miércoles, 25 de septiembre de 2013

Análisis-teoría y línea política revolucionaria contemporánea





LA TEORÍA MARXISTA DE HOY EN DÍA

Desde el nivel general aplicar la política a lo particular.

             Hoy sería un análisis de coyuntura internacional, un análisis de las relaciones sociales de producción, hasta que nivel han llegado y como se desarrolla hoy en día la lucha de clases.

              Cómo se desarrolla y está construido el poder del capitalismo imperialista, local, regional, global. El capiimperialismo es el poder global del capitalismo; es el sistema de poder y de actuación: el sistema capiimperialista,...red de redes interestatales de forma piramidal,...donde se estructura y se concreta o manifiesta en la OTAN-ONU. 

* En otros artículos desarrollo también estas ideas,...las mismas son esenciales para una política de revolución mundial proletaria.

      La mayor parte de los partidos y grupos comunistas que conozco son muy doctos del marxismo,...algunos son antileninistas,...otros antitrotskistas,...Uf, es casi simpático, da gracia,...las actitudes de estos grupos mencionados,...como se ve no doy nombre alguno,...por ahora no es el asunto. TODOS,...O CASI CASI, LLAMAN A LOS DEMÁS REVISIONISTAS,...STALINISTAS,...LA MAYORÍA SE CIÑEN A DAR RECETAS, A RECITAR IDEAS, CITAS, VALORACIONES DE MARX, ENGELS, LENIN, STALIN, MAO,...A ESTO SE LE DENOMINA DOGMATISMO. Cada posición  al fin y al cabo es una posición política,...en este caso, una posición de clases.

             YO OPINO,...SOBRE LA BASE DE MIS ANÁLISIS Y OTROS MUCHOS ANÁLISIS ESTUDIADOS,...QUE EL MARXISMO DE CITAS,...ES UN MARXISMO QUE NO SIRVE, COMO LÍNEA POLÍTICA PARA ESTA COYUNTURAS,..ASÍ SE CONVIERTE EN UN MARXISMO MUERTO,...ASÍ NO ES REVOLUCIONARIO,...NO SIRVE PARA LA LUCHA CONTRA EL PODER CAP.IMP. ACTUAL. El marxismo vivo, ya que todo el mundo se parapeta en el mismo,... es el conjunto de ideas, de linea política, de teoría materialista,...contemporánea, de hoy para hoy y para mañana,...para el mañana,..para lo que realmente es útil para la lucha proletaria y la liberación social de la humanidad. ES FUNDAMENTAL ANALIZAR LA LUCHA DE CLASES QUE SE DA A NIVEL MUNDIAL,...Las luchas armadas proletarias-populares en zonas de Asia,...Latinoamerica, África,...Unión Paneuropea, Euroasiáticas,... ESTA TAREA ES COMPLEJA,..PERO SE DEBE DESARROLLAR,...OTRAS TENDENCIAS LAS DESARROLLAN, EXPONEN Y VALORAN,...Y SE RELACIONAN,...CON ORGANIZACIONES MÁS O MENOS INTERNACIONALES,...

EL MARXISMO LENINISMO Y, ¿ SUS VARIANTES ?

           . Trotskismo, Grancismo, Guevarismo, Castrismo,...Stalinismo,...Maoismo,...


   - El materialismo dialéctico y la lucha de clases contemporánea; las multicorporaciones y el papel de los estados donde se hallan situadas. El materialismo histórico hoy en día.

          . Se decía,..y se sigue diciendo,...que los países, sus estados y gobiernos, del tercer mundo,...ahora algunos llamados emergentes, actuaban a las órdenes de las multinacionales,...esos estados defendían a las multinacionales y los estados multinacionales estaban en la misma labor de defensa de sus empresas allá donde estuvieran. Los estados se cooperaban, existiendo un pacto de mancomunidad. En algunas situaciones se han dado ciertos problemas de entendimiento, de no ir los dos países en la misma dirección,..como fueron por ej. los casos de algunos países latinos con empresas española,...Bolivia, Argentina, Venezuela,...Estos casos están expuestos en la prensa oficial, en la de la izquierdas también,...están bastante documentados,...por ello no me extiendo en pormenores. LA CUESTIÓN ES QUE LOS ESTADOS Y SUS EMPRESAS SIGUEN RELACIONÁNDOSE,...SE APOYAN,...SE SINERGIAN,...Y LAS RENCILLAS CASI SIEMPRE SE OLVIDAN RÁPIDAMENTE,...LA RECONCILIACIÓN SE PRODUCE CON MÁS INVERSIONES Y CON MÁS APOYO RECÍPROCO,...Los lideres se visitan hacen reuniones interestatales,. (( Se podría decir,..así, que esto es materialismo histórico,...se parece algo al materialismo histórico de los clásicos,...)). Este asunto es interesante,..porque se podría decir que todo aquel que escribe un relato político,...está haciendo materialismo histórico,...se está sin saberlo, convirtiéndose en un marxista,...¡¡.

             Leon Trotski,...fue revolucionario, estuvo en la tarea de la revolución soviética con Lenin y otros,...También estuvo con Plejanov, con Stalin,...Entrándole al Internet aparecen las biografías de los mismos,...todos cumplieron su papel,...aunque todos solo tuvieran aciertos y correctos comportamientos,...sus ideas y líneas políticas de aquellos tiempos, de sus tiempos,...no sirven para hoy en día,...las realidades materiales han cambiado bastante; hay que actuar según lo que tenemos,...según lo que hay,...y solo tener en cuenta el pasado,...pero no como para aplicarlo a rajatabla,...es imposible, NO CUADRA LAS SITUACIONES, LOS PROYECTOS,...POLÍTICAS REALES A LAS SITUACIONES REALES,...ESE ES EL MATERIALISMO DIALÉCTICO,..

