelta ciudadana contra la corrupción y el latrocinio.

El ex boxeador Vitali Klichkó, apadrinado por la Canciller Merkel, no figura en este gobierno. Klichkó, es uno de los pocos políticos de la oposición que cuenta con algún apoyo también en el Este del país (la última encuesta de enero le daba un 30% de apoyos). Merkel parece querer preservarlo para que participe sin haberse quemado en la acción de gobierno, en las próximas elecciones presidenciales previstas para mayo.

En medio de una situación internacional que hoy ya ha ofrecido claros indicios de enrarecimiento (declaración de la OTAN sobre Ucrania, “rutinarias maniobras” militares rusas y presencia de la flota de Estados Unidos en el Mar Negro) y con una delicada situación en varias regiones del país, que puede degenerar en violencias con extrema facilidad, el nuevo gobierno que asoma en Kiev no contribuye al apaciguamiento.


COMENTARIOS:

fransmestier 4 horas atrás

En su comprensible oposición al Nuevo Orden Americano y sus irresponsables movimientos en el tablero de la geopolítica mundial, creo que Rafael Poch, ha visto con animadversión desde un comienzo el proceso ucraniano. En consecuencia, le ha salido un artículo un poco tendencioso. De acuerdo que el nuevo gobierno no es muy inclusivo y que es bastante inquietante que la extrema derecha ocupe cargos de relieve. ¿Pero acaso no era preocupante la deriva puramente mafiosa del gobierno de Yanukovich? ¿No era su autoritarismo al servicio de la oligarquía ya una forma de gobierno de la extrema derecha?

Me parece asimismo desafortunada la expresión “
proceden del Oeste de Ucrania –donde la mentalidad y la identidad nacional es muy diferente a la de la mayoría-“ Hombre, podría haberse dicho “proceden del Oeste de Ucrania –donde la mentalidad y la identidad nacional es muy diferente a la del Este y Sur de Ucrania”- ¿Pero de la mayoría?...

Por otro lado, tampoco hay que adornarse. Basta decir que Uno-Unso es una organización de extrema derecha nacionalista. Lo de “heredera histórica de los colaboradores hitlerianos de Ucrania Occidental” es literatura. Para empezar porque la USO-UNSO todo lo más que ha hecho es rendir honores a los nacionalistas ucranianos antisoviéticos que declararon la independencia en 1941 aprovechando la invasión alemana y que precisamente fueron reprimidos por los nazis. Y es que, además, es una descripción efectista.¿ O tal vez decimos que el Partido Comunista de Ucrania -que  tan bochornosamente apoyaba al gobierno derechista de Yanukovich, por cierto- es “heredero histórico del estalinismo” ?


de vez en cuando 23 horas atrás

Gracias "opinions" por esta puntualización. Y es verdad que muchos de nosotros lectores no tenemos el conocimiento suficiente para opinar sobre lo que está pasando. Por eso necesitamos que haya periodistas de gran recorrido profesional y de gran honestidad intelectual para informar y explicarnos situaciones tan complejas. Y es aquí donde creo que falta un poco de objetividad por parte de los medios de comunicación en general, salvo pocos ejemplos.

Una cosa es cierta: los totalitarismos (aquí me refiero en particular a los comunistas de antes y de hoy, incluyendo Putín) necesitan un enemigo, para esconder sus crímenes y sus mentiras. Y además, son muy buenos en propaganda. Es muy fácil machacar que los opositores son "nazis, fascistas, extremistas" etc. Nosotra sociedad occidental cae en esta enfermedad de ver el complot en todas partes.
Se vé claramente aquí que, a pesar de la presencia de grupos minoritarios de extrema derecha, sin duda los hay, que la gran mayoría de las personas que se han manifestado desde más de tres meses en Maídan son gente pacífica y en afán de libertad y democracia. 

paquipalla 1 Hace un día
Menuda tropa.

opinions 1 Hace un día
Hace años que sigo las crónicas de Rafael Poch y solo puedo decir que es un gran periodista. Su dominio de los idiomas y conocimiento de la zona creo que le capacitan para escribir artículos más que a la mayoría de los que aquí comentan. En los videos y fotos de la Maidan se veían pintadas de la keltenkreutz de los neonazis. Esto no quita que fueran mayoría y que no hubiera mucha gente de buena fe pagando con sus vidas. Creo que el articulo más bien trata la instrumentalización que se está haciendo de una victoria presentada interesadamente en los medios occidentales.

