lunes, 3 de febrero de 2014

POR LA SOSTENIBILIDAD DE LA HUMANIDAD EN EL PLANETA TIERRA


POBLACIÓN, IMPERICAPITALISMO Y CONQUISTA INTERPLANETARIA


LA PROBLEMÁTICA SOCIAL DE LA HUMANIDAD NO ES SOLO SI PASA HAMBRE, SI NO TIENE ASEGURADA LA SALUD, EL EMPLEO,...SE PODRÍA DECIR QUE NO ES ESO,...EL ASUNTO COMO EL TITULAR ES LA LUCHA POR LA DEFENSA DE LA EXISTENCIA DE LA HUMANIDAD HUMANA,...LA REVOLUCIÓN COMUNISTA Y EN ESTOS TIEMPOS LA REVOLUCIÓN DE LA HUMANIDAD,...ES UN PROYECTO SOCIAL QUE ESTÁ LEVADO EN MOVIMIENTO ACTIVO POR LA HUMANIDAD, A SU FORMA Y MANERA CON SUS ALTOS, BAJOS Y HORIZONTALES MOVIMIENTOS, CAMBIOS, SENSIBILIDADES, COMPRENSIONES,...DESIGUALDADES ANÍMICAS,...EL SECTOR FEMENINO Y CON SENSIBILIDAD MÁS FEMENINA SABE DE LO QUE ESTÁ HABLANDO,...LA OPCIÓN FEMENINA QUE ACTÚA EN EL MARCO DE LA IDEA, PSICOLOGÍA E IDEOLOGÍA DEBE PONERSE A ACTUAR,...LOS SECTORES QUE NO HAYAN COMPRENDIDOS SE PEGARÁN Y ENTRARÁN EN ONDA,...DEJANDO EL ELITISMO DEL PAPI ESTADO DEL BIENESTAR OCCIDENTAL,...DE LA ONU-UNICEF-CRUZ ROJA,...Y ACTUAR PARA EL ESTADO-ORGANIZACIÓN-ADMINISTRACIÓN GLOBAL HUMANA.

La humanidad se encuentra acorralada y a degüello, ante la política, -proyectos-, de la oligarquía financiera global. Mantenemos que la sociedad, sobre todo sectores de, harapientos, hambrientos, excluidos, aborígenes e indígenas, enfermos,...sobra y es un lastre para los proyectos de las élites dominantes; que se reúnen abiertamente en los diversos foros de debates de economía y política mundiales. La categoría de ejército de reserva de fuerza de trabajo,...hoy en día queda obsoleta porque ha aumentado la parte de población inservible para el capitalismo global, -le quitan espacio vital-. Es una gran parte de población humana que se convierte en lastre económica y funcional para el poder elitista,..- ¡¡ porque se ve obligado a alimentarla mínimamente ¡¡-. Por ello, se va acumulando una población más que sobrante, flotante,...a eliminar. Digamos que actualmente el capitalismo global hace sobrevivir, mantiene aunque sea en pésimas condiciones a más de mil millones de personas en el Planeta. Aunque esto le supone poco capital,...es un engorro,...y a la vez ocupan espacios vitales,...y les crean ciertos problemas de seguridad, propagadores de enfermedades,...Esa ingente cantidad de fuerza de trabajo inactiva, inservible, mantenida,...-que es algo más de ejercito de reserva de fuerza de trabajo- es una fuerza social, que la queremos llamar con la categoría de "lastre proletario-popular" (lastrep-p). Este lastre,esta fuerza o fracción social está desperdigada en los cinco continentes; desde Ee.uu. del norte,...hasta China popular, pasando por África,...Esta clase social, (esta lastre p-p,...) algunas veces se enfada, se revoluciona, junto a proletarios enredado en el proceso global de producción. Lo podemos ver en todos los continentes,... En el continente europeo,...en Rusia,...también existen millones de personas en esa categoría lastrera,...

Las nuevas tecnologías, introducidas en los procesos productivos,- en el proceso social global-universal de producción- crean una productividad enorme,...pero aún no la pueden aplicar de forma masiva. LA TÁCTICA Y ESTRATEGIA ACTUAL DE LA ÉLITE TECNOFINANCIERA, OLIGARQUÍA FINANCIERA MUNDIALIZADA ES OBTENER ESPACIOS CON MATERIAS PRIMAS DE PRIMER ORDEN PARA SUS SISTEMAS PRODUCTIVOS, MATERIAL PARA ENERGÍA NUCLEAR, SOLAR,...PARA ORDENADORES E INSTRUMENTOS DE COMUNICACIONES, ROBÓTICOS,...Y MATERIA BIOLÓGICA SANA DE PLANTAS, ANIMALES,...CON UNA PARTE DE LA FUERZA DE TRABAJO ACTUAL LES HE MÁS QUE SUFICIENTE,...SOBRE TODO MUCHO PERSONAL SUPERPREPADO,...E INGENIERÍAS DIVERSAS INCLUIDAS LAS SANITARIAS,...LAS MASAS DE MILLONES DE HUMANOS HARAPIENTAS LES VIENE MUY LARGO.

Insistimos bastante en este aspecto de la coyuntura social económica mundial,...las contradicciones antagónicas mundiales,...son para el impericapitalismo espacial de seguir proyectado las segregaciones sociales, los genocidios locales, regionales y universales,...con diversas tácticas según momentos, localidades,...

. Soluciones humanas, proletarias populares, a la población global
.Con las tecnologías roboticas,...no necesitamos ni a la mitad de la población actual
.El exceso de población,...no nos permite aplicar las nuevas tecnologías y herramientas productivas.
.Contradicción entre necesidades de fuerzas de trabajo y el sistema-proceso de producción-trabajo social universal. ¿ A que sectores capitalistas les hace que se mantenga esta situación ?,...a sectores no monopolistas,...los sectores capitalistas subalternos y poco robotizados.



Los sectores capitalistas subalternos, lo que se podría llamar pequeña y mediana burguesía, cada vez le son menos necesarias,...hoy la concentración y centralización del capital, el impericapitalismo tiene controlado y en su poder más del 80 por ciento mundial,...así que se produce la mayor puaperización m.yp. (mediana y pequeña) burguesa, pasando a las filas de los desposeídos,...aquí solo sobra los multiimperialismos y capitalismos,...a los cuales, a sus sociedades y poderes es a lo que hay que destruir,...construyendo las bases de la sostenibilidad y nueva sociedad comunal universal,...¡¡.



El multiimperialismo está por la conquista del sistema solar, la colonización y apropiamiento de los planetas; allí dicen que está su futuro,...el de la humanidad,...Hoy en día cualquier país capitalista ya manda sus satélites,...está ya pensando en tomar su parcela de planeta exterior. CAPITAL Y ESFUERZOS PARA MILITARISMO Y CONQUISTA INTERPLANETARIOS SÍ QUE DEDICAN, SI QUE EXISTEN,...¡¡ 

  
   LA ACUMULACIÓN ORIGINARIA - IMPERICAPITALISTA - PARA LA ECONOMÍA INTERESPACIAL LLEVA COMO CERCA DE UN SIGLO,...DIGAMOS EN LA ÉPOCA DE CONSOLIDACIÓN DEL CAPITAL FINANCIERO,...ÉPOCA INICIAL DE LAS GUERRAS MUNDIALES Y REVOLUCIONES PROLETARIAS-COMUNISTAS. SOLO DIGAMOS QUE FALTABA TECNOLOGIA Y CONCENTRACIÓN AÚN MAYOR DE CAPITAL PARA LA CONQUISTA EXTERIOR,...EL MUNDO, EL PLANETA LE QUEDABA CORTO,...Y YA SE VEIA LA BURGUESÍA METIDA CON UN LASTRE SOCIAL DE ENVERGADURA,...

       LA CONQUISTA ESPACIAL EMPIEZA OFICIALMENTE, DIGAMOS A GROSO MODO, DURANTE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL EN QUESE DESAROLLARON TECNOLOGÍAS DE ALCANCES INTERCONTINENTALES,...COHETES Y OTROS ARTILUGIOS TELEMÁTICOS, SEMIROBOTICOS,...COMBUSTIBLES IDÓNEOS,...PARA ESOS TIEMPOS Y MAQUINAS A IMPULSAR,...LAS POTENCIAS DOMINANTES EUROPEAS, AMERICANAS ESTABAN EN LA TAREA Y CON MEDIOS EN SUS PODERES, EN SUS MANOS, PARA DESARROLLAR EL ASUNTO,...QUEDÓ LA HUMANIDAD PRENDADA DE LOS ADELANTOS DE LOS MEDIOS VIAJEROS Y TECNOLÓGICOS,...A LA CONQUISTA DEL PLANETA,...CON GRAN ESFUERZO LABORAL,...CON AUMENTOS DE GENOCIDIOS, SIN DEJAR DE APLICARLOS,...LLEGANDO A LAS TECNOLOGÍAS PRODUCTIVAS GLOBALES DONDE NO HACE FALTA TANTOS MILLONES DE OBREROS,...TANTA FUERZA DE TRABAJO.

     EL IMPERIALISMO CAPITALISTA INTERGALACTICO NECESITA ABORDAR NUEVAS CONQUISTAS,...PARA ELLOS EL PLANETA SE LE HA QUEDADO COMO PEQUEÑO,...LA MASA HUMANA SE LE HA QUEDADO DEMASIADA SATURADA, VAYA QUE LE SOBRA MÁS DE LA MITAD,...Y HAY QUE SEGUIR SOLTANDO LASTRE,...SU PROYECTO CREEMOS QUE EL GENOCIDIO SERÁ MUY INTENSO Y POCO DURADERO, EN POCO TIEMPO,...¿ UNAS DOS DÉCADAS ?,CUANDO ESTEMOS SOBRE 2.030 CUANDO APARECERÁ UNA NUEVA ERA GLACIAL,...

      EN ESTE SENTIDO QUISIÉRAMOS QUE NOS EXPLICARAN CON HONRADEZ,...QUE TONTOS PARECEMOS, VERDAD?; LOS FRÍOS ACTUALES, DE HACE UNOS AÑOS ACÁ,...SOBRE LOS FRÍOS ATEMPORALES, LAS NEVADAS CASI APOCALÍPTICAS, EN LUGARES NO ASIDUOS,...DEJANDO AFUERA LAS NUBES PRODUCIDAS POR VOLCANES EN ERUPCIÓN, COMO EL ETNA,...
     

NOTA: EL ESCRITO QUE APARECE A CONTINUACIÓN YA SE HA PUBLICADO EN ESTE BLOG,...APARECE AQUÍ DE NUEVO PARA SEGUIR CON EL DEBATE, INVESTIGACIÓN Y DAR MÁS IDEAS POLÍTICAS. LO HEMOS ARCHIVADO, COMO INDICA EL TEXTO CON FONDO AMARILLO.
  

    Población y tecnología impericapitalista. lukyrh.

CAPITALISMO MONOPOLISTA DE ESTADO Y
MULTINACIONALES CORPORATIVAS: SU EXPANSIÓN Y LIBERALIZACIÓN


** Hasta donde son los proyectos de las clases dominantes imperialistas, de conquista interplanetaria, modificación y adaptación del hombre, para estas nuevas tareas,...el sistema capiimperialista de los multiimperialismos y allegados subalternos,...la humanidad cibernética,...es la parte dominante capitalista, burocrática, cuadros medios,...seguridad, intelectuales y técnicos,...NOSOTROS ABORDAMOS EL PROBLEMA PARA LA REVOLUCIÓN SOCIAL DE LA HUMANIDAD Y SU ARMONÍA CON LA NATURALEZA CORRIGIENDO PROBLEMÁTICA POBLACIONAL,...Y TOMANDO MEDIDAS UNIVERSALES,...PLANIFICANDO COLECTIVAMENTE,...TODA LA HUMANIDAD,...Y MIENTRAS LAS CLASES DOMINANTES DESTROZANDO AL PLANETA, A LA SOCIEDAD QUE NO LE SIRVE,...ESTE ANTAGONISMO ES LO QUE LLEVARÁ A LA CONFRONTACIÓN DE LA HUMANIDAD CONTRA ESAS ÉLITES GENOCIDAS IMPERIALISTAS Y COLONIALISTAS INTERPLANETARIOS. LA REALIDAD ES MÁS FUERTE QUE LA CIENCIA FICCIÓN.

ES BUEN MOMENTO PARA PUBLICAR ESTOS TEMAS,...LA GUERRA INTERCLASISTA UNIVERSAL ESTÁ EN MARCHA,...LAS LUCHAS SOCIALES EN EL PLANETA,...Y ESTAS ÚLTIMAS DE BURGOS,...NOS HACE ADELANTAR ESTA PUBLICACIÓN.


PROLOGO: "A LA TEORÍA DEL COMUNISMO TOTAL E INTEGRAL,...Y A LA POLÍTICA DE LA REVOLUCIÓN DE LA HUMANIDAD"

             Después de más de una decena de años en esta tarea,...parece que una parte de ella es idealista y algo de ciencia ficción; esta es la parte correspondiente a la revolución en el mediterráneo,...que venía precedida de la línea de actuación a desarrollar con las huelgas generales estratégicas del mediterráneo. La teoría se sigue reescribiendo, la entrega y tarea investigadora y difusora está ahí, se propaga como puede,...Parece que toda ella, que la misma es pura ciencia ficción,...de ser alocado con ansias de un mundo humano y socialmente libre y autónomo, consciente, responsable y social ciudadano del planeta. Esta especie de balance, por nuestra parte, quizás esté condicionada por las realidades que han sucedido y las nuevas situaciones y posibilidades que se ofrecen a la sociedad mundial. Toda la documentación existente se está reordenando algo, por medio de este blog, y la tarea casi permanente de lukyrh. y sus ayudantes,...aunque jóvenes,...me sirven para escribir,...y así, se nota que escribe mucha gente, porque esta herramienta Internet me ha posibilitado una forma de trabajar, más fácil, asequible,...y que ya por los ochenta trabajando con ordenadores, en Autocad,...y comentando, las posibilidades que podría ofrecer, con compañeros jóvenes en determinadas empresas de arquitectura,...porque ya a finales de esa década y principios de los noventa siglo XX, se mandaban los fax, se mandaba mucha información por medio de los ordenadores entre empresas, a las instituciones,...esto me llevo a pensar que alguna vez todo estaría en los ordenadores y de ellos se sacarían todos los datos,...hoy en día como se observa esta herramienta me permite casi al segundo tener información,...textos de autores,...que comparado con las formas anteriores mi archivo personal y del G.C.P.Int. de Málaga nos llevaba un volumen de casi una habitación. Debido a las nuevas realidades, situaciones de militancia,...ese archivo,...gran parte de él he tenido que "tirarlo". Me era imposible mantenerlo,...muchas notas,cortos análisis,...se han volatizado,...pero lo principal, para ser optimista,...ya está en este blog,...y en mi archivo personal informatizado,...De notas,...todavía hay miles que pasar informatizadamente en la "maquina",...y al blog....Se irán a la vez introduciendo temas poéticos,...incluso canciones, con notas,...aunque no se escribir partitura, se hará lo que se pueda,...ya en su tiempo lo desarrollé en papel, se repartió,...gentes lo utilizaron,...uf,...a otro tema.

//CHINA Y Economía de la República Popular China, Wkp.
Economía de República Popular de China

Vista al Puerto de Yantien, en la Zona Económica Especial de Shenzhen.
Moneda
Renminbi (RMB)
Organizaciones
OMCAPECG-20 y otros
Estadísticas
PIB (PPA)
11 290 mil millones (2011) (4)
Variación PIB
5,2%
PIB per cápita
8.400
PIB por sectores
agricultura 10,1%,industria 46,8% comercio y servicios 43,1% (2011)
Tasa de Cambio
6,4616 RMB por US$ 1
5,4% (2011)
sin informaciones
Población bajo la línea de pobreza
13,4%
48 (2009)
Fuerza Laboral
795,5 millones (2011)
6,5% (2011)
Principales Industrias
Líder mundial en valor bruto de producción industrial; minería y procesamiento de minerales, hierro, acero, aluminio, y otros metales, carbón; máquinas; armamentos; textiles y ropas; petróleo; cemento; sustancias químicas;fertilizantes; bienes de consumo incluyente calzado, juguetes, y equipamientos electrónicos; procesamiento de alimentos; equipamientos de transporte incluyendo automóvils, coches de raíl y locomotoras, barcos, y aeronaves; equipamiento de telecomunicaciones, vehículos de lanzamiento espaciales comerciales,satélites
Comercio
Exportaciones
1 898 mil millones (2011)1
Productos Exportados
máquinas eléctricas y otras, incluyendo equipamientos para procesamiento de datos, ropas, textiles, hierro yacero, equipamientos ópticos y hospitalares
Destino de Exportaciones
Estados Unidos 17,7%,Hong Kong 14,1%, Japón7,8%, Corea del Sur 5,4%,Alemania 4% (2009)1
Importaciones
1 745 mil millones (20111)
Productos Importados
máquinas y otros equipamientos eléctricos, petróleo y otros combustibles, equipamientos ópticos y médicos, minerales, plásticos, productos químicos orgánicos
Origen de Importaciones
Japón 11,2%, Corea del Sur 9,3%, Estados Unidos7%, Alemania 5,3%,Australia 4,7% (2009)1
Finanzas Públicas
Deuda externa(Pública y Privada)
697,2 mil millones (2011)
Ingresos
1 646 mil millones
Gasto público
1 729 mil millones
Salvo que se indique lo contrario, los valores están expresados en doláres estadounidenses
La República Popular de China es, desde 2008, la segunda potencia económica mundial según su PIB a valor nominal (2ª según PPA), sólo superada por EE.UU. y es el mayor exportador mundial y el segundo importador más grande de bienes. China es el país de mayor crecimiento económico mundial, con una tasa media anual de aumento del PIB, en los últimos treinta años, de más del 10%. Su ingreso per cápita se situaba en 6.567$ en 2009. Según un informe del organismo internacional Conference Board, si la economía China sigue creciendo en comparación al crecimiento de EE.UU. China podría tener una economía más poderosa que la de EE.UU. para el 2016, y de esta forma convertirse en la primera potencia economica a nivel mundial.2
La República Popular de China es la mayor economía del mundo prioridad del poder adquisitivo de $8.7 billones en 2009 y un PIB de $7.5 billones en 2011 aumentando 9.2% más que en 2010.3
Índice
Historia
Artículo principal: Gran Hambruna China
En 1949 China era un país rural con un desarrollo industrial muy deficiente. La agricultura era de carácter intensivo, con una tasa de inversión muy baja, la ausencia de una política hidráulica, provocaba grandes fluctuaciones entre los años secos y lluviosos, lo que producía grandes desequilibrios en los mercados, acentuados por una mala red de transportes. Según estimaciones de las ONU, en 1947 la renta per cápita china era de 40 dólares al año, la mitad de la renta India y muy por debajo del promedio mundial, fijado en torno a los 250 dólares.
A partir del final de la guerra se extendió a todo el país, la reforma agrícola iniciada durante el conflicto, ésta consistió en una primera fase, en la confiscación de las tierras de los terratenientes para su redistribución entre los pequeños agricultores y los asalariados agrícolas. Posteriormente se pasó a un proceso de cooperativización y colectivización. La coincidencia de este proceso junto a algunos fenómenos climatológicos adversos provocaron entre 1959 y 1961, una bajada de la producción agrícola y unas fuertes hambrunas.4
La primera industrialización
Artículo principal: Gran Salto Adelante
Tras el final de la guerra se nacionalizaron las principales industrias, la banca y el comercio al por mayor. Permaneció en manos privadas, aunque muy controladas, la pequeña y mediana industria. En 1953 se aprobó el primer plan quinquenal, siguiendo el modelo soviético, su objetivo era la construcción de 694 centros fabriles. Los resultados permitieron incrementar la producción y formar un gran número de técnicos. A partir de 1957 el gobierno chino se fue separando de las directrices soviéticas que coincidió en el tiempo con una fase denominada de las cien flores que supuso un periodo de apertura hacia la crítica.
A partir de 1958, con el segundo plan quinquenal, se inició el conocido como "Gran Salto Adelante", conjunto de medidas tendentes a forzar el crecimiento económico, que pretendía ser una vía más rápida de incrementar la producción. En la agricultura supuso la colectivización de las explotaciones agrícolas y en la industria la combinación de grandes inversiones siguiendo el modelo soviético con otras industrias de menor tamaño, en las que se trataba de implicar a todo el país. El plan obtuvo inicialmente resultados cuantitativos significativos, consiguiendo duplicar en un año la producción de hierro y acero, pero ocurría ante la ausencia de una política económica que evaluara cuáles eran las posibilidades de utilizar o de vender ese acero. La producción se había convertido en un fin en sí misma, disociada de las necesidades del mercado. En la agricultura, el enorme tamaño de las comunas establecidas unido a los desastres naturales, sequía e inundaciones, que afectaron a China, provocaron una bajada de la producción y una gran hambruna.
En 1960 se inicia una fase de depresión en el que se deshacen las grandes comunas agrícolas, faltas de eficiencia. También se produce en este año la ruptura con la Unión Soviética y se cancelan todos los proyectos iniciados con su cooperación y se reducen las ambiciosas metas de crecimiento que se habían demostrado inútiles.
Artículo principal: Reforma Económica China
Medio ambiente
Este artículo o sección necesita referencias que aparezcan en una publicación acreditada, como revistas especializadas, monografías, prensa diaria o páginas de Internet fidedignas.
Puedes añadirlas así o avisar al autor principal del artículo en su página de discusión pegando: {{subst:Aviso referencias|Economía de la República Popular China}} ~~~~

Baicheng, en la provincia de Jilin. Las partículas suspendidas que se aprecian en la fotografía llegaron a caer sobre la superficie de América del Norte.
De acuerdo con un artículo de la BBC, China se ha convertido en el segundo país en emisiones de dióxido de carbono y tiene que alimentar a su población (el equivalente a uno de cada cinco seres humanos) con sólo un 7% de su superficie en condiciones de ser empleada para la agricultura. Debido en parte a la meta gubernamental de reubicar a 400 millones de chinos hacia las ciudades en los próximos 25 años, dicha superficie cultivable disminuye al ritmo de 2 millones de hectáreas al año.
Ninguno de los expertos consideran que el coste ambiental es un precio temporal que China debe pagar para alcanzar el nivel de bienestar de un país industrializado. Una vez teniendo el capital, el país estará en mejores condiciones de enfrentar la problemática en vez de hacerlo ahora y sólo asignar presupuestos insuficientes. Detener el crecimiento, afirman, pone al país al borde de otras crisis potencialmente más dañinas, como es el hambre, el conflicto armado (China es uno de los pocos países con armas atómicas) y el repunte de la sobrepoblación. Por otra parte, los escépticos hacen énfasis en que ninguna estrategia económica en la historia ha garantizado crecimiento y China bien podría estar pagando un coste altísimo y obtener resultados totalmente opuestos. De acuerdo a su tesis, la estrategia económica China nunca será sostenible si a estos niveles, por ejemplo, ya se han drenado la totalidad de los lagos a las afueras de ciudades como Pekín y el país es sede de 16 de las 20 ciudades más contaminadas del planeta. Además, señalan que la negativa actual de los Estados Unidos a participar en el Protocolo de Kyoto es una prueba fehaciente de que una nación industrializada no necesariamente se compromete a reparar el daño que ocasiona su desarrollo económico.
Distribución sectorial
El sector primario correspondía el 15 %, el secundario el 46 % y el terciario el 40 %, era el tercero en exportaciones y primero en reservas de divisas con más de 1 billón de dólares. El cambio de yuan por dólar era 7,78 por dólar, que según algunos analistas el yuan esta devaluado en un 40 % lo cual explicaría el desbalance de exportaciones e importaciones. Un último reporte a principios del 2007 las autoridades chinas reconocen las propiedades privadas, le daran prioridad al desarrollo ecológico y tecnológico tanto civil como militar.
Véase también
·         Economía de Mercado Socialista
·         República Popular China
·         Foro de Cooperación Económica del Asia-Pacífico (APEC)
·         Renminbi
·         Anexo:Provincias de China por PIB per cápita
Bibliografía
·         Cardenal, Juan Pablo; Araújo, Heriberto (2011). La silenciosa conquista china. Barcelona: Crítica.
Referencias
1.     ↑ Saltar a:a b c d https://www.cia.gov/library/publications/the-world-factbook/geos/ch.html
2.     Ir a↑ http://www.expansion.com/2010/11/11/economia/1289441626.html
3.     Ir a↑ http://www.pinkermoda.com/noticia/el-pib-chino-crecio-92-2011/64816
4.     Ir a↑ Tamames, Ramón; Huerta (2010). Esctructura económica internacional. Alianza Editorial. ISBN 978-84-206-9135-0.
Enlaces externos
·         Iberchina
·         BBC: Paying the price for China's growth (en inglés)
·         Banco Mundial: Estrategia de asistencia del Banco Mundial hacia China (en inglés, formato pdf).
·         Observatorio de la Economía y la Sociedad China
·         Programa Executive en desarrollo de proyectos en China
·         producto interno chino y demás países
·         Julio Aramberri, «Sombras chinescas», Revista de Libros, 170, noviembre de 2010.
·         Economía China Artículos sobre la economía china (Actualizados frecuentemente)
Categoría: 
·         Economía de la República Popular China
·         Editar los enlaces
·         Esta página fue modificada por última vez el 25 nov 2013, a las 12:38. //

  // "Ecología Humana: Conceptos Básicos para el Desarrollo Sustentable
Historias de éxito ambiental de todo el mundo con sus lecciones sobre cómo cambiar del deterioro a la restauración y la sustentabilidad.
ecoinflexiones.org
Autor: Gerald G. MartenEditorial: Earthscan PublicationsFecha de publicación: November 2001

Ecología Humana - Índice
Capitulo 3- La Población Humana
·         Historia de la Población Humana
·         Mecanismos Sociales de Regulación de la Población
·         La Explosión Demográfica y la Calidad de Vida
·         Puntos de Reflexión

De acuerdo con la evidencia arqueológica, los primeros seres humanos (Homo habilis) aparecieron en África hace unos tres millones de años. Utilizaron sencillas herramientas de piedra. Los humanos (Homo erectus) expandieron sus poblaciones a través de Europa y Asia hace cuando menos un millón de años. La especie humana moderna (Homo sapiens) apareció en África hace más o menos 1.3 millones de años, y permaneció únicamente en África durante muchos años. Homo sapiensextendió sus poblaciones a Europa, Asia y Australia hace unos 40,000 – 50,000 años. Los primeros humanos de que se tiene conocimiento en el Hemisferio Occidental llegaron de Asia hace aproximadamente 13,000 años.
Homo sapiens ha existido por lo menos durante unas 60,000 generaciones. La población humana total en el planeta fue probablemente menor a diez millones de personas durante casi todo ese tiempo. Hace alrededor de 10,000 años, el número de seres humanos empezó a crecer en ciertas partes del mundo, y este incremento continuó hasta hace 300 años. Hacia el año 1700 de nuestra era había alrededor de 600 millones de personas en el mundo. La población se ha multiplicado hasta llegar a seis mil millones de personas durante las 12 generaciones que han transcurrido desde 1700.
¿Por qué creció tan rápidamente la población humana durante los últimos siglos, después de crecer tan poco durante tanto tiempo? ¿La tecnología y la ciencia moderna han liberado a la especie humana de las regulaciones demográficas y las limitaciones a la capacidad de carga que se aplican a los demás animales? Este capítulo aporta una revisión de la historia demográfica humana, comenzando con la pequeña población de cazadores recolectores que constituyó la humanidad durante la mayor parte de su historia. Describe la expansión de la población humana a medida que la Revolución Agrícola se extendía por el mundo, y el aumento demográfico explosivo que siguió a la Revolución Industrial. El capítulo termina describiendo las implicaciones para el futuro.
Historia de la Población Humana
De la cacería y la recolección, a la agricultura
Las habilidades físicas y mentales de los humanos modernos – y su posición ecológica en el ecosistema – se formaron durante varios millones de años de evolución como cazadores recolectores. Los seres humanos vivieron en ecosistemas naturales que contenían muchas clases diferentes de plantas y animales, de las cuales solamente unas cuantas eran apropiadas como alimento para los humanos (Figura 3.1a). Con su tecnología de cacería y recolección, los humanos podían capturar únicamente una pequeña parte de la producción biológica total del ecosistema como alimentos para su consumo. La capacidad de carga para los humanos era similar a la de los demás animales, y las poblaciones humanas no eran mayores que las de otros animales. Los humanos probablemente consumían alrededor de 0.1 por ciento de la producción biológica de los ecosistemas que habitaban.
Esto cambió después de la Revolución Agrícola, que permitió a las personas crear sus propios pequeños ecosistemas para producir alimentos. La agricultura en su forma más simple apareció hace unos 12,000 años en el Medio Oriente. La gente estimuló a las plantas silvestres que utilizaba como alimento para que crecieran cerca de sus moradas, haciendo más fácil la recolección. Eventualmente domesticaron algunas de las plantas seleccionando especies individuales con características deseables, tales como partes comestibles más grandes, o más fáciles de procesar para el consumo. También domesticaron algunos de los animales silvestres que utilizaban como alimento. Así, las personas pudieron incrementar el porcentaje de la producción biológica del ecosistema que era accesible para el consumo humano (ver Figura 3.1b), y la capacidad de carga para los humanos aumentó.
Figura 3.1 Distribución de la producción biológica entre plantas y animales en la red alimenticia de un ecosistema.
La Revolución Agrícola comenzó en el Medio Oriente porque esa región era la que tenía la mayor cantidad de plantas y animales apropiados para la domesticación. Solamente unos cuantos cientos de plantas y unas pocas docenas de animales eran adecuadas para la domesticación en todo el mundo, y casi todas ellas fueron domesticadas hace cuando menos 5,000 años. No se ha domesticado ningún cultivo o animal importante en ninguna parte del mundo durante los últimos 5,000 años, y no se puede esperar que esto suceda en el futuro. Algunas partes del mundo, como Australia y el África sub-Sahariana, tenían muy pocas plantas o animales apropiados para la domesticación. En esas áreas, la agricultura sólo pudo comenzar después de que se importaron plantas y animales domésticos de otros lugares.
¿Por qué esperaron tanto los seres humanos para desarrollar la agricultura? El esfuerzo que las personas deben dedicar a formar y mantener ecosistemas agrícolas – preparar la tierra, sembrar los cultivos, cuidarlos, y protegerlos de las malas hierbas, insectos, y otros animales que quieren consumirlos – requiere mucho más trabajo humano que la cacería y la recolección. Es probable que las personas se encontraran satisfechas viviendo sin agricultura mientras no la necesitaron. Era conveniente dejar que la naturaleza hiciera el trabajo de producir alimentos. Sin embargo, los habitantes del Medio Oriente pueden haber sentido una fuerte necesidad de encontrar nuevas formas para hacerse de más alimentos hace unos 12,000 años, cuando un rápido cambio hacia un clima más árido redujo la producción biológica y la capacidad de carga humana del ecosistema de Medio Oriente.
A lo largo de un período de varios miles de años, la agricultura se extendió por el Medio Oriente, hacia Asia, África del Norte, y Europa, y surgió de manera independiente en China, América del Norte, Mesoamérica, Sudamérica y Nueva Guinea. Las poblaciones humanas crecieron en las áreas con agricultura (2 AD en la Figura 3.2). Aparecieron nuevas mejoras en la producción de alimentos en diferentes lugares y en momentos distintos, de manera que la capacidad de carga humana en cualquier lugar determinado creció en etapas (ver Figura 3.3). Cualquier nueva mejora significativa en la tecnología agrícola generaba un rápido incremento en la capacidad de carga, y en un período de siglos la población humana en esa región crecía hasta alcanzar la nueva capacidad de carga. Una vez que el crecimiento de la población resultaba imposible, la gente empezaba a sentir la presión de una disponibilidad de alimentos limitada. Esta presión, conocida como presión demográfica, motivaba a las personas a desarrollar mejoras adicionales en la tecnología agrícola, o a adaptar las prácticas agrícolas más productivas de los pueblos vecinos. Esto hacia que la capacidad de carga se elevara, y el ciclo ascendente de la población humana continuó como un circuito de retroalimentación positiva entre la población y la tecnología.
Figura 3.2 Crecimiento y distribución geográfica de la población humana durante los últimos 2,000 años. Fuente: Video “World Population” Zero Population Growth, Washington, DC. Nota: cada punto representa un millón de personas.
Los incrementos progresivos en la producción agrícola generalmente requerían un mayor esfuerzo para estructurar ecosistemas para que una mayor proporción de su producción biológica se canalizara al consumo humano (ver Figura 3.4). Este es el principio de ‘inexistencia de los almuerzos gratuitos’ (Nota del traductor: Esto se refiere a la traducción literal de la frase “there’s no such thing as a free lunch” en ingles, cuyo equivalente en español sería “nada es gratis en esta vida”). Toda elección tiene ventajas y desventajas. Toda ganancia tiene sus costos. Uno de los costos de tener más alimentos es una mayor carga laboral.

Figura 3.3 Esfuerzo humano requerido para las tecnologías de producción alimenticia con mayor rendimiento.