.STALIN, TROTSKY Y LA SOCIALDEMOCRACIA: LUCHAMOS PARA VENCER, NO PARA VENDER LIBROS

Javier Parra
En no pocas ocasiones nos encontramos como la prensa burguesa se relame y disfruta con declaraciones públicas que – en mi humilde opinión – poco ayudan al movimiento comunista. Esta semana leí con pena en la prensa (PÚBLICO, para variar) unas nuevas declaraciones de un diputado de IU – con carné del PCE – , en la que, sin ser preguntado específicamente por ello, condena la época estalinista (entre 1924 y 1953) considerándola como la “época negra del comunismo”.
No es mi intención, en este artículo, alabar los aciertos o los errores de Trosky o Stalin (seguramente no habrían tenido cabida en esa prensa declaraciones similares respecto al troskismo) , ni entrar a juzgar una época que no viví, pero que si lo hicieron camaradas y dirigentes a los que todos y todas respetamos, y los abuelos de muchos quienes leerán este artículo, entre ellos los míos.
Lo que pretendo es poner de relieve que cada época pasada ha de ser juzgada en base a su contexto histórico, social, político, económico o militar, y que cuando lo hacemos desde un punto de vista comunista, y desde una militancia concreta, no debemos hacerlo nunca en los términos que tanto la burguesía como sus medios de comunicación esperan escuchar, para hacer las delicias de la derecha y el anticomunismo más rancio.
Cada época histórica, y también la referida a la historia del comunismo, está llena de aciertos y errores, pero sobretodo está ligada irremediablemente a nuestra propia historia como organización, y a la de quienes nos precedieron militando en el Partido o dirigiendo la organización a la que con tanto orgullo y responsabilidad pertenecemos.
No actuar de esta manera, condenar las decisiones de hace un siglo con ojos del siglo XXI, nos llevaría irremediablemente a condenar también las decisiones, las tácticas y las estrategias de nuestro propio Partido. Supondría cuestionar a  dirigentes como Dolores Ibárruri o como Pepe Diaz. Supondría cuestionar los frentes populares, la creación de Ejército Popular en España, la victoria contra el fascismo. Supondría renegar de la ayuda que la URSS dio a la cautiva y desarmada República Española. Supondría renegar de la lucha de nuestros abuelos, que tenían una opinión y una posición política consecuente con el contexto que les tocó vivir.
Yo, por lo menos, no pienso hacerlo. No pienso renegar de una época. No pienso condenar la actuación ejemplar del Partido Comunista de España en los momentos más duros de la Historia del Mundo – entre 1924 y 1953 -, no pienso renegar de Pasionaria ni de José Diaz ni del resto de dirigentes comunistas de la época. No pienso renegar de mi abuelo Francisco y de mi abuelo Valentín, que pelearon 3 años en una guerra contra el fascismo con armas soviéticas y pagaron 4 años en un campo de concentración por ello.
Estamos en 2013. Nuestra responsabilidad histórica es actuar en consecuencia en el contexto en el que vivimos. Acertaremos o nos equivocaremos. Unos estarán en mayoría y otros en minoría. Pero de nuestro actuar presente – y no de nuestro juicio del pasado – depende la futura victoria o una nueva derrota. Dedicarnos a valorar el presente o a  juzgar a quienes nos precedieron en los términos que plantea el enemigo sería sanar a la moribunda socialdemocracia y abrir las puertas a la derrota. Y aquí – o al menos eso me enseñaron – hemos venido para vencer, y no para vender libros.
POSTED IN OPINIÓN
Comments
15 RESPONSES TO “STALIN, TROTSKY Y LA SOCIALDEMOCRACIA: LUCHAMOS PARA VENCER, NO PARA VENDER LIBROS”
ARTURO SAYS
Grande Javier, cuanta falta hace en nuestro partido que la gente llame a las cosas por su nombre, sin miedo, sin decir lo que la prensa burguesa quiere escuchar, lo políticamente correcto. Te pido por favor, te lo imploro casi, por el bien de este partido en ruinas, que te presentes a Secretario General del PCE, no más Centellas por favor.
    
CASSIO SAYS
Estoy de acuerdo, ¡No más Centella! El camarada tiene tanta carisma y capacidad de expresión que una manta mojada. Lo más lamentable es pensar ¿Cómo diablos llegó a ser Secretario General?

YOMISMA SAYS
buena pregunta, pues centella llegó a serlo porque los y las comunistas hemos hecho dejacion de funciones mucho tiempo.Reconozcamos nuestros errores, reconstruyamos el partido y salgamos a hacer nuestra labor donde corresponde a los comunistas, en los frentes de masas para promover la revolucion. salud y republica y resolvamos esta situacion.

ANTONIO SAYS
DE acuerdo con lo esencial del artículo de javi, en esta casa es muy dado hacer juicios de valor desde una perceptiva lejana y fuera de la realidad que hoy tenemos, aquellos tiempos fueron convulsos y en tiempos convulsos las salidas era difíciles. Para la reacción, tanto interna como externa era primordial hacer fracasar la revolución; por esa cuestión nos metieron la guerra civil en Rusia, nos hicieron complicada las relaciones geopolíticamente y económicas con el exterior. Es verdad que se cometieron errores, y que los individuo sea del mundo socialdemócrata, o comunista que hubiesen cometido errores, pero estar machacando desde esas cuestiones desde la lejanía y fuera de contexto es hacerles el culo gordo a la reacción, estas cosa si se tiene que tratar en discusiones civilizadas entre nosotros para que nos sirva de experiencia y no volver a cometer errores y organizar la unión en este mundo tan atomizado y dividido…
    
CASSIO SAYS
Vuelvo a recomendar el libro Domenico Losudo “Stalin: historia critica de una leyenda negra” editorial Topo Viejo. Es un buen punto de partido para analizar la etapa del camarada Stalin. Reflexionando sobre el pasado, tenemos que evitar el pensamiento burguesa. Para Marx, todo está relacionado, el universo entero, incluyendo la historia humana, está repleta de acontecimientos relacionados. No se puede encasillar la historia en compartamientos aislados.
3.      
CAMILO SAYS
Bravo!!!!!! Si señor, un texto escrito con valentia y sin renegar de nuestra historia y nuestros origenes que es lo màs grande que tenemos! Viva la URSS! Viva el PCE y Viva Stalin!
Totalmente de acuerdo con Arturo: Por favor presentate a S.G, el PCE necesita gente como tù!!