Por cierto, un par de meses antes de la revuelta, Klichkó, que en la anterior revolución naranja se había posicionado como centrista y pacificador y que me inspiró un gran respeto, apareció ante una comisión de la Unión Europea (en la web del Parlamento hay el vídeo en alemán, no sé si aún estará) exponiendo la situación en Ucrania. Clinton en el 94 en Berlín comentó que Alemania debía hacer en Europa del este la función que los Estados Unidos había hecho en Europa hasta entonces.  Además, un movimiento como este tan persistente y organizado no se forma sin apoyos y organización, y más teniendo en cuenta que la otra parte tenía el apoyo ruso. Poch tan solo expone algunos de los soportes de esta otra parte a la que los otros artículos, según algunos de vosotros “no intencionados” como este, pintan como blanca y virginal... La democracia ucraniana es aún inmadura y tiene muchos peligros derivados del juego de intereses con los que sus políticos juegan y se han estado lucrando. Sólo hay que ver como Timoshenko, una pieza ahora desechada, ha salido del país. Si este nuevo gobierno acabara con la corrupción ya sería mucho, pero he estado un par de años viviendo en Ucrania y esta es una lucha que afecta a estructuras muy profundas de la sociedad. Tal vez este sería el principal argumento para el cambio y ojalá que les salga bien, porque me da mucha pena ver la situación del país y pensar cómo lo debe estar pasando mucha gente.   

Por cierto, también hay que reconocer que el funcionamiento de la UE actual y la conjunción economía alemana más países pobres del sur, está resultado, como poco, “curiosa”. También en gran parte por culpa de nuestros dirigentes, no digo que no, pero esto ya lo sabían las dos partes, ¿o no? En fin, que se agradece una crónica que de un punto de vista complementario y sobre el terreno que no sea un refrito de un refrito de los que dicen el resto de medios cercanos. De hecho, en este mismo diario tenemos varias crónicas y opiniones. Nos podemos formar una opinión menos simplista y más compleja del asunto y tener en cuenta otras opiniones, ¿no? Sin acritud : )

Desierto 1 Hace un día
Esto de Ucrania no hay quien lo arregle.

Madrileñosinacritud 1 Hace un día
Resumiendo, que Ucrania es el nuevo escenario de la lucha entre Rusia y EEUU (con el apoyo incondicional y los lametones en el cu.. de la UE)

Estudio de Medios 1 Hace un día
Quizás el tirón de orejas de ayer diera algún resultado. 

Jethro Tull 1 Hace un día
Qué la UE y EE-UU no sabían cómo sería el nuevo gobierno "democrático de Ucrania? Como chiste es excelente por ser corto y jocoso...si las eventuales secuelas no fueran trágicas.A occidente se le puede escapar de control esta situación, pero ahora es tarde para volver atrás. En cierta forma recuerda otras épocas cuando un Sr llamado Neville Chamberlain dijo que todo estaba bajo control y Alemania no estaba capacitada para una guerra. Por cierto las circunstancias son diferentes, pero los neonazis están en el poder y como buenos psicópatas pueden meter al mundo entero en un balile. Realmente surrealista, un gobierno democrático compartido con neonazis...
MarcarCompartir en
Me gustaResponder
This comment has been deleted
assot 2 días atrás
@Expatriat  Para calibrar la representatividad de las opciones defendidas por las porciones de población nada hay más sensato que permitir la libre expresión de TODA la población de un territorio. ¿Por qué dan tanto miedo las consultas populares a los gobiernos?

jordisala2000 1 Hace un día
@assot @ExpatriatCatalunya es una habitación más de la casa. De España y son todos los ciudadanos españoles los que tienen que decidirlo. Punto.

pep36 1 Hace un día
@jordisala2000 @assot@Expatriaty punto pelota jajajajajajajajajajaja venga "camarada ciudadano" que Intereconomia ya quebró, Recuerdos al Cañas.