La población humana del planeta creció gradualmente durante más de 10,000 años después de la Revolución Agrícola (ver Figura 3.5A). Las poblaciones más grandes se encontraban en los grandes valles fluviales de la India y China. Durante este período hubo un incremento substancial de las poblaciones del Medio Oriente y Europa. La población mundial disminuyó 25 por ciento cuando la plaga conocida como la Peste Negra recorrió Asia y Europa durante el Siglo XIV, pero rápidamente volvió a alcanzar sus cifras anteriores durante el siglo siguiente. La gente de Europa estaba sintiendo la presión de una población que se encontraba en el límite de su capacidad de carga, pero la situación cambió en la medida en que las naciones europeas más poderosas emprendieron la colonización y el comercio globales durante el Siglo XVI. La disponibilidad de recursos incrementó la capacidad de carga de Europa, y la población europea empezó a crecer. La capacidad de carga creció aún más en la medida en que la Revolución Industrial ganó inercia durante el Siglo XVIII.
Figura 3.4 El esfuerzo humano requerido por tecnologías que incrementan la producción alimentaria.
La Revolución Industrial
La Revolución Industrial tuvo un fuerte impacto en la agricultura. Cultivos muy productivos como el trigo, maíz, papas (patatas), camotes (boniatos) y arroz, que anteriormente estaban restringidos a las regiones del mundo donde originaron, se extendieron rápidamente por el mundo gracias al colonialismo y comercio europeos, lo que dio a los agricultores un ‘menú’ más amplio de cultivos altamente productivos de dónde escoger. La mecanización otorgó a los agricultores la habilidad para estructurar ecosistemas más eficazmente de lo que había sido posible solamente con el trabajo humano y animal. La Revolución Industrial se vio acompañada por una revolución científica, así como por nuevas tecnologías agrícolas que incrementaron aún más la producción agrícola. Las personas se hicieron capaces de capturar un porcentaje mucho mayor de la producción biológica del ecosistema para su consumo, y creció la capacidad de carga. El aumento de la capacidad de carga desde la Revolución Industrial ha sido tan grande y tan continuo que la población humana del planeta ha podido crecer exponencialmente durante los últimos 250 años (ver Figura 3.5B).
Figura 3.5 Diez mil años de crecimiento de la población humana. Fuente: Adaptado de Population Reference Bureau (1984) World Population: Fundamentals of Growth, Population Reference Bureau, Washington, D.C.
Las tasas de nacimiento eran altas antes de la Revolución Industrial. Las familias numerosas contribuían a satisfacer las elevadas demandas de mano de obra de la vida rural y asegurar la supervivencia de hijos que cuidaran a sus padres en la vejez. Las mejoras en la salud pública que resultaron de la revolución científica redujeron considerablemente las tasas de mortalidad en los países en vías de industrialización. Sus poblaciones crecieron rápidamente, ya que sus tasas de nacimiento permanecieron elevadas. Al llegar el Siglo XIX, la urbanización y las mejoras en la supervivencia de los hijos hicieron que las familias numerosas no resultaran tan necesarias. Las tasas de nacimiento empezaron a disminuir a medida que la gente adoptaba diversos métodos para limitar el tamaño de las familias. Las poblaciones de las naciones industrializadas continuaron creciendo rápidamente durante el Siglo XIX y la mayor parte del XX (ver Figura 3.6; y comparar el año 1950 de nuestra era, con el 1600 que aparece en la Figura 3.2). No obstante, su crecimiento demográfico generado internamente era cercano a cero a finales del Siglo XX. Las poblaciones de algunas naciones industrializadas continúan creciendo, debido principalmente a la inmigración proveniente de otros países.
El ‘envejecimiento’ demográfico se ha convertido recientemente en un asunto prioritario para las naciones industrializadas. Hay un cambio de una población que crece rápidamente y tiene un alto porcentaje de personas jóvenes, a otra que crece despacio, o deja de crecer, y tiene un porcentaje elevado de personas mayores. Esto está reduciendo el número de jóvenes económicamente productivos en relación a las personas mayores jubiladas a las que éstos deben de mantener. El ‘envejecimiento’ está muy avanzado en Japón, ha comenzado en Europa y Norteamérica, y en unas cuantas décadas se convertirá en un asunto prioritario para las naciones en vías de desarrollo que están reduciendo su crecimiento demográfico. Algunas personas de los países cuya población ‘envejece’ han sugerido que deben incrementarse las tasas de nacimiento para que haya más jóvenes que mantengan a los ancianos – un curso de acción cuyos beneficios a corto plazo agravaría el problema de sobrepoblación a largo plazo, resultando en más ancianos que mantener en el futuro. Muchos países industrializados, como Japón, ya tienen poblaciones y niveles de consumo mucho mayores a los que pueden mantenerse con los recursos existentes dentro de sus propias fronteras. Apenas están conscientes del grado al que han excedido su capacidad de carga, ya que su posición económica privilegiada les permite recurrir a recursos extensos mas allá de sus fronteras.
Figura 3.6 Aumento en las poblaciones de países industrializados y en vías de desarrollo del 1800 al 2000. Fuente: Datos dePopulation Reference Buread, Washington, D.C.
Las poblaciones del mundo en vías de desarrollo comenzaron a crecer rápidamente durante el Siglo XX, cuando la salud pública moderna redujo las muertes, pero los nacimientos se mantuvieron elevados. La mayor parte del crecimiento de la población del mundo se encuentra actualmente en el mundo en desarrollo (ver Figura 3.5; y comparar el año 2000 de nuestra era con el de 1950 de la Figura 3.2). Una gran cantidad de personas está migrando de las partes más pobladas del mundo en vías de desarrollo en busca de mejores oportunidades económicas en Norteamérica, Europa y Australia. Los nacimientos empezaron a disminuir en algunas partes del mundo en vías de desarrollo hace unos 20 años, pero permanecen elevados en muchas áreas. Aún si los nacimientos disminuyen considerablemente, la población del mundo en vías de desarrollo continuará creciendo por varias generaciones (2030 en la Figura 3.2). Las poblaciones del mundo en vías de desarrollo tienen un porcentaje tan grande de personas jóvenes que, aún con familias más pequeñas, el número de nacimientos del gran número de personas en edad reproductiva excederá con mucho al pequeño número de ancianos que morirá.
La Revolución Verde
El incremento más reciente de la capacidad de carga humana comenzó hace unos 40 años con la Revolución Verde, que utilizó técnicas modernas de reproducción de plantas para crear variedades de alto rendimiento de arroz, trigo, maíz y otros cultivos para elevar la producción de alimentos para la población de crecimiento acelerado en el mundo en vías de desarrollo (ver Figura 3.7). Los rendimientos más grandes sólo eran posibles para las nuevas variedades bajo condiciones ideales para el crecimiento, tales como abundancia de agua, aplicaciones óptimas de fertilizantes, y la utilización de plaguicidas químicos para reducir el daño a los cultivos. La irrigación se expandió a una escala masiva, particularmente en las regiones semiáridas. La irrigación no solamente proporcionó el agua necesaria para obtener mayores rendimientos, sino que también permitió a los agricultores cultivar una cosecha adicional durante la temporada de sequía. Algunas de las nuevas variedades se diseñaron para madurar rápidamente, de manera que los agricultores pudieran habilitar varias cosechas en un año. Una mayor producción de alimentos significaba más trabajo – ‘nada es gratis’. Mientras que la agricultura moderna utiliza maquinaria impulsada por combustibles derivados del petróleo para hacer el trabajo, muchas familias del mundo en desarrollo, que carecen de mecanización, deben trabajar largas y difíciles jornadas para producir alimento suficiente en la pequeña porción de tierra que tienen disponible.
Figura 3.7 Aumento en la capacidad de carga y de la población humana desde la Revolución Industrial.
Los seres humanos han incrementado su capacidad de carga más de 1,000 veces desde la Revolución Agrícola, canalizando porcentajes cada vez mayores de la producción biológica de la tierra hacia el consumo humano. ¿Podemos esperar otra revolución en la tecnología agrícola para incrementar la capacidad de carga a niveles aún más altos de los que tiene actualmente? La respuesta bien podría ser que no. Serán posibles aumentos moderados en la producción de alimentos a través de una implementación más completa de la Revolución Verde, especialmente en África. Los cultivos y ganados genéticamente modificados podrían incrementar la producción de alimentos hasta en 20 por ciento más allá de las ganancias que resultaron de la Revolución Verde. Nadie sabe si habrá avances imprevistos en la tecnología agrícola que permitan aumentos en la producción de alimentos más allá de nuestra imaginación, pero el futuro no parece ofrecer mayores incrementos con las tecnologías con que se cuenta actualmente.
Muchos de los logros alcanzados durante las décadas recientes podrían resultar insostenibles. Buena parte del incremento en la producción de alimentos se ha debido a la expansión de la agricultura sobre tierras que no resultan apropiadas para el uso agrícola a largo plazo, o a la irrigación proveniente de mantos freáticos que pronto se verán agotados. Los costos ambientales de estos logros pueden ser elevados. Los insumos intensivos de fertilizantes químicos y los plaguicidas para la Revolución Verde contaminan el agua afluente de las granjas. Los cultivos o ganados genéticamente modificados podrían tener efectos lesivos no anticipados sobre la salud humana o el medio ambiente. Recientemente se descubrió que el polen del maíz que había sido genéticamente modificado para matar plagas de insectos puede desplazarse fuera de los maizales y matar mariposas.
Figura 3.8 Porcentaje aproximado de la producción biológica del planeta controlada por humanos.
Los logros de la producción agrícola del pasado se han conseguido principalmente aumentando nuestra porción de la producción biológica de la Tierra (ver Figura 3.8), y no aumentando la producción biológica en sí. Incrementar de manera significativa la producción biológica de la Tierra, que depende fundamentalmente de los climas regionales y la cantidad de luz solar que llega al planeta, está más allá de la habilidad de los seres humanos. Tampoco hay mucho margen adicional para incrementar el porcentaje destinado al consumo humano, ya que controlamos cerca de la mitad de la producción biológica terrestre del planeta. Nadie sabe exactamente cuanta gente puede mantener el planeta de manera sustentable, pero es claro que hay un límite, y la población humana parece estar acercándose a él.
Mecanismos Sociales de Regulación de la Población
La población de ciervos de la que se habló en el Capítulo 2 estaba limitada por la disponibilidad de alimento. Si las poblaciones animales están limitadas por la disponibilidad de alimento, ¿por qué la mayoría de los animales silvestres parece saludable y bien nutrida? La respuesta radica en el hecho de que muchas poblaciones animales se encuentran por debajo de la capacidad de carga de su medio ambiente. La capacidad de carga es un límite superior que la disponibilidad de alimento impone a todas las poblaciones; pero es común que las poblaciones se vean reguladas por debajo de los límites de disponibilidad de alimento por fuerzas ecológicas distintas a la desnutrición y la inanición. Depredadores como los lobos y pumas matan ciervos, reduciendo el tamaño de sus poblaciones por debajo de su capacidad de carga. Donde hay depredadores, los ciervos se encuentran con alimento en abundancia y están saludables. Por desgracia, la gente ha exterminado a estos depredadores en muchas regiones porque los depredadores grandes también matan al ganado. Donde no hay depredadores es común ver ciervos tan numerosos que muchos de ellos mueren de hambre durante el invierno, cuando la disponibilidad de su alimento es menor.
La depredación no es la única manera en que las poblaciones animales se ven reguladas por debajo de los límites que les impone la disponibilidad de alimento. Muchos animales tienen mecanismos sociales para prevenir la sobrepoblación. Cuando las aves seleccionan parejas para reproducirse, cada pareja de reproductores establece un territorio de donde excluye a todas las demás aves de su misma especie. Como consecuencia de la evolución, los territorios de las aves tienen un tamaño suficiente como para proporcionar suficiente alimento para la pareja reproductora y sus crías. Si no hay bastante espacio como para permitir un territorio adecuado para todas las aves de la población, las aves en exceso no obtienen un territorio y no se reproducen. Además, las aves tienen mecanismos fisiológicos de retroalimentación para reducir su producción de huevos cuando escasea el alimento. Algunas especies de aves incluso parecen tener exhibiciones sociales para evaluar su población, con respuestas hormonales a las exhibiciones, que reducen la producción de huevos si la población es demasiado grande.
Muchos otros animales, incluso los seres humanos, tienen mecanismos parecidos para mantener sus poblaciones dentro de los límites impuestos por la disponibilidad de su alimento. Los orígenes evolutivos de la territorialidad humana, y su función en la regulación de la población en las sociedades humanas puede verse en la conducta social de los monos y simios que viven en grupos y excluyen a todos los demás individuos de su especie de sus territorios. Aunque la organización social detallada de los monos y los simios varía enormemente de una especie a otra, es común que los machos sean hostiles cuando se encuentran con miembros de otros grupos, matando a las crías del otro grupo si encuentran la oportunidad. Cuando el alimento es abundante, las hembras con crías tienden a quedarse en el centro de su territorio, donde se encuentran a salvo de encuentros peligrosos con grupos vecinos. Sin embargo, en tiempos de escasez, las hembras se pueden ver forzadas a buscar alimento cerca al borde de su territorio, donde sus crías son vulnerables. Además, las hembras bajo presión frecuentemente descuidan a sus crías. En consecuencia, las muertes infantiles tienden a crecer cuando hay demasiados individuos para los recursos alimentarios del territorio, y la población disminuye. Esto es un circuito de retroalimentación negativa que mantiene a la población dentro de los límites de su disponibilidad de alimento.
La Figura 3.9 muestra cómo las sociedades humanas tradicionales han utilizado la retroalimentación negativa para mantener sus poblaciones por debajo de la capacidad de carga, de manera que no sean reguladas por la inanición. Cuando las poblaciones humanas crecen hasta alcanzar tamaños cercanos a su capacidad de carga, es común que la tierra, los alimentos, el agua para riego u otros recursos se vuelvan escasos. Un incremento de la población conduce a una disminución de los recursos. Esto lleva a que se realicen acciones humanas que reducen la población disminuyendo los nacimientos o incrementando el número de muertes (generalmente muertes de infantes). En muchas sociedades, particularmente en islas, el circuito de retroalimentación de la Figura 3.9 ha sido establecido a conciencia. En otras sociedades, los mecanismos para reducir el número de nacimientos pueden haber formado parte del tejido cultural sin que haya existido una conexión consciente con la población y la capacidad de carga. No importa cuáles sean los detalles, el circuito de retroalimentación negativa ha sido poderoso. Las tasas de mortalidad altas – basadas en la imagen de que la vida de los seres humanos primitivos fue ‘corta y brutal’ – no son suficientes para explicar el crecimiento infinitesimalmente lento de la población humana durante más de 50,000 generaciones.
Figura 3.9 Circuitos de retroalimentación negativa para el control de la población humana.
Los seres humanos del pasado sobrevivieron en territorios de pequeña escala. Muchas sociedades tradicionales tienen hoy en día territorios de dimensiones semejantes a los de entonces. Los habitantes de territorios de pequeña escala tienen un conocimiento detallado de su área y del número de personas que puede mantener, y emplean métodos tradicionales de control natal para hacer que su población se mantenga dentro de esos límites. Amamantar es una contribución importante al control natal, ya que generalmente las mujeres no son fértiles durante el período en el que están dando pecho a un infante, y en algunas culturas duermen aparte de sus maridos durante ese tiempo. La costumbre tradicional de amamantar a un infante durante tres o cuatro años proporciona un espaciamiento natural entre los hijos. Por desgracia, esta costumbre está desapareciendo en la medida en que las madres modernas alimentan a sus hijos con biberón en lugar de amamantarlos.
La regulación tradicional de la población también está respaldada por la estructura del matrimonio de algunas sociedades. Por ejemplo, el esposo en una sociedad poligámica, una forma común de organización social tradicional humana, puede rotar la actividad sexual entre sus esposas de manera que cada una de ellas se embarace únicamente una vez cada dos o tres años. Las costumbres tradicionales de herencia en las sociedades monógamas pueden tener un efecto importante sobre las tasas de matrimonios y nacimientos. Por ejemplo, en algunas culturas era una práctica común el heredar a un solo hijo la propiedad familiar. Un hijo con herencia podía costear su matrimonio, pero los demás hijos, sin ella, no podían hacerlo. Esto generaba un fondo de mujeres solteras, que tenían muchos menos hijos que las casadas – de la misma manera que lo que sucede con las aves, que no se reproducen si no pueden asegurar un territorio.
Las sociedades tradicionales utilizan hierbas locales para evitar el embarazo o inducir el aborto. El infanticidio era común en todo el mundo hasta el Siglo XX, y todavía es frecuente en algunas regiones. Las personas matan a los infantes no deseados para espaciar sus hijos o cuando son incapaces de cuidarlos debido a la pobreza o la escasez de alimentos. Debido a que en muchas culturas las niñas tienen menos valor social que los niños, el infanticidio se dirige principalmente a las hembras, una práctica que reduce la capacidad reproductiva de la generación siguiente de manera más efectiva que el infanticidio de los machos. Con los recientes avances para identificar el sexo de los niños antes del nacimiento, en algunas regiones también se dirige el aborto hacia las hembras. Los métodos anticonceptivos modernos ofrecen actualmente alternativas atractivas al aborto y al infanticidio como métodos de planificación familiar.
Los conflictos territoriales han jugado desde hace mucho un papel importante en la regulación de las poblaciones humanas. Por ejemplo, si los habitantes de un poblado están forzando los límites de sus recursos (acercándose por ejemplo a una carencia de alimentos, tierra, o agua para riego), puede tratar de utilizar los recursos de un poblado vecino, o recursos sujetos a disputas de propiedad cercanos a los límites del poblado. Esto puede desencadenar una serie de efectos que reducen los nacimientos. Las emociones pueden ser intensas durante los conflictos territoriales de los poblados. La violencia no es inusual, aunque generalmente no hay muchas muertes. El número de nacimientos suele disminuir durante los conflictos territoriales de todas las sociedades, tanto tradicionales como modernas, ya que las parejas esperan que lleguen ‘tiempos mejores’. Algunas sociedades tradicionales prohíben la actividad sexual durante los períodos de conflicto.
La territorialidad sigue siendo una parte significativa del comportamiento humano en el mundo moderno, donde los territorios más importantes son las naciones. Sin embargo, la mayoría de las naciones son demasiado grandes como para presentar los circuitos de retroalimentación negativa entre el tamaño de la población y la capacidad de carga que podrían presentar los territorios de menor escala en el pasado. La capacidad de carga de una nación entera no es obvia para nadie, especialmente si esa nación importa grandes cantidades de alimentos del exterior. En lugar de mantener el tamaño de sus poblaciones dentro de ciertos límites las naciones modernas frecuentemente han fomentado el crecimiento demográfico debido a las ventajas militares que ofrece el tener una población más grande. El comportamiento territorial se vuelve más perverso que funcional cuando las naciones hacen uso de armamento moderno y ejércitos bien organizados para intensificar los conflictos territoriales hasta que se convierten en guerras que matan a miles o incluso millones de personas sin proporcionar los beneficios ecológicos que la territorialidad tenía en el pasado.
La Explosión Demográfica y la Calidad de Vida
La calidad de vida de la masiva población humana de la actualidad se encuentra severamente limitada por la capacidad finita de los ecosistemas para proporcionar alimentos y otros recursos esenciales para el uso humano. Los recursos de suelo y agua del planeta Tierra son sencillamente insuficientes para tanta gente. El crecimiento urbano acelerado de las décadas recientes ha resultado en exigencias muy severas sobre los materiales y servicios provenientes de los ecosistemas circundantes. Las consecuencias son particularmente graves en muchas ciudades del mundo en vías de desarrollo, que han ido retrasándose sin remedio en la dotación de vivienda, el suministro seguro de agua, la recolección de residuos sólidos, la disposición final de aguas residuales, y otros servicios básicos para sus poblaciones en expansión. Los prospectos de un mejor futuro están disminuyendo rápidamente a medida que la población creciente continúa creciendo a tasas alarmantes.
La consecuencia más grave de la sobrepoblación humana es la onerosa demanda de alimentos sobre los ecosistemas. No hay comida suficiente para todos cuando una población rebasa su capacidad de carga (ver Figura 2.11) – este es un problema que no puede resolverse del todo mediante una distribución de alimentos más equitativa. La situación se puede deteriorar cuando la sobrepoblación detona una cadena de efectos a través de los ecosistemas y los sistemas sociales que reduce la capacidad de carga en lugar de incrementarla. Esto puede ocurrir cuando la escasez de comida obliga a las personas a producir más alimentos sembrando cultivos o pastoreando ganado en suelos que no son adecuados y con una intensidad que el suelo no puede sostener. La erosión, el agotamiento de la fertilidad de los suelos, la acumulación de químicos tóxicos, y muchas otras formas de daños a los suelos pueden ocasionar que la producción de alimentos – y la capacidad de carga – disminuyan en un círculo vicioso (un circuito de retroalimentación positiva) de suministro inadecuado de alimentos y uso inadecuado del suelo.
Cuando esto sucede, es común que las personas emigren a otra región con mejores condiciones. Actualmente, el mundo en vías de desarrollo tiene millones de refugiados ambientales que emigran a las ciudades porque ya no pueden sobrevivir en las áreas rurales donde sus familias han vivido por generaciones. Si las personas no pueden emigrar, y carecen de la riqueza necesaria para adquirir alimentos en otros lugares, la malnutrición aumenta el número de muertes (especialmente entre los niños más pequeños), y la población disminuye de una manera muy similar a la de una población de ciervos que rebasa su capacidad de carga. Este sombrío panorama no es hipotético. Ha acontecido miles de veces a escala local en el pasado, y ha sucedido más recientemente en Corea del Norte y en varias partes de África. Hoy en día hay una espiral descendiente de hambre y degradación del suelo en las regiones montañosas de Asia donde hay demasiadas personas ocupando tierras con un potencial limitado para la producción de alimentos.
Aún donde el hambre no es un problema, los costos sociales de tener que producir más alimentos van más allá de lo que se podría haber pensado. Las variedades de alto rendimiento requieren mayores gastos en fertilizantes químicos y plaguicidas que las variedades tradicionales localmente adaptadas que los campesinos utilizaban antes de la Revolución Verde. Los gastos valen la pena si los rendimientos son lo suficientemente altos, pero los gastos elevados también pueden llevar a los agricultores a endeudarse. La equidad económica ha disminuido en todo el mundo a medida que los agricultores pierden sus tierras debido al endeudamiento, y los agricultores más ricos o las corporaciones agrícolas adquieren más tierras. Otro costo social de producir grandes cantidades de alimentos proviene del hecho de que buena parte del incremento de la producción de alimentos de la Revolución Verde se alcanza con un mayor número de ciclos agrícolas por año. Esto tiene como resultado más trabajo, con consecuencias dramáticas para el sistema social. La gran demanda laboral de la agricultura de la Revolución Verde deja menos tiempo para las actividades comunitarias. Hay menos tiempo para ayudar a los vecinos durante los períodos pico de trabajo, menos tiempo para proyectos comunitarios como el mantenimiento de terrazas o canales para riego, o para la construcción de viviendas para los recién casados (donde todavía existe esta costumbre), y menos tiempo para los festivales religiosos o de otro tipo, que contribuyen a la solidaridad comunitaria.
La sobrepoblación incrementa la competencia por recursos ya limitados. Hoy en día son frecuentes las disputas por el acceso a recursos compartidos; por ejemplo, el agua para riego o la energía hidroeléctrica proveniente de ríos que fluyen a través de varios países, o los recursos marinos que se encuentran en ‘zonas económicas exclusivas’ o “mar patrimonial” (a menos de 320 kilómetros de distancia de la línea de costa) de más de una nación. Las disputas que surgen alrededor de recursos naturales valiosos han ocasionado muchas guerras en el pasado y puede esperarse que causen más en el futuro a medida que la competencia por obtener los recursos limitados se intensifique. Sin embargo, la principal fuente de violencia en la actualidad es el conflicto entre grupos étnicos distintos que compiten sobre los mismos recursos dentro de algunas naciones. Las guerras por la autonomía regional o la independencia han proliferado por muchas partes del mundo en años recientes. Uno de las principales contiendas en estos conflictos es si los recursos serán controlados por los grupos étnicos mayoritarios o por la elite en el poder que controla la nación – o por poblaciones regionales que habitan el área.
¿Qué podemos hacer acerca de la población demográfica? El mensaje más importante de este capítulo ha sido que la población humana de la Tierra está acercándose muy rápidamente a su capacidad de carga, sin que exista la esperanza de que haya un incremento importante de esta capacidad en el futuro previsible. Aunque la gente estaría dispuesta a hacer lo mejor posible para mantener la población cómodamente dentro de los límites actuales de la capacidad de carga, la inercia de la explosión demográfica hace que esa elección sea imposible por lo pronto. Lo más que podemos esperar es que disminuya la velocidad del crecimiento de la población tan rápidamente como sea posible. Dado que la mayor parte del crecimiento demográfico se encuentra actualmente en el mundo en vías de desarrollo, la clave para detener la explosión demográfica se encuentra en esa región.
Existe la creencia popular de que el crecimiento económico debe preceder a la disminución de la natalidad del mundo en vías de desarrollo, tal como pareció suceder con del desarrollo económico de las naciones industrializadas. Sin embargo, hay estudios recientes que muestran que la disminución de las tasas de natalidad en Europa se asoció más al acceso a los mecanismos de control natal y a los cambios de actitud acerca del tamaño de la familia y la aceptación social de la utilización de métodos de control natal. Las tendencias recientes en algunos países del mundo en vías de desarrollo han mostrado lo mismo. Mientras que el desarrollo económico y la educación, especialmente de las mujeres, pueden contribuir a reducir las tasas de natalidad, no es necesario esperar a que se den estas condiciones. Muchas mujeres del mundo en vías de desarrollo, ricas y pobres, quieren tener familias pequeñas a través del acceso inmediato a la planificación familiar. Su principal necesidad radica en el acceso a los métodos modernos de control natal y a información robusta acerca de cómo utilizarlos.
Puntos de Reflexión
1.    Encuentre cuál era la población humana de su nación hace 100 años. ¿Cuál es la población actual? ¿Cuáles son las tasas de natalidad y mortalidad? ¿Cómo se comparan las tasas actuales de natalidad y mortalidad con las de hace 100 años?
2.    ¿Cuántas personas cree usted que puede sostener el área (o la nación) donde vive? ¿Cree que su comunidad tiene pocas personas o demasiadas? ¿O justo las adecuadas? ¿Y qué dice de su país? ¿Cuáles son las ventajas y desventajas de tener más o menos personas? ¿Cuáles son las conexiones entre el número de personas y la calidad de vida?
3.    Las poblaciones que envejecen son una preocupación importante para las naciones industrializadas de la actualidad. Existe una tendencia hacia un mayor número de personas jubiladas que son mantenidas por un número cada vez menor de personas en edad de trabajar. Algunas naciones están considerando establecer políticas para estimular una tasa de natalidad más elevada para contar con una fuerza laboral más numerosa. ¿Piensa usted que esto es una buena idea? ¿Puede pensar en otras formas para enfrentar el problema del envejecimiento?
4.    ¿Qué sucede cuando las poblaciones humanas rebasan su capacidad de carga? ¿Puede usted pensar en ejemplos concretos?
5.    Millones de ‘refugiados económicos’ se desplazan de las naciones pobres a las ricas todos los años. Algunos ciudadanos de las naciones ricas piensan que la inmigración debiera ser controlada estrictamente. Otras personas piensan que debería haber un libre movimiento de personas por todo el mundo. ¿Usted qué piensa? ¿Cuáles son las ventajas y desventajas de cada una de estas políticas?
6.    ¿Las naciones ricas que han controlado el crecimiento de sus poblaciones deberían proporcionar asistencia alimenticia a las naciones pobres con altas tasas de crecimiento demográfico? ¿Las naciones ricas deberían proporcionar algún otro tipo de asistencia a las naciones que no cuentan con suficientes alimentos? //




LOS ESTADOS CAPITALISTAS AUTARQUICOS, EN CONCRETO, LLEGARON A CAPITALISMO MONOPOLISTA DE ESTADO,...su posterior expansionismo necesitaba de transformaciones jurídicas, convirtiéndose en empresas privadas de accionistas, bancarios,...Esto era así a que el estado autarquico en cuestión no podía actuar como tal por ejemplo en otros países como tal estado,...el recibiente asumía la tutoría de ese capital, éste digamos que se sometía a aquella jurisdicción y desde el originario con las leyes internacionales defendía las causas que pueden sobrevenir, como nacionalizaciones, penalizaciones, cortapizas diversas,...En las negociaciones de la OMC se trató el tema-asunto sobre las empresas francesas estatales, como Renault, y sus libres actuaciones en el mercado mundial, o sea, en los países donde se instalaban sus producciones,...llegando a determinados acuerdos, donde esta empresa multinacional, con apoyo directo estatal, actúa según y conforme. Otras empresas nacidas estatales, siguen siendo tuteladas y apoyadas por los gobiernos de origen, como Repsol, Iberdrola,...en el caso estatal español. Estas empresas se liberalizaron son grandes apoyos financieros estatales-gubernamentales , empezaron a cotizar en bolsa, ingresaron nuevos accionistas-nuevos capitales, para su andadura internacional,...Los grandes bancos españoles, como Banco Santander y Banco Bilbao Vizcaya, con sus paquetes accionariales en empresas de tipo multinacional, siendo privados digamos desde sus creaciones o nacimientos, también tienen determinados apoyos financieros y jurídicos estatales. Actúan invirtiendo en el exterior en empresas, comprando otros bancos o entidades financieras, grandes lotes inmobiliarios, préstamos estatales o compras de deudas publicas,...en el Estado español esta compra de deuda pública es muy activa. Entre otras cuestiones estos datos ya de por sí manifiesta en manos de quienes están los estados y sus relaciones corporativas e intereses de clase, se une como antaño el estado liberal democrático formal, de igual manera pero adaptada al estado nacionalista y autocrático.

//CHINA Y "La economía socialista de mercado: El modelo chino
Enviado por Emilio Velazco Gamboa





2.     El proceso de modernización y apertura
3.     Reformas y transición
4.     La incorporación de la República Popular de China al nuevo orden económico internacional
5.     Otras acciones rumbo a la apertura
6.     Ahora sí, el concepto de economía socialista de mercado
7.      
Las buenas oportunidades comerciales
siempre están relacionadas con las
buenas situaciones económicas de un país
QI LINFA
Consejero Económico y Comercial
de la Embajada de la
República Popular China en Chile

1. Economía socialista de mercado: el modelo chino
Como dice Patricia Coti en su tesis de la Licenciatura en Comercio Exterior por la Universidad Madero, "la historia del comercio exterior chino comenzó con la dinastía occidental Han (206 a.C.-9 d.C.) durante la famosa ‘ruta de la seda’ mediante la cual Asia central era explorada por enviados chinos", y que "durante las dinastías posteriores, los barcos chinos comerciaban por toda la ruta marítima de Asia, logrando como punto final la costa africana, mientras que las caravanas extendieron sus contactos comerciales por Asia central y en el Medio Oriente".
Este y muchos otros datos que sería largo enumerar, nos confirman que, históricamente, China no sólo ha sido cuna de la civilización humana, sino una potencia comercial, ya que, aun en sentido inverso al de la globalización dominante y despiadada, por completo capitalista, evolucionó sus sistemas político y comercial con el fin de sobrevivir en dicho proceso mundial.
Actualmente, la política económica de esta nación se sustenta en el llamado modelo de Economía Socialista de Mercado, pero, ¿de dónde surge esta noción? Véanse enseguida los antecedentes de ésta.
El actual régimen de gobierno de China es una República Popular Comunista fundada en una Constitución Nacional. De igual modo, su economía es regida y dirigida por el Estado y se funda en un pacto entre éste y el sector obrero, en materia de industria; y con el sector campesino, en materia agropecuaria.
La política económica de la República Popular China se fundaba originalmente en la dirección de la política industrial, agrícola, monetaria y comercial a cargo del gobierno y con la asistencia de los demás poderes y el Comité Central del Partido Comunista.
Sin embargo, los líderes del mundo chino, a diferencia del mundo soviético –que se quedó estancado en su modelo económico tradicional sin querer aceptar la necesidad de amoldarse a las transformaciones de la economía mundial, esencialmente comercial–, previeron la necesidad de transformar su economía para adaptarse a las tendencias internacionales en boga.
Así, la inserción de China como competidor comercial estratégico en el nuevo orden económico mundial no es un fenómeno reciente, sino que obedece a un esfuerzo continuo durante más de veinte años. Incluso, mucho antes de que pudiera preverse la caída del muro de Berlín y, posteriormente, el derrumbamiento de la ex URSS así como, por ende, del bloque socialista.
Dicho esto con mayor precisión, "a finales de 1978 los líderes chinos intentaron cambiar su economía, hasta entonces basada en el modelo soviético con una planificación centralizada, por una orientada al mercado, pero controlada por el Partido Comunista".
"Con este fin, pasaron la responsabilidad de la agricultura a un sistema centralizado en vez de la antigua colectivización, aumentaron las responsabilidades de los directores de las industrias, permitieron una gran variedad de pequeñas empresas, y abrieron la economía a la inversión extranjera y al comercio exterior".
De hecho, esta podría ser considerada como la clave del desarrollo y la transformación de la economía china, pues derivó en el establecimiento de relaciones económicas con otras naciones –a través del intercambio comercial, la inversión extranjera y la cooperación económica– así como con diversos consorcios industriales y comerciales transnacionales. Pero vayamos por partes.

2. El proceso de modernización y apertura
En materia agrícola e industrial, "la producción agrícola se duplicó en los 80 y mejoró la industria, especialmente en las zonas costeras cercanas a Hong Kong y alejadas de Taiwán, donde la ayuda exterior y los modernos métodos de producción habían mejorado, tanto la producción local como las exportaciones. El Producto Interno Bruto triplicó el de 1978" .
Gradualmente, en la economía china el PIB fue incrementado aproximadamente en un promedio de un 10% en los años 1990, y se empezó a emplear a la población a la vez que se depuraban los sistemas administrativos del Estado. Con ello se estaban preparando las condiciones para culminar la transformación de la economía centralizada por una economía más dinámica.
A fines de 1993, se aprobaron una serie de reformas a largo plazo para mejorar las leyes del mercado y reforzar el control central financiero, controlando las industrias clave en lo que ahora se llama 'economía socialista de mercado'. Al mismo tiempo, el gobierno se esforzó –entre otras cosas– en mantener a flote las grandes empresas estatales, muchas de las cuales no habían participado en el despegue de la economía.
Así, "en el desarrollo de la economía china, al tiempo que se realizaba su adaptación a las tendencias dominantes de la economía internacional, el Estado procuró llevar a cabo la transformación de un modo gradual, equilibrado –pues incorporaba a todos los sectores productivos– y coherente, pues no se abrió inmediatamente sino que fue preparando las condiciones necesarias para que esto se lograra de manera plena, efectiva y permanente, sin efectos rebote o de tipo negativo.
Asimismo, una de las estrategias que le permitió al Gobierno de la República Popular China impulsar su crecimiento comercial fue abatir una serie de gravámenes que frenaban el consumo interno y, al tiempo que se abren las zonas económicas especiales (América Latina, Unión Europea, etc.), China ha efectuado una serie de reformas de la estructura de comercio exterior.
Con ello, resulta obvio, el Estado chino ha procurado llevar a cabo la preparación de las condiciones tanto para el comercio interior como exterior, equilibrando ambos rubros. Ahora bien, ¿en qué términos se ha dado esta situación?