COMUNISTA SAYS
Muy bien dicho compañero Parra. El compañero Garzón es muy válido por lo que respecta a la economía, pero por lo visto muy escasito por lo que respecta a la historia. Muy aconsejable para él que estudie y se documente, por ejemplo también con las excelentes obras de Losurdo y otros. Lenin y Stalin han sido los dos mejores compañeros comunista de siempre, uniendo la teoría con la práctica, incluyendo la resolución de problemas prácticos y hasta “sucios”. Pero no se hacen las tortillas sin romper los huevos y la revolución no es un almuerzo de gala.
      
CHE SAYS
Centella es el politico mas mediocre que ha tenido el PCE desde su creacion. No comprendo quien pudo votar a semejante personaje. Bueno si lo comprendo siempre esta en los congresos en los pasillos buscando apoyos.

Obras necesarias para comprender el proceso soviético y el papel de Stalin:

JUAN MARTÍNEZ MARTÍNEZ SAYS
Los cavernícolas no perdonan que el ejército soviético, dirigido por José Stalin, derrotara al poderoso ejército NAZI, en las batallas de Kurst y Stalingrado, hoy Volgogrado. La Historia no se inventa ni se opina; se investiga y se demuestra. ¡ Adelante Sr. Parra por su frescura y sus buenas ideas! Salud. Post Data: El ejército de la URSS liberó dos terceras partes de Europa del yugo de Hítler. Dos terceras partes. Que no se nos olvide, camaradas.

F:P. SAYS
Os recomiendo el libro de Enrique Líster: Así destruyó Carrillo el PCE”(se puede encontrar por internet) no comparto en absoluto todo lo que dice o hizo Líster, pero reconozcamos que estuvo en el frente de batalla dando la cara y no se escabulló nunca en la retaguardia.
Se pueden entender algunas cosas del devenir el pce
J. Parra coincido contigo en el artículo pero la tradición del marxismo es debate libre, abierto, plural entre camaradas y luego aplicación unitaria de los acordado: centralismo democrático. Pero no exterminio del adversario como ocurrió en los juicios de Moscú en los 1930. Cuando gran parte de los bolcheviques: la oposición de izquierdas fue aniquilada por Stalin.
saludos

FP SAYS
Acabo de comentar y … desaparece … viva la libertad de expresión. Y eso que no estáis en el poder…

POSEIDON SAYS
Lo único que verdaderamente criticable y de hondo calado es que Stalin, no hubiera puesto más empeño en salvar a España del fascismo del franquismo, por lo demás, de acuerdo con Javier.

BINAH SAYS
Muy bien dicho, libres y sin complejos de una vez por todas. Los comunistas nunca atacamos a los demás, defendemos los Derechos Humanos para todos por igual, aunque es “natural” que a los fascistas les joda que no les dejemos campar a sus anchas y por ello nos pretendan siempre culpar de lo que sea, con tal de que no se descubran sus verdaderas intenciones.
En cuanto al diputado Alberto Garzón, no es al primero que le increpan con preguntas sobre la condena al comunismo y a Stalin, porque es al comunismo al que siempre están denigrando utilizando a Stalin comparándolo con Hitler en la búsqueda de motivos para criminalizar.
O sea que lo que pretenden es atacar al comunismo comparándolo con el fascismo manipulando a Stalin. El motivo es hacer creer a la gente que el comunismo es el hermano del fascismo en el otro extremo.
Lo que tratan de conseguir es que prevalezca la creencia de que la democracia es el capitalismo, ahora progresado a neoliberalismo. Ese es el fondo de la manipulación; que la gente asuma que no existe alternativa al capitalismo y que dentro de ese sistema tenemos que construir la democracia.
Nada más alejado de la realidad existente. Pero hay que tener muy en cuenta que el desprecio es al comunismo.
Así que creo que hay que construir el comunismo que queremos sin complejos y quien quiera saber que estudie historia.
De ignorantes y manipuladores está el mundo lleno.
Dominemos la situación hablando de lo que queremos hacer y no entremos al trapo de manipuladores.

  
Saludos camarada Parra, creo que és muy necesario recuperar los fundamentos que nos dió vida y rechazar tantas variantes nocivas que incorporamos de los plumíferos al servicio de la guerra fría y el imperialismo, hoy muchos partidos “comunistas” europeos estan muertos ante un panorama de retorno acelerado al pasado pre-soviético, cuando no existia el llamado “estado de bien estar”, desaparecida la URSS, para que necesitan respetar los capitalistas ese estado de bienestar ni respetar los fundamentos de los derechos humanos ni los tratados internacionales sobre la ingerencia en los países soberanos, sería saludable estimado camarada que esos hermoso valores en los que se cimentó el Manifiesto Comunista se recuperasen y tú camarada Parra, deberias de ser el mejor postulante para esa misión preparándote para dirigir y dar vitalidad al que fué glorios PCE de José Díaz, Pedro Checa, Dolores Ibárruri……Desde mi humilde militancia te expreso mi deseo camarada. Salud y República

                Josep Stalin, llegó a ser secretario del comité central del Partido Bolchevique,...cargo más administrativo que político,...el cargo político era el de presidente que en su momento lo ostentó Lenin. Con el tiempo Stalin fue proclamado máximo dirigente del partido y del estado soviético. De las maneras que fuera, la cosa fue así,...la lucha política, la lucha de clases es muy cruel, da muchas vueltas,...las relaciones sociales desaparecen, aparecen otras,...así como el carácter de clase de los estados,...de las relaciones sociales de producción,...SE DICE, SI SE HUBIERA REALIZADO ESTA OTRA POSICIÓN,...QUIZÁS NO HUBIERA PASADO ESO,...esa calamidad,...siempre se aborda así las cosas, cuando se ve que algo se arruina,...o no cuadra con las perspectivas e ideas proyectadas, o preconcebidas.