Expatriat 12 horas atrás
Y por cierto, ¿Dónde está el comentario que dejé sobre la coherencia y los principios de La Vanguardia? (faro de la libertad de expresión en Catalunya) y el libre debate...
Era un comentario muy correcto relacionado con el enfoque de este artículo y no empleaba términos malsonantes, para nada ofensivo...¡ay! ¿puede que demasiado "incisivo"?.
Al quitarlo, además, la réplica de @assot, pep36 y sucesivos carecen de sentido...
¿Es así como pretenden zafarse del creciente "rumor" de falta de independencia de esta cabecera? Triste es que con su acción contribuyan a la confirmación.

pep36 1 Hace un día
@Expatriat Camarada "ciudadano", en estos tiempos de "ALGARADAS" y de "coherentes" discursos del nacionalismo español nada como un REFERENDUM para saber lo que realmente pensamos los catalanes. Claro que gente de "principios" como usted siempre es más dado a la prohibición y al manejo de "mayorías silenciosas" que a la democracia. Eso sí que es DELICIOSO de ver.

Expatriat 13 horas atrás
@pep36Yo soy partidario del Referéndum señor mío. Vea que está patinando también en su presunción, hablando de "delicias". Pero como decía @jordisala2000, el derecho a decidir no es sólo de quienes gozan del usufructo de una región, comarca, ciudad o barrio, sino de todos aquellos que son sus propietarios soberanos. Recuerde, ni reyes, ni políticos, ni organización alguna puede usurpar este derecho... el conjunto del pueblo español. Esa cuestión quedó bien establecida hace muchas décadas y perfectamente refrendada de forma aplastante además.


Expatriat 13 horas atrás

...Igual que sucede en Francia, Alemania, Dinamarca, Holanda, USA, Australia, etc. París, Lyon, la Bretaña... es patrimonio de todos los franceses, no sólo de quienes estén allí empadronados. ¿Verdad que Vd. no estará de acuerdo que a su vez el Barcelonés o cualquier otra comarca que así lo decida, quede fuera de esa Catalunya separada y dentro de España?. Al parecer la "integridad territorial" sí es aquí sacrosanta línea roja, cosa que niegan al conjunto de España (estando además así legalmente establecido). Sigue siendo delicioso leerles en estos tiempos de coherencia y principios...

Vsego 1 Hace un día

@de vez en cuando  Si busca en internet el video "Que le den a la UE" en el que se graba la voz de Victoria Nuland y el embajador americano en Ucrania entenderá porque se habla de esta gente como apadrinados por un lado o el otro... No es un invento del articulista. Está demostrado.

Kocurkovo 1 Hace un día


Pues el artículo es de lo más objetivo que se puede leer en la prensa española, la verdad. No poner el acento en Washington cuando los norteamericanos se han gastado 5 mil millones de dólares en financiar a los grupos extremistas ucranianos sería cerrar los ojos ante la realidad. Vitali Klichkó por supuesto que está apadrinado por la Merkel, pero si va a Alemania cada dos por tres para pedirle consejo a la jefa superiora. 

Y por si no lo sabe, Yanukóvich no es el protegido de Putin, otra cosa es que en el conflicto actual hayan acabado apoyándolo. Pero claro si me pone como pueblo adulto uno que acaba de derrocar a un gobierno elegido democráticamente para elevar al poder a unos fascistas... pues vale...  Decir que tenemos que aprender de este pueblo en cuanto a democracia, cuando están prohibiendo partidos políticos hayan apoyado o no a Yanukóvich (por ejemplo a los comunistas), amenazando a diestro y siniestro, por ejemplo a las minorías étnicas (el domingo se cargaron la ley que protegía las lenguas de las minorías étnicas) pues es un poco absurdo, ¿no le parece?


PerKal 2 días atrás

Menudo desastre están montando los aliados de Washington y de la UE. Como permite la UE partidarios de los Nazis en un gobierno apoyado por USA? Y a esta gente hay que darle ayuda económica?
Europa ha perdido totalmente el rumbo, esta no es la Europa que queríamos.



/// "Encuesta: 63,4% de los ucranianos aprueba la adhesión de Ucrania a la unión con Rusia y Bielorrusia

  Ucrania
63,4% de los encuestados aprueban tal unión. Foto: Archivo
63,4% de los encuestados por la "Opinión Pública - Ucrania" aprobar la creación de la unión de Ucrania, Rusia y Bielorrusia. Esto se evidencia en los resultados de la encuesta. Se les preguntó si aprobaban la creación de la Unión de Ucrania, Rusia y Bielorrusia, la posibilidad de crear algunas de las cuales las políticas de Estado. Mientras que el 26,6% de los encuestados no aprueban la creación de tal unión, 10% - indecisos. El sondeo encuestó a 1.000 personas mayores de 18 años en 85 ubicaciones en todo el país. La encuesta se llevó a cabo 10 a 19 abril. El error de muestreo no supera el 3,2%.