3. Reformas y transición


Entre las reformas al comercio exterior, por ejemplo, se pueden mencionar las siguientes, según informa el sitio web de la Oficina Central de la Embajada de la República Popular China en Perú:
1.     "La ampliación de las facultades locales de evaluar y ratificar las exportaciones, fomentando la autonomía de la gestión y exportación de las empresas del comercio exterior, etc.
2.     Se ha cambiado básicamente la vieja estructura en la que el comercio exterior era gestionado de manera monopólica por el Estado y estaba altamente concentrado, no se separaban las funciones gubernamentales de las empresariales y se encargaban unificadamente de las ganancias y pérdidas. El Estado redujo paso a paso la administración de los planes de carácter directivo en el comercio exterior y de las empresas respectivas.
3.     Se establece poco a poco el sistema de administración en que se regula el comercio exterior con los métodos económicos como los impuestos aduaneros, las tasas de divisas, los créditos, etc.".
Con ello se dotó de facultades a las administraciones públicas locales para fomentar, gestionar y apoyar las actividades de comercio exterior así como para agilizar trámites al no tener que ser sujeto de manejo directo de los órganos centrales de gobierno.
Este sistema, adoptado por la República Popular China como parte de su proceso de incorporación y adaptación a las transformaciones de la economía mundial –propiamente en el marco de la referida globalización–, conserva las características del gobierno socialista.
En él, un punto vital es el correspondiente a lo que la Oficina Comercial de la Embajada de China en México denomina "los sectores definitivos" de la economía china, o sea, industria y campo. Acerca de dichos sectores, el Estado chino conserva la propiedad de más del 80% de las empresas que los integran.
Lo mismo sucede con los sectores estratégicos de la economía china: en materia de petróleo y energía eléctrica, el gobierno conserva la exclusividad de la propiedad y operación de las empresas que explotan, procesan y distribuyen estos valiosos recursos.
De acuerdo con información amablemente proporcionada en 2003 por el señor Zhao Chunjiang, Secretario de la Oficina Comercial de la Embajada de China en México, las empresas del sector consumo (también denominada industria ligera), es decir, motocicletas, electrodomésticos, computadoras, entre otros, están abiertas a la inversión extranjera.
Más aún, el 90% de este sector es propiedad privada y se encuentra en manos de compañías provenientes de otros países.
En esta rama de la producción china no hay control del Estado ni restricciones, pero de ello se hablará en el siguiente capítulo de esta investigación, cuando se aborden las transformaciones de la economía china con mayor profundidad y detalle.
Volviendo al origen de la economía socialista de mercado, China resolvió adoptar este modelo económico de conformidad con lo ocurrido durante la III Sesión Plena del XI Comité Central del Partido Comunista de ese país, efectuada en el año 1978. En el cuadro cronológico que se muestra enseguida, se ilustran con mayor precisión estos informes.

CUADRO 1. Breve cronología del establecimiento de la
economía socialista de mercado en China
Antes de 1978
Antes de este año, cuando se inició la reforma y apertura, el Estado fijaba los precios de la mayoría absoluta de las mercancías del mercado chino.
1978
·         A partir de 1978, a medida que se fue quebrando el sistema de economía planificada y se profundizaba gradualmente la reforma de la economía china, aparecieron uno tras otro mercados de mercancías, mercados financieros, mercados de tecnología y servicios laborales. China había pasado del sistema de economía planificada y concentrada al de economía de mercado socialista preliminar. Se había reforzado el papel de regulación del mercado sobre la economía.
·         La III Sesión Plena del XI Comité Central del Partido Comunista de China, celebrada en 1978, tomó una resolución estratégica para trasladar el centro de gravedad de la labor a la modernización socialista y aplicar la política de reforma y apertura. Esta inició primero en las zonas rurales.
Principios de los 80
Después de la reforma y apertura, con la ampliación del mercado de mercancías y el cambio de relación entre oferta y demanda, el Estado realizó de manera planificada y metódica una reforma de los precios. Regían tres tipos de precios: los fijados por el Estado, los orientados por el Estado y los regulados por el mercado. Este último grupo se ampliaba constantemente.
1984
La III Sesión Plena del XII Comité Central del Partido Comunista de China, celebrada en ese año, aprobó la "Resolución acerca de la reforma de la estructura económica" y la reforma y apertura pasaron del campo a la ciudad.

Fuente: Economía (2002). Sitio web de la Oficina Central de la Embajada
de la República Popular de China en Perú.http://www.ofcechina.org.pe/econom1.htm



4. La incorporación de la República Popular de China
al nuevo orden económico internacional


Como ya se ha visto, desde el año 1978 el gobierno chino empezó a modificar sus ideas y procesos respecto de la economía nacional, a efecto de adaptarse exitosamente a las transformaciones y a las tendencias globalizadoras que ya desde esos años empezaban a imperar. Sin embargo, abrirse a las prácticas comerciales globales dominantes no sería suficiente.
Así, para acomodarse a las practicas internacionales, China presentó oficialmente la solicitud para recobrar su posición de país signatario en el Acuerdo General de Aranceles Aduaneros y Comercio en 1986. En el año 1995 se fundó la Organización Mundial de Comercio. China sigue las negociaciones para incorporarse a esa organización.
"En ese período, China redujo muchas veces los aranceles aduaneros, y en los 13 años, el entusiasmo de este país por incorporarse a la Organización Mundial de Comercio no se redujo, mientras que seguía cumpliendo sus promesas: Como un país en vías de desarrollo y sobre la base del Acuerdo de la Ronda Uruguay, China asumió las obligaciones correspondientes a su nivel de desarrollo económico".
Asimismo, "fortaleció activamente las negociaciones con Estados Unidos y los demás países miembros de esta organización, asistió a las actividades de la Organización de Cooperación Económica de Asia-Pacífico y jugó un papel importante en ellas. Las relaciones comerciales bilaterales entre China y Estados Unidos, la Unión EuropeaRusiaJapón, etc. se fortalecieron constantemente".
Como antecedente inmediato, se debe decir que, pese a ser una nación hermética y considerada como uno de los dos grandes polos del comunismo mundial, China desarrolló unas relaciones diplomáticas buenas, mismas que, posteriormente, le servirían en su evolución hacia la inversión extranjera y el comercio exterior para convertirse en una economía de mercado.
Pero este proceso no era nuevo ni mucho menos desconocido para los líderes de China, ya que desde octubre de 1949 hasta mayo de 1951, esta gran nación estableció relaciones diplomáticas con 19 países. Durante la segunda mitad de la década de los 50 y las postrimerías de la siguiente, numerosos países recién independizados establecieron relaciones diplomáticas con ella.
"A fines de 1969, cincuenta países tenían esas relaciones con el nuestro". Indica el web de China. "En la década de los 70, debido a la normalización de las relaciones chino-norteamericanas, a la restitución de su legítimo puesto en la Organización de las Naciones Unidas y en el Consejo de Seguridad de la misma, China logró un nuevo e importante avance en las relaciones con el exterior".
Algunos países como Japón, EE.UU. y muchos del tercer mundo establecieron relaciones diplomáticas con China, sumando, a finales de 1979, 121. En la década de los 80, China estableció relaciones diplomáticas con numerosos países de Asia, África, América Latina y Oceanía.
Entrando a la década de los 90, "China estableció relaciones diplomáticas con las diversas repúblicas recién independizadas de la Unión Soviética y con Sudáfrica, la República de Corea e Israel. A finales de 1999 China tenía relaciones diplomáticas con 161 países".
Esa eventual apertura diplomática, en su oportunidad, culminó en una apertura comercial e industrial. Así, gradualmente, China dejó de ser solamente una potencia política, para convertirse, además, en una potencia económica y, esencialmente, comercial.
Además, el logro de consensos, especialmente con la Unión Americana, han representado grandes avances en tal sentido. Por ejemplo, en junio de 2001, "China y Estados Unidos lograron llegar a un consenso sobre los asuntos pendientes en las negociaciones multilaterales para el ingreso de Pekín a la Organización Mundial del Comercio (OMC). Los delegados de ambas partes se reunieron en Shangai, en el marco del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), que cuenta con la participación de 30.000 funcionarios, expertos y empresarios de 21 países" .


5. Otras acciones rumbo a la apertura


Como se ha dicho antes, la producción agrícola se duplicó en los 80 y mejoró la industria, especialmente en las zonas costeras cercanas a Hong Kong y alejadas de Taiwán, y el PIB se triplicó el de 1978. Por otro lado, "con este sistema híbrido, la dirección ha experimentado los peores resultados en lo que refiere a la burocracia y a la dejadez propias del socialismo y a la corrupción e inflación del capitalismo, lo que ha motivado la vuelta, en algunas ocasiones, al antiguo sistema". Asimismo, se deben resaltar los siguientes datos:
·         En 1992-95 se incrementó el PIB, principalmente en las zonas costeras, con un promedio superior al 10% anual.
·         Repasando, a fines de 1993, se aprobaron una serie de reformas a largo plazo para mejorar las leyes del mercado y reforzar el control central financiero, controlando las industrias clave en lo que ahora se llama 'economía socialista de mercado'.
·         En 1995 la inflación decayó bruscamente, como resultado del fuerte control sobre la moneda y la alimentación.
·         Al mismo tiempo, el gobierno se esforzó en:
a.     Cobrar los impuestos de las provincias;
b.     Combatir la extorsión y otros delitos económicos, y
c.     Mantener a flote las grandes empresas estatales, muchas de las cuales no habían participado en el despegue de la economía.
En materia de desgravación, se puede mencionar las siguientes acciones recientemente emprendidas por el gobierno chino:
I.        A partir de abril del presente año 2002, el Ministerio de Hacienda chino empezó a abolir la política de cobros de restricción al consumo, con el fin de ampliar y fomentar la demanda interna y fortalecer la capacidad de consumo de los habitantes urbanos.
II.        Además, se proyectó en el corto plazo el gobierno eliminará varios cobros especiales por el uso de coches, reglamentará los cobros por la construcción de viviendas, implementará la política de exención total y parcial de cobros a los trabajadores desplazados y revisará los cobros relacionados a los salarios de los trabajadores en servicio activo.
III.        Además de estas medidas, el Ministerio de Hacienda fortalecerá la administración del fondo de cobros en los tres aspectos siguientes:
·         Reajustar los cobros discordes con los convenios de la OMC, y eliminar los cobros que disturban la formación de un mercado integrado nacional, promoviendo así el desarrollo sano del mercado.
·         Reordenar los cobros de administración de los mercados feriales y revisar los cobros en la licitación y el mercado de construcciones.
·         Continuar impulsando la reforma de impuestos y tarifas en el campo, reordenar a fondo las tarifas rurales especiales y reglamentar la administración de los cobros relacionados a la agricultura, a fin de aliviar los gravámenes sobre los campesinos y elevar su capacidad de compra.
·         Suprimir algunos proyectos financiados con fondos gubernamentales, llevar a cabo la política de exención total y parcial de cobros a las empresas por su conversión en sociedades anónimas y rectificar los cobros por la construcción de carreteras en las regiones occidentales del país, con vista a crear un buen entorno exterior para la producción y operación de las empresas.
Como habrá podido verse, la política económica del gobierno de la República Popular de China se funda en cuatro grandes puntos:
1.     El desarrollo y reorientación de la agricultura como sector estratégico de la economía nacional, pero con base en un nuevo modo de producción y comercialización.
2.     La industrialización del país en todos los niveles y tamaños de la industria, pero con un fomento y apoyo importantes a la pequeña empresa.
3.     La apertura de la economía nacional china a la inversión extranjera y al comercio exterior.
4.     El combate a la extorsión y otros delitos económicos, y el cobro puntual de las contribuciones públicas.
5.     La reducción o eliminación de diversos gravámenes que frenaban el consumo interno.
Pero, además, el gobierno chino ha realizado fuertes inversiones en materia de comunicaciones y transportes así como en telecomunicaciones, la incorporación oficial de China como socia de los organismos que conducen el nuevo orden económico mundial. En el siguiente apartado se revisarán algunos aspectos importantes respecto a la industria.
Ahora ya se conocen algunos de los pasos dados por el gobierno chino para modificar su economía y adaptarse a los cambios del orden económico internacional dominante durante el último cuarto del siglo XX. Sin embargo, cabe preguntarse todavía ¿qué es, propiamente dicha, una economía socialista de mercado?

6. Ahora sí, el concepto de economía socialista de mercado


Este concepto tiene una de sus raíces en la concepción de economía social de mercado de Ludwig Erhard, quien fuera ministro de economía de Alemania durante el largo período 1948-1963. La economía social de mercado de Erhard "rechazó de raíz el colectivismo y la planificación estatal no conforme con el mercado libre", o mejor dicho, con las tendencias de la economía internacional de mercado, pero también "partió de un rechazo igualmente firme del laissez faire del liberalismo clásico".
En resumen, podría decirse que esta doctrina de Erhard rechazaba abiertamente aquellos puntos de las doctrinas socialista y capitalista que, representando posturas extremas o demasiado recalcitrantes (por no llamarles pragmáticas), pudieran obstaculizar la libre competencia comercial o favorecer de manera desigual a alguna de las partes involucradas en este proceso.
Así, "la política de la Economía Social de Mercado" se inspira "en la idea de armonizar, sobre la base de una economía de libre competencia, la libertad personal con un creciente bienestar y seguridad social, reconciliando a los pueblos mediante una política de aperturismo mundial".
Evidentemente, esta noción surgió en el máximo punto de la Guerra Fría y la bipolaridad Este-Oeste, y las desigualdades sociales no habían llegado a un punto tan alto como en la actual era de la globalización.
"Con la caída de la Unión Soviética y la reorientación de los mecanismos de crecimiento económico en China y otras sociedades comunistas supervivientes, existe una economía capitalista mundial en un sentido más completo que nunca", con las consecuentes desigualdades a que se hacía referencia antes.
Véase así: la desigualdad en el seno de las sociedades (tanto las industrializadas como las que están en vías de desarrollo) ha aumentado, cosa que también ya se mencionó, pero creciendo de manera alarmante el número de pobres y gente sumida en la miseria más extrema y desoladora.
En fin, que China ha tenido que adaptarse a la economía de mercado pero sin descuidar sus funciones sociales esenciales en las que se funda su política de Estado, a fin de evitar que su pueblo caiga en esa terrible miseria. Definitivamente, "los aspectos destructivos del crecimiento económico ilimitado son tan omnipresentes y visibles que ningún estado ni corporación industrial puede ignorarlos".
"Marx percibió el capitalismo como un monstruo, una manera irracional de conducir el mundo que supedita la satisfacción de las necesidades humanas al mercado", y ello es lo que dio origen a la noción de economía social del mercado, precisamente para aliviar un poco la tensión de estas desigualdades.
En diferentes análisis acerca del socialismo puro, Anthony Giddens, Director de la London School of Economics and Political Science, y David Schweickart, investigador de la Loyola University of Chicago, "consideran que el socialismo de Estado conforma un modelo de gestión de las empresas económicamente inefectivo y políticamente autoritario" y que "las decisiones económicas en un sistema complejo y mundial no pueden ya ser subordinadas efectivamente a una planificación centralizada".
Así, "el Partido Comunista de China decidió implementar un modelo en el que, sin modificar su sistema político ni su régimen de gobierno, pudiera actuar dentro del ámbito internacional de libre mercado, con la regulación del Estado pero sin su intervención directa, permitiendo de ese modo el intercambio comercial con otros países y fomentando la inversión extranjera y el consumo en su mercado interno", a la vez que cuidando el bienestar del pueblo chino.

7. Epílogo


A grandes rasgos, se puede concluir que es alta la importancia económica que ha tenido China desde la más remota de la época antigua, tanto por ser una de las cunas centrales de la humanidad como por ser cuna de algunos de los avances tecnológicos más valiosos de la humanidad, con todas las implicaciones que ello ha tenido históricamente en el ámbito de la economía (la dominación militar fue posible, entre otras, gracias a la invención de la pólvora; recuérdese que con base en dicha dominación fue como las potencias europeas lograron tener colonias por todo el mundo).
Pero pese a ser un importante centro económico mundial, realmente China nunca ha sustentado ese auge en el comercio exterior, por lo que resulta particularmente atractivo conocer, primero, el por qué de su importancia económica y su evolución de su situación comercial. No obstante, corresponderá a otro estudio ese análisis, por lo que se deja abierta la puerta para futuros y más profundos trabajos sobre el particular.
A mis amigos y hermanos
Jesús Alejandro, Gerardo
y Tayde Guadalupe Cóyotl Reynoso,
así como al Maestro
José Alfonso Trinidad Vázquez Sierra,
por la amistad y las enseñanzas.

EL AUTOR
EMILIO VELAZCO GAMBOA
Mexicano. Licenciado en Ciencias Políticas por la Universidad del Desarrollo del Estado de Puebla (UNIDES). Diplomado en Derecho Electoral y Diplomado en Derecho Constitucional por la Universidad Cuauhtémoc. Fundador de la Cátedra Iberoamericana de Ingeniería Política A. C. y Presidente del Consejo de Directores de ésta.
http://www.galeon.com/emilio-velazco/
http://www.ipol.com.mx/


Leer más:
http://www.monografias.com/trabajos28/economia-socialista/economia-socialista.shtml#ixzz2otJh6PvD //


LA NECESIDAD DE LA REVOLUCIÓN DE LA HUMANIDAD PARA LA ASENTACIÓN POBLACIONAL EN ARMONÍA SOCIAL EN EL PLANETA

La demografía en determinados países es agobiante y está hiperatrofiada. Japón por ejemplo, tiene necesidad vital de expansión sus poblaciones,...es una aberración como viven hacinados en grandes urbes de montañosas construcciones de todo tipo, que agobia a las poblaciones,...Las grandes metrópolis sufren estas aberrantes formas de proyección urbanística capitalista monopolista,...En determinadas urbes de la periferia se da este problema, de otra manera, pero igual de insana, desesperante y bárbara. La línea política de la revolución de la humanidad aborda este asunto desde varios ángulos, localidad, país, planeta,...espacio urbano-industrial, espacio agropecuario-rural. Desde el punto de vista del expansionismo imperial, como coartada gubernamentales, de espacio vital para sus pueblos,...Esta política, los revolucionarios proletarios, tenemos que combatirla teóricamente, aunque la experiencia de guerras imperiales lo ha puesto bastante de manifiesta y es de orden ordinario y casi entendido por la gran población. Hoy en día se expone de nuevo por la situación de contradicciones militaristas y fascistas que se están produciendo, sobre todo en países occidentales europeos,...

Hay regiones que están densamente pobladas, otras no tanto, y otras casi con grandes posibilidades reales de poblacionarse. África por ejemplo, está relativamente poblada en función de su inmensidad territorial. Europa y Euroasia está en condiciones normales,...China Popular es inmensa,...tiene una grandisima población; ahora las autoridades han menguado las restricciones a la fecundidad,...dicen que les falta 40 millones más de población activa, de más nuevos nacimiento, tienen déficit,...hasta ayer encarcelaban a los padres por tener hijos sin permiso,...ahora casi les obligan a procrear a "troche y moche", es un decir,...¡¡. La Unión Paneuropea dice que tiene problema de natalidad, aún con la crisis económica capitalista de por medio,...Rusia dice lo mismo, pierde población, para satisfacer en condiciones óptimas la reproducción de capital,...dicen todos que hay mucha población envejecida,...que hace falta nueva cantidad especifica de mano de obra,...fuerza de trabajo a explotar, entendamosno.

//1.     sobrepoblacion
3.     Educación y Formación >

4.     Eduación Primaria y Secundaria >

5.   Pregunta resuelta

Que países tienen sobrepoblación?
cuantos habitantes hay y que propuestas hay para evitarlo
·         hace 5 años
·       
Menina
Mejor respuesta - elegida por los votantes
China, situada en el este de Asia y al oeste del Océano Pacífico, tiene una superficie terrestre de 9,600,000 kilómetros cuadrados, con más de 1,313 millones de habitantes, que representan una quinta parte del total mundial, es el país más poblado del orbe.


El control de la natalidad en China, para la cual el gobierno destina anualmente cerca de 25 millones de dólares en anticonceptivos, tiene su columna central en la política de un solo hijo para tratar de regular el crecimiento de una población que ya supera los 1,300 millones de personas. Para tener más de un hijo, la pareja necesita un permiso que sólo se otorga en casos excepcionales y siempre pasados los cuatro años del primer parto.


Esterilización y abortos forzados a cientos de mujeres chinas hace parte de algo que a lo mejor no preocupa a muchos, pero que vulnera en gran medida los derechos humanos.


Esta medida en China existe desde 1973 cuando el gobierno comunista empezó a aplicarla en todo el país.


La India, situada en una vasta península y llanura al pie de la cordillera del Himalaya, es el segundo país más poblado del planeta, con una población actual calculada en 1,081 millones de habitantes, aunque distribuida en una extensión sensiblemente menor de 3,287,782 kilómetros cuadrados.


En cuanto al control de la natalidad, el gobierno de la India ha recurrido durante largo tiempo, al igual que China, a políticas de esterilización y abortos forzados.


En varios estados han instaurado un tope de dos hijos por familia. Las familias numerosas no tienen acceso a algunos servicios públicos, y asimismo les impiden a los adultos el poder postularse en elecciones locales. Pero este método está lejos de concitar una aprobación unánime.


Bueno, creo que ya tienes la información que necesitabas. Espero que te sirva.


Saludos.
·         hace 5 años //



La cuestión es que no queremos que el artículo tome el derrotero de la cuestión poblacional y las necesidades del capital de nueva fuerza de trabajo,...El asunto va en que debemos dar ideas políticas sobre el reasentamiento poblacional en la revolución de la humanidad, y entrar en el desbarajuste poblacional en la sociedad actual del interés del beneficio y del valor capitalista. EL PRINCIPIO BÁSICO DE LA TEORIA DE LA REVOLUCIÓN DE LA HUMANIDAD ES LA ARMONÍA SOCIAL Y CON LA NATURALEZA. Asuntos que no contempla ni desarrolla, todo lo contrario, la sociedad del sistema capiimperialista. Pues bien, palabras y letanías generalistas, intentamos no practicarlas. Queremos y luchamos porque la Humanidad sea dueña de su destino,...de sus relaciones sociales y de las mismas con el medio donde viven y se reproducen,...estas épocas como han sido de derroche, de estropicio social y medioambiental,...tenemos muchas tareas por desarrollar, como regenerar el medio,...en las condiciones de poder real y efectivo constituido por la humanidad una vez expropiada y derrotada la clase capiimperialista y su poder estatal mundial.

En los territorios de las américas, las superblociones, o densidad aberrante poblacional, se dan en ciertas metrópolis,...pero en general está infrapoblada las mismas, las américas. Las grandes urbes, en general, son donde se concentran las problemáticas de superpoblación.


PRODUCCIÓN, ECONOMÍA DE SOSTENIBILIDAD, REGENERACIÓN, ARMONÍA CON LA NATURALEZA, NECESIDADES HUMANAS,...

Quiénes somos nosotros o yo, para decir al personal lo que se debe hacer para reproducirnos y vivir con la naturaleza; y para plantear un proyecto social a la humanidad en su defensa y su porvenir. Y quienes para desarrollar la revolución de la humanidad, con lo que supone todo este plan, de muertos, destrucciones,...La humanidad se mueve con categoría y calidad cuando digamos que no ha aguantado más,...cuando se les ha hinchado las pelotas, vale,...¡¡. Curtida en mil combates, mil desgracias, mil viles opresiones,...las poblaciones han echado por los aires los poderes establecidos,...la historia está repleta de casos. Las batallas, las más decisivas,...todavía se está aprendiendo a desarrollar,...estamos con otras gentes,...aunque la cultura es la historia, la que se aprende de muchas maneras y enfoques; pero la historia parece que es la realidad del momento,...coger el momento y estar bien asentado es cuestión prioritaria. Las poblaciones de hoy en día no son las de las primera o segunda guerra mundiales,...donde se dieron revoluciones sociales y populares de todo tipo,...Los comunistas sí basamos nuestra política de momento y de futuro con soporte de experiencias pasadas, teoría elaboradas, la famosa teoría marxista,...el marxismo que muchos dicen que está muerto, o invernando,...o que está estancado,...el marxismo, su gran fondo casi no se sabe,...o la realidad de la lucha de clases hace que lo principal esté como escondido,...pero el marxismo en definitiva también es lo que se desarrolle en el momento,...el marxismo es consustancial con la sociedad, su lucha de clases, sus perspectivas,...el marxismo es así como un teleguía filosófico, innato a la sociedad,...porque dio con las claves psicológicas y políticas-económicas de esta sociedad y su modo de ser,...pero llegó a los orígenes de la sociedad, de la humanidad,...y he ahí donde está la clave de su fuerza intelectual,...y he ahí donde se abrazó y no se despega de la sociedad, tome ésta el derrotero que tome. SE APRENDE MUCHO MARXISMO SI ANALIZAS A LA SOCIEDAD, LO QUE HAY, COMO ESTÁ, HACIA DONDE CAMINA,...HACES TUS BALANCES,...Y ESCRIBES,...YA SE LO DECÍAMOS A LOS OCUPAS, A LOS ALTERNATIVOS ESPAÑOLES, A LOS COMUNISTAS DE ALGUNOS PAÍSES,...HAY QUE ESCRIBIR,...

POBLACIÓN Y ONU 

// 26/10/2011 11:46
Alerta de la ONU por superpoblación mundial
A fin de mes, el mundo tendrá 7 mil millones de habitantes. Se podría superar los 10 mil millones este mismo siglo.
·        
SUPERPOBLACIÓN. Hacia mediados de siglo, dos de tres habitantes vivirán en ciudades.
·        
SUPERPOBLACIÓN. Hacia mediados de siglo, dos de tres habitantes vivirán en ciudades.
·        
SUPERPOBLACIÓN. Hacia mediados de siglo, dos de tres habitantes vivirán en ciudades.
·        
SUPERPOBLACIÓN. Hacia mediados de siglo, dos de tres habitantes vivirán en ciudades.


Por Agencia EFE


El mundo tendrá a final de este mes 7.000 millones de habitantes y podría superar los 10.000 millones este mismo siglo, cada vez con mayores diferencias entre ricos y pobres, alertó hoy la ONU en su informe Población Mundial 2011.
El documento, presentado en Londres, destaca que el aumento de población se produce pese a que las mujeres tienen menos hijos que en la década de 1960 y señala que la tendencia es que, hacia mediados de siglo, dos de tres habitantes vivirán en ciudades.
El aumento de población es "un reto, una oportunidad y también una llamada a la acción", dijo hoy el director ejecutivo del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), Babatunde Osotimehin, quien señaló que, de los 7.000 millones de habitantes, 1.800 millones son jóvenes de entre 10 y 24 años.
Qué hacer. El informe ofrece una instantánea de cómo afrontan los problemas demográficos nueve países -China, Egipto, Etiopía, Finlandia, India, Macedonia (ex república yugoslava), México, Mozambique y Nigeria- y subraya que, pese a los avances para reducir la extrema pobreza, crecen las diferencias entre ricos y pobres.
Según la ONU, algunas tendencias son notables: hoy hay en el mundo 893 millones de personas mayores de 60 años pero llegarán a sumar 2.400 millones durante este siglo.
En las ciudades. Actualmente, una de cada diez personas vive en una ciudad, pero dentro de 35 años lo harán dos de cada tres. Además, los menores de 25 años constituyen ya el 43 por ciento de la población mundial, mientras en algunos países llegan hasta un 60 por ciento.
"El asunto de la población es crítico para nuestra humanidad y para la Tierra. Pero no se trata de una cuestión de espacio, sino de igualdad, oportunidad y justicia social", recalcó Osotimehin.
Las grandes disparidades entre los distintos países, y también dentro de una misma nación, son uno de los grandes problemas que plantea un mundo superpoblado.
Para 2050, la ONU prevé una población mundial de 9.300 millones de personas y hacia finales de este siglo de más de 10.000 millones, y gran parte de ese aumento se dará en países con altas tasas de fecundidad, de los que hay 39 en África, 9 en Asia, 6 en Oceanía y 4 en América Latina.
Asia y África. Entre otros datos, indica que en el siglo XXI Asia seguirá siendo el continente más habitado, pero África ganará terreno puesto que se prevé que su población se triplicará, pasando de los 1.000 millones de 2011 a los 3.600 millones en 2100.
En la actualidad un 60 por ciento de la población mundial vive en Asia y un 15 por ciento en África.

No obstante, la población de África está creciendo a razón de un 2,3 por ciento anual, una tasa más del doble de la de Asia (1 por ciento).
La población asiática, actualmente de 4.200 millones de personas, llegará a ser de 5.200 millones en 2052, y posteriormente comenzará a disminuir lentamente, según Naciones Unidas.
En las demás regiones principales (las Américas, Europa y Oceanía), se prevén aproximadamente 1.700 millones de habitantes en 2011, que aumentarán hasta casi 2.000 millones hacia 2060 para después disminuir muy lentamente y permanecer cerca de 2.000 millones cuando finalice el presente siglo.
Más perspectivas. El informe pronostica además que la población de Europa llegará a su máximo alrededor de 2025, con 740 millones de personas, y después decaerá.
En los países más pobres, las altas tasas de fecundidad perturban el desarrollo y perpetúan la pobreza, mientras que en algunos de los más ricos la baja natalidad y la escasez de mano de obra provocan inquietud sobre las perspectivas de crecimiento económico y la viabilidad de los sistemas de seguridad social.


Hay bastante literatura en el mundo,...nunca se ha visto este desarrollo literario,...cualquiera escribe,...para ello algo habrá leído, debatido, pensado,...esto ya en si, es positivo,...para la misma humanidad,...no así para el imperialismo capitalista. Esta, su herramienta,...hay que agobiarlos,...hay que hacerla herramienta revolucionaria,...hay que crear a la vez nuestra propia herramienta,...no se si será posible,...por qué no,...¡¡. La humanidad debe hacer su herramienta autónoma de Internet,...aunque quizás tenga otro nombre,...Los poderes cuando apagan alguna Internet local,...los usuarios,...realizan comunicaciones alternativas,...esas nuevas herramientas hay que potenciarlas,...deben ser arropadas y asumidas por las poblaciones en general,...hay que generalizar el sistema mundial de información de la humanidad,...para sus luchas, sus sistemas de organización, sus debates,...OTRA VEZ APARECE ALGO COMO DE CIENCIA FICCIÓN,...Parece que lo nuevo siempre es ciencia ficción,...