Stalin:
La revolución de febrero agotaba sus días. Los conciliadores habían perdido la confianza de los obreros y los soldados. El gobierno de la burguesía liberal, con su rehén democrático, Kerenski, resultó ser un completo fracaso. A principios de julio se desarma a los bolcheviques. Los demócratas lanzaron contra los obreros y los soldados a tropas abiertamente contrarrevolucionarias, enemigas no sólo de los bolcheviques, sino también de los soviets: el Comité ejecutivo no contaba ya con tropas propias. El general Kornílov se alzó en armas contra la revolución en un golpe derechista, pero sus tropas enviadas a Petrogrado se deshicieron por el camino. Se va formando el Ejército rojo. El país, hambriento, abraza el comunismo de guerra y se torna en un campamento espartano.
Junto a Yákov Mijáilovich Sverdlov y Trotski, Lenin promovió a Stalin como comisario del pueblo para las Nacionalidades tras la revolución de noviembre. Participó en la guerra civil (1918-1920) en varios frentes. Reforzó su posición en el seno del partido por su obstinado trabajo de organización. Fue comisario del pueblo para el Control del Estado (1919-1923) y secretario general del partido (1922). Lenin en su testamento político aconsejó el cese como secretario general de Stalin, consciente de sus grandes diferencias de opinión. En 1927 logra imponerse en el seno del comité central y anuncia su idea de reorganización del orden soviético, que incluye el control estatal de la economía. Abandona las medidas de la NEP de forma inmediata y abierta, considerándolas causantes del lento desarrollo industrial. En 1928 se pone en marcha el Primer Plan Quinquenal que pretende desarrollar la producción de base y eliminar el sector privado que permitió la NEP.
Resistencia campesina a la colectivización:
Tras su victoria política interna, Stalin decide imponer el predominio de la industria pesada. Frente a la industria ligera, al servicio de un consumo dominado por los campesinos, se establecen los planes quinquenales para el desarrollo de la gran industria. El primero comenzó con la oposición de Bujarin, defensor del mejoramiento del nivel de vida de la población. La industrialización suponía la disminución del campesinado, que pasaria a engrosar la mano de obra que requería. Al mismo tiempo era necesario un aumento de la productividad de la agricultura que pudiera alimentar a la nueva masa de trabajadores industriales. Se cobró un tributo a los campesinos, a través de las cooperativas y se le dio el nombre de una necesidad histórica. La colectivización forzada del campo tuvo lugar a partir de 1929. Los sovjoses, grandes explotaciones estatales donde trabajaban asalariados, fueron al principio la fórmula más frecuente. Los koljoses consistían en el cultivo colectivo de las tierras de uno o varios núcleos rurales. El Estado proporcionaba semillas y maquinaria y se quedaba con una parte de la cosecha, siendo el resto repartido entre los agricultores. Con el tiempo se fue extendiendo en número este tipo de explotación más apto para el empleo sistemático de maquinaria. El gobierno comenzó a confiscar el excedente de las cosechas y propiedades de los campesinos nacidas tras la reforma agraria de 1917-18, siendo convertidas en cooperativas controladas por el estado. Esto tropezó con la resistencia de los kulaks, que estaban especulando con el abastecimento del trigo a las grandes ciudades, y que llegaron a sacrificar voluntariamente gran cantidad de ganado y a dejar las tierras yermas. Al agudizarse la resistencia de los campesinos, Stalin, cuyo dominio del gobierno y del partido era ya indiscutible, recomendó que la colectivización se realizara sobre una base voluntaria, aunque seguirían existiendo fuertes gravámenes sobre los campesinos que se mantuvieron como granjeros particulares. Tras una pausa, el proceso colectivizador se reanuda en 1931 sobre la base del reconocimiento al campesino de la propiedad de su casa y jardín y del conjunto de sus bienes personales. Se mantuvo cierto grado de represión de los campesinos recalcitrantes. La creación del artel o granja colectiva sirvió para colectivizar únicamente ciertas ramas esenciales de la producción agrícola, cereales y materias primas para la industria, reteniendo los campesinos para su propio beneficio una parcela y un número limitado de cabezas de ganado, con lo cual podrían comerciar libremente. La colectivización experimentó desde entonces un ritmo creciente.
Procesos de Moscú (1934-1938):
El atentado que costó la vida a Serguéi Mirónovich Kírov, hombre de confianza de Stalin, el 1 de diciembre de 1934, desató una feroz persecución contra la oposición en el interior del partido. Supuestamente organizado por un hombre de Zinoviev, y achacado en otros momentos el atentado a un elemento trotskista, el pretexto supuso la eliminación de todos los elementos sospechosos de deslealtad o no sometimiento a Stalin, en una destrucción sistemática no sólo de los líderes de la oposición, sino de la mayoría de los jefes del Ejército y aún del mismo Comité Central elegido en el XVII Congreso. Uno tras otro, fueron cayendo la gran mayoría de los veteranos bolcheviques protagonistas de la Revolución. La purga comenzó en Leningrado con el juicio y ejecución del asesino de Kírov. En 1935, Kamenev, Zinoviev y otros representantes calificados de la vieja guardia bolchevique, fueron juzgados y sentenciados a prisión acusados de la muerte de Kírov y de subversión, así como de conspiración para restablecer el capitalismo. Los juicios continuaron y en agosto de 1936, tanto Kamenev como Zinoviev hubieron de comparecer de nuevo ante los tribunales, acusados ahora de conspirar con Trotski para derrocar el régimen estalinista. Todos los acusados fueron declarados culpables y ejecutados. Los juicios siguieron hasta marzo de 1938, y su consecuencia fue la muerte, por ejecución o suicidio, de figuras tan importantes de la Revolución como Bujarin, Mijaíl Pávlovich Tomski, Alexéi Ivánovich Rykov, el mariscal Mijaíl Nicoláievich Tujachevski y miles de personajes de menor influencia. (Luciano Rincón)
Tropas en el frenteSegunda Guerra Mundial (1939-1945):
Stalin conservó el poder con severas y sangrientas medidas. El 9 de julio de 1940 La URSS se anexiona los países bálticos y el 17 septiembre invade Polonia oriental. En diciembre Stalin desoye las advertencias aliadas sobre la invasión alemana a la URSS. El Ejército Rojo es el mayor del mundo (12,5 millones de soldados), aunque descabezado de generales y coroneles. Alemania avanza rápidamente por territorio soviético hasta las puertas de Moscú. Se desmantela gran parte de las fábricas y se van trasladando por tren hacia el este. El 19 de noviembre de 1942 se consigue cercar a 330.000 alemanes en Stalingrado. Ante el peso que sostiene la URSS contra las tropas alemanas, Stalin reclama a los aliados la intensificación del frente oeste. El 5 de julio de 1943 comienza la batalla de Kursk en la que Alemania perdería 100.000 soldados. Tuvo éxito la estrategia con nuevos dispositivos anticarro desarrollada por los generales del Ejército Rojo Konstantín Rokossovski y Nikolái Vatutin.
La Conferencia de Potsdam (julio-agosto 1945), continuación de la de Yalta (febrero 1945), acordó compensaciones especiales para la URSS debido a sus enormes pérdidas durante la guerra. Se anexionó Königsberg (que, desde 1946, pasó a llamarse Kaliningrado) y el norte de Prusia Oriental. La URSS se adhirió a la Declaración de Potsdam, ultimátum que mencionaba la posibilidad de aniquilación total de Japón, país con el que no estaba en guerra. La obtención norteamericana de la bomba atómica empeora la posición soviética en el reparto de zonas estratégicas. Al llegar a la presidencia Truman monta en cólera por el incumplimiento soviético de lo pactado sobre sus países satélite. Stalin estaba convencido de que no habría una tercera guerra y fuerza las relaciones con las potencias occidentales con acciones arriesgadas e intranquilizadoras. Aplasta la oposición anticomunista en Europa Central y del Este, mantiene grandes ejércitos en la zona oriental de Alemania, exige territorios a Turquía (1945), trata de mantener un régimen comunista en el norte de Irán (1945-6), ocupa Checoslovaquia (1948) e impone un bloqueo en Berlín. En 1947 se propone la Doctrina Truman basada en el envío de ayuda a las fuerzas anticomunistas de Grecia y Turquía, y en crear un consenso público por el que EE.UU. estaría dispuesto a combatir en un supuesto conflicto. El periodista Walter Lippmann popularizó ese año el término Guerra fría que daba título a su libro.
En 1949 Mao Zedong se hace con el control de China. Gran cantidad de territorio y población pasaron a la esfera comunista. El programa de propaganda soviético de 1950 es de mil millones de dólares. El 25 de junio de 1950 Corea del Norte invade el territorio del Sur. Los soviéticos aportan gran cantidad de armamento que incluye cazas a reacción MIG-15. En 1953 muere Stalin y le suceden suceden Malenkov y Bulgarin. Enseguida ejecutan a Beria, responsable de la policía. El 22 de febrero de 1956 Kruschev lee en el XX Congreso del PCUS un informe sobre los numerosos crímenes cometidos bajo su régimen.
Guerra fría | Cronología IIGM | POUM | OTAN | USA | Revolución 1917 | Nuclear | Final Comunismo