Más temprano, el viceprimer ministro para Asuntos Humanitarios, Vladimir Seminozhenko hizo para una discusión sobre la posibilidad de crear una unión de tres estados - Ucrania, Rusia y Bielorrusia. A partir de entonces, una serie de fuerzas políticas criticó Seminozhenko, que calificó de declaración en contra del gobierno.

Lea el ukranews.com noticias en las redes sociales facebook y Twitter .
Etiquetas: Bielorrusia , Encuesta , Rusia , Seminozhenko , Unión , Ucrania


    
Miami, Viernes 28 de febrero de 2014 | actualizado a las 06:58 horas
·                
R   Nicolás Maduro
última hora sobre "Nicolás Maduro"
• 27-02-2014 | 22:05 horas
Nicolás Maduro: Parece que las intensas protestas contra su gobierno le han pasado factura al mandatario venezolano.Nicolás Maduro perdió temporalmente la voz, razón por la cual debió ausentarse de un acto oficialista en conmemoración de los 25 años del "Caracazo".
• 27-02-2014 | 17:48 horas
Nicolás Maduro: El presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, Bob Menéndez, y los senadores Marco Rubio y Dick Durbin introdujeron una resolución deplorando la violenta represión de las manifestaciones pacíficas enVenezuela.
• 27-02-2014 | 17:31 horas
Nicolás Maduro: En los documentos oficiales se ordena a la Dirección General de Contra Inteligencia Militar (DGCIM), la aprehensión del ciudadano Carlos Alfredo Vecchio Denari por la presunta comisión del delito de determinador en incendio intencional, instigación pública, daños y asociación.
• 27-02-2014 | 17:13 horas
Nicolás Maduro: El país suramericano continúa viviendo jornadas de protestas que son acompañadas por la represión del régimen de Nicolás Maduro.
• 27-02-2014 | 16:33 horas
Nicolás Maduro: El abogado Alfredo Romero consideró que no puede haber un verdadero diálogo, mientras las acciones del Gobierno no lo demuestren.
• 27-02-2014 | 16:17 horas
Nicolás Maduro: Desde tempranas horas de la mañana de este jueves, estudiantes comenzaron a concentrarse en El Rosal, en Caracas, desde donde repudiaron los actos de violencia que se están sucediendo en Venezuela.
• 27-02-2014 | 15:55 horas
Nicolás Maduro: Venezuela conmemoró este jueves 27 de febrero, los 25 años del llamado 'Caracazo', la conmoción social de 1989 que estremeció al país con cientos de muertos.
• 27-02-2014 | 14:42 horas
Nicolás Maduro: Los jóvenes habían convocado para este jueves, una manifestación en la avenida Venezuela del sector El Rosal, en Caracas, como parte de las jornadas de protestas que se mantienen en Venezuela.
• 27-02-2014 | 14:32 horas
Nicolás Maduro: "La Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) es el ámbito natural para tratar este tema de Venezuela", dijo el canciller uruguayo, Luis Almagro, en la capital paraguaya.
• 27-02-2014 | 14:17 horas
Nicolás Maduro: El secretario de Estado, John Kerry, criticó a las autoridades venezolanas por responder a las protestas recientes con grupos de choque armados, encarcelando estudiantes y limitando severamente la libertad de expresión y asociación.

982 resultados sobre Nicolas-maduro - 10 de 982




HAY MUCHO TRABAJO QUE PREPARAR Y ELABORAR,...PUBLICAR, CORREGIR,...SIEMPRE PRETENDEMOS COMENTAR CUESTIONES, DEBATIR Y REBATIR,...IDEA DE OTRAS ENTIDADES,...LA REALIDAD DESBORDA LAS INTENCIONES,...PERO PENSAMOS QUE AL LECTOR SIEMPRE LE SON ÚTILES.

AL MENOS SIRVE EL BLO COMO MEDIO DE ARCHIVO,...¡¡. LUKYRH.


No hay comentarios:

Publicar un comentario