// NOMADAS.7 | REVISTA CRITICA DE CIENCIAS SOCIALES Y JURIDICAS | ISSN 1578-6730


Homo Tecnologicus: una mirada post-antropocéntrica
[Óscar Fernández]


"Cada Vez tenemos más máquinas a nuestro alrededor y la tecnología no deja de evolucionar. Los psicólogos han descubierto un nuevo mal que consiste en no saber adaptarse a ellas"(Alcalde- Enero 2002. Revista muy interesante)
En su desesperado intento por crear cultura, el mono creativo de "Desmond Morris"(otrora mono desnudo) busca alcanzar un algo que tal vez nunca se ha ido. El hombre hacedor de objetos es reconfigurados por el objeto mismo, del cual no necesita un conocimiento especializado para desarrollar un determinado uso. Es decir, que una persona cualquiera no necesita un doctorado en electrónica para encender un televisor o un radio, mucho menos necesita conocer cuales son los pasos que sigue un determinado producto industrial-alimenticio (como por ejemplo unas papitas fritas) para poder disfrutar del mismo. En consecuencia, tampoco necesitamos conocer mucho acerca del Internet y de toda la cultura massmedíatica que esto engloba para ser afectado y en consecuencia ser afectado por ella. Entonces podríamos decir que: "La mediatización telemática es el puente entre el Homo Sapiens y el Homo Tecnológicus".(cyber mirada). Ye es que hasta nuestra visión del mundo (paradigma) es afectado por los mass-media.
CYBER PARADIGMA
El universo informatico además de haber construido un lenguaje propio (cyber diccionario), ha traspasado el umbral del pensamiento moderno, conformando de este modo un nuevo pensamiento, una nueva forma de aproximarse a lo cotidiano para hipertexturizar el tiempo y desconfigurar el espacio.
LA REVITALIZACIÓN DEL ESPACIO-TIEMPO
Si bien es cierto que a comienzos de siglo con las publicaciones e la teoría general de la relatividad (1913) por Albert Einstein; generaron toda una revolución en el pensamiento global. También es cierto que la humanidad aun sigue altamente influenciada por la concepción lineal mecanicista de la ciencia. Es decir, sigue gobernada por una visión predictiva, exacta, cuantificable, comprobable, invariable y casi perfecta. Por lo tanto los seguidores de este paradigma aun eren en la posibilidad de poder predecir con exactitud la gran mayoría de los fenómenos naturales. Sin embargo, en el universo cibernético pareciera que las relaciones espacio- temporales se conformaran de otro modo.
En tal sentido, nos movemos sin movernos, estamos y no estamos, y en relación al tiempo resulta totalmente intrascendente el ahora, el antes y el después
LA CYBER LÓGICA Y LA CYBER ÉTICA
Las Razones que cimentaban el orden y el funcionamiento de nuestro mundo clásico, se han visto perturbadas por una nueva lógica fluctuamente, aleatoria, cuasi-caótica y en tal sentido difícilmente predecible. La cyber lógica se halla consustanciada con una nieva lógica llamada lógica difusa o también llamada lógica polivalente en la cual el clásico razonamiento basado en "si y no" es atravesado y superado por infinitos espacios intermedios entre las distintas categorías de "si" Y "no". En consecuencia las posibilidades de respuesta ante un determinado problema se multiplican y además de todo esto se hacen inseguras, inciertas, surge de este modo una nueva concepción del mundo y de las cosas fundada en la incertidumbre. De aquí el principio de incertidumbre del Heisemberg el cual nos abre los ojos ante la perspectiva de un universo azaroso y multifactorial.
En torno a la cyber ética, Dense Najmanovich nos aproxima cuando nos habla de la multidimencionalidad de la experiencia, en la cual las experiencias interactivas(cibernéticas) se suma a las experiencias de la vida de cada quien y arman una especie de "Pastiche" el cual es posteriormente interpretado por nuestra neocorteza, generando de este modo una visión (cosmovisión) del mundo, la cual es propia de cada individuo y es aquí donde el loco, el poeta, el asesino, el sicópata, el amante, el estudiante, el morboso, etc, se encuentran en un cyber café uno al lado del otro y se dan la mano, y en otra visión aun mas relativa de la ética nos encontramos con un mismo sujeto transformándose en cada uno de los estereotipos antes citados a través del pestañeo de un clic.
HOMO-MAQUINUS
"En 1936 un ingeniero inglés de 22 años presento, como parte de una tarea de un curso que recibía en la Universidad de Cambridge, el diseño de una máquina extraordinaria, conocida desde entonces como la máquina de Turing ( el nombre de este joven genio). La máquina de Turing era enteramente diferente a todas las máquinas de la revolución industrial que le habían precedido, porque no trabajaba sobre procesos materiales sino sobre procesos de información. Estando construida con elementos totalmente materiales. Producía resultados eminentemente intelectuales, mas propios de una " cosa pensante" que de una "cosa extensa". Ahora finalmente, en la computadora digital de propósito general, era posible mostrar cómo la materia podía producir el pensamiento". (Gutiérrez)
No necesito recordarles a Julio Verne para decirles que la ciencia ficción de hoy puede ser ciencia real en el futuro y tampoco necesito recordarles a las telenovelas, las series televisivas, las películas y los comics, los cuales en el principio se nutrían de la vida diaria para ser creados, y ahora son ellos los que nos crean y nos recrean. Recordemos a Eduardo Liendo en su incansable lucha contra El Mago de la cara de Vidrio:
"Solo una vez la suerte del mago estuvo en mis manos, pero ignoro si entonces actué como un magnánimo adversario o como un idiota redomado"
"Dadme apenas un soplo de aliento, y esta manos firmes multiplicaran su fuerza y lo lanzaran por la ventana. ¡Os llamo al combate frontal contra el mago de la cara de vidrio! Seguidme!..."
¿Hacia donde vamos?, ¿Que distancia existe actualmente entre el hombre y la máquina? ¿Estamos cerca de hacer un hombre-máquina? Ó por el contrario ¿Estamos mas próximos a construir una máquina humana?
Términos como: Biónica, Biorrobotica, Biotelematica, Inteligencia Artificial, entre otras, nos hablan de los intentos que vienen haciendo los seres humanos para darle respuesta a las preguntas arriba planteadas. Pero mas allá de los posibles avances y logros en estos interesantes campos del conocimiento. El hombre común, "el homo cotidianus" se pregunta ¿a dónde nos conducirá todo este desarrollo, y surge la angustia tecnológica que no es mas que el temor irrefrenable hacia cosas no existentes, pero que en un futuro podrían existir. ¿Es realmente valido asustarse así’, recordemos los marcianos de Orson Wells, y respondamos: ¿Fueron reales o no?, pues para aquellas personas que murieron si que lo fueron y de aquí el surgimiento de otra fase: "realidad virtual", la cual también pertenece al cyberdiccionerio. Y es que hoy dia con el surgimiento de toda esta nueva lógica (cyberlógica) la concepción de realidad y en consecuencia la de verdad deben ser rediscutidas.
CYBER ARTE
"En el corazón de esta video cultura siempre hay una pantalla, pero no forzosamente una mirada".(Juan Baudrillad)
Si ya resulta difícil entender la cybercultura por su condición de atemporalidad y a especialidad, mas aun resulta entender el arte cuyo lenguaje "Metafórico",aleatoriza en mayor grado las capacidades de comprensión humanas influenciadas por el paradigma Cartesiano-Newtoneano de naturaleza mecanicista.
Sin embargo, en el paradigma video-Cultural observamos las siguientes ideas fuerza:
. "Las hiperrealidades mediáticas definen una nueva sensibilidad".
. "La heterogeneidad, la discontinuidad, la fragmentación, la simulación, la diferenciación, la simultaneidad, el pastiche, el bridollage, y lo aleatorio, etc. Condensan toda una suerte de matriz mutagénica que afecta todos los ámbitos, en especial la ciencia y la cultura".
."El paradigma video-Cultural reconfigura la imagen que tenemos de: arte, ciencia, tecnología, hombre, espacio, tiempo, materia, realidad, verdad, ética, etc".
."Cuando hablan todos los sentidos a la vez se materializan imágenes oleatoriamente, estructurando lazos virtuales que se entretejen discontinuamente en el callejón de la experiencia".
."El hipertexto cibernético se lee y relee a si mismo creando nuevas formas de escritura y nuevos estamentos interpretativos".
."Las relaciones humanas se transhumanizan y ser almacenan en bits, para crear de este modo mentes inmortales sin cuerpos".
."En el arte digital el tiempo se eterniza y la posibilidad de acabar una obra se reduce a nada, en tal sentido, toda obra artística es inacabada y todo trabajo creador es un proceso en continua construcción , haciendo de las relaciones generadas en el interior de la misma, sistemas atemporales, a espaciales, y colectivos, de esta forma, la originalidad el la creación cibercultural se disipa".
."La nueva gramática digital hace de la realidad virtual un nuevo camino de cisiones pluridimencionales que atrapa las redes neuronales en nuevas interconexiones decodificando su lenguaje binario en imágenes confusas perdidas entre lo físico y lo virtual. Estableciendo de este modo una nueva lógica un nuevo pensamiento". "El cyber Pensamiento".
."El mundo es un caleidoscopio, la lógica la pone el hombre. El supremo arte es el azar".(Miguel de Unamuno)
CIENCIA Y ARTE
El arte como expresión de la cultura y la cultura como expresión del hombre, hacen de la vida un continuo ir y venir plural y heterogéneo. En consecuencia el pensamiento hecho arte se apodera de elementos interconectados y fluctuantes los cuales transforman de manera cambiante nuestra visión personal. Para BERTALANFFY:" La realidad es una interacción entre el conocedor y lo conocido, dependiente de múltiples factores de naturaleza biológica, psicológica, cultural, lingüística,etc." Las limitaciones corpóreas, en especial las neuronales hacen del conocimiento un entramado subjetivo que permite a través de la interpretación codificar/decodificar algo que por mas que se quiera no existe. Para NIETZCHE: "el mundo es apariencia".El arte como pensamiento permite reunir sistemas de ideas los cuales a pesar de ser en muchos casos puntos de fuerza enfrentados, no dejan de poseer un cierto espíritu sinérgico/armónico que les permite cohabitar el mismo nicho y en consecuencia permiten crear /recrear un nuevo horizonte de tolerancia. Si por lo consiguiente ha de ser vista la ciencia como una ficcionalización de mundo, entonces resulta mas satisfactorio(por lo menos desde el punto de vista emocional) observar al caos que representa la ciencia inscrito dentro de una filosofía que permita a éste ser pensado como ciencia y como arte.


REFERENCIAS
1.- Marcelo Arnold, Ph.D. y Francisco Osorio, M.A. Departamento de Antropología. Universidad de Chile
http://rehue.csociales.uchile.cl/publicaciones/moebio/03/frprinci.htm
2.- Ludwig VON BERTALANFFY (1901-1972), http://www.kli.ac.at/theorylab/AuthPage/V/Von_BertalanffyL.html
3.- Miguel de Unamuno: Niebla, http://www.fortunecity.es/poetas/relatos/166/Novelas/Niebla.htm
4.- Emergencia de la biotelemática y la biorrobótica: Integración de la biología, el procesamiento de información, redes y robótica, http://www.ekac.org/mecadkac.html
5.- Alcalde, Jorge, "Tecnoestrés". Colombia. Revista Muy interesante año 16 número 192. Pág. 27. Editora Cinco. 2002
6,7,8,9,10,11,12,13,14.- FERNÁNDEZ, Oscar, Cyber-Mirada. Directorio Argentino de Internet "paginadigital".
Cyber Mirada: http://www.paginadigital.con.ar/articulos/2001seg/literatura/textis/osfern2.html.
7.- GUTIÉRREZ, Claudio, Neurofilósofo, http://cariari.ucr.ac.cr/~claudiog/La_informatica_como_ciencia_empirica.html
8.- FAJARDO FAJARDO, Carlos, Hacia una estética de la ciber-cultura,
http:/www.ucn.es/info/espectáculo/numero10/est_cibe.html
9.- LIENDO, Eduardo. El Mago de la cara de vidrio. Monte Ávila Editores,
http://www.terra.com.ve/aldeaeducativa/biografias/biograf25101.html
10.- Nietzsche, Federico, http://filo3000.supereva.it/nietzsche.htm?p 


http://pendientedemigracion.ucm.es/info/nomadas/7/star.gif
COLABORACIONES - COPYRIGHT | SUGERENCIAS REGISTRO DE LECTORES | LISTA E-MAIL | FORO //

EN SU MOMENTO ESCRIBIMOS ALGO SOBRE LA IDEA-CONCEPTO DE HOMUS TECNOLOGICUS,...y decíamos que era una tecnología principalmente para la reproducción de las clases dominantes interplanetarias,...y no para la amplia humanidad. Dado que las tecnologías existen y dado los problemas medioambientales y dado  la carga económica y lastre que es para la clase dominante la mayor parte de la humanidad; que necesitaban desembarazarse de la misma. Las fracciones dominantes no necesitan desde hace muchas décadas a la mitad de la humanidad,...por ello la asesina, con genocidio organizado,...en todas las partes del Planeta. CON LAS TECNOLOGÍAS NUEVAS, EN GENERAL, Y PARA SU PROYECTO DE COLONIZACIÓN INTERPLANETARIA,...LAS OLIGARQUÍAS FINANCIERA UNIVERSALES NO NECESITAN A LA HUMANIDAD TAL COMO HOY SE LA CONOCE,...SEGÚN NUESTROS CÁLCULOS NECESITARÍAN A SOLO UNA SEXTA PARTE,...ALGO ASÍ COMO MIL MILLONES DE HABITANTES, -YA DE POR SI PREPARADOS COMO HOMUS TECNOLÓGICOS,...QUE SIGNIFICA ESTE CONCEPTO-TERMINO: ESTO ES HOMBRE SEMIROBÓTICO, HOMBRE INFORMÁTICO, TELEMÁTICO,...PREPARADO PARA VIAJAR, TRABAJAR CON MAQUINARIAS SUPERSOFISTICADAS,...CON DINÁMICAS ROBOTICAS, INFORMÁTICAS,...NECESITAN TODOS LOS RECURSOS TERRESTRES Y CIERTA FUERZA DE TRABAJO PREPARADA PARA ESAS CONQUISTAS PLANETARIAS,...QUE DESDE HACE TIEMPO SERÍA DESDE EL PUNTO DE VISTA MARXISTA, LLEVADAS UNAS PRACTICAS DE ACUMULACIÓN ORIGINARIA MULTIMPERIALISTA INTERPLANETARIA,...se ha pasado de la acumulación imperialista multinacional, a la producción o proceso de producción y colonización solar.

A continuación reproducimos algunos artículos sobre el asunto de las nuevas tecnologías en los procesos de producción,...relacionado con las fuerzas productivas.

ciberconta. blog
Desarrollo tecnologico y cambio social.


Repercusiones del desarrollo tecnologico

Estructura socio-laboral y ocupacional
La introducción de tecnología avanzada en la actividad productiva está repercutiendo no sólo en la fabricación de productos, y en su diseño, sino también en el proceso de producción, con la sustitución de la mano de obra y el esfuerzo físico por la automatización, y en la integración de las diferentes fases del proceso en sistemas y diseños informáticos, lo que conlleva a un aumento de calidad y eficiencia. En la sociedad industrial, el nivel óptimo de productividad y rentabilidad se conseguía con un mayor volumen de producción al menor coste posible. En la sociedad postindustrial hay que añadir también la exigencia y demanda de calidad y originalidad en el diseño del producto, como requisito de competitividad. La tecnología permite la elaboración de distintos diseños de un mismo producto, de una manera rápida y barata.

La primera consecuencia que resulta de todo ello es la modificación de las características del mercado laboral. La tecnología ha supuesto no sólo la reducción de puestos de trabajo sino también la desaparición de multitud de oficios y profesiones, muchos de los cuales procedían de viejas ocupaciones artesanales que se ejercían en los pueblos, cuya actividad es realizada ahora, con mayor precisión y menor coste, por máquinas y robots. Pero junto al declive de las viejas ocupaciones, estables y socialmente definidas, están apareciendo otras nuevas como respuesta a las necesidades socioeconómicas del momento, y relacionadas con los nuevos productos, servicios y áreas de producción. Muchas de estas nuevas cualificaciones se valoran en función de su flexibilidad, capacidad de cambio y adaptación a diversidad de tareas. La industria del descanso, ocio y tiempo libre, se desarrolla en gran parte en áreas rurales, que han experimentado una transformación en su morfología espacial y en su actividad económica, lo que ha originado cambios significativos en su sistema de estratificación social y familiar.
Los cambios tecnológicos también están afectando a la organización de trabajo, como consecuencia de las nuevas formas de relación laboral y modelos de empleo -trabajo en casa, teletrabajo...- y a la cohesión e integración social, ya que las tecnologías pueden llegar a producir un nuevo sistema de estratificación social, a causa de la desigualdad de oportunidades que se está produciendo entre aquellos que disponen de información y saben utilizarla, y los que no pueden acceder a ella, o aun pudiendo no saben cómo hacerlo. En palabras de Castells, "la nueva tecnología de la información está redefiniendo los procesos laborales y a los trabajadores y, por lo tanto, el empleo y la estructura ocupacional. Mientras está mejorando la preparación para una cantidad considerable de puestos de trabajo y a veces los salarios y las condiciones laborales en los sectores más dinámicos, otra gran cantidad está desapareciendo por la automatización tanto en la fabricación como en los servicios... El aumento de preparación educativa, ya sea general o especializada, requerido en los puestos recualificados de la estructura ocupacional segrega aún más a la mano de obra en virtud de la educación... El trabajo degradado... se concentra en actividades poco cualificadas y mal remuneradas, así como en el trabajo temporal o los servicios diversos" . Esta diferenciación social, en función de los conocimientos tecnológicos, afecta no sólo a colectivos de personas, sino a comunidades, regiones y países.

En los próximos años se va a ir produciendo el auge de aquellas nuevas ocupaciones, que están en consonancia con el desarrollo económico y tecnológico: profesionales de la informática y de las telecomunicaciones, comerciales especializados en áreas expansivas, técnicos en gestión de recursos humanos, especialistas en diseño de sistemas electrónicos y de circuitos integrados, de programación e inteligencia artificial.., y los dedicados al sector electrónico. Ocupaciones que requieren unos conocimientos específicos, que generalmente se adquieren en el medio urbano. Son profesiones, consideradas socialmente con futuro, y que habitualmente se van a ejercer en complejos productivos especializados, localizados en parques tecnológicos, centros financieros y económicos situados en las áreas de expansión urbana de las grandes ciudades . Esto podrá llegar a producir una situación de dualidad sociolaboral dando origen a personas con exceso de trabajo y personas con exceso de tiempo libre ( Para conocer las nuevas demandas ocupacionales y perfiles profesionales requeridos por el empresariado aragonés ver: GOMEZ BAHILLO, C. y MARCUELLO SERVOS, Ch. (1997) - Jóvenes y mundo laboral. Formación y empleo en Aragón, Zaragoza, Gobierno de Aragón-Fondo Social Europeo.)
La repercusión de estos cambios en la estructura ocupacional se traduce, en primer lugar, en un trasvase de activos del sector secundario hacia el de servicios especializados, que ha pasado a convertirse en dinamizador de la economía, ocupando el puesto que anteriormente tenía aquél en la sociedad industrial. En segundo lugar, en el incremento del desempleo entre aquellos activos cuya cualificación profesional no es demandada en el sistema productivo, y sus conocimientos y habilidades han quedado desfasados como resultado de los procesos de reconversión y adecuación tecnológica del mundo empresarial. En tercer lugar, en la dificultad para acceder a un primer empleo por parte de los jóvenes que no han conseguido una especialización durante el período de educación formal. En cuarto lugar, en las dificultades de consecución de empleo, a corto y largo plazo, de colectivos de población que no asumen la necesidad de formación polivalente y de actualización de conocimientos de una manera permanente, o no disponen de medios o de posibilidades para hacerlo, lo que ocurre de una manera más generalizada entre la población del medio rural, y concretamente entre la población joven que tiene mayores dificultades para incorporarse a las nuevas ramas de productividad, por carecer de conocimientos específicos, y tienen que dirigirse a sectores productivos tradicionales, algunos de los cuales se encuentran en proceso de regresión y reconversión: agricultura tradicional, minería, pesca...
La relación entre empresa y trabajo también está experimentando cambios significativos. Se está pasando de trabajadores de plantilla a otras formas de relación laboral, por medio de las cuales las empresas cubren sus necesidades: subcontratas con empresas subsidiarias, contrataciones de servicios con personal autónomo independiente. //


//
NOMADAS.7 | REVISTA CRITICA DE CIENCIAS SOCIALES Y JURIDICAS | ISSN 1578-6730


Homo Tecnologicus: una mirada post-antropocéntrica
[Óscar Fernández]


"Cada Vez tenemos más máquinas a nuestro alrededor y la tecnología no deja de evolucionar. Los psicólogos han descubierto un nuevo mal que consiste en no saber adaptarse a ellas"(Alcalde- Enero 2002. Revista muy interesante)
En su desesperado intento por crear cultura, el mono creativo de "Desmond Morris"(otrora mono desnudo) busca alcanzar un algo que tal vez nunca se ha ido. El hombre hacedor de objetos es reconfigurados por el objeto mismo, del cual no necesita un conocimiento especializado para desarrollar un determinado uso. Es decir, que una persona cualquiera no necesita un doctorado en electrónica para encender un televisor o un radio, mucho menos necesita conocer cuales son los pasos que sigue un determinado producto industrial-alimenticio (como por ejemplo unas papitas fritas) para poder disfrutar del mismo. En consecuencia, tampoco necesitamos conocer mucho acerca del Internet y de toda la cultura massmedíatica que esto engloba para ser afectado y en consecuencia ser afectado por ella. Entonces podríamos decir que: "La mediatización telemática es el puente entre el Homo Sapiens y el Homo Tecnológicus".(cyber mirada). Ye es que hasta nuestra visión del mundo (paradigma) es afectado por los mass-media.
CYBER PARADIGMA
El universo informatico además de haber construido un lenguaje propio (cyber diccionario), ha traspasado el umbral del pensamiento moderno, conformando de este modo un nuevo pensamiento, una nueva forma de aproximarse a lo cotidiano para hipertexturizar el tiempo y desconfigurar el espacio.
LA REVITALIZACIÓN DEL ESPACIO-TIEMPO
Si bien es cierto que a comienzos de siglo con las publicaciones e la teoría general de la relatividad (1913) por Albert Einstein; generaron toda una revolución en el pensamiento global. También es cierto que la humanidad aun sigue altamente influenciada por la concepción lineal mecanicista de la ciencia. Es decir, sigue gobernada por una visión predictiva, exacta, cuantificable, comprobable, invariable y casi perfecta. Por lo tanto los seguidores de este paradigma aun eren en la posibilidad de poder predecir con exactitud la gran mayoría de los fenómenos naturales. Sin embargo, en el universo cibernético pareciera que las relaciones espacio- temporales se conformaran de otro modo.
En tal sentido, nos movemos sin movernos, estamos y no estamos, y en relación al tiempo resulta totalmente intrascendente el ahora, el antes y el después
LA CYBER LÓGICA Y LA CYBER ÉTICA
Las Razones que cimentaban el orden y el funcionamiento de nuestro mundo clásico, se han visto perturbadas por una nueva lógica fluctuamente, aleatoria, cuasi-caótica y en tal sentido difícilmente predecible. La cyber lógica se halla consustanciada con una nieva lógica llamada lógica difusa o también llamada lógica polivalente en la cual el clásico razonamiento basado en "si y no" es atravesado y superado por infinitos espacios intermedios entre las distintas categorías de "si" Y "no". En consecuencia las posibilidades de respuesta ante un determinado problema se multiplican y además de todo esto se hacen inseguras, inciertas, surge de este modo una nueva concepción del mundo y de las cosas fundada en la incertidumbre. De aquí el principio de incertidumbre del Heisemberg el cual nos abre los ojos ante la perspectiva de un universo azaroso y multifactorial.
En torno a la cyber ética, Dense Najmanovich nos aproxima cuando nos habla de la multidimencionalidad de la experiencia, en la cual las experiencias interactivas(cibernéticas) se suma a las experiencias de la vida de cada quien y arman una especie de "Pastiche" el cual es posteriormente interpretado por nuestra neocorteza, generando de este modo una visión (cosmovisión) del mundo, la cual es propia de cada individuo y es aquí donde el loco, el poeta, el asesino, el sicópata, el amante, el estudiante, el morboso, etc, se encuentran en un cyber café uno al lado del otro y se dan la mano, y en otra visión aun mas relativa de la ética nos encontramos con un mismo sujeto transformándose en cada uno de los estereotipos antes citados a través del pestañeo de un clic.
HOMO-MAQUINUS
"En 1936 un ingeniero inglés de 22 años presento, como parte de una tarea de un curso que recibía en la Universidad de Cambridge, el diseño de una máquina extraordinaria, conocida desde entonces como la máquina de Turing ( el nombre de este joven genio). La máquina de Turing era enteramente diferente a todas las máquinas de la revolución industrial que le habían precedido, porque no trabajaba sobre procesos materiales sino sobre procesos de información. Estando construida con elementos totalmente materiales. Producía resultados eminentemente intelectuales, mas propios de una " cosa pensante" que de una "cosa extensa". Ahora finalmente, en la computadora digital de propósito general, era posible mostrar cómo la materia podía producir el pensamiento". (Gutiérrez)
No necesito recordarles a Julio Verne para decirles que la ciencia ficción de hoy puede ser ciencia real en el futuro y tampoco necesito recordarles a las telenovelas, las series televisivas, las películas y los comics, los cuales en el principio se nutrían de la vida diaria para ser creados, y ahora son ellos los que nos crean y nos recrean. Recordemos a Eduardo Liendo en su incansable lucha contra El Mago de la cara de Vidrio:
"Solo una vez la suerte del mago estuvo en mis manos, pero ignoro si entonces actué como un magnánimo adversario o como un idiota redomado"
"Dadme apenas un soplo de aliento, y esta manos firmes multiplicaran su fuerza y lo lanzaran por la ventana. ¡Os llamo al combate frontal contra el mago de la cara de vidrio! Seguidme!..."
¿Hacia donde vamos?, ¿Que distancia existe actualmente entre el hombre y la máquina? ¿Estamos cerca de hacer un hombre-máquina? Ó por el contrario ¿Estamos mas próximos a construir una máquina humana?
Términos como: Biónica, Biorrobotica, Biotelematica, Inteligencia Artificial, entre otras, nos hablan de los intentos que vienen haciendo los seres humanos para darle respuesta a las preguntas arriba planteadas. Pero mas allá de los posibles avances y logros en estos interesantes campos del conocimiento. El hombre común, "el homo cotidianus" se pregunta ¿a dónde nos conducirá todo este desarrollo, y surge la angustia tecnológica que no es mas que el temor irrefrenable hacia cosas no existentes, pero que en un futuro podrían existir. ¿Es realmente valido asustarse así’, recordemos los marcianos de Orson Wells, y respondamos: ¿Fueron reales o no?, pues para aquellas personas que murieron si que lo fueron y de aquí el surgimiento de otra fase: "realidad virtual", la cual también pertenece al cyberdiccionerio. Y es que hoy dia con el surgimiento de toda esta nueva lógica (cyberlógica) la concepción de realidad y en consecuencia la de verdad deben ser rediscutidas.
CYBER ARTE
"En el corazón de esta video cultura siempre hay una pantalla, pero no forzosamente una mirada".(Juan Baudrillad)
Si ya resulta difícil entender la cybercultura por su condición de atemporalidad y a especialidad, mas aun resulta entender el arte cuyo lenguaje "Metafórico",aleatoriza en mayor grado las capacidades de comprensión humanas influenciadas por el paradigma Cartesiano-Newtoneano de naturaleza mecanicista.
Sin embargo, en el paradigma video-Cultural observamos las siguientes ideas fuerza:
. "Las hiperrealidades mediáticas definen una nueva sensibilidad".
. "La heterogeneidad, la discontinuidad, la fragmentación, la simulación, la diferenciación, la simultaneidad, el pastiche, el bridollage, y lo aleatorio, etc. Condensan toda una suerte de matriz mutagénica que afecta todos los ámbitos, en especial la ciencia y la cultura".
."El paradigma video-Cultural reconfigura la imagen que tenemos de: arte, ciencia, tecnología, hombre, espacio, tiempo, materia, realidad, verdad, ética, etc".
."Cuando hablan todos los sentidos a la vez se materializan imágenes oleatoriamente, estructurando lazos virtuales que se entretejen discontinuamente en el callejón de la experiencia".
."El hipertexto cibernético se lee y relee a si mismo creando nuevas formas de escritura y nuevos estamentos interpretativos".
."Las relaciones humanas se transhumanizan y ser almacenan en bits, para crear de este modo mentes inmortales sin cuerpos".
."En el arte digital el tiempo se eterniza y la posibilidad de acabar una obra se reduce a nada, en tal sentido, toda obra artística es inacabada y todo trabajo creador es un proceso en continua construcción , haciendo de las relaciones generadas en el interior de la misma, sistemas atemporales, a espaciales, y colectivos, de esta forma, la originalidad el la creación cibercultural se disipa".
."La nueva gramática digital hace de la realidad virtual un nuevo camino de cisiones pluridimencionales que atrapa las redes neuronales en nuevas interconexiones decodificando su lenguaje binario en imágenes confusas perdidas entre lo físico y lo virtual. Estableciendo de este modo una nueva lógica un nuevo pensamiento". "El cyber Pensamiento".
."El mundo es un caleidoscopio, la lógica la pone el hombre. El supremo arte es el azar".(Miguel de Unamuno)
CIENCIA Y ARTE
El arte como expresión de la cultura y la cultura como expresión del hombre, hacen de la vida un continuo ir y venir plural y heterogéneo. En consecuencia el pensamiento hecho arte se apodera de elementos interconectados y fluctuantes los cuales transforman de manera cambiante nuestra visión personal. Para BERTALANFFY:" La realidad es una interacción entre el conocedor y lo conocido, dependiente de múltiples factores de naturaleza biológica, psicológica, cultural, lingüística,etc." Las limitaciones corpóreas, en especial las neuronales hacen del conocimiento un entramado subjetivo que permite a través de la interpretación codificar/decodificar algo que por mas que se quiera no existe. Para NIETZCHE: "el mundo es apariencia".El arte como pensamiento permite reunir sistemas de ideas los cuales a pesar de ser en muchos casos puntos de fuerza enfrentados, no dejan de poseer un cierto espíritu sinérgico/armónico que les permite cohabitar el mismo nicho y en consecuencia permiten crear /recrear un nuevo horizonte de tolerancia. Si por lo consiguiente ha de ser vista la ciencia como una ficcionalización de mundo, entonces resulta mas satisfactorio(por lo menos desde el punto de vista emocional) observar al caos que representa la ciencia inscrito dentro de una filosofía que permita a éste ser pensado como ciencia y como arte.


REFERENCIAS
1.- Marcelo Arnold, Ph.D. y Francisco Osorio, M.A. Departamento de Antropología. Universidad de Chile
http://rehue.csociales.uchile.cl/publicaciones/moebio/03/frprinci.htm
2.- Ludwig VON BERTALANFFY (1901-1972), http://www.kli.ac.at/theorylab/AuthPage/V/Von_BertalanffyL.html
3.- Miguel de Unamuno: Niebla, http://www.fortunecity.es/poetas/relatos/166/Novelas/Niebla.htm
4.- Emergencia de la biotelemática y la biorrobótica: Integración de la biología, el procesamiento de información, redes y robótica, http://www.ekac.org/mecadkac.html
5.- Alcalde, Jorge, "Tecnoestrés". Colombia. Revista Muy interesante año 16 número 192. Pág. 27. Editora Cinco. 2002
6,7,8,9,10,11,12,13,14.- FERNÁNDEZ, Oscar, Cyber-Mirada. Directorio Argentino de Internet "paginadigital".
Cyber Mirada: http://www.paginadigital.con.ar/articulos/2001seg/literatura/textis/osfern2.html.
7.- GUTIÉRREZ, Claudio, Neurofilósofo, http://cariari.ucr.ac.cr/~claudiog/La_informatica_como_ciencia_empirica.html
8.- FAJARDO FAJARDO, Carlos, Hacia una estética de la ciber-cultura,
http:/www.ucn.es/info/espectáculo/numero10/est_cibe.html
9.- LIENDO, Eduardo. El Mago de la cara de vidrio. Monte Ávila Editores,
http://www.terra.com.ve/aldeaeducativa/biografias/biograf25101.html
10.- Nietzsche, Federico, http://filo3000.supereva.it/nietzsche.htm?p //

Nota: Volvemos a introducir directamente, como copiar, directamente del blog; para que se vean los cuadros,...a la vez para demostrar como tenemos limitaciones,...pero vamos adaptándonos a la problemática técnica,...¡¡.

// "Ecología Humana: Conceptos Básicos para el Desarrollo Sustentable

Visit the EcoTipping Points Website
Historias de éxito ambiental de todo el mundo con sus lecciones sobre cómo cambiar del deterioro a la restauración y la sustentabilidad.
Ecología Humana: Conceptos Básicos para el Desarrollo Sustentable
Autor: Gerald G. Marten
Fecha de publicación: November 2001

Capitulo 3- La Población Humana

De acuerdo con la evidencia arqueológica, los primeros seres humanos (Homo habilis) aparecieron en África hace unos tres millones de años. Utilizaron sencillas herramientas de piedra. Los humanos (Homo erectus) expandieron sus poblaciones a través de Europa y Asia hace cuando menos un millón de años. La especie humana moderna (Homo sapiens) apareció en África hace más o menos 1.3 millones de años, y permaneció únicamente en África durante muchos años. Homo sapiensextendió sus poblaciones a Europa, Asia y Australia hace unos 40,000 – 50,000 años. Los primeros humanos de que se tiene conocimiento en el Hemisferio Occidental llegaron de Asia hace aproximadamente 13,000 años.
Homo sapiens ha existido por lo menos durante unas 60,000 generaciones. La población humana total en el planeta fue probablemente menor a diez millones de personas durante casi todo ese tiempo. Hace alrededor de 10,000 años, el número de seres humanos empezó a crecer en ciertas partes del mundo, y este incremento continuó hasta hace 300 años. Hacia el año 1700 de nuestra era había alrededor de 600 millones de personas en el mundo. La población se ha multiplicado hasta llegar a seis mil millones de personas durante las 12 generaciones que han transcurrido desde 1700.
¿Por qué creció tan rápidamente la población humana durante los últimos siglos, después de crecer tan poco durante tanto tiempo? ¿La tecnología y la ciencia moderna han liberado a la especie humana de las regulaciones demográficas y las limitaciones a la capacidad de carga que se aplican a los demás animales? Este capítulo aporta una revisión de la historia demográfica humana, comenzando con la pequeña población de cazadores recolectores que constituyó la humanidad durante la mayor parte de su historia. Describe la expansión de la población humana a medida que la Revolución Agrícola se extendía por el mundo, y el aumento demográfico explosivo que siguió a la Revolución Industrial. El capítulo termina describiendo las implicaciones para el futuro.

Historia de la Población Humana

De la cacería y la recolección, a la agricultura

Las habilidades físicas y mentales de los humanos modernos – y su posición ecológica en el ecosistema – se formaron durante varios millones de años de evolución como cazadores recolectores. Los seres humanos vivieron en ecosistemas naturales que contenían muchas clases diferentes de plantas y animales, de las cuales solamente unas cuantas eran apropiadas como alimento para los humanos (Figura 3.1a). Con su tecnología de cacería y recolección, los humanos podían capturar únicamente una pequeña parte de la producción biológica total del ecosistema como alimentos para su consumo. La capacidad de carga para los humanos era similar a la de los demás animales, y las poblaciones humanas no eran mayores que las de otros animales. Los humanos probablemente consumían alrededor de 0.1 por ciento de la producción biológica de los ecosistemas que habitaban.
Esto cambió después de la Revolución Agrícola, que permitió a las personas crear sus propios pequeños ecosistemas para producir alimentos. La agricultura en su forma más simple apareció hace unos 12,000 años en el Medio Oriente. La gente estimuló a las plantas silvestres que utilizaba como alimento para que crecieran cerca de sus moradas, haciendo más fácil la recolección. Eventualmente domesticaron algunas de las plantas seleccionando especies individuales con características deseables, tales como partes comestibles más grandes, o más fáciles de procesar para el consumo. También domesticaron algunos de los animales silvestres que utilizaban como alimento. Así, las personas pudieron incrementar el porcentaje de la producción biológica del ecosistema que era accesible para el consumo humano (ver Figura 3.1b), y la capacidad de carga para los humanos aumentó.
Figura 3.1 Distribución de la producción biológica entre plantas y animales en la red alimenticia de un ecosistema.