               Che Guevara tiene mucha historia política y teórica. Actuó en varios frentes de lucha,...en Latinoamerica, en África,...estuvo en España reunido con el caudillo Franco,...como delegado del estado cubano. HACE UNOS MESES LE DECÍA A REVOLUCIÓN O BARBARIE QUE SI ALGUIEN QUERÍA SER REVOLUCIONARIO, ACTUAR COMO TAL, SE DEBERÍA DE IR A SIRIA,...ALLÍ AL MENOS HARÍA ALGO MÁS POSITIVO QUE ESTAR AQUÍ VACILANDO DE LO MARXISTA Y REVOLUCIONARIO,....QUE SOMOS TODOS,...¡¡.

                  De Gramsci, se bastante poco, casi nada,...pero es cuestión de estudiarlo algo más,...para decir un poco de él. Yo, al estar acostumbrado a la lectura de Marx, de Engels, Lenin, principalmente, cuando leía a Gramsci no le prestaba mucha atención,...no llegaba a captarle.


.Antonio Gramsci

Biografía
Sus padres fueron Francesco Gramsci,  originario de Gaeta y estudiaba derecho, pero a causa de la pobreza de su familia debió buscar rápido un trabajo y partió para Cerdeña.  Allí conoce a Peppina, que sólo había estudiado hasta tercero de primaria y se casan,... 
El año siguiente los Gramsci se mudaron a Sorgono (provincia de Nuoro), arrestado el 9 de agosto de 1898 con la acusación de peculado, concusión y falsificación, Francesco Gramsci es condenado el 27 de octubre de 1900 a la pena mínima con la atenuante del “escasa cuantía”: 5 años, 8 meses y 22 días de cárcel, para expiar en Gaeta; Antonio Gramsci, da su pequeña contribución a la economía doméstica trabajando en la Oficina del Catastro por 9 liras al mes, el equivalente a un kilo de pan al día. Al fin del segundo año del instituto pide a su profesor, director de la Unión Sarda, poder colaborar durante el verano en el periódico con breves correspondencias y el profesor lo acepta: el 20 de julio de 1910 recibe la credencial de periodista. El año siguiente se gradúa del liceo con ochos y un nueve en italiano.
Turín
En 1911,...Se inscribe en la facultad de Letras pero las 70 liras mensuales de la beca no bastan: «la preocupación del frío no me permite estudiar porque paseo en la recámara para calentarme los pies o debo de estar totalmente cubierto porque no logro aguantar la primera helada». Sus opiniones políticas en aquel tiempo consisten en una genérica adhesión a ideas socialistas,...el 26 de octubre de 1913 Italia se encuentra en guerra contra Turquía por la conquista de Libia;
Toma lecciones privadas de filosofía con el profesor Annibale Pastore por lo que escribió luego que «su orientación era originalmente crociana [...] quería darse cuenta del proceso formativo de la cultura a los fines de la revolución [...] como hace el pensar para actuar [...] como las ideas se vuelven fuerzas prácticas».
Frecuenta a los jóvenes compañeros de partido, entre los cuales se encontraban Tasca, Togliatti, Terracini
En la Italia que se ha declarado neutral,...escribe por primera vez, sobre el periódico socialista turinésIl Grido del popolo, el 31 de octubre de 1914, el artículo Neutralidad activa y operante en respuesta del artículo de Mussolini De la neutralidad absoluta a la neutralidad activa y operante. Italia entra en guerra y Gramsci siente, como nunca antes, la necesidad de un compromiso político directo y asiduo.
Actividad periodística
 es uno de los tres redactores del semanario de la sección socialista de Turín “El Grito del Pueblo” y de la hoja turinesa del “Avanti!” bajo la sección Bajo la Mole; publica breves panfletos,... y escribe por sí mismo el número único del periódico de los jóvenes socialistas “La Città futura”, publicado el 11 de febrero de 1917.,..escribirá – «el concepto de unidad de teoría y práctica, de filosofía y política, no me resultaba claro y yo era por tendencia Crociano»,... el 29 de abril Gramsci escribió que «la revolución rusa es [...] un acto proletario y naturalmente debe desembocar en un régimen socialista» y en mayo sostiene que Lenin «ha suscitado energías que jamás morirán. Él y sus compañeros bolcheviques están persuadidos que es posible en todo momento realizar el socialismo». El 25 de agosto de 1917 Turín se alza espontáneamente contra la guerra y el hambre, la represión militar causa más de cincuenta muertos y centenares de heridos y la ciudad es declarada zona de guerra. Los dirigentes socialistas son arrestados en masa y la dirección de la Sección socialista queda a cargo de un comité de doce personas, del que forma parte Gramsci. Los bolcheviques toman el poder en Rusia el 7 de noviembre pero durante semanas a Europa llegan solo noticias confusas, hasta que el 24 de noviembre la edición nacional del “Avanti!” publica una editorial con el título “La Revolución contra el capital”, firmado por Gramsci.
«La revolución de los bolcheviques es la revolución contra el Capital de Carlos Marx. El Capital [...] era la demostración crítica de la fatal necesidad de que en Rusia se formase una burguesía, se iniciase una era capitalista, se instaurase una ciudadanía de tipo occidental [...] Si los bolcheviques reniegan de algunas afirmaciones de El Capital, no reniegan de su pensamiento inmanente, vivificador [...] Viven el pensamiento marxista, aquel que no muere nunca [...] que en Marx se había contaminado de incrustaciones positivistas y naturalistas».
También en Italia las dificultades de la guerra y el eco de la Revolución Rusa llevan a sublevaciones espontáneas duramente reprimidas por el orden constituido; la revuelta por el pan de Turín, de septiembre de 1917, desencadena una dura reacción: 50 muertos y más de 200 heridos, declaraciones de Turín como zona de guerra y la consiguiente aplicación de la ley marcial, arrestos en cadena que golpean no solo a los que habían participado en el levantamiento, sino también a los elementos políticos de la oposición (y en especial a todo el núcleo de la fracción socialista) con la acusación de instigación a la revolución.
L'Ordine Nuovo
Fundó junto a Angelo Tasca, Palmiro Togliatti y Umberto Terracini el diario L'Ordine Nuovo (reseña semanal de cultura socialista) en 1919 y La línea política de la revista, después de un camino incierto, se define adoptando posiciones netamente obreras. El primero de mayo de 1919 se publicó el primer número de Orden Nuevo con Gramsci como secretario de redacción y animador de la revista. La revista y los obreros,...Los obreros tuvieron predilección por el semanario porque «los artículos no eran frías arquitecturas intelectuales, sino que desobstruían nuestra discusión con los mejores obreros, creaban sentimientos, voluntad, pasiones reales de la clase obrera turinesa [...] eran casi una toma de conciencia de sucesos reales».
Los Consejos de Fábrica
Participó en el movimiento de los consejos de fábrica de Turín (1919-1920). De hecho, si la democracia burguesa tiene su punto de apoyo institucional en el Parlamento, la democracia proletaria asigna a los consejos de fábrica esta posición democrática necesaria para el nacimiento del nuevo orden. De aquí surgen las batallas por la introducción y la difusión de estos consejos, la proximidad con los sentimientos y las opiniones de los obreros, la crítica al partido socialista (partido para los proletarios, pero no del proletariado) completamente homologado a la lógica del poder burgués y por eso mismo incapaz de expresar una alternativa política real.
La Fundación del Partido Comunista de Italia (PCd'I)
La resolución de la Internacional comunista que pedía a los partidos socialistas el alejamiento de los reformistas,....el 21 de enero de 1921, en el Teatro San Marco de Livorno,  el nacimiento del Partido Comunista de Italia (PCI), sección italiana de la Internacional. En el comité central entran dos ordinovistas, Gramsci y Terracini, mientras que el Ejecutivo está conformado porAmadeo Bordiga, Bruno Fortichiari, Luigi Repossi, Ruggiero Grieco y Umberto Terracini,...el abstencionismo bordiguiano que (en contraste con las mismas teorías leninistas de utilizar el parlamento poner al desnudo el carácter mistificador de las instituciones representativas). En nombre de una presunta pureza política no solo no quiere participar en la formación de la representación y la vida parlamentaria del estado burgués, sino que evita asumir responsabilidades operativas directas, relegando así al partido a un sustancial inmovilismo que desorienta a las masas.
Agotado el empuje revolucionario en los escenarios europeos, se plantea una reacción política para enfrentar lo que sería necesario: que los partidos socialistas y comunistas hagan un frente común. Pero Bordiga está en contra de todo acuerdo. También en contraste con la dirección de la Internacional, en el segundo congreso nacional comunista de Roma, en marzo de 1922, una vez más Gramsci, pese a discrepar privadamente, no se expresa contra las posiciones de la mayoría bordiguiana. Al fin de mayo parte rumbo a Moscú, designado para representar al partido italiano en el ejecutivo de la Internacional comunista. Llega ya enfermo y en el verano se recupera en un sanatorio para enfermedades nerviosas de Moscú. Ante el advenimiento al poder de Mussolini, la Internacional estableció que los comunistas italianos se unieran con la corriente socialista de los internacionalistas y ordenó la constitución de un nuevo ejecutivo, poniendo en minoría a Bordiga, todavía contrario a todo acuerdo. Pero, mientras tanto, en Italia, febrero de 1923 fueron detenidos tanto Bordiga como los representantes del nuevo ejecutivo. Gramsci quedó así como el máximo dirigente del partido y en noviembre se transladó a Viena para seguir más de cerca la situación italiana.
Diputado al Parlamento
 Parece que el fascismo está por derrumbarse por la indignación moral que entonces atraviesa el país, pero no es así
A pesar de las divisiones de la oposición antifascista, Gramsci creía que la caída del régimen era inminente: el fascismo «ha logrado constituir una organización de masa de la pequeña burguesía.
 los fascistas retomaron valor y sobre todo la violencia de los squadristi; en uno de los incontables actos de violencia fue agredido incluso Gobetti: Cuando, el 13 de septiembre, el militante comunista Giovanni Corvi, para vengar la muerte de Matteotti, mató en un tren al diputado fascista Armando Casalini, la represión se agudizó.
El 20 de octubre Gramsci propone vanamente que la oposición aventiniana se constituya en Antiparlamento,...el 26 vuelve a entrar todo el grupo parlamentario comunista
 A pretexto de reprimir la Masonería, el gobierno había elaborado un proyecto de ley para disciplinar las actividades de las asociaciones, entes e institutos. Según Gramsci, «con esta ley ustedes esperan impedir el desarrollo de grandes organizaciones obreras y campesinas [...] Ustedes pueden conquistar al estado, pueden modificar los códigos, pueden tratar de impedir que las organizaciones existan en la forma en que han existido hasta ahora, pero no podrán prevalecer sobre las condiciones objetivas con que están forzados a moverse. Ustedes no harán otra cosa que obligar al proletariado a buscar un camino diferente [...] Las fuerzas revolucionarias italianas no se dejaran aplastar; vuestro turbio sueño no llegará a realizarse».
El Congreso de Lyon
,.... El proletariado, en cuanto fuerza social homogénea y organizada respecto a la pequeña burguesía urbana y rural, que tiene intereses diferenciados, aparece en las tesis de Gramsci como el único elemento que tiene una función unificadora de toda la sociedad.
Según Gramsci el fascismo tendencia imperialista es la expresión de la necesidad de las clases industriales y agrarias «de encontrar fuera del campo nacional los elementos para la solución de la crisis de la sociedad italiana»  solución revolucionaria de las contradicciones sociales y políticas. Las dos fuerzas sociales idóneas para dar lugar a esta solución son el proletariado del norte y los campesinos del sur, el partido será bolchevizado, es decir, organizado por células de fábrica y disciplinado negando en su interior la posibilidad de la existencia de fracciones.