Figura 3.1 Distribución de la producción biológica entre plantas y animales en la red alimenticia de un ecosistema.
La Revolución Agrícola comenzó en el Medio Oriente porque esa región era la que tenía la mayor cantidad de plantas y animales apropiados para la domesticación. Solamente unos cuantos cientos de plantas y unas pocas docenas de animales eran adecuadas para la domesticación en todo el mundo, y casi todas ellas fueron domesticadas hace cuando menos 5,000 años. No se ha domesticado ningún cultivo o animal importante en ninguna parte del mundo durante los últimos 5,000 años, y no se puede esperar que esto suceda en el futuro. Algunas partes del mundo, como Australia y el África sub-Sahariana, tenían muy pocas plantas o animales apropiados para la domesticación. En esas áreas, la agricultura sólo pudo comenzar después de que se importaron plantas y animales domésticos de otros lugares.
¿Por qué esperaron tanto los seres humanos para desarrollar la agricultura? El esfuerzo que las personas deben dedicar a formar y mantener ecosistemas agrícolas – preparar la tierra, sembrar los cultivos, cuidarlos, y protegerlos de las malas hierbas, insectos, y otros animales que quieren consumirlos – requiere mucho más trabajo humano que la cacería y la recolección. Es probable que las personas se encontraran satisfechas viviendo sin agricultura mientras no la necesitaron. Era conveniente dejar que la naturaleza hiciera el trabajo de producir alimentos. Sin embargo, los habitantes del Medio Oriente pueden haber sentido una fuerte necesidad de encontrar nuevas formas para hacerse de más alimentos hace unos 12,000 años, cuando un rápido cambio hacia un clima más árido redujo la producción biológica y la capacidad de carga humana del ecosistema de Medio Oriente.
A lo largo de un período de varios miles de años, la agricultura se extendió por el Medio Oriente, hacia Asia, África del Norte, y Europa, y surgió de manera independiente en China, América del Norte, Mesoamérica, Sudamérica y Nueva Guinea. Las poblaciones humanas crecieron en las áreas con agricultura (2 AD en la Figura 3.2). Aparecieron nuevas mejoras en la producción de alimentos en diferentes lugares y en momentos distintos, de manera que la capacidad de carga humana en cualquier lugar determinado creció en etapas (ver Figura 3.3). Cualquier nueva mejora significativa en la tecnología agrícola generaba un rápido incremento en la capacidad de carga, y en un período de siglos la población humana en esa región crecía hasta alcanzar la nueva capacidad de carga. Una vez que el crecimiento de la población resultaba imposible, la gente empezaba a sentir la presión de una disponibilidad de alimentos limitada. Esta presión, conocida como presión demográfica, motivaba a las personas a desarrollar mejoras adicionales en la tecnología agrícola, o a adaptar las prácticas agrícolas más productivas de los pueblos vecinos. Esto hacia que la capacidad de carga se elevara, y el ciclo ascendente de la población humana continuó como un circuito de retroalimentación positiva entre la población y la tecnología.
Figura 3.2 Crecimiento y distribución geográfica de la población humana durante los últimos 2,000 años. Fuente: Video “World Population” Zero Population Growth, Washington, DC. Nota: cada punto representa un millón de personas.

Figura 3.2 Crecimiento y distribución geográfica de la población humana durante los últimos 2,000 años. Fuente: Video “World Population” Zero Population Growth, Washington, DC. Nota: cada punto representa un millón de personas.
Los incrementos progresivos en la producción agrícola generalmente requerían un mayor esfuerzo para estructurar ecosistemas para que una mayor proporción de su producción biológica se canalizara al consumo humano (ver Figura 3.4). Este es el principio de ‘inexistencia de los almuerzos gratuitos’ (Nota del traductor: Esto se refiere a la traducción literal de la frase “there’s no such thing as a free lunch” en ingles, cuyo equivalente en español sería “nada es gratis en esta vida”). Toda elección tiene ventajas y desventajas. Toda ganancia tiene sus costos. Uno de los costos de tener más alimentos es una mayor carga laboral.
Figura 3.3 Esfuerzo humano requerido para las tecnologías de producción alimenticia con mayor rendimiento.

Figura 3.3 Esfuerzo humano requerido para las tecnologías de producción alimenticia con mayor rendimiento.
La población humana del planeta creció gradualmente durante más de 10,000 años después de la Revolución Agrícola (ver Figura 3.5A). Las poblaciones más grandes se encontraban en los grandes valles fluviales de la India y China. Durante este período hubo un incremento substancial de las poblaciones del Medio Oriente y Europa. La población mundial disminuyó 25 por ciento cuando la plaga conocida como la Peste Negra recorrió Asia y Europa durante el Siglo XIV, pero rápidamente volvió a alcanzar sus cifras anteriores durante el siglo siguiente. La gente de Europa estaba sintiendo la presión de una población que se encontraba en el límite de su capacidad de carga, pero la situación cambió en la medida en que las naciones europeas más poderosas emprendieron la colonización y el comercio globales durante el Siglo XVI. La disponibilidad de recursos incrementó la capacidad de carga de Europa, y la población europea empezó a crecer. La capacidad de carga creció aún más en la medida en que la Revolución Industrial ganó inercia durante el Siglo XVIII.
Figura 3.4 El esfuerzo humano requerido por tecnologías que incrementan la producción alimentaria.

Figura 3.4 El esfuerzo humano requerido por tecnologías que incrementan la producción alimentaria.

La Revolución Industrial

La Revolución Industrial tuvo un fuerte impacto en la agricultura. Cultivos muy productivos como el trigo, maíz, papas (patatas), camotes (boniatos) y arroz, que anteriormente estaban restringidos a las regiones del mundo donde originaron, se extendieron rápidamente por el mundo gracias al colonialismo y comercio europeos, lo que dio a los agricultores un ‘menú’ más amplio de cultivos altamente productivos de dónde escoger. La mecanización otorgó a los agricultores la habilidad para estructurar ecosistemas más eficazmente de lo que había sido posible solamente con el trabajo humano y animal. La Revolución Industrial se vio acompañada por una revolución científica, así como por nuevas tecnologías agrícolas que incrementaron aún más la producción agrícola. Las personas se hicieron capaces de capturar un porcentaje mucho mayor de la producción biológica del ecosistema para su consumo, y creció la capacidad de carga. El aumento de la capacidad de carga desde la Revolución Industrial ha sido tan grande y tan continuo que la población humana del planeta ha podido crecer exponencialmente durante los últimos 250 años (ver Figura 3.5B).
Figura 3.5 Diez mil años de crecimiento de la población humana. Fuente: Adaptado de Population Reference Bureau (1984) World Population: Fundamentals of Growth, Population Reference Bureau, Washington, D.C.

Figura 3.5 Diez mil años de crecimiento de la población humana. Fuente: Adaptado de Population Reference Bureau (1984) World Population: Fundamentals of Growth, Population Reference Bureau, Washington, D.C.
Las tasas de nacimiento eran altas antes de la Revolución Industrial. Las familias numerosas contribuían a satisfacer las elevadas demandas de mano de obra de la vida rural y asegurar la supervivencia de hijos que cuidaran a sus padres en la vejez. Las mejoras en la salud pública que resultaron de la revolución científica redujeron considerablemente las tasas de mortalidad en los países en vías de industrialización. Sus poblaciones crecieron rápidamente, ya que sus tasas de nacimiento permanecieron elevadas. Al llegar el Siglo XIX, la urbanización y las mejoras en la supervivencia de los hijos hicieron que las familias numerosas no resultaran tan necesarias. Las tasas de nacimiento empezaron a disminuir a medida que la gente adoptaba diversos métodos para limitar el tamaño de las familias. Las poblaciones de las naciones industrializadas continuaron creciendo rápidamente durante el Siglo XIX y la mayor parte del XX (ver Figura 3.6; y comparar el año 1950 de nuestra era, con el 1600 que aparece en la Figura 3.2). No obstante, su crecimiento demográfico generado internamente era cercano a cero a finales del Siglo XX. Las poblaciones de algunas naciones industrializadas continúan creciendo, debido principalmente a la inmigración proveniente de otros países.
El ‘envejecimiento’ demográfico se ha convertido recientemente en un asunto prioritario para las naciones industrializadas. Hay un cambio de una población que crece rápidamente y tiene un alto porcentaje de personas jóvenes, a otra que crece despacio, o deja de crecer, y tiene un porcentaje elevado de personas mayores. Esto está reduciendo el número de jóvenes económicamente productivos en relación a las personas mayores jubiladas a las que éstos deben de mantener. El ‘envejecimiento’ está muy avanzado en Japón, ha comenzado en Europa y Norteamérica, y en unas cuantas décadas se convertirá en un asunto prioritario para las naciones en vías de desarrollo que están reduciendo su crecimiento demográfico. Algunas personas de los países cuya población ‘envejece’ han sugerido que deben incrementarse las tasas de nacimiento para que haya más jóvenes que mantengan a los ancianos – un curso de acción cuyos beneficios a corto plazo agravaría el problema de sobrepoblación a largo plazo, resultando en más ancianos que mantener en el futuro. Muchos países industrializados, como Japón, ya tienen poblaciones y niveles de consumo mucho mayores a los que pueden mantenerse con los recursos existentes dentro de sus propias fronteras. Apenas están conscientes del grado al que han excedido su capacidad de carga, ya que su posición económica privilegiada les permite recurrir a recursos extensos mas allá de sus fronteras.
Figura 3.6 Aumento en las poblaciones de países industrializados y en vías de desarrollo del 1800 al 2000. Fuente: Datos de Population Reference Buread, Washington, D.C.

Figura 3.6 Aumento en las poblaciones de países industrializados y en vías de desarrollo del 1800 al 2000. Fuente: Datos dePopulation Reference Buread, Washington, D.C.
Las poblaciones del mundo en vías de desarrollo comenzaron a crecer rápidamente durante el Siglo XX, cuando la salud pública moderna redujo las muertes, pero los nacimientos se mantuvieron elevados. La mayor parte del crecimiento de la población del mundo se encuentra actualmente en el mundo en desarrollo (ver Figura 3.5; y comparar el año 2000 de nuestra era con el de 1950 de la Figura 3.2). Una gran cantidad de personas está migrando de las partes más pobladas del mundo en vías de desarrollo en busca de mejores oportunidades económicas en Norteamérica, Europa y Australia. Los nacimientos empezaron a disminuir en algunas partes del mundo en vías de desarrollo hace unos 20 años, pero permanecen elevados en muchas áreas. Aún si los nacimientos disminuyen considerablemente, la población del mundo en vías de desarrollo continuará creciendo por varias generaciones (2030 en la Figura 3.2). Las poblaciones del mundo en vías de desarrollo tienen un porcentaje tan grande de personas jóvenes que, aún con familias más pequeñas, el número de nacimientos del gran número de personas en edad reproductiva excederá con mucho al pequeño número de ancianos que morirá.

La Revolución Verde

El incremento más reciente de la capacidad de carga humana comenzó hace unos 40 años con la Revolución Verde, que utilizó técnicas modernas de reproducción de plantas para crear variedades de alto rendimiento de arroz, trigo, maíz y otros cultivos para elevar la producción de alimentos para la población de crecimiento acelerado en el mundo en vías de desarrollo (ver Figura 3.7). Los rendimientos más grandes sólo eran posibles para las nuevas variedades bajo condiciones ideales para el crecimiento, tales como abundancia de agua, aplicaciones óptimas de fertilizantes, y la utilización de plaguicidas químicos para reducir el daño a los cultivos. La irrigación se expandió a una escala masiva, particularmente en las regiones semiáridas. La irrigación no solamente proporcionó el agua necesaria para obtener mayores rendimientos, sino que también permitió a los agricultores cultivar una cosecha adicional durante la temporada de sequía. Algunas de las nuevas variedades se diseñaron para madurar rápidamente, de manera que los agricultores pudieran habilitar varias cosechas en un año. Una mayor producción de alimentos significaba más trabajo – ‘nada es gratis’. Mientras que la agricultura moderna utiliza maquinaria impulsada por combustibles derivados del petróleo para hacer el trabajo, muchas familias del mundo en desarrollo, que carecen de mecanización, deben trabajar largas y difíciles jornadas para producir alimento suficiente en la pequeña porción de tierra que tienen disponible.
Figura 3.7 Aumento en la capacidad de carga y de la población humana desde la Revolución Industrial.

Figura 3.7 Aumento en la capacidad de carga y de la población humana desde la Revolución Industrial.
Los seres humanos han incrementado su capacidad de carga más de 1,000 veces desde la Revolución Agrícola, canalizando porcentajes cada vez mayores de la producción biológica de la tierra hacia el consumo humano. ¿Podemos esperar otra revolución en la tecnología agrícola para incrementar la capacidad de carga a niveles aún más altos de los que tiene actualmente? La respuesta bien podría ser que no. Serán posibles aumentos moderados en la producción de alimentos a través de una implementación más completa de la Revolución Verde, especialmente en África. Los cultivos y ganados genéticamente modificados podrían incrementar la producción de alimentos hasta en 20 por ciento más allá de las ganancias que resultaron de la Revolución Verde. Nadie sabe si habrá avances imprevistos en la tecnología agrícola que permitan aumentos en la producción de alimentos más allá de nuestra imaginación, pero el futuro no parece ofrecer mayores incrementos con las tecnologías con que se cuenta actualmente.
Muchos de los logros alcanzados durante las décadas recientes podrían resultar insostenibles. Buena parte del incremento en la producción de alimentos se ha debido a la expansión de la agricultura sobre tierras que no resultan apropiadas para el uso agrícola a largo plazo, o a la irrigación proveniente de mantos freáticos que pronto se verán agotados. Los costos ambientales de estos logros pueden ser elevados. Los insumos intensivos de fertilizantes químicos y los plaguicidas para la Revolución Verde contaminan el agua afluente de las granjas. Los cultivos o ganados genéticamente modificados podrían tener efectos lesivos no anticipados sobre la salud humana o el medio ambiente. Recientemente se descubrió que el polen del maíz que había sido genéticamente modificado para matar plagas de insectos puede desplazarse fuera de los maizales y matar mariposas.
Figura 3.8 Porcentaje aproximado de la producción biológica del planeta controlada por humanos.

Figura 3.8 Porcentaje aproximado de la producción biológica del planeta controlada por humanos.
Los logros de la producción agrícola del pasado se han conseguido principalmente aumentando nuestra porción de la producción biológica de la Tierra (ver Figura 3.8), y no aumentando la producción biológica en sí. Incrementar de manera significativa la producción biológica de la Tierra, que depende fundamentalmente de los climas regionales y la cantidad de luz solar que llega al planeta, está más allá de la habilidad de los seres humanos. Tampoco hay mucho margen adicional para incrementar el porcentaje destinado al consumo humano, ya que controlamos cerca de la mitad de la producción biológica terrestre del planeta. Nadie sabe exactamente cuanta gente puede mantener el planeta de manera sustentable, pero es claro que hay un límite, y la población humana parece estar acercándose a él.

Mecanismos Sociales de Regulación de la Población

La población de ciervos de la que se habló en el Capítulo 2 estaba limitada por la disponibilidad de alimento. Si las poblaciones animales están limitadas por la disponibilidad de alimento, ¿por qué la mayoría de los animales silvestres parece saludable y bien nutrida? La respuesta radica en el hecho de que muchas poblaciones animales se encuentran por debajo de la capacidad de carga de su medio ambiente. La capacidad de carga es un límite superior que la disponibilidad de alimento impone a todas las poblaciones; pero es común que las poblaciones se vean reguladas por debajo de los límites de disponibilidad de alimento por fuerzas ecológicas distintas a la desnutrición y la inanición. Depredadores como los lobos y pumas matan ciervos, reduciendo el tamaño de sus poblaciones por debajo de su capacidad de carga. Donde hay depredadores, los ciervos se encuentran con alimento en abundancia y están saludables. Por desgracia, la gente ha exterminado a estos depredadores en muchas regiones porque los depredadores grandes también matan al ganado. Donde no hay depredadores es común ver ciervos tan numerosos que muchos de ellos mueren de hambre durante el invierno, cuando la disponibilidad de su alimento es menor.
La depredación no es la única manera en que las poblaciones animales se ven reguladas por debajo de los límites que les impone la disponibilidad de alimento. Muchos animales tienen mecanismos sociales para prevenir la sobrepoblación. Cuando las aves seleccionan parejas para reproducirse, cada pareja de reproductores establece un territorio de donde excluye a todas las demás aves de su misma especie. Como consecuencia de la evolución, los territorios de las aves tienen un tamaño suficiente como para proporcionar suficiente alimento para la pareja reproductora y sus crías. Si no hay bastante espacio como para permitir un territorio adecuado para todas las aves de la población, las aves en exceso no obtienen un territorio y no se reproducen. Además, las aves tienen mecanismos fisiológicos de retroalimentación para reducir su producción de huevos cuando escasea el alimento. Algunas especies de aves incluso parecen tener exhibiciones sociales para evaluar su población, con respuestas hormonales a las exhibiciones, que reducen la producción de huevos si la población es demasiado grande.
Muchos otros animales, incluso los seres humanos, tienen mecanismos parecidos para mantener sus poblaciones dentro de los límites impuestos por la disponibilidad de su alimento. Los orígenes evolutivos de la territorialidad humana, y su función en la regulación de la población en las sociedades humanas puede verse en la conducta social de los monos y simios que viven en grupos y excluyen a todos los demás individuos de su especie de sus territorios. Aunque la organización social detallada de los monos y los simios varía enormemente de una especie a otra, es común que los machos sean hostiles cuando se encuentran con miembros de otros grupos, matando a las crías del otro grupo si encuentran la oportunidad. Cuando el alimento es abundante, las hembras con crías tienden a quedarse en el centro de su territorio, donde se encuentran a salvo de encuentros peligrosos con grupos vecinos. Sin embargo, en tiempos de escasez, las hembras se pueden ver forzadas a buscar alimento cerca al borde de su territorio, donde sus crías son vulnerables. Además, las hembras bajo presión frecuentemente descuidan a sus crías. En consecuencia, las muertes infantiles tienden a crecer cuando hay demasiados individuos para los recursos alimentarios del territorio, y la población disminuye. Esto es un circuito de retroalimentación negativa que mantiene a la población dentro de los límites de su disponibilidad de alimento.
La Figura 3.9 muestra cómo las sociedades humanas tradicionales han utilizado la retroalimentación negativa para mantener sus poblaciones por debajo de la capacidad de carga, de manera que no sean reguladas por la inanición. Cuando las poblaciones humanas crecen hasta alcanzar tamaños cercanos a su capacidad de carga, es común que la tierra, los alimentos, el agua para riego u otros recursos se vuelvan escasos. Un incremento de la población conduce a una disminución de los recursos. Esto lleva a que se realicen acciones humanas que reducen la población disminuyendo los nacimientos o incrementando el número de muertes (generalmente muertes de infantes). En muchas sociedades, particularmente en islas, el circuito de retroalimentación de la Figura 3.9 ha sido establecido a conciencia. En otras sociedades, los mecanismos para reducir el número de nacimientos pueden haber formado parte del tejido cultural sin que haya existido una conexión consciente con la población y la capacidad de carga. No importa cuáles sean los detalles, el circuito de retroalimentación negativa ha sido poderoso. Las tasas de mortalidad altas – basadas en la imagen de que la vida de los seres humanos primitivos fue ‘corta y brutal’ – no son suficientes para explicar el crecimiento infinitesimalmente lento de la población humana durante más de 50,000 generaciones.
Figura 3.9 Circuitos de retroalimentación negativa para el control de la población humana.

Figura 3.9 Circuitos de retroalimentación negativa para el control de la población humana.
Los seres humanos del pasado sobrevivieron en territorios de pequeña escala. Muchas sociedades tradicionales tienen hoy en día territorios de dimensiones semejantes a los de entonces. Los habitantes de territorios de pequeña escala tienen un conocimiento detallado de su área y del número de personas que puede mantener, y emplean métodos tradicionales de control natal para hacer que su población se mantenga dentro de esos límites. Amamantar es una contribución importante al control natal, ya que generalmente las mujeres no son fértiles durante el período en el que están dando pecho a un infante, y en algunas culturas duermen aparte de sus maridos durante ese tiempo. La costumbre tradicional de amamantar a un infante durante tres o cuatro años proporciona un espaciamiento natural entre los hijos. Por desgracia, esta costumbre está desapareciendo en la medida en que las madres modernas alimentan a sus hijos con biberón en lugar de amamantarlos.
La regulación tradicional de la población también está respaldada por la estructura del matrimonio de algunas sociedades. Por ejemplo, el esposo en una sociedad poligámica, una forma común de organización social tradicional humana, puede rotar la actividad sexual entre sus esposas de manera que cada una de ellas se embarace únicamente una vez cada dos o tres años. Las costumbres tradicionales de herencia en las sociedades monógamas pueden tener un efecto importante sobre las tasas de matrimonios y nacimientos. Por ejemplo, en algunas culturas era una práctica común el heredar a un solo hijo la propiedad familiar. Un hijo con herencia podía costear su matrimonio, pero los demás hijos, sin ella, no podían hacerlo. Esto generaba un fondo de mujeres solteras, que tenían muchos menos hijos que las casadas – de la misma manera que lo que sucede con las aves, que no se reproducen si no pueden asegurar un territorio.
Las sociedades tradicionales utilizan hierbas locales para evitar el embarazo o inducir el aborto. El infanticidio era común en todo el mundo hasta el Siglo XX, y todavía es frecuente en algunas regiones. Las personas matan a los infantes no deseados para espaciar sus hijos o cuando son incapaces de cuidarlos debido a la pobreza o la escasez de alimentos. Debido a que en muchas culturas las niñas tienen menos valor social que los niños, el infanticidio se dirige principalmente a las hembras, una práctica que reduce la capacidad reproductiva de la generación siguiente de manera más efectiva que el infanticidio de los machos. Con los recientes avances para identificar el sexo de los niños antes del nacimiento, en algunas regiones también se dirige el aborto hacia las hembras. Los métodos anticonceptivos modernos ofrecen actualmente alternativas atractivas al aborto y al infanticidio como métodos de planificación familiar.
Los conflictos territoriales han jugado desde hace mucho un papel importante en la regulación de las poblaciones humanas. Por ejemplo, si los habitantes de un poblado están forzando los límites de sus recursos (acercándose por ejemplo a una carencia de alimentos, tierra, o agua para riego), puede tratar de utilizar los recursos de un poblado vecino, o recursos sujetos a disputas de propiedad cercanos a los límites del poblado. Esto puede desencadenar una serie de efectos que reducen los nacimientos. Las emociones pueden ser intensas durante los conflictos territoriales de los poblados. La violencia no es inusual, aunque generalmente no hay muchas muertes. El número de nacimientos suele disminuir durante los conflictos territoriales de todas las sociedades, tanto tradicionales como modernas, ya que las parejas esperan que lleguen ‘tiempos mejores’. Algunas sociedades tradicionales prohíben la actividad sexual durante los períodos de conflicto.
La territorialidad sigue siendo una parte significativa del comportamiento humano en el mundo moderno, donde los territorios más importantes son las naciones. Sin embargo, la mayoría de las naciones son demasiado grandes como para presentar los circuitos de retroalimentación negativa entre el tamaño de la población y la capacidad de carga que podrían presentar los territorios de menor escala en el pasado. La capacidad de carga de una nación entera no es obvia para nadie, especialmente si esa nación importa grandes cantidades de alimentos del exterior. En lugar de mantener el tamaño de sus poblaciones dentro de ciertos límites las naciones modernas frecuentemente han fomentado el crecimiento demográfico debido a las ventajas militares que ofrece el tener una población más grande. El comportamiento territorial se vuelve más perverso que funcional cuando las naciones hacen uso de armamento moderno y ejércitos bien organizados para intensificar los conflictos territoriales hasta que se convierten en guerras que matan a miles o incluso millones de personas sin proporcionar los beneficios ecológicos que la territorialidad tenía en el pasado.

La Explosión Demográfica y la Calidad de Vida

La calidad de vida de la masiva población humana de la actualidad se encuentra severamente limitada por la capacidad finita de los ecosistemas para proporcionar alimentos y otros recursos esenciales para el uso humano. Los recursos de suelo y agua del planeta Tierra son sencillamente insuficientes para tanta gente. El crecimiento urbano acelerado de las décadas recientes ha resultado en exigencias muy severas sobre los materiales y servicios provenientes de los ecosistemas circundantes. Las consecuencias son particularmente graves en muchas ciudades del mundo en vías de desarrollo, que han ido retrasándose sin remedio en la dotación de vivienda, el suministro seguro de agua, la recolección de residuos sólidos, la disposición final de aguas residuales, y otros servicios básicos para sus poblaciones en expansión. Los prospectos de un mejor futuro están disminuyendo rápidamente a medida que la población creciente continúa creciendo a tasas alarmantes.
La consecuencia más grave de la sobrepoblación humana es la onerosa demanda de alimentos sobre los ecosistemas. No hay comida suficiente para todos cuando una población rebasa su capacidad de carga (ver Figura 2.11) – este es un problema que no puede resolverse del todo mediante una distribución de alimentos más equitativa. La situación se puede deteriorar cuando la sobrepoblación detona una cadena de efectos a través de los ecosistemas y los sistemas sociales que reduce la capacidad de carga en lugar de incrementarla. Esto puede ocurrir cuando la escasez de comida obliga a las personas a producir más alimentos sembrando cultivos o pastoreando ganado en suelos que no son adecuados y con una intensidad que el suelo no puede sostener. La erosión, el agotamiento de la fertilidad de los suelos, la acumulación de químicos tóxicos, y muchas otras formas de daños a los suelos pueden ocasionar que la producción de alimentos – y la capacidad de carga – disminuyan en un círculo vicioso (un circuito de retroalimentación positiva) de suministro inadecuado de alimentos y uso inadecuado del suelo.
Cuando esto sucede, es común que las personas emigren a otra región con mejores condiciones. Actualmente, el mundo en vías de desarrollo tiene millones de refugiados ambientales que emigran a las ciudades porque ya no pueden sobrevivir en las áreas rurales donde sus familias han vivido por generaciones. Si las personas no pueden emigrar, y carecen de la riqueza necesaria para adquirir alimentos en otros lugares, la malnutrición aumenta el número de muertes (especialmente entre los niños más pequeños), y la población disminuye de una manera muy similar a la de una población de ciervos que rebasa su capacidad de carga. Este sombrío panorama no es hipotético. Ha acontecido miles de veces a escala local en el pasado, y ha sucedido más recientemente en Corea del Norte y en varias partes de África. Hoy en día hay una espiral descendiente de hambre y degradación del suelo en las regiones montañosas de Asia donde hay demasiadas personas ocupando tierras con un potencial limitado para la producción de alimentos.
Aún donde el hambre no es un problema, los costos sociales de tener que producir más alimentos van más allá de lo que se podría haber pensado. Las variedades de alto rendimiento requieren mayores gastos en fertilizantes químicos y plaguicidas que las variedades tradicionales localmente adaptadas que los campesinos utilizaban antes de la Revolución Verde. Los gastos valen la pena si los rendimientos son lo suficientemente altos, pero los gastos elevados también pueden llevar a los agricultores a endeudarse. La equidad económica ha disminuido en todo el mundo a medida que los agricultores pierden sus tierras debido al endeudamiento, y los agricultores más ricos o las corporaciones agrícolas adquieren más tierras. Otro costo social de producir grandes cantidades de alimentos proviene del hecho de que buena parte del incremento de la producción de alimentos de la Revolución Verde se alcanza con un mayor número de ciclos agrícolas por año. Esto tiene como resultado más trabajo, con consecuencias dramáticas para el sistema social. La gran demanda laboral de la agricultura de la Revolución Verde deja menos tiempo para las actividades comunitarias. Hay menos tiempo para ayudar a los vecinos durante los períodos pico de trabajo, menos tiempo para proyectos comunitarios como el mantenimiento de terrazas o canales para riego, o para la construcción de viviendas para los recién casados (donde todavía existe esta costumbre), y menos tiempo para los festivales religiosos o de otro tipo, que contribuyen a la solidaridad comunitaria.
La sobrepoblación incrementa la competencia por recursos ya limitados. Hoy en día son frecuentes las disputas por el acceso a recursos compartidos; por ejemplo, el agua para riego o la energía hidroeléctrica proveniente de ríos que fluyen a través de varios países, o los recursos marinos que se encuentran en ‘zonas económicas exclusivas’ o “mar patrimonial” (a menos de 320 kilómetros de distancia de la línea de costa) de más de una nación. Las disputas que surgen alrededor de recursos naturales valiosos han ocasionado muchas guerras en el pasado y puede esperarse que causen más en el futuro a medida que la competencia por obtener los recursos limitados se intensifique. Sin embargo, la principal fuente de violencia en la actualidad es el conflicto entre grupos étnicos distintos que compiten sobre los mismos recursos dentro de algunas naciones. Las guerras por la autonomía regional o la independencia han proliferado por muchas partes del mundo en años recientes. Uno de las principales contiendas en estos conflictos es si los recursos serán controlados por los grupos étnicos mayoritarios o por la elite en el poder que controla la nación – o por poblaciones regionales que habitan el área.
¿Qué podemos hacer acerca de la población demográfica? El mensaje más importante de este capítulo ha sido que la población humana de la Tierra está acercándose muy rápidamente a su capacidad de carga, sin que exista la esperanza de que haya un incremento importante de esta capacidad en el futuro previsible. Aunque la gente estaría dispuesta a hacer lo mejor posible para mantener la población cómodamente dentro de los límites actuales de la capacidad de carga, la inercia de la explosión demográfica hace que esa elección sea imposible por lo pronto. Lo más que podemos esperar es que disminuya la velocidad del crecimiento de la población tan rápidamente como sea posible. Dado que la mayor parte del crecimiento demográfico se encuentra actualmente en el mundo en vías de desarrollo, la clave para detener la explosión demográfica se encuentra en esa región.
Existe la creencia popular de que el crecimiento económico debe preceder a la disminución de la natalidad del mundo en vías de desarrollo, tal como pareció suceder con del desarrollo económico de las naciones industrializadas. Sin embargo, hay estudios recientes que muestran que la disminución de las tasas de natalidad en Europa se asoció más al acceso a los mecanismos de control natal y a los cambios de actitud acerca del tamaño de la familia y la aceptación social de la utilización de métodos de control natal. Las tendencias recientes en algunos países del mundo en vías de desarrollo han mostrado lo mismo. Mientras que el desarrollo económico y la educación, especialmente de las mujeres, pueden contribuir a reducir las tasas de natalidad, no es necesario esperar a que se den estas condiciones. Muchas mujeres del mundo en vías de desarrollo, ricas y pobres, quieren tener familias pequeñas a través del acceso inmediato a la planificación familiar. Su principal necesidad radica en el acceso a los métodos modernos de control natal y a información robusta acerca de cómo utilizarlos.

Puntos de Reflexión

  1. Encuentre cuál era la población humana de su nación hace 100 años. ¿Cuál es la población actual? ¿Cuáles son las tasas de natalidad y mortalidad? ¿Cómo se comparan las tasas actuales de natalidad y mortalidad con las de hace 100 años?
  2. ¿Cuántas personas cree usted que puede sostener el área (o la nación) donde vive? ¿Cree que su comunidad tiene pocas personas o demasiadas? ¿O justo las adecuadas? ¿Y qué dice de su país? ¿Cuáles son las ventajas y desventajas de tener más o menos personas? ¿Cuáles son las conexiones entre el número de personas y la calidad de vida?
  3. Las poblaciones que envejecen son una preocupación importante para las naciones industrializadas de la actualidad. Existe una tendencia hacia un mayor número de personas jubiladas que son mantenidas por un número cada vez menor de personas en edad de trabajar. Algunas naciones están considerando establecer políticas para estimular una tasa de natalidad más elevada para contar con una fuerza laboral más numerosa. ¿Piensa usted que esto es una buena idea? ¿Puede pensar en otras formas para enfrentar el problema del envejecimiento?
  4. ¿Qué sucede cuando las poblaciones humanas rebasan su capacidad de carga? ¿Puede usted pensar en ejemplos concretos?
  5. Millones de ‘refugiados económicos’ se desplazan de las naciones pobres a las ricas todos los años. Algunos ciudadanos de las naciones ricas piensan que la inmigración debiera ser controlada estrictamente. Otras personas piensan que debería haber un libre movimiento de personas por todo el mundo. ¿Usted qué piensa? ¿Cuáles son las ventajas y desventajas de cada una de estas políticas?
  6. ¿Las naciones ricas que han controlado el crecimiento de sus poblaciones deberían proporcionar asistencia alimenticia a las naciones pobres con altas tasas de crecimiento demográfico? ¿Las naciones ricas deberían proporcionar algún otro tipo de asistencia a las naciones que no cuentan con suficientes alimentos?

  7. Ciencia-técnica y sociedad.

  8. Hace décadas se potenció y desarrolló los estudios y literatura sobre la revolución científico-técnica. La misma se dio en los dos tipos de sociedades conocidas o en auge-dominantes: Occidente y lo llamado Socialismo real. Ambas sociedades habían desarrollados procesos productivos sociales globales con máquinas herramientas y cadenas de producción robotizadas, informatizadas,...que les permitían colonizar los planetas, regir y administrar, incluso las guerras desde centros operadores telemáticos. A esto incluido las tecnologías sanitarias, el dominio y utilización atómica,...LA SOCIEDAD CAPIIMPERIALISTA ESTABA A UN NIVEL TECNOLÓGICO Y ECONÓMICO QUE LES PERMITÍAN Y OBLIGABAN A REDUCIR EL LASTRE SOCIAL,...ESTE LASTRE HABÍA QUE ANIQUILARLO PORQUE LES QUITABAN ESPACIO VITAL Y EMOCIONAL. 


  9. //"El proceso globalizado en perspectiva
  10. Manuel Gala
  11. Universidad de Alcalá

  12. Resumen. El cambio científico–tecnológico ha producido una superpoblación mundial que impide soluciones autárquicas y exige la aceleración de la innovación tecnológica.
  13. El proceso globalizador se convierte así en difusión de una cultura tecnológica productiva en la que solamente pueden participar los países con mayor capacidad de desarrollo económico. La institución que puede superar las fronteras nacionales e innovar tecnológicamente es la empresa privada compitiendo en un mercado transnacional. Sin embargo, el mercado así creado es altamente imperfecto, genera deseconomías externas y potencia los desequilibrios de renta y ambientales; un mercado que conserva el poder oligopolístico de la nación y de los propios
    sistemas oligopolísticos empresariales, favoreciendo la movilidad de capital y limitando la de un trabajo que no produce valor añadido. Los desequilibrios así creados producen el rechazo de los intereses nacionales, la reacción cultural violenta del terrorismo y los desastres ecológicos; además de una pobreza catastrófica. El futuro depende de la aceleración del conocimiento, un mejor reparto que racionalice la cultura utilitarista y una mayor aceptación de la diversidad cultural. Palabras clave.
    Clasificación JEL. F01, F02.
    Abstract. Scientific–technological change has provoked world overpopulation, being
    necessary to increase the global output through further innovation and interdependency.
    Globalization is thus a process that spreads a technological culture, facing
    resistance from old cultural identities less evolved in the past and in national interest.
    The only institution that can promote technical innovation and overcome national
    boundaries is the private enterprise. From this point of view, globalization is the
    creation of a multinational market with capital mobility and labour rigidity. As a result,
    the international market is highly imperfect, being dominated by national interests
    and oligopolistic forces: a market that is bound to create disequilibria such as
    poverty, ecological disasters and violent cultural reactions. The model requires more
    demographic control, faster technological innovation, acceptance of cultural diversity
    and better redistribution of income.
    Key words. Globalisation, national sovereignty, multinational enterprises, poverty.
    JEL classification. F01, F02.
           