La Cuestión Meridiona
 Según Gramsci, la burguesía italiana, ante los sufrimientos de las clases marginadas de los campesinos meridionales y de los obreros del norte,  optó por el bloque industrial–obrero, con un consiguiente proteccionismo arancelario unido a la concesión de libertades sindicales. Ante la persistencia de la oposición obrera, que se manifiesta también contra los dirigentes socialistas reformistas, Giolitti buscó un acuerdo con los campesinos católicos del centro-norte. El problema es entonces, para Gramsci, una política de oposición que rompa la alianza burguesa-campesina, procurando la convergencia del campesinado con la clase obrera.
La sociedad meridional, según Gramsci, está constituida por tres clases fundamentales: jornaleros y campesinos pobres, políticamente inconscientes; pequeños y medianos campesinos que no trabajan la tierra pero que que obtienen de ella una renta que les permite vivir en la ciudad, normalmente como empleados estatales, y que desprecian y temen al trabajador de la tierra y hacen de intermediarios en el consenso entre campesinos pobres y la tercera clase, la de los grandes terratenientes. Esta clase a su vez contribuye a la formación de la intelectualidad nacional, con personalidades de la talla de Benedetto Croce y de Giustino Fortunato que son los principales y más refinados defensores de la conservación de este bloque agrario.
Para poder romper este bloque se necesitaría la formación de una clase de intelectuales medios que interrumpan el consenso entre las dos clases extremas favoreciendo así la alianza de los campesinos pobres con el proletariado urbano.
El arresto, el proceso y la cárcel
Escribe una carta al comité central del partido bolchevique en el cual, después de la muerte de Lenin, inició una lucha entre las diversas corrientes: «hoy ustedes están destruyendo vuestra propia obra y corren el riesgo de anular la función dirigente que el partido comunista de la URSS había conquistado [...] vuestros deberes rusos pueden y deben ser llevados a cabo sólo en el cuadro de los intereses del proletariado internacional». Pero Togliatti, delegado del PCI en Moscú, prefiere no entregar la carta. Esto creo un conflicto entre Gramsci y Togliatti que nunca se resolvió en su totalidad.
 Después de un periodo confinamiento en Ustica, el 7 de febrero de 1927 es encerrado en la cárcel milanesa San Vittore,..es acusado de actividad conspirativa, instigación a la guerra civil, apología del delito e incitación al odio de clase. El 8 de febrero de 1929 obtiene finalmente lo necesario para escribir e inicia la escritura de sus Quaderni del carcere En París se constituye un comité, del cual forman parte, ente otros, Romain Rolland y Henri Barbusse, para obtener su liberación junto con la de otros detenidos políticos,
El 25 de octubre de 1934 es acogida por Mussolini la petición de libertad condicional pero no es libre de moverse,...El 21 de abril de 1937 Gramsci adquiere la plena libertad pero está ya gravísimo en el hospital: muere al alba del 27 de abril, con apenas cuarenta y seis años, de hemorragia cerebral.
Obras
Los 32 Cuadernos de cárcel, revisados por Felice Platone, fueron publicados por la casa editora Einaudi – unidas a sus Cartas de cárcel remitidas a los familiares,...:
·         El materialismo histórico y la filosofía de Benedetto Croce (1948)
·         Los intelectuales y la organización de la cultura (1949)
·         Il Risorgimento (1949)
·         Notas sobre Maquiavelo, sobre la política y sobre el Estado moderno (1949)
·         Literatura y vida nacional (1950)
·         Pasado y Presente (1951)