           El término globalización ha invadido nuestra conciencia colectiva con una fuerza extraordinaria en los últimos años, tanto como manifestación de un proceso dinámico de la Humanidad (y por tanto, positivo), como causa y efecto de desequilibrios y desigualdades que pueden llegar a tener consecuencias catastróficas. De hecho, su presencia es relativamente reciente. Así, hace apenas dos años, Stanley Fisher en su alocución ante la American Economic Asociation destacaba su práctica inexistencia en los años setenta, y cómo ya en el año 2000 aparecieron al menos 500 trabajos de análisis e investigación referidos al mismo año 2000, y en el año 2003 los links en Internet (Google) pasaban ya de 1.600.0001.
            En la actualidad, estas cifras siguen creciendo exponencialmente y el término globalización está presente en la mayoría de encuentros de todo tipo y dimensión. Así, hoy vivimos en, y para, un proceso que supera los límites de la nación desde un punto de vista no sólo económico sino también socio–político y cultural, pudiéndose decir a este
    respecto que la Humanidad se encuentra inmersa en la mayor revolución cultural desde el Renacimiento.
           Sobre las cifras y la expansión de los análisis publicados se pueden hacer dos comentarios iniciales pertinentes: la extraordinaria preponderancia de un enfoque economicista (incluyendo en él buena parte de los que se refieren a los problemas ecológicos), y el escaso énfasis en un análisis más amplio e interdisciplinar, facilitador de una comprensión integral del proceso actual, así como de una mayor capacidad de previsión del futuro. Sin embargo, en los dos últimos años –sin duda inducida por la inseguridad que ha provocado el terrorismo musulmán– se ha manifestado una clara tendencia a considerar las barreras culturales como el mayor obstáculo para crear una sociedad globalizada con intereses comunes.
           En este artículo se trata de acometer un enfoque general, en cierto modo antropológico,
    enmarcado de manera necesaria en la evolución humana, lo que proporciona una cierta
    atemporalidad. Es por tanto un enfoque evolutivo–tendencial que solamente tendría
    un sentido positivo si se apoyara en una confianza teleológica en su propia evolución.
    De hecho, la pretensión de convertir la Tierra en un espacio común, y la Humanidad
    en una sola sociedad homogénea, es tan antigua como el mismo ser humano (está
    en el sentimiento de culpa de sus primeras manifestaciones escritas, comenzando por el
    Árbol de la Ciencia y siguiendo con la fragmentación de la Torre de Babel), y ello a pesar
    de que la creatividad como fuerza motora de la evolución siempre se apoyó en la diversidad,
    y que la búsqueda de la igualdad absoluta a través de la afirmación del colectivo
    frente al individuo no hizo sino congelar el tiempo histórico en lugar de anticiparlo,
    tal como ocurrió con los sistemas comunistas del siglo XX.
    La globalización así considerada es, por tanto, polifacética y tiene diversas manifestaciones
    con ritmos diversos de aceptación e implementación. Pero ante todo, se caracteriza
    por la búsqueda de una cultura común mediante la cesión de la propia identidad. Así,
    el beneficio de una mayor homogeneidad es potenciado por el proceso de avance de un.../...
    Manuel Gala
    72 principios
    Nº 2/2005
    1 De ellos 500.000 se referían de manera directa a la desigualdad económica; además de 200.000 sobre el mercado
    de trabajo en particular y otros 180.000 sobre el FMI y sus actuaciones; 700.000 sobre medio ambiente y
    las economías externas provocadas por la globalización; 170.000 sobre la protesta antiglobalización; y finalmente
    50.000 sobre la globalización y la diversidad cultural.
            .../...conocimiento que sustituyendo a la fuerza se convierte en instrumento de dominación,
    ya no sólo de la naturaleza, sino de las «otras» culturas. A su vez, esta cultura común es
    dinámica y evolutiva, y requiere una diversidad que garantice el proceso creativo, lo que
    a su vez exige un crecimiento acelerado de la interdependencia y la comunicación. En
    este proceso, el diferente punto de partida de evolución socio–cultural proporciona distintos
    ritmos de incorporación a los cambios (tanto por posibilidad como por voluntad
    de aceptación) lo que si bien garantiza la diversidad, convierte el proceso globalizador en
    un fenómeno más «temporal» (esto es, un intento de integrar distintos tiempos históricos)
    que espacial. O dicho de otra manera, la creación de una cultura «global» más que a
    un proceso de expansión territorial–espacial, tiene que hacer frente a la coexistencia de
    identidades culturales arraigadas en función de una evolución y circunstancias históricas
    muy dispares; algo que a su vez dificulta la convivencia estable.
    Una segunda manera de aproximarnos a la situación actual es desde un enfoque político–
    organizativo, ya que una sociedad global que está en proceso de creación tiene
    que superar el concepto de sociedad nacional, un concepto que al, estar condicionado
    por la expansión de la transnacionalidad, tiene manifestaciones reactivas contrarias. Así,
    la necesidad creciente de una comunicación transnacional, tanto de personas individuales
    como de instituciones, si bien de una parte obliga a la utilización de un lenguaje común
    y a la creación de organizaciones económicas, sociales y políticas más homogéneas
    entre los distintos países, de otra provoca de forma reactiva afirmaciones defensoras de
    identidades socio–políticas vinculadas al propio sentido de nación.
    Una tercera forma de acercarnos al proceso globalizador –la más frecuentada hoy
    dada la urgencia de incrementar la producción y el sufrimiento humano provocado por
    los desequilibrios de rentas actuales–, es el económico o, si se quiere, el de los intereses
    económicos que acompañan al proceso globalizador. Por supuesto, si los agentes más
    directamente implicados en la globalización, así como en los problemas que ésta genera,
    son los económicos, es natural que el enfoque más relevante, tanto crítico como operativo,
    sea economicista; aunque convendría recordar a este respecto que la Economía
    como Ciencia, en cuanto Ciencia social, no se limita al estudio de la producción y el intercambio,
    sino que se interesa también por la organización productiva y la distribución
    de la renta en la sociedad; en consecuencia, no sólo por el comportamiento de los
    agentes más directamente implicados en el incremento de la capacidad productiva mediante
    la innovación, sino también por las consecuencias negativas de marginación y
    pobreza de aquellos que no participan en sus beneficios.
    En cuarto lugar, la globalización (o por mejor decir, las manifestaciones del proceso
    globalizador) puede ser enfocada desde un punto de vista moral, o incluso ético, algo
    que sin duda subyace en las protestas «antiglobalización» que se vienen produciendo en
    los países más desarrollados. En todo caso, hay que destacar que si la globalización
    puede llegar a crear una ética y moral propias, éstas están todavía en construcción, siendo
    sus manifestaciones actuales de carácter adaptativo, sin que exista un cuerpo teórico
    (ni aún crítico) de pensamiento sobre la globalidad. Es más, sus manifestaciones actuales
    parecen continuistas de un pensamiento anglosajón compatible con un enfoque eco-.../...
    El proceso globalizador en perspectiva
    73 principios
    Nº 2/2005
           .../...nomicista de las relaciones sociales, así como con una globalización culturalmente tecnológica;
    concepciones ambas en gran medida utilitaristas en las que prima la defensa
    del crecimiento sobre la igualdad; algo que para buena parte del pensamiento filosófico
    no reflejaría sino una actitud «antiética».
    Finalmente, y dado que el objetivo de conocimiento se refiere más a un proceso que a
    un objetivo utópico, el análisis, cualesquiera que sea su enfoque básico, comienza a centrarse
    en los desequilibrios que provoca y, en consecuencia, trata de ir más allá de las correcciones
    que necesitaría para su mayor racionalidad y equidad, para cuestionar su misma
    viabilidad, al menos a medio y largo plazo. Dado que, tal como veremos, el proceso
    globalizador ha sido impulsado por la necesidad creada por una superpoblación provocada
    por el cambio tecnológico, comienza a existir una conciencia «catastrófica», o de fin de
    la historia, en el sentido de que existen amenazas, ahora ciertas, sin respuestas posibles.
    Por todos los argumentos anteriores, quizás la conclusión más obvia sobre el concepto
    de globalización es la inexistencia actual de una concepción unívoca compartida
    desde diferentes ángulos y experiencias. Algo hay, sin embargo, en lo que sí existe
    acuerdo casi generalizado: frente a una tendencia histórica constante, y por tanto, irreversible
    como tal, lo que caracteriza la situación actual como un proceso de cambio
    trascendental para el conjunto de la Humanidad es un incremento acelerado de una interdependencia,
    tanto cultural como de intereses económicos, que ha puesto en cuestión
    el mismo concepto de soberanía nacional. Igualmente, que la interdependencia así
    creada ha provocado, de una parte, conflictos de intereses de características y dimensiones
    no previstos por las instituciones ya existentes y, de otra, la conciencia de que su solución
    es cada vez menos «interna» o nacional.
             2. Notas sobre la evolución histórica del proceso globalizador
             El intento de dominio de la Naturaleza y de los otros grupos sociales ha sido una
    constante del ser humano, cuyas raíces se encuentran tanto en la psicología individual y
    su expansión en la cultura como en la búsqueda de recursos económicos para la subsistencia
    y la acumulación. Así, primero como nomadeo, y después con la radicación estable,
    la dominación territorial para la obtención de recursos naturales se asoció al poder
    estructurado y continuado. Más tarde, el conocimiento puesto al servicio de la producción
    condujo a la especialización y, allí donde no se podía utilizar el poder directo sobre
    el otro para obtener los factores de producción (mano de obra y recursos naturales), al
    intercambio, poniéndose entonces el poder al servicio de éste. A su vez, la especialización,
    y el cambio tecnológico en que ésta se apoyaba, institucionalizaron la producción,
    y fue la empresa la que llevó el comercio de forma estable más allá de los límites territoriales
    previamente establecidos. Por su parte, el poder, racionalizando su propia estructura,
    buscó también la expansión territorial englobando en el concepto de Imperio espacios
    cada vez más lejanos que proveían las materias primas y facilitaban el intercambio.
    Además, los avances técnicos, científicos y organizativos, difundidos o impuestos
    de forma directa, extendieron la cultura a otros territorios. A este respecto, la comuni-.../...
    Manuel Gala
    74 principios
    Nº 2/2005
         .../...cación, y la ordenación lógica del pensamiento que facilitaba la lengua (siempre compañera
    del Imperio, según Nebrija), y de forma importante, el concepto de la salvación
    común de las religiones (la Ecumene cristiana, la musulmana y la Hamayana budistas)
    crearon culturas comunes en los espacios más remotos. De hecho, la religión fue un
    gran motor de la constante globalizadora, y su importancia en el pasado fue paralela a la
    del conocimiento científico–técnico que hoy domina el proceso integrador.
    A su vez, el comercio evolucionó consecuentemente de productos agrícolas especializados
    por el clima, y de metales preciosos y mineros en general, a productos manufacturados
    de tecnología primaria después, y a productos naturales incorporables a los
    procesos productivos con un mayor valor añadido en función de su tecnología (especialmente
    la energía fósil) más recientemente. Al mismo tiempo, el continuo incremento
    de la población y la innovación tecnológica facilitaron la movilidad del trabajo, ahora
    de forma voluntaria gracias también al desarrollo de la información. Como resultado,
    la emigración, primero «interna» e internacional después, se convirtió en un elemento
    potenciador básico tanto del incremento de la producción como de su distribución
    territorial.
    Como consecuencia de todo este proceso, a partir de la segunda mitad del siglo XIX
    se produce una tendencia a aumentar más el comercio internacional que la producción
    global, si bien con períodos de interrupción provocados por conflictos internacionales
    tales como las dos guerras mundiales o los nacionalismos extremistas entre ambas.
    Períodos en los que la contención del comercio encontró la válvula de seguridad de la
    movilidad del trabajo, sustituyendo el movimiento de productos por los movimientos
    migratorios tanto internos como internacionales.
    Con todo, es la segunda mitad del siglo XX la que configura el modelo actual de
    globalización mediante la creación de un mercado transnacional con movilidad del capital.
    Así, al final de la Segunda Guerra Mundial la concentración de capital físico en
    EEUU (y de capacidad productiva, ya que ésta representaba casi el 40% de la total
    mundial) y las nuevas independencias condujeron tanto a un nuevo auge del comercio
    internacional como a la transnacionalización de la producción, mediante la movilidad
    de la inversión externa en la forma de capital físico. En este contexto, los once mil millones
    de dólares del plan Marshall, conjuntamente con el gran desarrollo tecnológico
    que forzó el conflicto bélico, impulsaron la globalización de una empresa transnacional
    que en gran medida caracteriza la economía mundial actual.
    Posteriormente, la nacionalización de los recursos energéticos, todavía imprescindibles
    para la producción y el consumo de bienes de alto valor añadido de los países más
    desarrollados, dio lugar a una elevación brusca de los precios del petróleo en las crisis
    sucesivas de 1974 y 1979. Este intento de descontar al momento presente los beneficios
    futuros de un recurso energético fósil escaso provocó una acumulación de ahorro financiero
    en torno a los 70.000 millones de dólares, que a su vez requería la creación de
    un mercado financiero transnacional que desplazara el ahorro al gasto en inversión y
    consumo. En consecuencia, la globalización financiera alcanzó unas dimensiones imprevistas,
    con flujos que potenciaban la transnacionalidad de la inversión directa de las.../...
    El proceso globalizador en perspectiva
    75 principios
    Nº 2/2005
         .../...empresas, pero que al mismo tiempo introducían una alta volatilidad e inseguridad en el
    país receptor de la inversión. Por otra parte, las interrelaciones financieras eran consecuentes
    con la potenciación de una globalización cada vez más orientada a los servicios
    y a los bienes intangibles. Una tendencia que a su vez facilitaba la creación de una cultura
    mundial de carácter tecnológico más homogénea, potenciada a su vez por las innovaciones
    tecnológicas de la información y comunicación.
            En definitiva, la segunda mitad del siglo XX estuvo caracterizada por una aceleración
    continua (aunque lógicamente sujeta a ciclos) de la interdependencia económica transnacional. Una transnacionalidad que se autoalimentaba y que llevaba la cultura tecnológica más allá de las fronteras nacionales mediante decisiones empresariales. Esta evolución tuvo como protagonista a la empresa innovadora con libertad de inversión, dispuesta a asumir el riesgo de implantarse en otro país con menor protección pero con ventajas
    comparativas en costes y demanda potencial inexplorada. Un riesgo siempre amparado
    por la concentración de capital, la diversificación de mercados, la movilidad y, en gran
    medida, por una libertad de decisión con características de impunidad. De esta manera,
    el proceso globalizador construyó un modelo de iniciativa privada dinámica y adaptativa,
    apoyado ahora en la capacidad tecnológica y organizativa de la empresa.
            Es de destacar que este proceso actual integra poder con conocimiento, investigación
    con innovación empresarial, tecnología con cultura y moral con mercado competitivo.
    El resultado es un presente dialéctico, sin síntesis que ofrezca un modelo utópico
    de futuro, apoyado en motivaciones utilitaristas más adaptativas que reflexivas, y que
    plantea más incertidumbre que riesgo controlable por las empresas. Desde un punto de
    vista histórico–económico, el comercio cede protagonismo a la movilidad de factores
    de producción (especialmente del capital, en función de la ventaja comparativa que le
    proporciona la investigación y la innovación tecnológica), la propiedad al usufructo, lo
    físico a lo intangible, el emprendedor individual a la institución empresarial y lo público
    nacional a lo privado transnacional.
    En definitiva, se produce una transición que va desde la moral individual, apoyada
    en la familia y la propiedad, hacia instituciones con una moral institucional–evolucionista
    que tiene que sobrevivir al fracaso. El objetivo es por tanto crear para sobrevivir,
    sin que se plantee la existencia de un poder corrector que busque más la distribución
    igualitaria que una dinámica de crecimiento que se alimenta a sí misma.
    3. Causas y limitaciones económicas del proceso globalizador
    Es obvio que las manifestaciones económicas actuales del proceso globalizador están
    planteando unas contradicciones y desequilibrios que cuestionan su propia viabilidad
    futura, al menos a medio y largo plazo. La razón básica de estas contradicciones
    (una razón que podemos considerar «neomalthusiana»), se encuentra en un desfase estructural
    entre el cambio tecnológico y el crecimiento demográfico. Porque la investigación
    científica y la innovación tecnológica han provocado un crecimiento demográfico
    incompatible con la misma tecnología que la alimenta, ya que el avance científico–tecno-.../...
    Manuel Gala
    76 principios
    Nº 2/2005
         .../...lógico ha podido actuar más rápidamente reduciendo la tasa de mortalidad (en gran
    parte mediante la eliminación de los dientes de sierra sobre la población producidos por
    la Naturaleza y la enfermedad), que culturalmente reduciendo la tasa de natalidad. Un
    aumento de la población que se hace exponencial a partir de la primera Revolución Industrial,
    y sobre el que comenta Baumol que si el homo sapiens hubiera aumentado a un
    1% anual tendríamos una masa de carne estallando en el universo a velocidad superior a
    la de la luz. Posteriormente, en el año 1972, un Informe del Club de Roma, en un estudio
    que produjo una larga controversia, advertía de los límites del crecimiento desde los
    presupuestos tecnológicos existentes, ya que los recursos naturales eran necesariamente
    limitados en aquellas condiciones de utilización. O dicho de otra manera, la Humanidad
    no podría vivir con la calidad de vida de los países más desarrollados sin agotar los
    recursos naturales en unas pocas décadas.
    De hecho, si no se ha producido ese estrangulamiento de la producción es porque más
    del 80% de la población apenas participa, económicamente hablando, en el proceso globalizador
    ya que apenas absorben un 20% de los bienes producidos; y un 12% de los habitantes
    controlan tres cuartas partes de la producción total. Así, y dado que en lo que se
    denominaba más arriba globalización «temporal» son precisamente los pueblos menos
    desarrollados (que se adaptan más lentamente a la nueva cultura tecnológica) los que
    mantienen un mayor desfase en el proceso de control de la población con respecto a los
    más ricos, prácticamente la totalidad del crecimiento demográfico actual se produce en
    los países con sectores productivos con menor valor añadido. El resultado es una mano
    de obra redundante, que al no ser competitiva allí donde el avance tecnológico es más
    ahorrador de trabajo, no participa en el proceso productivo y, por tanto, tampoco en condiciones
    de igualdad en una distribución de renta que está gobernada por el mercado.
    Porque teóricamente toda apertura de mercado (en este caso, producida por la
    transnacionalidad de la empresa) beneficia, según países y con respecto a la situación
    previa a la apertura, al factor de producción más abundante. Por tanto era de esperar
    que el proceso globalizador beneficiase más, de una parte, al capital de los países más ricos,
    con una mayor dimensión inicial y mejor acceso tanto a la inversión como a la innovación
    tecnológica; y de otra, a la fuerza de trabajo de los países menos desarrollados
    con mayor nivel de pobreza. Sin embargo, la globalización es, tal como hemos visto, un
    proceso que exige un período de implementación más o menos largo en función de las
    resistencias económicas y culturales que encuentre en su fase de realización, siendo aquí
    varios los factores que actúan en contra de una evolución positiva. Así, desde un punto
    de vista económico, el desfase estructural anterior entre acumulación de capital (incluyendo
    en éste el efecto equivalente de la innovación tecnológica y del incremento de capital
    humano) y crecimiento demográfico se manifiesta en la creación de mercados por
    áreas geográficas y subsectores productivos que no permiten hoy, ni siquiera anticipar,
    una auténtica globalización (entendida como universalización de los seres humanos)
    económica, ya que para ser ésta conforme al modelo de empresa transnacional creado,
    tendría que apoyarse en un mercado más competitivo, con plena libertad de comercio y
    total movilidad de factores de producción, incluido el trabajo.
           El proceso globalizador en perspectiva
    77 principios
    Nº 2/2005
           De hecho, las mayores trabas a un mercado transnacional competitivo provienen
    hoy tanto de su propia estructura interna oligopolística como de los desequilibrios de
    poder acumulados en el pasado que ejerce la nación; y ello tanto en la libre circulación
    de servicios y productos como de factores de producción. Por lo que hace a servicios,
    materias primas y productos manufacturados, mediante aranceles, impuestos indirectos
    y subvenciones, no siempre fácilmente controlables, o incluso identificables; y a los factores
    de producción, principalmente mediante barreras a la inmigración. Todas ellas,
    medidas orientadas a proteger en los países ricos al factor de producción menos abundante:
    el trabajo. De hecho, por lo que hace al capital, y especialmente al capital financiero,
    no sólo se ha beneficiado de la anomia reguladora de una globalización en la que
    la nación ha impedido una autoridad transnacional, sino también del ansia de los países
    menos desarrollados de importar un ahorro exterior que incorpora nuevas tecnologías
    más productivas y crea sectores «locomotora», que si bien no generan empleo suficiente
    para crear estabilidad social, sí ofrecen salarios más altos al sector de la población con
    mayor capacidad de decisión social y política. Para ello, incluso estos países no han dudado,
    con mayor o menor control del proceso, en desmantelar su propio sector público
    productivo, entregándolo a empresas transnacionales, con frecuencia antes de crear un
    sistema fiscal redistribuidor de renta.
    Por el contrario, la emigración de mano de obra poco cualificada encuentra cada vez
    más obstáculos a su movilidad internacional, y cuando la consigue lo hace con frecuencia
    de forma ilegal. Si añadimos el hecho de que estas trabas no son aplicables a los mercados
    internos, el resultado en los países subdesarrollados es una concentración humana
    en grandes urbes que se convierte en potenciales aeropuertos sin destino posible y
    con una pobreza degradada (al no disponer de estructuras sociales de defensa) que
    plantea unos interrogantes de futuro sin respuesta. Algo que no ocurre en los países con
    mayor renta que parten de una situación de equilibrio en su propia organización territorial,
    además de contar con un mayor acceso a políticas reguladoras de los movimientos
    de población internos.
            Otro factor determinante de la situación actual es, de una parte, que los países más
    desarrollados, al ser los creadores de la innovación tecnológica, son ellos mismos los primeros
    en aplicarla para la producción y demandarla para el consumo, lo que facilita su rápida
    incorporación a la sociedad; y de otra, que son los que tienen más capacidad de inversión
    en capital humano al disponer de sistemas educativos estructurados y generalizados.
    Como consecuencia de todo lo anterior, y con independencia de los beneficios innegables
    que ofrece toda apertura económica (por otro lado irrenunciable dada la situación
    de partida, ya que ningún país puede buscar soluciones autárquicas), nos encontramos
    ante un proceso globalizador que potencia los desequilibrios y la dualidad, tanto
    interna (aun en los países más desarrollados que parecían haberla superado mediante el
    llamado Estado del Bienestar) como internacional. Una dualidad que es más acusada
    cuanto menor es la capacidad política de regular el mercado, tal como ocurre entre países
    al no existir una autoridad supranacional, e internamente en la mayor parte de los
    países menos desarrollados; o mayor es la insuficiencia tecnológica de partida, tal como.../...
    Manuel Gala
    78 principios
    Nº 2/2005
            .../...es el caso de los países subdesarrollados en los que una minoría asociada al poder interno
    es la que tiene acceso a los beneficios de la nueva cultura tecnológica e impide su
    propia redistribución interna.
            4. Manifestaciones del proceso globalizador
            La aceleración de la interdependencia en todo tipo de decisiones tanto individuales
    como institucionales, la cesión de identidad a favor de una cultura tecnológica más homogénea,
    el liderazgo de la empresa privada en la nueva organización de las relaciones
    internacionales tanto culturales como socioeconómicas, la cesión del poder político en
    favor de un mercado incontrolado y sin autoridad, y la superpoblación mundial, han
    producido transformaciones de todo tipo del comportamiento humano en su vida en
    sociedad y, con ellas, un conjunto de tensiones ante la incertidumbre del futuro que hacen
    difícil predecir qué nuevo orden o catástrofe puede emerger a medio plazo. En este
    sentido la Humanidad parece encontrarse más en un período adaptativo que reflexivo,
    y más atenta a su propia evolución que a la definición de un objetivo alcanzable; y aún
    menos, de una forma social utópica como guía. Pese a ello, los cambios en los campos
    de la cultura, la economía y la política han sido tan radicales y generalizados que las
    consecuencias del proceso globalizador, tanto positivas como negativas, comienzan a
    ser objeto casi obsesivo de análisis y estudio.
          4.1. La globalización económica
          a) Un mercado transnacional
          Ya se ha indicado antes que la interdependencia de los agentes económicos ha creado
    una globalización del ahorro y la inversión liderada por la empresa, que ha trasladado
    el protagonismo del consumo a la producción, de los productos manufacturados a
    los intangibles, del comercio a los movimientos de capitales y de la inversión directa a la
    movilidad de los bienes financieros sustitutivos del capital físico; siendo la aceleración
    de la movilidad del capital, a cuya historia más reciente se hacía referencia más arriba, el
    fenómeno actual más destacado. Una movilidad que ha creado así un macromercado financiero
    que ha redimensionado las empresas y potenciado la rapidez, movilidad e incluso
    volatilidad de los flujos financieros entre países.
    Varias son, a este respecto, las manifestaciones globalizadoras que conviene destacar:
    una primera es la acelerada capitalización tanto de las economías internas como de
    la economía transnacional. Por lo que hace a la primera, ha pasado de ser un fenómeno
    propio de las economías desarrolladas a una manifestación indicadora de la evolución
    dinámica de las emergentes con mayor tasa de crecimiento de la producción. La razón
    más obvia de la transnacionalidad de este proceso capitalizador reside en la necesidad
    de llevar el ahorro a aquellos países donde es más rentable la inversión (por supuesto,
    en función del riesgo) y más segura la posición acreedora de la deuda, y ello tanto en la
    forma de títulos de renta fija como de títulos de renta variable; y tanto por empresas
    privadas como por Gobiernos que pueden estar bien altamente endeudados o bien ser.../...
    El proceso globalizador en perspectiva
    79 principios
    Nº 2/2005
         .../...acumuladores de reservas financieras a rédito sin precedentes en la historia. Por otra
    parte, también la repatriación no sólo de los beneficios, sino también ahora de los ahorros
    de unos emigrantes que no consideran su nueva residencia como definitiva, contribuyen
    a la movilidad financiera.
    Como consecuencia, los activos financieros se han hecho multidireccionales, y no solamente
    dirigidos hacia las economías emergentes necesitadas de ahorro externo y con
    tecnología incorporada. Porque, de una parte, a corto y medio plazo los sectores emergentes
    de las economías menos desarrolladas también generan un ahorro que busca seguridad
    en la forma de reservas y deuda denominadas en monedas extranjeras; y de otra,
    porque los ahorradores privados de sociedades duales con menor renta buscan la opacidad
    y seguridad fuera de sus propias fronteras (caso de Latinoamérica, por ejemplo).
    Esta capitalización empresarial y estos flujos financieros han creado un mercado
    transnacional no solamente de enormes dimensiones, sino también de gran diversificación
    en activos sustitutivos entre sí y con bajos costes de transacción entre ellos. Desde
    las monedas reservas y convertibles entre sí (ahora prácticamente reducidas al dólar y al
    euro) y activos financieros de deuda fácilmente «liquidables», hasta acciones concentradas
    en intermediarios financieros, pasando por opciones de futuro y todo tipo de «derivados
    » de endeudamientos públicos o privados.
    A su vez, las instituciones financieras también han crecido en dimensión, número y
    diversificación. Un proceso que crea formas cambiantes de intermediación financiera
    mediante el cruce entre ellas en la forma de nuevas creaciones, fusiones o adquisiciones.
    Así, Bancos comerciales y de inversión, Bancos o Cajas de Ahorro, «Bancos» de activos
    financieros, Compañías de Seguros, Fondos de pensiones, Fondos de Inversión y un
    sinfín de pequeñas instituciones menos observables han creado un mercado global
    complejo y con el único control de los Gobiernos que pueden ejercer en, y desde, su
    propio ámbito territorial.
    Claro está que su misma complejidad, volatilidad y labilidad, al tiempo que su separación
    (al menos de grado) del mercado «real», están creando estabilizadores internos
    que le protegen, al menos en parte y hasta el presente, de incurrir en crisis que en la primera
    mitad del siglo XX hubieran podido dar lugar a quiebras en cadena catastróficas
    semejantes a la de 1929. De hecho, el mercado ha introducido nuevas formas institucionales
    privadas orientadas a diversificar y controlar el riesgo, separando las posibles fluctuaciones
    del valor de los diversos activos de la producción de bienes y servicios, protegiendo
    así las fluctuaciones de la llamada «economía real» de la de los stocks financieros,
    incluso siendo estos activos «vehículo» del ahorro y la inversión. Recordemos a este respecto,
    y a modo de ejemplo, cómo en 1996 se quemaba en Asia la imagen de George Soros
    (y no la del Presidente de los Estados Unidos) por su responsabilidad en el estallido
    de la «burbuja» asiática; y cómo hoy, diez años después, se reparte el riesgo gracias a la
    separación temporal entre propiedad y uso, las cadenas de derivados y la reducción de
    costes de liquidez y transacción; así como, y desde el punto de vista institucional, gracias
    a las Compañías de Seguros, los más de 8.000 «Hegde banks» los Bancos de Acciones, y
    la misma diversificación de activos de las instituciones ya referidas.
    Manuel Gala
    80 principios
    Nº 2/2005
           Sin embargo, la amenaza persiste y son cada vez más las voces que exigen una mayor
    regulación mediante la intervención de entes multinacionales de control y penalización,
    la institucionalización del consenso o la autoridad todavía posible de los poderes nacionales;
    en definitiva, algo que reduzca el riesgo y garantice la confianza en las transacciones.
    Algo que interesa a las mismas empresas especuladoras, que cuando estiman mal
    este riesgo pagan con la disolución o la quiebra el estallido de la misma burbuja que
    ellas han provocado con la especulación al alza.
    De ahí que deba ser el mismo mercado el primer interesado en la autorregulación
    mediante normas de autogobierno y transparencia que garanticen el conocimiento
    mutuo en una transacción. Por supuesto, la primera condición de la transparencia es la
    observabilidad, y no existe mercado más opaco que el ilegal, por lo que los flujos financieros
    que generan la suplantación de marcas, el plagio antipatente y, aún más, los mercados
    de drogas, armas, terrorismo, prostitución, emigración ilegal, etc., son una amenaza,
    además de para las sociedades a las que atacan, para la misma viabilidad futura de ordenar
    el mercado global de una forma libre y competitiva.
            b) Los desequilibrios económicos
    Como ya se ha indicado más arriba, la globalización económica potencia sociedades
    duales a través de unos desequilibrios económicos cuya raíz está en su origen y estructura.
    Porque la transnacionalidad, al estar apoyada en la búsqueda de beneficios de la
    empresa, si bien fomenta la innovación, y por tanto el crecimiento productivo, al no tener
    una autoridad que la regule estableciendo normas de obligado cumplimiento y superando
    los intereses nacionales, potencia los desequilibrios y desigualdades propios de
    los mercados imperfectos.
    De hecho, y una vez más, se trata de un modelo orientado al crecimiento económico
    en detrimento de la distribución de la renta, de forma más acusada entre naciones y con
    un grado mayor o menor en las economías internas, dependiendo de la relación entre
    capacidad de incorporar la nueva tecnología, control de la población y poder político
    para redistribuir los potenciales beneficios del crecimiento (o si se quiere, de mantener
    una mínima estabilidad política y social).
    Por ello, el desequilibrio más preocupante en la actualidad es la creación de sociedades
    duales generadas por la distribución desigual de la renta. Y ello no solamente por el
    sufrimiento humano inmediato de gran parte de la Humanidad (mantenido, al menos
    en parte, por la ignorancia voluntaria y culpable del que no la padece), sino también
    porque la pobreza impotente, y consciente «del otro», provoca una tensión y ruptura
    sociales que cuestionan la viabilidad de un crecimiento económico sostenible.
    A este respecto, hay dos campos de análisis económico relevantes: el de la distribución
    de la renta entre países (que afecta al orden mundial de forma más inmediata); y el
    de la distribución de la renta dentro de cada nación (que, al incidir en su estabilidad interna,
    cualesquiera sea su nivel de desarrollo económico, pone en cuestión el futuro
    mundial de forma más fraccionada y mediata). Ambos desequilibrios han sido objeto
    de creciente atención empírica en los últimos años, tanto por parte de instituciones.../...
          El proceso globalizador en perspectiva
          81 principios
          Nº 2/2005
          .../...internacionales (ONU–PNUD, Banco Mundial, FMI, OCDE, Think Tanks de fundaciones,
    ONGs, etc.) como servicios de estudios de empresas, empresas consultoras y
    auditoras, profesionales independientes, etc.
    Si comenzamos por la estimación de la pobreza en función de las cifras de distribución
    de renta por habitante, los datos son desalentadores y muy preocupantes. Pensemos
    que el debate de cifras de profesionales del Banco Mundial se plantea sobre resultados
    divergentes según se considere un suelo de pobreza de uno o de dos dólares diarios.
    Así, con un dólar diario «solamente» un 7% de la población mundial, o unos cuatrocientos
    cincuenta millones de habitantes, estaría dentro del índice de pobreza; mientras
    que si el baremo son dos dólares diarios más del 45% de los trabajadores del mundo
    tienen unos ingresos diarios inferiores.
           Por otra parte, y pensando en la evolución de una economía interdependiente e integrada,
    quizás más preocupante incluso a corto o medio plazo sea el nuevo concepto de
    la pobreza urbana, ya que la mayor parte de la población de los países menos desarrollados
    abandona su hábitat natural y social más protector para trasladarse a ciudades carentes
    de las infraestructuras y servicios sociales suficientes para permitir una mínima
    esperanza de un futuro mejor. Así, el 70% de la población de las grandes urbes africanas,
    asiáticas y latinoamericanas carecen de los servicios más elementales (sanidad y
    educación), lo que plantea el fracaso del sistema no sólo en la presente, sino también en
    las próximas décadas. Se trata aquí de un tipo de miseria que aumenta de una manera
    alarmante en los países menos desarrollados, y que no sólo plantea la escasez sino también,
    y tal como se anticipaba antes, la degradación que produce la información sobre la
    existencia de la abundancia. En definitiva, también aquí, la superpoblación en relación
    con los recursos naturales tradicionales y la incapacidad de participar en los procesos
    productivos provocan una pobreza degradada sin acceso ni a la distribución de renta de
    un mercado, en el que la mayor parte de la población solamente participa de forma
    marginal ni aún menos a la protección de un poder corrector de la pobreza de por sí
    casi inexistente.
    Más esperanzadores son los datos referidos a la distribución de la renta mundial
    cuando se consideran las rentas medias por habitante de los distintos países, dado que
    las naciones asiáticas más pobladas están experimentando tasas de crecimiento del PIB
    muy elevadas. Así, un crecimiento de la producción superior al 6% en India, al 9% en
    China y con tasas cercanas a este entorno en Tailandia, Vietnam, parte de Indonesia y
    quizás Filipinas, alteran positivamente cualquier estimación de la distribución de renta
    global con independencia de las desigualdades que existan hoy y se generen en estos
    países en el futuro. De hecho, desde hace ya varios años, los datos agregados del crecimiento
    de los países en desarrollo son superiores a la de los países más ricos y avanzados,
    aunque este hecho ignora el estancamiento cíclico de Latinoamérica (con aumento
    de la pobreza), el desastre social de los países islámicos más poblados y la catástrofe humana
    de África subsahariana.
    Esto es, respecto a los datos de pobreza hay que destacar también que se refieren,
    sin entrar en argumentos de estimación estadística, a la mayoría absoluta de una pobla-.../...
    Manuel Gala
    82 principios
    Nº 2/2005
         .../...ción mundial con altas tasas de fertilidad y con una edad media extraordinariamente
    baja, lo que parece imposibilitar en el futuro la participación de la mayor parte de la
    Humanidad en una nueva cultura tecnológica común. Algo que a su vez garantiza, al
    menos para varias décadas, la existencia de una sociedad dual, sufriente, tensa y conflictiva;
    además de con una capacidad evolutiva limitada, tal como lo demuestra, al menos
    como síntoma, la fuga de capital humano y financiero (casi el 80% de los subsaharianos
    y más del 50% islámicos entrevistados desearían emigrar de gran parte de los países
    emergentes); y que las entradas legales de capital, con mucha frecuencia, especialmente
    en países africanos y latinoamericanos, se ven más que compensadas por las salidas.
    Esto es, y una vez más, el modelo de mercado transnacional dirigido por la empresa
    y sin autoridad reguladora, orientado al crecimiento y no a la distribución, solamente
    con tasas de aumento de la producción espectaculares, puede garantizar una mejora generalizada
    de la calidad de vida. África subsahariana, la mayor parte del mundo islámico,
    la urbanización latinoamericana y asiática e incluso, en otro nivel, algunos países
    más desarrollados sin control de la inmigración ilegal, son prueba de ello.
    Además, el crecimiento acelerado tampoco está libre de ciclos, tanto más cuanto que
    se apoya en los desequilibrios presentes, por lo que hoy no se puede garantizar que las
    tasas globales actuales de crecimiento (superiores al cuatro % anual), ni las superiores
    del Pacífico sean mantenibles a largo plazo. Es cierto que una sociedad estable puede
    producir «saltos hacia delante» en la medida que cubre el desfase tecnológico previo,
    pero el crecimiento económico siempre estará en función de una innovación tecnológica
    y un ahorro globales cuyo ritmo de aumento y movilidad son difícilmente estables,
    además de tener una tasa de aumento a largo plazo limitada y cercana a la tasa media de
    aumento de la producción. Al fin y al cabo, seguimos viviendo en un mundo en el que
    el hambre en grandes áreas de la Tierra es causa relevante de la muerte de los niños menores
    de diez años y en el que el 50% de su población apenas produce el 3% del PNB
    mundial y se asienta sobre un 10% del territorio del planeta; en el otro extremo, un
    20% de la población posee más de la mitad del territorio y es productora de tres cuartas
    partes del PNB. Unas desigualdades que se manifiestan hoy de forma aún más desproporcionada
    en las tasas de inversión en capital humano por habitante, lo que a su vez
    garantiza los desequilibrios (posiblemente con mayor violencia social) en las próximas
    décadas.
            c) Manifestaciones culturales del proceso globalizador y sus resistencias
    Ya se ha comentado previamente que el proceso globalizador obedece a una tendencia
    que empuja al ser humano hacia la uniformidad de las manifestaciones sociales de la
    cultura, así como también, y como reacción, a la resistencia que ofrece todo individuo a
    ceder su identidad (dependiendo del grado de evolución histórica en que se encuentre)
    en beneficio de una homogeneidad que puede sentir como impuesta. De hecho, actualmente,
    nos encontramos inmersos en un proceso acelerado de aceptación–imposición
    de una cultura que parece traspasar la superficie del comportamiento humano ofreciendo
    la participación en los beneficios inmediatos que proporciona al individuo el domi-.../...
    El proceso globalizador en perspectiva
    83 principios
    Nº 2/2005
       .../...nio de su propio entorno. Una cultura que se puede denominar tecnológica, y por tanto
    producto de la evolución del pensamiento; o si se quiere, más pragmática y orientada
    al «entendimiento del proceso» de dominio del entorno, que al conocimiento filosófico
    del propio ser (parafraseando a Locke).
    En el proceso globalizador, esta cultura, cuyas raíces están en el pensamiento anglosajón
    de Bacon y Locke y que encuentra su continuidad en Newton, Hume y Adam
    Smith, y los «filósofos radicales», así como en el desarrollo económico de la sociedad
    proporcionado por las revoluciones industriales de los siglos XIX y XX, ha derivado
    hacia una concepción utilitarista de las relaciones humanas. Una concepción no igualitaria
    que está provocando reacciones contrarias a la globalización; y ello de una triple
    manera: además de las protestas de aquellos que no participan en sus beneficios (y de
    los que perteneciendo al mundo privilegiado pretenden representarles con unas manifestaciones
    asociadas a la «contracultura»), están también el nacionalismo (en sus distintas
    formas) con raíces en el sentimiento de identidad del siglo XIX y la cultura
    supranacionalista preindustrial, principalmente de la cultura islámica, más relacionada
    con una posible confrontación huntingtoniana de choque de civilizaciones.
    Las tres son reactivas frente a la nueva cultura (o reaccionarias las dos últimas, según
    enfoque o caso concreto) y tienen manifestaciones diferentes. La que reacciona frente a
    la discriminación económica es interna en cada nación, al no existir ni una capacidad
    económica autárquica ni «revolucionaria» internacional (ni siquiera una identidad responsable
    a la que atacar), y produce una mayor inestabilidad social interna en detrimento
    de la posible apertura del país. Por su parte, los nacionalismos independentistas
    desafían la estructura política de su propio entorno nacional, aunque en algunos casos,
    tal como ocurre con los nacionalismos europeos, pretenden ser compatibles con la nueva
    cultura global. Finalmente, la reacción supranacional cultural, tal como la islámica,
    se apoya sobre un concepto débil de nación y ataca más directamente al proceso globalizador
    utilizando medios violentos para desestabilizar no sólo la política interna, sino
    también las relaciones internacionales.
    Con respecto al sentimiento nacionalista, es de destacar que, si bien los nacionalismos
    tardíos son los que más llaman la atención al intentar romper con la violencia las naciones
    en las que ya están encuadradas (mal, según su propio sentido de identidad), es el mismo
    sentido de pertenencia del individuo a su propia nación el mayor obstáculo al proceso globalizador.
    Porque, y de nuevo, casi por definición, es la nación la que se resiste con su poder
    estructurado a aceptar una transnacionalidad que no controla, siendo los «nacionales»
    los que en ningún caso están dispuestos a compartir con «los otros» su propio bienestar;
    algo que puede ser tanto más cierto cuanto más desarrollada está la nación en sí y más obedece
    a identidades culturales (incluso étnicas) profundamente arraigadas en el tiempo. De
    hecho, el intento de utilizar el poder del Estado en beneficio de los propios ciudadanos
    puede afectar negativamente su propia evolución hacia una cultura tecnológica más abierta
    que exige a su vez un proceso gradual de cesión y compensación de intereses.
    Y otro tanto ocurre con reacciones populares incontroladas de culturas pretecnológicas
    (tal como ocurre con buena parte de la islámica), que no están dispuestas a admitir.../...
    Manuel Gala
    84 principios
    Nº 2/2005
        .../...la cesión de su identidad colectiva en favor de otra que consideran invasora para sus
    fundamentos o para sus valores integrales. Esto es, la reacción puede ser cerrar su país a
    la cultura tecnológica transnacional, salvo por lo que hace a sectores productivos claramente
    delimitados; o contraatacar provocando el terror en la cultura, a su juicio amenazadora,
    dentro o fuera de sus propias fronteras, incluso utilizando la tecnología a su alcance solamente
    para la destrucción (hay que recordar aquí que Al–Qaeda ataca símbolos del
    poder tecnológico actual y no catedrales cristianas). Así, el terrorismo transnacional se
    ha convertido en la respuesta más perturbadora, al menos a corto plazo, del proceso
    globalizador actual. Tanto más cuanto que, de una parte, no tiene ni nacionalidad concreta,
    ni estructura conocida, ni rostro identificable; y de otra, sus objetivos a destruir
    no son previsibles. Claro está, y por estas razones, que la ausencia de una estrategia posible,
    y el mismo hecho de ser un movimiento reactivo sin previsión de alternativas futuras,
    convierte al terrorismo en un intento desesperado de destrucción sin capacidad
    de alterar (al menos hasta el presente) el proceso globalizador. El hecho de que los atentados
    más catastróficos no hayan alterado los ritmos de los mercados económicos
    transnacionales así parece demostrarlo.
           4.2. Hacia una cultura común
    Pese a las resistencias anteriores, la tendencia global hacia una cultura común tiene
    manifestaciones múltiples e irreversibles modificadoras del comportamiento y del pensamiento,
    y tanto del individuo como de las instituciones sociales; tendentes todas ellas
    a crear una identidad más homogénea.
    Si consideramos el pensamiento humano, vemos que desde las categorías lógicas hasta
    la conceptualización de la realidad más inmediata es compartido de forma creciente gracias
    a una información y comunicación que son potenciadas por la interdependencia de intereses
    y por la innovación tecnológica, siendo más común en los campos en los que la comunicación
    es más obvia e inmediata, tales como la economía y la política. Así, hoy se entiende
    casi lo mismo en lugares remotos entre sí por conceptos tales como inflación, tipo de cambio
    o de interés, voto, partido político, etc.; por no decir de aquellos que derivan más directamente
    de la investigación o la innovación aunque pertenezcan a grupos sociales más
    reducidos. Esto es, vivimos en la llamada Sociedad del Conocimiento no sólo porque éste
    es la fuerza motriz de la evolución, sino porque también es el instrumento de conformación
    común de sociedades hasta ahora diferenciadas.
    Este compartir de manera generalizada los conceptos se sobreimpone a su vez a los
    cambios de comportamiento que lleva consigo una cultura tecnológica de la producción
    que se propaga a través de la oferta y la demanda del mercado transnacional. Así,
    vestimos de forma cada vez más parecida, incluso siguiendo modas cambiantes; hacemos
    común los hábitos de alimentación y bebida; el hábitat, e incluso la forma arquitectónica
    están ya sorprendentemente uniformados, a pesar de que la vivienda obedecía a
    criterios ambientales y étnicos lógicamente muy diversificados; nos trasladamos y controlamos
    nuestro entorno con bienes producidos lejos de nuestro lugar de uso de forma
    «tecnológicamente estándar»; y nos expresamos, en fin, con un lenguaje corporal que.../...
    El proceso globalizador en perspectiva
    85 principios
    Nº 2/2005
       .../...manifiesta una cultura crecientemente globalizada. Una cultura del comportamiento
    que sigue al cambio tecnológico y que algunos han definido como «blanda», quizás
    porque a corto plazo es compatible con la pervivencia de culturas más profundas y tradicionales,
    tal como ocurre en determinados países asiáticos.
    Esta nueva cultura común del conocimiento y el comportamiento a partir del cambio
    tecnológico ha ido acompañada del intento de creación de un lenguaje suficientemente
    universal. Así, y por lo que hace al lenguaje oral y escrito, la tendencia es a reducir
    el número de idiomas existentes, comenzando por los que no tienen una base escrita
    consolidada en el tiempo (cada año desaparece un gran número de idiomas étnicos orales)
    y continuando con la concentración de las lenguas «francas» en cada vez menos
    idiomas, entre los que el inglés adquiere un valor universal como segunda lengua común
    y como lengua creadora de términos científicos técnicos, económicos o culturales,
    del deporte y espectáculo.
    Quizás más significativo y trascendente para el propio proceso globalizador y para
    la difusión de la nueva cultura tecnológica, haya sido la creación y expansión de una comunicación
    básica (apoyada en un idioma digital, el cero y el uno) que puede utilizar
    cualquier idioma, o incluso producir imágenes de fácil traslación y acceso. Prueba de
    ello es ver en cualquier lugar del mundo, incluso en los países de menor renta per capita,
    locutorios con ordenadores que reciben información universal (en su doble sentido,
    territorial y de conocimiento) y que transmiten mensajes a destinos de todo tipo, por lo
    que sus usuarios, mayoritariamente jóvenes, participan ya como ciudadanos de hecho
    en la sociedad internacional de la información.
    Igualmente significativa es la ya generalizada comunicación a través de la imagen
    «en tiempo real» (quizás la más paradójica expresión a que ha dado lugar la nueva cultura
    tecnológica). Porque la imagen se ha convertido en el lenguaje más omnicomprensivo
    (en cuanto que es símbolo y signo) y accesible individualmente (y por tanto interpretable),
    al tiempo que es complementario y sustitutivo del hablado y escrito, como
    lenguajes más lógicos apoyados en la palabra. Se trata de hecho de un lenguaje en continua
    creación por la innovación tecnológica de la empresa y arbitrado y controlado a
    través del mercado global por la empresa transnacional; lo cual le proporciona un poder
    de liderazgo en la nueva sociedad mundial en creación y, más allá del protagonismo en
    la cultura, le responsabiliza también de la conformación de una nueva moral universal.
    Es conveniente destacar a este respecto el rol que juega la imagen creando identificaciones
    colectivas con ídolos supranacionales porque no se trata ya de participar en la
    obra de arte universal, sino de identificarse con la superación del anonimato que proporciona
    el éxito a individuos que destacan en campos no necesariamente vinculados a
    su cultura tradicional, tales como el deporte y la música de otras culturas, la belleza establecida
    con arreglo a un canon previamente construido para la comunicación empresarial,
    etc. Estos ídolos necesitan la empresa y el mercado para su propia proyección,
    por lo que son esas mismas empresas las que crean el éxito globalizador, más que crea el
    individuo su propia superación y éxito. En consecuencia, son también las empresas las
    creadoras de los denominados ahora «valores» de una nueva cultura seguidista del.../...
    Manuel Gala
    86 principios
    Nº 2/2005
       .../...mundo exterior y más asociada al éxito alentador de una globalización económica empresarial
    que proporciona espectáculo, que a la evolución del conocimiento. En definitiva,
    y al margen de otras consideraciones morales o éticas, el proceso globalizador liderado
    por la empresa transnacional desarrolla e impone su propia cultura tecnológica
    dentro y para el mercado, y con ella su propio lenguaje y su propia moral.
          4.3. Globalización y política
    Si la globalización ha transformado radicalmente el pensamiento y las relaciones humanas
    internas e internacionales, en consecuencia ha tenido que modificar no sólo las
    estructuras políticas ya existentes dentro de la nación–estado, sino también los criterios
    de participación en las instituciones públicas e incluso la misma noción de poder.
    De hecho, lo que está en cuestión es el mismo concepto de nación porque la iniciativa,
    tanto cultural como de toma de decisiones, la tiene una transnacionalidad que liderada
    por la empresa no ha institucionalizado aún su propia autoridad. Así, y más cuando
    se trata de una tendencia a largo plazo e irreversible por las razones ya expuestas, el
    conflicto se plantea entre la iniciativa que trata de establecer las nuevas formas de las relaciones
    políticas, y una resistencia a aceptarlas que con frecuencia solamente puede aspirar
    a marcar un ritmo de adaptación más lento. Por supuesto, la capacidad de cada nación–
    estado a la hora de resistir esta tendencia es función de su estructuración interna
    del poder e incluso de la fuerza para imponer su propia cultura en las relaciones internacionales,
    bien de forma directa, bien a través de sus propias empresas creadoras de la
    transnacionalización. No es lo mismo a este respecto disponer de un cuasi monopolio
    mundial del poder militar, o de una posición dominante en la investigación científica e
    innovación tecnológica, tal como ocurre en el caso de los Estados Unidos, que partir de
    una situación de debilidad en las relaciones internacionales. Igualmente, la capacidad de
    producción y consumo interno, y el número y dimensión de las empresas transnacionales
    radicadas en el país, especialmente las de información y comunicación, proporcionan
    una mayor o menor capacidad de seguir una política autónoma.
    En cualquier caso, la capacidad de decisión interna se ve reducida en función de la
    creciente fuerza de la globalización de unos agentes económicos que ya no tienen por
    qué seguir la normativa de su país de origen. Dado que la actividad se desarrolla en un
    mercado transnacional que se caracteriza por una competitividad agresiva, la libertad de
    mercado impide la intervención de unos poderes que considera ajenos a su propio funcionamiento.
    Desde este punto de vista, el propio mercado defiende una «antipolítica»
    protectora de la libertad necesaria para garantizar que sus empresas sean competitivas
    en un sistema internacional que carece de un Gobierno que pueda establecer normas reguladoras.
    Como consecuencia, la nación contempla cómo, no ya las instituciones económicas
    sino también los individuos que participan en ellas o se benefician de sus servicios,
    cada vez en mayor número dejan de depender de su poder de soberanía.
    Claro está que esta evasión de las decisiones económicas privadas del control del poder
    nacional en favor de la pretendida libertad de mercado, de un lado se ve puesta en
    entredicho por la misma estructura actual de mercado imperfecto (en cuanto dominado.../...
    El proceso globalizador en perspectiva
    87 principios
    Nº 2/2005
    .../...por poderes oligopolísticos) y, de otra, entorpecida por el proteccionismo interno de
    los poderes nacionales. Como consecuencia, al margen de intervenciones directas utilizando
    la fuerza represiva, se producen varias reacciones tendentes a mantener la nación
    como unidad de decisión dentro del proceso globalizador.
    Una primera, ya mencionada, es el consenso. Un consenso que requiere una negociación
    incesante, bilateral o multilateral, que a su vez se realiza en un contexto institucional
    en el que la nación mantiene su propia identidad. De esta manera, las instituciones
    isupranacionales que nacieron después de la Segunda Guerra Mundial se ven continuamente
    complementadas por la creación de otras en las que el consenso inicial puede dar
    paso a disponer de estructura y recursos propios, e incluso a tomar la iniciativa de redactar
    normas de libre aceptación por los poderes nacionales. En definitiva, un camino
    institucionalizador que crea una nueva política no basada en la delegación permanente
    de poder, sino en el consenso renovado de forma automática dentro de la institución
    creada para tal fin.
    La segunda reacción, complementaria de la anterior, es la «internalización» del poder,
    convirtiendo lo que es transnacional en intranacional. Así, las asociaciones regionales
    entre países, si bien en gran parte buscan favorecer su propio mercado libre transnacional,
    también ofrecen un futuro de recuperación de poder. El ejemplo pionero más
    claro lo ofrece la Unión Europea, que dispone de mecanismos de control sobre un espacio
    en continua expansión e incluso acomete (si bien con bastante timidez) políticas
    redistribuidoras de renta. Un modelo que puede ser considerado premonitorio a largo
    plazo por otras áreas del mundo, aunque con combinaciones variables de grado entre
    soberanía nacional y administración regional.
    Finalmente, los poderes apoyados en una estructura democrática tratan de imponer
    su propia estructura formal al resto de los países como paso previo a posibles nuevas estructuras
    políticas transnacionales (la democracia es un prerrequisito a toda negociación
    de entrada en la Unión Europea). Por supuesto, y dadas las diferencias en la evolución
    económica y socio–política de los distintos países, la democracia exigida parece ser más
    formal y de lenguaje conceptual de comunicación, que real. Sin embargo, la aceptación
    del principio «dictatorship does not pay», además de ofrecer un poder ético a los poderes
    nacionales, convierte a la democracia en un proceso con objetivos comunes. Además,
    el proceso democratizador va acompañado de la exigencia del establecimiento de derechos
    humanos, lo que ofrece una prueba continua del grado de su aplicación real.
          4.4. La política interna
    Si el concepto de nación–estado está condicionado por la transnacionalidad económica,
    su propio funcionamiento interno de poder tendrá que adaptarse a las nuevas exigencias
    externas, tanto culturales como económicas; recordando aquí una vez más que
    ambas dependen en gran medida de la empresa y su innovación tecnológica.
    Ya se ha comentado que la misma forma democrática de Gobierno es una exigencia
    de la participación en la transnacionalidad, si bien tanto ella como los derechos humanos
    que la acompañan son implementados según la capacidad cultural y económica de.../...
    Manuel Gala
    88 principios
    Nº 2/2005
    .../...mantener un modelo propio (los casos de Arabia Saudí o China son ejemplos claros).
    En todo caso, existe un consenso cada vez más generalizado de que el proceso globalizador
    debe ir acompañado por un proceso democratizador adaptado al mercado en todos
    los países, si bien es cierto que también comienzan a levantarse voces pidiendo que
    la política interna tenga un cierto margen de autonomía frente a las distorsiones que
    puede crear la uniformidad impuesta por un mercado «libre» transnacional en determinados
    países. Igualmente, y por razones culturales o económicas (por ejemplo, en los
    países con una mayoría cultural resistente al cambio o en economías preindustriales),
    que el ritmo de establecimiento de la democracia sea suficientemente lento como para
    ser asumido sin provocar movimientos sociales desestabilizadores del mismo proceso;
    y ello aun cuando sea el mismo poder establecido el primer interesado en promover la
    desestabilización para frenar su propia dependencia del exterior. En última instancia, lo
    que está con frecuencia en cuestión es el conflicto entre dualidad (potenciada por el
    mismo proceso globalizador actual) y estabilidad social; un conflicto que según características
    de los distintos países, debe ser arbitrado por el poder político.
    Pero no solamente los países emergentes y con estructuras políticas débiles o inadaptadas
    al nuevo sistema de mercado privado competitivo se ven afectadas por el modelo
    actual de globalización; sino que también los países tecnológicamente avanzados,
    democráticamente maduros, e impulsores del proceso globalizador actual, ceden poder
    interno a favor del proceso globalizador, fundamentalmente por razones económicas
    relacionadas con un mercado transnacional que impone sus propias reglas en los mercados
    internos.
    Aquí, de nuevo, hay que recordar a este respecto, que la nueva globalización liderada
    por la empresa está más orientada al crecimiento de la producción y a la libre competencia
    que al reparto de la renta; y que el mercado interno y su regulación dependen del
    mercado internacional, por lo que la mayor parte de las variables económicas son determinadas
    fuera de las fronteras nacionales. En consecuencia, vivimos un proceso de
    apertura económica en la que los Gobiernos pierden el acceso al uso de instrumentos de
    política económica tradicionales que utilizaban con fines igualitarios o de mejor funcionamiento
    del Estado.
    Comencemos por los instrumentos monetarios. El dinero y sus más próximos sustitutos,
    así como su regulación, han dejado de ser variables controlables internamente. La
    circulación fiduciaria (y su velocidad de circulación, dependiente ahora en parte de las
    tarjetas de crédito), no es ya una variable independiente, y con ella tampoco el recurso
    al impuesto inflacionista. Algo semejante a lo que ocurre con los tipos de interés, que
    dada la movilidad del capital financiero en sus diversas formas, son determinados en
    unos pocos centros de decisión financiera. E igualmente sucede con los tipos de cambio,
    determinantes de los flujos internacionales de ahorro y gasto (tanto en consumo
    como en inversión), así como de los salarios reales de una economía abierta al comercio
    internacional. Es más, a este respecto existe una tendencia a la dolarización, y más recientemente
    a la eurización, de las economías domésticas, tanto en activos líquidos
    como en transacciones cotidianas, estableciéndose un tipo de cambio fijo definicional.../...
    El proceso globalizador en perspectiva
    89 principios
    Nº 2/2005
    .../...de uno por uno mediante la «importación» de moneda emitida en el extranjero. O sea,
    se están creando áreas monetarias supranacionales que acaban con los instrumentos de
    poder económico más discrecionales, flexibles y simbólicamente representativos del
    poder de la nación (han desaparecido el marco, el franco, la lira, la peseta o la moneda
    más antigua: el dracma, por poner un ejemplo).
    Pero el comercio y la movilidad del capital no sólo afectan a las políticas monetarias, sino
    también a las fiscales, tanto de subvenciones (impuestos negativos), como de ingresos
    (impuestos directos e indirectos, incluyendo en ellos a los aranceles), ya que un mercado
    unificado exige unos precios únicos y conocidos para los distintos bienes manufacturados y
    servicios. Esto es, tampoco existen políticas fiscales claramente autónomas, ya que están cada
    vez más subordinadas a la intranacionalización (Unión Europea) o a los acuerdos internacionales.
    Y otro tanto ocurre con la fiscalidad del proceso productivo, puesto que la competitividad
    fuera, combinada con una movilidad de capital que es sensible a la seducción interna y
    a la deslocalización externa, también la han convertido en variable dependiente.
    Otro elemento reductor del poder político que ha introducido la exigencia de competitividad
    de la empresa privada en el mercado transnacional es la expulsión del sector
    público de la producción de bienes y servicios en las economías nacionales; y ello de
    una doble manera:
    – La primera es la privatización de las empresas públicas, nacidas en las sociedades
    poco industrializadas para potenciar sectores productivos básicos generadores
    de externalidades positivas, así como para crear empleo. Una privatización que
    ha reducido la capacidad directa de los Gobiernos de participar en la política interna
    de precios y salarios mediante subvenciones encubiertas.
    – Otra segunda, inducida por la desconfianza en la eficiencia del sector público, ha
    sido el outsurcing o encargo de producción de servicios públicos a empresas privadas,
    por lo que si bien los objetivos (y la dimensión presupuestaria) los fija el
    Estado, la actividad es empresarial privada.
    En ambos casos se reduce la capacidad de participación del Estado en el nivel de salarios
    (razón por lo que, en general, estas privatizaciones son directamente rechazadas por
    los Sindicatos) y se apoya la movilidad de un capital transnacional que tiende a ocupar el
    vacío creado por el sector público (tal como ocurrió con el capital español en Iberoamérica);
    aunque, por supuesto, esta tendencia hacia la privatización de todo proceso productivo
    tiene un largo camino que recorrer en los países comunistas, o excomunistas, que aspiran
    a generar su propia capacidad de inversión con el crecimiento económico interno.
    Finalmente, la transnacionalidad del capital está poniendo en cuestión la capacidad
    de los Sindicatos de influir en los salarios reales de los trabajadores (una vez desaparecido
    el acceso a los monetarios en un mercado abierto con tipos de cambio fijos), porque
    más allá de los aumentos de productividad que ofrezca el mercado interno, y de los costes
    de transporte de los bienes producidos, su poder depende de los costes de traslación
    (deslocalización) de un capital físico cada vez menos arraigado.
    Manuel Gala
    90 principios
    Nº 2/2005
            En definitiva, al depender los agentes económicos más de un mercado externo que
    interno, el Estado ha perdido poder sobre ellos. Así, se podría decir que estamos inmersos
    en un proceso de pérdida de soberanía, puesto que tanto los individuos como las
    instituciones productivas se están desafectando del poder nacional (también las personas
    físicas pueden cambiar de residencia o nacionalidad para escapar al control de su
    propio Gobierno). Como consecuencia, podríamos decir también que la política económica
    tradicional se está convirtiendo en una «antipolítica», ya que su objetivo está
    dejando de ser redistribuir renta corrigiendo las imperfecciones de su propio mercado
    en beneficio de una competitividad externa. Es significativo a este respecto ver cómo
    todo aspirante al poder político promete reducir los impuestos (especialmente los directos)
    y eliminar las trabas al libre funcionamiento del mercado; de hecho, unos correctores
    que sustentaban el Estado del Bienestar en los países más desarrollados.
    O también cómo la política económica promociona (por ejemplo, mediante viajes subvencionados
    de políticos y empresarios) la inversión de empresas «nacionales» (si vale
    el término) en el exterior, favoreciendo de esta manera el empleo, o una potencial subida
    de salarios, fuera de nuestras fronteras.
    Esta amenaza al Estado de Bienestar, ante la que se sienten inermes unas asociaciones
    de trabajadores que comienzan a aceptar reducciones de salarios reales para evitar el
    desempleo que puede provocar la «deslocalización» del capital (tal como ha ocurrido
    recientemente en varios países europeos) entra en conflicto con la dualidad que impone,
    incluso en los países más desarrollados, la concentración de capital (justificada por su
    participación en un mercado exterior de mayores dimensiones) y la inmigración. Esto
    es, el mercado globalizado sin autoridad redistribuidora de renta amenaza con erosionar
    la estabilidad ya conseguida dentro de la nación durante muchas décadas de conflictos
    sociales. Claro está que al menos en las sociedades más desarrolladas exportadoras
    de capital e importadoras de trabajo, hay una tendencia a defender (aun negándolo) los
    derechos ya adquiridos por el trabajo, trasladando los costes de la dualidad a unos inmigrantes
    con menos capacidad para incorporarse tanto a una sociedad tecnológicamente
    cambiante como a un sistema institucional que les es culturalmente ajeno. Algo
    que a su vez amenaza la coherencia y unidad de la izquierda, aquí desde el lado ético.
    Todos estos factores, de una parte, tienden a reducir el poder del Estado a la administración
    continuista de unos ingresos y gastos (puesto que se excluye, o al menos se
    reduce, el acceso al déficit público), que si no son fáciles de reducir, tampoco son incrementables
    para atender los nuevos problemas que generan la dualidad y el aumento
    de la interdependencia. De otra, y al obedecer a una misma causa, provocan una
    cierta homogeneidad en el comportamiento político que, más allá de la forma democrática,
    conduce a su vez a la indiferenciación entre los distintos partidos políticos cuyos
    programas se autoproclaman «de centro». En definitiva, el poder se desplaza de la
    nación al mercado transnacional, lo que si bien facilita la forma democrática de los
    Gobiernos reduce la capacidad y responsabilidad tanto de la política como de los políticos,
    desafectando así a los ciudadanos de una estructura del poder de la que no se sienten dependientes.
    El proceso globalizador en perspectiva
    91 principios
    Nº 2/2005
         5. Notas sobre una nueva geopolítica
         En esta cultura tecnológica de mercado transnacional y de cesión de poder de la política
    interna, se están configurando de manera incipiente grandes bloques en los que las
    afinidades culturales y los intereses comunes (con frecuencia dominados por la proximidad
    geográfica) permiten a las naciones tener una mayor participación en un proceso
    evolutivo que por su dimensión excedería la capacidad de influencia de casi todos los
    países. A este respecto, la mayor o menor capacidad de liderazgo de estos bloques depende
    de la combinación de una serie de factores: innovación tecnológica, capacidad de
    incorporar rápidamente esa innovación al trabajo (como factor de producción y como
    demandante en la nueva cultura tecnológica), la iniciativa empresarial y su capacidad de
    organización, la estabilidad social y, por supuesto, en colaboración con los factores anteriores:
    la dimensión geográfica (en relación con la diversidad de los recursos naturales)
    y la de población. Sin embargo, el exceso de población, al ser el trabajo el factor redundante
    en la nueva tecnología y requerir una inversión fuerte en capital humano para
    incorporarse a la nueva cultura, se plantea más como una carga negativa a corto y medio
    plazo, que como una ventaja comparativa.
    Por consiguiente, algunos comentarios sobre la evolución y adaptación de grandes
    bloques supranacionales al proceso de configuración de una globalidad cultural, económica
    y política son ilustrativos de las dificultades que afronta el proceso globalizador.
         5.1. Estados Unidos
    Sin duda, en el presente el liderazgo del proceso globalizador está en EEUU. Así, su
    capacidad productiva, y la integración de su propio mercado interno; además de su extensión
    territorial, su ubicación entre dos océanos y su dimensión poblacional integrada
    en una cultura nacional tecnológicamente expansiva, le proporcionan una fuerza creativa
    en el avance del conocimiento y de la cultura que parece garantizar la continuidad
    de ese liderazgo. Por supuesto, ese conjunto de ventajas comparativas le han proporcionado
    también el disponer del único ejército existente, un hecho, posiblemente sin precedentes
    históricos, que le permite establecer los criterios de evolución del proceso globalizador,
    así como su ritmo, y ello con casi absoluta impunidad exterior.
    Por otra parte, EEUU también tiene acceso a una mayor capacidad de influencia
    contando con la colaboración incondicional, tanto de intereses como de afinidad cultural,
    de Canadá y Australia. Un «bloque» con una extensión de un 17% de la superficie
    terrestre con grandes territorios por explorar y explotar, y sin conflictos internos de
    población.
    Otras posibilidades y dificultades plantea México, con mayor densidad de población
    y menor capacidad competitiva, a pesar de que su fuerza de trabajo, al ser menos
    cualificada, compite con salarios menores. Una población, de una parte, con mucha menor
    inversión realizada en capital humano, y por tanto con mayores dificultades de
    futuro; y de otra, con una cultura de mestizaje difícilmente asumible por la cultura tecnológica
    unificada de EEUU (tal como destaca Huntington). En todo caso, la incorporación a
    largo plazo de México en el bloque norteamericano (iniciada ya con el tratado de Libre.../...
    Manuel Gala
    92 principios
    Nº 2/2005
    .../...Comercio) es irrenunciable dada la larga frontera común de 3.200 Km. En todo caso,
    una integración económica manteniendo la separación entre naciones permite al capital
    de EEUU disponer de mano de obra barata para competir fuera de sus fronteras, al
    tiempo que utilizar una cultura de mestizaje para comunicar dialécticamente con otras
    culturas, especialmente las latinoamericanas.
    En definitiva: la investigación, innovación tecnológica y creatividad cultural; la integración
    y unidad internas; el acceso desde sus propias minorías a la comunicación con
    otras culturas, compensado así dialécticamente su menor diversidad; la única fuerza militar
    en el mundo; el acceso de incorporar de forma directa a su política externa, nueva
    extensión geográfica (recursos naturales) y mano de obra de bajos salarios, son factores
    suficientes para garantizar no solamente el liderazgo actual de EEUU, sino también en
    un futuro previsible. Sin embargo, su capacidad de ejercer el poder en el proceso globalizador
    tiene sus propias limitaciones tanto desde un punto de vista económico como
    militar, por lo que la imposición directa requiere cada vez más apoyarse en el consenso,
    y la unilateralidad en la multilateralidad. Por supuesto, el problema del proceso globalizador
    no está en la existencia del poder de liderazgo de EEUU, que es absolutamente
    necesario, sino en que su ejercicio sea consciente de sus limitaciones a largo plazo, así
    como de la responsabilidad en la creación de unos criterios éticos de convivencia en un
    mundo que necesariamente va a conservar por mucho tiempo la diversidad cultural.
          5.2. Europa
    En Europa está el origen y desarrollo de la cultura tecnológica, así como la estructuración
    del conocimiento como instrumento de dominación. También, la apertura económica
    a través de la competitividad del individuo.
    Sin embargo, el fraccionamiento provocado por la búsqueda de una identidad cultural
    a través del sentimiento nacionalista convirtió a Europa, desde la misma Revolución
    Industrial, en campo de desunión mediante el ejercicio de la fuerza, cediendo así su
    protagonismo eurocéntrico a un Imperio, el norteamericano, apoyado también en el
    conocimiento, y con la fuerza que proporciona la construcción de la unidad sobre la
    ocupación de tierra fértil.
    Pero Europa, que configuró la idea de nación que hoy representa la mayor barrera
    para la construcción de una sociedad global, puede crear hoy una idea de globalidad
    que permita la convivencia entre naciones. Esto es, para un futuro previsible de la
    Humanidad el modelo de globalización pasa por la diversidad cultural y el consenso
    político de unas identidades que pueden buscar la unidad a largo plazo sorteando las
    diferencias y buscando de forma oportunista los posibles espacios de encuentro; o sea,
    adaptando el mismo concepto de unidad a las circunstancias cambiantes.
    A este respecto, es cierto que la Unión Europea, pese a su capacidad de producción,
    su población, su distribución de renta intranacional y su capital humano, frente a las
    identidades nacionales, no ha podido en 50 años ni crear un mercado interno con movilidad
    de trabajo, ni tampoco una autoridad supranacional redistribuidora de renta. Pero
    también lo es que Europa es el único bloque que puede intentar la creación de un nuevo.../...
    El proceso globalizador en perspectiva
    93 principios
    Nº 2/2005
    .../...lenguaje político adaptando (o desfigurando de forma oportunista) conceptos tales
    como Constitución o nación; o que puede plantear la incorporación de un Estado culturalmente
    más lejano, como Turquía, como un proceso en sí mismo; o, igualmente,
    asumir su rol en la geopolítica como continente, cuidando sus nuevas fronteras con Rusia en Ucrania.
    En definitiva, si bien el liderazgo en el proceso globalizador lo tiene EEUU, la diversidad
    y el consenso apoyados en el conocimiento pueden ofrecer el modelo a seguir
    en el futuro. La fuerza del euro como moneda reserva en función de su estabilidad, la
    continua expansión de la Unión Europea, el inicio de un lenguaje sobre la movilidad del
    trabajo, la tendencia a coordinar la investigación y la educación, y un muy largo etc., así
    lo confirman.
          5.3. Asia–Pacífico
    La gran esperanza del modelo actual de globalidad, así como su posible estabilidad
    en el futuro, está puesta en China y en el sureste asiático (los países miembros de la
    ASEAN). Se trata de un conjunto de países con una población de 1.700 millones de habitantes,
    cuya participación en una economía de mercado tecnológicamente avanzada le
    daría una gran estabilidad al proceso globalizador en su forma actual, por el simple hecho
    de que éste contaría con más del 50% de la población mundial. Desde el punto de
    vista cultural–tecnológico, son países en los que el concepto de nación no tiene el mismo
    significado de identidad que en Europa; y en los que las culturas tradicionales tienen
    la suficiente fuerza y flexibilidad para ser compatibles con la cultura tecnológica de
    mercado.
    De hecho, en las últimas tres décadas, y especialmente en el caso de China, el crecimiento
    del área ha sido suficientemente fuerte como para conseguir, al menos hasta el
    presente, una transición cultural y organizativa tolerable para la Sociedad. El caso de
    China es, en efecto, el más espectacular, dada su dimensión, su tasa de crecimiento (sin
    precedentes, salvo en casos menores puntuales) y su ya largo período de tiempo de aumento
    de la producción (casi tres décadas), factores que la han convertido en un factor
    determinante de las consecuencias –positivas y negativas– que provoca la misma evolución
    de su proceso de cambio. Así, su impacto sobre los mercados transnacionales (y,
    por tanto, sobre la nueva geopolítica en formación), tanto a través de los movimientos
    de capitales como del comercio, no son indiferentes a ningún país del mundo, ya que
    pone en cuestión la misma capacidad global de incorporar la tecnología actual a la mayoría
    de la población mundial si no se produce un salto hacia delante de la Ciencia.
    En cualquier caso, surge frente a EEUU y Europa un tercer bloque que, siguiendo
    la experiencia de Japón, Corea y Taiwán, traslada al Pacífico buena parte del protagonismo
    en la nueva globalidad. Por supuesto, su potencia futura dependerá, una vez más,
    de la capacidad de estos países –especialmente China, dada la rapidez del cambio interno–,
    de soportar la tensión que va a provocar la creación de una sociedad dual potencialmente
    impaciente ante el retraso de la mayoría en la recogida de los beneficios producidos
    por el crecimiento económico del país. Sea como fuere, es de destacar que la ca-.../...
    Manuel Gala
    94 principios
    Nº 2/2005
    .../...pacidad productiva de un solo país (caso por ejemplo de China) no es en sí misma indicadora
    del poder económico sin tener en cuenta otros factores, tales como la capacidad
    de investigación e innovación, la renta per capita y la distribución de esta última.
    5.4. India
    El subcontinente Indio, también por su dimensión y en parte por su reciente incorporación
    al crecimiento económico, merece un comentario individualizado. Su participación
    en la nueva cultura tecnológica global parece compatible con unas raíces culturales
    históricas más individualistas o, pretendidamente para algunos, más cercanas al denominado
    «mundo occidental», por lo que además de aportar una estabilidad al modelo por
    razón de número o cuantía, podría hacerlo también por razones culturales, dada su
    posición asiática entre EEUU y Europa, y el Pacífico. En todo caso, su pobreza, su crecimiento
    demográfico y la superpoblación del territorio plantean hoy más incertidumbre
    al futuro de la Humanidad que confianza en resolver los desequilibrios. Tanto más
    cuanto su crecimiento económico (en torno al 6% en los últimos años) no ofrece la
    confianza de estabilidad de China; ni tampoco dispone de un sistema político con capacidad
    de decisión unificada semejante. De hecho, la acelerada incorporación de una tecnología
    avanzada (más abstracta y conceptual que industrial) está adoptando la forma
    de islas en un entorno hostil, dependiente de la inversión directa extranjera más que la
    de una «mancha» territorial que se mueve desde la costa hacia el interior del continente
    a conquistar.
         5.5. Latinoamérica
    Latinoamérica, por sus idiomas, por sus recursos naturales, tamaño geográfico y dimensión
    de su población, representa un bloque con unas características suficientemente
    diferenciadas como para intentar buscar una identidad supranacional propia. Por otra
    parte, las barreras geográficas y lo reciente de su mestizaje en la historia de la mayoría
    de sus países han creado ya unas dualidades sociales que impiden la creación de una cultura
    tecnológica común. De hecho, aquí se trata a Mesoamérica (México y el Golfo de
    México) en un comentario aparte, dada su tensión entre incorporarse al polo de atracción
    de Norteamérica y la búsqueda de su propia identidad más afín a las culturas latinas
    del Sur.
    En general, Latinoamérica sigue viviendo en y para la dualidad como lo demuestran
    los datos de renta per capita de las últimas décadas, así como la repetición dentro de una
    estructura cíclica de «décadas perdidas». Una dualidad que dificulta su participación en
    un proceso globalizador cuya mayor dificultad es precisamente el no poder incorporar
    la población con menos recursos a un proceso productivo empresarial cuya supervivencia
    se apoya en la continua innovación tecnológica. De hecho, Latinoamérica adolece
    de un déficit educativo y formador que requeriría una inversión a largo plazo en capital
    humano de tal dimensión que ni el sector público, dados sus escasos ingresos, ni el sector
    privado empresarial, que tiene acceso a la inversión en otros países con un factor
    trabajo más competitivo y con mayor capacidad de generar su propia demanda, parecen.../...
    El proceso globalizador en perspectiva
    95 principios
    Nº 2/2005
    .../...capaces de asumir. Por otra parte, el excesivo crecimiento demográfico en el pasado reciente
    (y todavía en la actualidad) ha generado unas sociedades urbanas en crecimiento,
    que todavía en el presente no cuentan con un modelo de futuro que plantee una ordenación
    mínima de la convivencia.
    Razones todas ellas que hacen que el continente sea dependiente de factores externos
    y que no tenga capacidad de programar su propio proceso de capitalización. De hecho,
    su propia inestabilidad social limita la capacidad de integración regional de unos
    países que parten con una gran afinidad lingüística y cultural, al menos de los grupos
    sociales dirigentes. Quizás la razón de la dificultad esté aquí en que es difícil que se integre
    internacionalmente quien no ha integrado previamente su propia población.
           5.6. El Islam
    De hecho, el mundo islámico representa hoy la mayor barrera para el proceso globalizador.
    Porque, desde de vista de mercado transnacional, si bien participa en el comercio
    mundial de una manera ordenada (principalmente mediante las exportaciones
    de energía fósil: petróleo y gas) y sus inversiones en el mercado de capitales siguen el
    liderazgo del dólar, su capacidad de participar en el proceso globalizador parte de las
    limitaciones que le impone una cultura preindustrial que rechaza con frecuencia la organización
    social y política que exige la sociedad del conocimiento, en general, y la economía
    de mercado y la innovación tecnológica de la empresa, en particular.
    Por otra parte, su concepto de nación tiene un origen reciente y está condicionado por
    estructuras étnicas y religiosas previas más poderosas, lo que impide todo intento de consenso
    entre Estados nacionales. Como resultado, de una parte, es difícil, desde Marruecos a
    Indonesia, encontrar alianzas culturales o de intereses entre países limítrofes; y de otra, su
    intento de crear un «bloque» es de respuesta incierta y generalmente dirigida a autoprotegerse
    de una cultura externa que consideran invasora y destructora de su propia identidad.
    Como consecuencia se ha producido en el mundo islámico la reacción más violenta
    y radical («fundamentalista», o incluso «integral») contra la llamada «cultura occidental
    », y ello independientemente de dónde se produce la presencia de esta última: en el
    África subdesarrollada, en zonas de turismo asiático, en el corazón del mismo mundo
    islámico, en Europa, o en el mismo centro y símbolo de poder tecnológico y militar.
    Visto desde el proceso globalizador, esta amenaza irracional, sin intento de estructuración
    ni estrategia, si bien no parece tener capacidad para modificar la tendencia de la
    evolución presente (al no tener ni objetivos ni estructura conocidos no puede incorporar
    aliados) sí la tiene para poner de manifiesto y agudizar los desequilibrios que genera
    el propio proceso globalizador, así como forzar errores contrarios al mismo.
    Por otra parte, la amenaza violenta e irracional no parece que vaya a remitir, ya que
    el crecimiento demográfico, la pobreza acentuada por sistemas de organización económica
    casi feudal no redistribuidora de renta y el agotamiento lento pero progresivo de los recursos naturales sin la incorporación de tecnologías que sustituyan su producción, no harán sino aumentar el problema.
    Manuel Gala
    96 principios
    Nº 2/2005
           5.7. África subsahariana
          África subsahariana, con una tasa de fertilidad absolutamente incompatible con la capacidad
    productiva de su población, es sin duda la manifestación más clara de las deficiencias
    actuales e incertidumbres de futuro que plantea el proceso globalizador. De hecho,
    África representa el mayor fracaso del intento de crear una sociedad mundial; un
    fracaso de características tan catastróficas por su dimensión para la dignidad humana,
    que configura a África subsahariana como el inmenso gueto del futuro de una sociedad
    de mercado mundial. Y ello, hasta el punto de que la única forma de convivencia posible
    en la globalidad pasa por la ignorancia consciente de los demás, esto es, por el abandono
    del continente a su suerte dejando que sean la enfermedad, las catástrofes naturales y las
    confrontaciones internas los auténticos controladores del crecimiento de la población.
    No es de extrañar, por tanto, que las predicciones del Banco Mundial para la próxima
    década no prevean más que un aumento del 1,6% de la renta per capita para el continente
    que, proveniendo en buena parte de la explotación de la energía fósil y los recursos
    mineros, difícilmente será mínimamente redistribuida. De esta manera, el continente
    africano seguirá acumulando una población que al huir del mundo rural a la ciudad y
    no tener acceso a la emigración, incluso a la ilegal por razones geográficas, está cada vez
    más atrapada por la pobreza urbana. Pensemos a este respecto que 40 países africanos,
    con más del 90% de la población del área, están ubicados entre los países más pobres
    del mundo y que su renta per capita disminuye al no poder cubrir la tasa de crecimiento
    de la producción la tasa de crecimiento demográfica del 2,7%. De hecho, África subsahariana
    es la única área donde disminuye la esperanza de vida y aumenta la pobreza
    de manera inequívoca, y cualesquiera que sea su índice de estimación.
    En consecuencia, África subsahariana se configura como una parte importante de
    la población mundial cuyo único futuro dentro de la globalidad productiva parece ser
    la marginación. De hecho, su conexión con el resto del mundo es, del lado positivo: la
    aportación de materias primas de subsuelo a través del entramado empresarial transnacional;
    y del lado negativo: la externalización de las consecuencias de sus propios desastres
    ecológicos; las de la pobreza a través de la exportación de nuevas enfermedades de
    difícil control; y las del exceso de población mediante una emigración ilegal difícilmente
    integrable en los países de destino. La esperanza reside en que esta situación catastrófica
    del continente al menos comienza a ser motivo de seria preocupación entre los países
    más ricos responsables de liderar el proceso globalizador. Así, África comienza a ser
    el motivo de debate de foros internacionales convocados para el tratamiento de problemas
    del proceso globalizador más relacionados con la producción y el intercambio que con la pobreza.
           5.8. Rusia
    La extensión rusa (un 17% de la tierra emergida) y la memoria de su todavía reciente
    configuración como potencia dominadora y expansiva (mediante una cultura y un
    sistema político alternativo al individualista de mercado), explican su voluntad de establecer
    su propia fuerza dominante en la nueva geopolítica.
    El proceso globalizador en perspectiva
    97 principios
    Nº 2/2005
           Rusia, ubicada entre Europa y un Pacífico emergente (con fronteras con ambos) y
    dotada de los recursos naturales que ellos necesitan, especialmente los energéticos, aspira
    a ser la fuerza arbitral entre ambos. Sin embargo, sus limitaciones para este objetivo
    son hoy grandes. Así, con una población en descenso y sin un modelo organizativo de
    la sociedad capaz de proporcionar innovación y competitividad desde la unidad de objetivos,
    no parece tener capacidad para utilizar los recursos naturales para crear una
    fuerza autónoma tal como la que tuvo con un poder centralizado dominador de una sociedad
    considerada como colectivo. Más bien, en su tendencia actual, Rusia parece más
    orientada a convertirse en un país proveedor de materias primas que innovador.
    Por otra parte, y desde el punto de vista territorial, el ex Imperio soviético no solamente
    no es recuperable, sino que continúa su proceso de dispersión: los países ubicados
    en Europa mediante su incorporación al bloque europeo, en la actualidad o posiblemente
    en su futuro próximo; los ubicados en Centro Asia mediante la participación
    de empresas transnacionales en la explotación de los recursos naturales y la presencia
    militar norteamericana en la zona.
    Por lo que hace a su organización socio-política, Rusia no ha podido crear un sistema
    de mercado interno capaz de competir en el exterior, estando todavía hoy inmersa
    en el intento de definir un sistema de poder propio entre el oligopolio económico y el
    poder político centralizado.
    En definitiva, Rusia no es hoy un país determinante en el proceso globalizador aunque
    sí podría hacer una contribución importante al mismo, si conforme a su historia encontrara
    un espacio en la integración del continente europeo.
            6. Notas a modo de conclusiones
            Hemos visto cómo el proceso globalizador, siendo una constante histórica, se acelera
    a partir de las revoluciones industriales de los siglos XIX y XX y en mayor medida
    en la segunda mitad del siglo XX. Una aceleración que surge como necesidad de dar
    respuesta al desfase entre el cambio tecnológico y el crecimiento de una población
    mundial que no puede mantenerse en la autosuficiencia con recursos naturales limitados
    y capacidad tecnológica insuficiente.
    La constancia histórica y su aceleración más reciente por motivos estructurales convierten
    a la globalización en un proceso irreversible, no sólo para el conjunto de la Humanidad,
    sino también para cada una de sus partes, pueblos o naciones. Una irreversibilidad
    que convierte en irrenunciable el proceso no sólo para los que se benefician de él
    sino también para los que sufren las consecuencias negativas de su asimetría. Esto es, en
    el estado actual del proceso globalizador no hay solución nacional autárquica, aunque,
    por supuesto, el poder nacional debe establecer el ritmo más conveniente de participación
    según su mayor o menor dependencia.
    Por tanto, el modelo globalizador, considerando su evolución desde un punto de
    vista positivo, se tendría que apoyar en una investigación e innovación (esto es, en un
    conocimiento) capaz de crear una tasa económica de crecimiento suficiente para permi-.../...
    Manuel Gala
    98 principios
    Nº 2/2005
    .../...tir vivir adecuadamente a toda la Humanidad. A su vez, esto no sería posible si la cultura
    tecnológica generada por los países más ricos no se generalizara lo suficiente para reducir
    de forma radical el crecimiento demográfico, al tiempo que aumentar las tasas de
    crecimiento de la producción en los países más pobres. Algo que requiere en cualquier
    caso un plazo de tiempo suficientemente largo, dado el desfase «temporal» entre las distintas
    culturas hoy existentes, como para crear desequilibrios desestabilizadores del
    mismo proceso.
    En estas circunstancias, el poder de la nación (incluido el de EEUU, que asume un
    rol que por analogía podríamos denominar «imperial») ni puede, ni tiene interés en extender
    su dominación directa más allá de sus fronteras para convertir en ciudadanos a
    otros pueblos, sino que más bien se utiliza para defender el bienestar de su propia población
    de manera más o menos igualitaria e imponer sus propios criterios culturales.
    Ni tampoco existe ya un sentimiento religioso (que sería en cualquier caso incompatible
    con la cultura actual: tecnológica, individualista y de mercado) que impulse la solidaridad
    universal de la salvación común a través de la expansión territorial.
    Desde otro punto de vista, la globalización dominada por el mercado transnacional
    está alterando de manera fundamental el concepto de poder, y por tanto también el de la
    política nacional. Así, la dependencia de unas fuerzas exteriores que no ofrecen un interlocutor
    identificable está erosionando la soberanía, y por tanto la capacidad de adoptar
    decisiones nacionales internas sobre el ciudadano; así, más bien hay una tendencia a defender
    los intereses internos aceptando las reglas de un mercado transnacional que por
    su parte tampoco tiene autoridad reguladora propia en su propio contexto. De hecho, la
    participación en el poder global depende fundamentalmente de la capacidad de liderar
    un conocimiento científico–tecnológico sin fronteras que está estructurando las relaciones
    humanas sobre la capacidad de dominación que proporciona ese mismo conocimiento.
    Un proceso de dominio, que salvo en situaciones de poder militar excepcionales y sobre
    países todavía débiles en la nueva globalidad, se delega en grandes empresas, alejándose
    así de unos Gobiernos que buscan la recuperación del poder mediante agrupaciones internacionales
    apoyadas en el consenso. Esto es, la política «tradicional» se hace homogénea
    mediante la pérdida de poder de los Gobiernos sin que todavía la evolución permita
    anticipar una declinación suficiente del poder nacional para configurar un poder mundial
    de nueva creación (así, los organismos internacionales son, todavía más, espacios de
    encuentro para el consenso que entes de decisión política).
    En consecuencia, ha sido la empresa privada en su búsqueda de beneficios la única
    institución que ha podido aunar transnacionalidad con cambio tecnológico asumiendo
    la doble responsabilidad de impulsar el proceso evolutivo mediante la necesaria innovación
    tecnológica, y de convertir la tecnología en la cultura de la globalización. Esta misma
    fuerza de crear una cultura común a todos los pueblos, apoyada en la capacidad que
    proporciona el oligopolio (frente al fraccionamiento de la libre competencia), le permite
    también a la empresa imponer una moral utilitarista, reduciendo la ética a un código
    informacional del conocimiento del otro en el contrato. Por otra parte, al no estar sometida
    al poder controlador de una autoridad supranacional (hoy inexistente), la em-.../...
    El proceso globalizador en perspectiva
    99 principios
    Nº 2/2005
    .../...presa es la causa de las contradicciones del mismo proceso globalizador que ella promueve.
    Porque la empresa busca la eficiencia en la competitividad, y el crecimiento en
    la expansión, siendo su campo de actuación el mercado, pero nunca tiene como objetivo
    natural la redistribución de la renta, esto es, la igualdad. Es cierto, tal como defienden
    los neoliberales, que el mercado redistribuye renta mediante salarios y beneficios, y
    también que difunde la cultura, tanto directamente con ánimo de lucro, a través de las
    empresas de la información y la comunicación, como indirectamente a través de la innovación
    y el intercambio; pero también lo es que crea desequilibrios sociales más o
    menos disfuncionales y nocivos para el bienestar humano según el mayor o menor nivel
    de competitividad y de capacidad de participación de todos en las decisiones de producción
    e intercambio.
    Desde el punto de vista de la economía mundial el proceso actual, al ser asimétrico,
    crea dualidades contrarias e incompatibles con una auténtica globalización. Así, al ser la
    innovación ahorradora de trabajo, y al existir un exceso de población tecnológicamente
    no cualificada, el mercado potencia la movilidad del capital y trata de impedir la del trabajo.
    De hecho, esa movilidad se produce de forma ilegal, o al menos, no regulada, introduciendo
    en las economías domésticas más desarrolladas la misma dualidad que su
    capital provoca en los países en desarrollo.
    A este respecto, lo que caracteriza al mercado transnacional existente es su enorme
    «imperfección», tanto si lo que incluimos en su ámbito son la totalidad de los países o
    la totalidad de la población mundial. La razón es múltiple: de una parte, porque el
    mercado transnacional tiene una estructura oligopolística cuyo origen está en una
    acumulación de capital, y por tanto de capacidad de innovación, creada por una evolución
    cultural y económica absolutamente desigual en la historia de los distintos países;
    y de otra, porque otro tanto ocurre con el capital humano y su correspondiente
    capacidad de incorporación a una nueva cultura. El resultado es un mercado que al no
    tener una autoridad correctora, tal como ocurrió con las revoluciones previas del conocimiento
    en el ámbito nacional, potencia sus propios desequilibrios y contradicciones
    creando desigualdades que por su dimensión y consecuencias actuales pueden
    considerarse catastróficas.
    Es más, la globalización así planteada tampoco ofrece una solución correctora interna
    al sistema de mercado global, ni en plazos previsibles, ni aún menos, programables. Porque
    ni la revolución es aquí posible, ya que el que sufre las consecuencias de la desigualdad
    no tiene la capacidad de subvertir un poder que no es identificable en un mercado sin
    autoridad; ni existen elementos autoestabilizadores internos del sistema así creado. Por
    supuesto que nunca entrarían en esta categoría ni sus consecuencias negativas ni su impacto
    sobre su normal funcionamiento, ya que, al menos en un plazo previsible, pueden
    entorpecer, pero no romper, un modelo de mercado cuya destrucción tendría el carácter
    de catastrófica para la Humanidad. De hecho, solamente un terrorismo capaz de incorporar
    de manera mucho más significativa la tecnología que combate; o un desastre ecológico
    provocado por la tecnología actual y sin capacidad para controlar sus propios efectos negativos
    sobre la Naturaleza, podrían paralizar su evolución en el tiempo.
    Manuel Gala
    100 principios
    Nº 2/2005
          En consecuencia, nos encontramos ante un modelo que siendo producto de la razón
    (del conocimiento por ella producida) no ofrece más salida aparente que la huida hacia
    delante, ignorando la fuerza destructiva de unos desequilibrios –tales como la dualidad
    económica, la pobreza, la enfermedad, el desastre ecológico, la emigración ilegal o el terrorismo–,
    cuyas consecuencias es incapaz de prever. Un modelo que se podría definir
    como evolucionista pero sin disponer de un apoyo teleológico que le fije los objetivos,
    y en el que solamente la capacidad competitiva garantiza la supervivencia tal como ocurre
    con la empresa (Milton Friedman decía en el aula que la marabunta cruzaba el río
    pasando sobre los cadáveres de las hormigas muertas). Con la situación así planteada
    habría que esperar al menos que el modelo pudiera evolucionar con la suficiente rapidez
    para que el número de los que se incorporan a él sea suficiente para garantizar su
    propia estabilidad, tal como parece ofrecer hoy el crecimiento del Pacífico Asiático. De
    hecho hay algunos signos positivos. La Ciencia aspira ya a encontrar la fuente de una
    energía ilimitada e incluso a modificar la biología humana potenciando su capacidad de
    acelerar la evolución del conocimiento; además de que la difusión de la cultura tecnológica
    se autoalimenta con la propia innovación que ella provoca a través del mercado.
    También, y con argumentos más cercanos en el tiempo a la situación creada, la tasa de
    crecimiento demográfico está en continua disminución y la producción global «parece»
    mostrar una tendencia suficientemente larga a aumentar más que la población mundial.
    Quizás de manera importante, comienza a haber una mayor conciencia colectiva de
    las consecuencias negativas que pueden introducir a largo plazo los desequilibrios actuales.
    Así, en el pasado más inmediato se han podido escuchar referencias a la pobreza
    africana o al tratamiento con mayor cautela y respeto de la cultura islámica. Igualmente,
    comienza a existir una conciencia de «Estado de Emergencia» respecto a las grandes
    amenazas ecológicas para la Humanidad.
    En todo caso, frente a la sinrazón de la razón que ya se planteó con la posibilidad de
    un conflicto nuclear con capacidad de reducir la población mundial de una manera extremadamente
    significativa, está la razón de la razón. Esta última exige la reflexión sobre
    unos desequilibrios existentes, y sus consecuencias, y no solamente la adaptación a
    ellos sin pensar en el futuro a largo plazo. Al hacerlo quizás lograríamos que la defensa
    del propio interés coincidiera con los objetivos que hubiera definido un sentido «humanista
    », hoy todavía imposible en una sociedad dominada por una moral utilitarista.
    Algo que depende, más que de buscar un absoluto moral, de tener una mayor conciencia
    (y para ello conocimiento) de que el proceso actual genera unas interdependencias
    futuras con aquellos que más padecen los desequilibrios presentes que son irreversibles
    y, por tanto, de saber también que toda solución de futuro (incluida la propia) pasa por
    la participación de los que, o se niegan, o no pueden, asumir la cultura tecnológica actual.
    Algo que exige el consenso y la multilateralidad; así como aceptar que el otro con
    frecuencia conoce mejor su ritmo posible de adaptación que el que trata de imponérselo
    desde su propia experiencia, especialmente cuando su forma política no es agresiva
    hacia el exterior (aun cuando sea parcialmente represiva en su propio contexto) o cuando
    necesita más urgentemente la distribución que el crecimiento.
    El proceso globalizador en perspectiva
    101 principios
    Nº 2/2005
          En definitiva, y puesto que en todo caso no hay otra alternativa, se trata de admitir la
    diversidad como fuerza creativa en lugar de tratar de imponer la igualdad en la sumisión; lo
    que implica también incorporar al proceso globalizador en su forma actual, tanto al que
    ofrece una resistencia cultural (utilizando el margen de tiempo de que siempre dispone el
    que lidera el proceso), como al excluido por razones de insuficiente inversión en capital
    humano, ofreciéndole la posibilidad de hacerlo mediante el apoyo económico necesario
    para soportar y escapar de la trampa de la pobreza. Algo, en fin, que reduzca la dimensión
    de un sufrimiento humano que debería ser ya insoportable para la conciencia colectiva y
    que introduce la incertidumbre en la viabilidad de un proceso que se denomina aquí como
    «global». Sin duda, el secretario general de Naciones Unidas, Kofi Annan, una persona
    bien informada sobre los problemas que genera el proceso globalizador, sabía lo que afirmaba
    al decir que la primera batalla que hay que librar es la batalla contra el hambre.
         7. Referencias
    BAUMOL, W. (2002): “The free market innovation machine: Analyzing the growth miracle of capitalism”, Princeton,
    New Jersey and Oxford.
    BAUMOL, W. (1988): Theory of Environmental Policy, con W. E. Oates, Cambridge University Press, Cambridge.
    CLUB DE ROMA (1972): Ningún límite al conocimiento, sino a la pobreza: Hacia una sociedad del conocimiento sostenible,
    en http://www.clubofrome.org/archive/publications/WSSD–Spanish1.pdf
    FISCHER, Stanley (2003): Globalization and its Challenges, ponencia presentada en The American Economic Association
    Meeting en Washintong, DC, 3 de Enero de 2003, en http://www.iie.com/fischer/pdf/fischer011903.pdf.
    FMI (2003): Perspectivas de la economía mundial, IMF, Washington, septiembre.
    GALA, M. (1991): “El orden económico internacional. Crisis y futuro: Un enfoque economicista”, Sistema. Revista de
    Ciencias Sociales, nº 102, págs. 5–8, Mayo.
    GALA, M. (2003): Orden y conflictos en la globalidad, Universidad Internacional de Florida (Miami).
    GALA, M. (2003): “¿Está en peligro el Estado del Bienestar?”, Revista TEMAS, nº 105–106, págs. 14–15, agosto–septiembre.
    GALA, M. (2004): “Diez años del proceso globalizador”, Revista TEMAS nº 121, págs. 19–24, diciembre.
    HAYEK, F. (1945), “The use of knowledge in society”, American Economic Review, 35, septiembre.
    HUME, D. (1978): Ensayos políticos, Tecnos, D. L., Madrid.
    HUME, D. (1993): Investigación sobre los principios de la moral, Alianza, Madrid.
    HUNTINGTON, S. (1993): “The clash of civilisations”, Foreign Affairs, vol. 72.
    HUNTINGTON, S. (1996): The clash of civilisations and the remarking of world order, Simon and Schuster, New York.
    IMF y IDA (2002): Heavily indebted poor countries initiative: Status of implementation, en
    http://www.worldbank.org/hipc/progress–to–date/Final_Full_Revised_Status_of_Implementation.pdf.
    LOCKE, J. (1979): Ensayo sobre el entendimiento humano, Fondo de Cultura Económica, México.
    OCDE (2003): Tendances des migrations internacionales, SOPEMI, Paris.
    PNUD (2003): Informe sobre desarrollo humano 2003, Ediciones Mundi–Prensa, Madrid.
    PNUD (2004): Informe sobre desarrollo humano 2004, Ediciones Mundi –Prensa, Madrid.
    SMITH, A. (1997): La teoría de los sentimientos morales, Alianza Editorial, D. L., Madrid.
    RIFKIN, J. (1995): The end of work the decline of the global labor force and the dawn of the post–market era, G. P.
    Putnam’s Sons, New York.
    RIFKIN, J. (2004): The European dream how Europe´s vision of the future is quietly eclipsing the American dream,
    Jeremy P. Tarcher/Penguin, New York.
    UNITED NATIONS (2003): World economic and social Survey 2003, United Nations–New York.
    UNITED NATIONS (2003): World economic situation and prospects, 2003, United Nations–New York.
    UNTACD (2003): Trade and development report, 2003, UNTACD, New York–Geneve.
    UNTACD (2003b): World Commodity Survey 2003–4, UNTACD, Geneve.
    UNTACD (2004): The least Developed countries report 2004. Linking International Trade with property reduction,
    UNTACD, New York–Geneve.
    WHITE, W. (2003): “International financial crisis: Prevention, management and resolution”, ponencia presentada en
    la Conferencia. Economic governance: The role of markets and the State, Annual Congress of the Swiss Society
    of Economics and Statistics, Berne, 20 March.
    Manuel Gala
    102 principios
    Nº 2/200
  14. 1. El proceso globalizador en perspectiva
  15. Proceso globalizador, soberanía nacional, empresa transnacional, pobreza.


No hay comentarios:

Publicar un comentario