Hegemonía / bloque hegemónico
Se le conoce principalmente por la elaboración del concepto de hegemonía y bloque hegemónico, así como por el énfasis que puso en el estudio de los aspectos culturales de la sociedad (la llamada "superestructura", en la metáfora de Marx) como elemento desde el cual se podía realizar una acción política y como una de las formas de crear y reproducir la hegemonía.
Según ese concepto, el poder de las clases dominantes sobre el proletariado y todas las clases sometidas en el modo de producción capitalista, no está dado simplemente por el control de los aparatos represivos del Estado, pues si así lo fuera dicho poder sería relativamente fácil de derrocar (bastaría oponerle una fuerza armada equivalente o superior que trabajara para el proletariado); dicho poder está dado fundamentalmente por la "hegemonía" cultural que las clases dominantes logran ejercer sobre las clases sometidas, a través del control del sistema educativo, de las instituciones religiosas y de los medios de comunicación
La supremacía de un grupo social se manifiesta en dos modos, como dominio y como dirección intelectual y moral. Un grupo social es dominante de los grupos adversarios que tiende a liquidar o a someter hasta con la fuerza armada y es dirigente de grupos afines y aleados. Un grupo social puede y debe ser dirigente desde antes de conquistar el poder gubernamental (ésta es una de las condiciones principales para la misma conquista del poder); después, cuando ejercita el poder… se vuelve dominante pero debe continuar siendo dirigente.
Las Clases subalternas

La crisis de la hegemonía se manifiesta cuando, aun manteniendo el propio dominio, las clases sociales políticamente dominantes dejan de ser dirigentes de todas las clases sociales, es decir no logran resolver los problemas de toda la colectividad e imponer a toda la sociedad la propia compleja concepción del mundo. La clase social subalterna, si logra aportar soluciones concretas a los problemas irresolutos, convierte en la clase dirigente e, incrementando su propia cosmovisión también a otros estratos sociales, crea un nuevo bloque social, volviéndose hegemónico. El momento revolucionario aparece inicialmente, según Gramsci, a nivel de superestructura, en sentido marxista, es decir, político, cultural, ideal, moral, pero traspasa a la sociedad en su complejidad, embistiendo hasta su estructura económica, o sea embistiendo a todo el bloque histórico, término que para Gramsci indica el conglomerado de la estructura y de la superestructura, las relaciones sociales de producción y sus reflejos ideológicos.

Conciencia de Clase
 la posición del marxismo, que “no tiende a mantener los simples en su filosofía primitiva del sentido común, sino conducirlos a una concepción superior de la vida”. Esto afirma la exigencia del contacto entre aquellos hombres que cumplen la función social de intelectuales y aquellos que no, para “construir un bloque intelectual y moral que haga políticamente posible un progreso intelectual de masa y no solo de escasos grupos intelectuales.
El hombre activo – o sea la clase obrera, - escribe Gramsci, “no tiene una clara conciencia teórica de su forma de obrar… su conciencia teórica hasta puede estar en contraste con su forma de obrar”; él obra prácticamente y en el mismo tiempo tiene una conciencia teórica heredada del pasado, acogida por lo más en un modo acrítico.

Análisis de las situaciones. Correlaciones de fuerzas. El estudio de cómo hay que analizar las "situaciones" o sea, de cómo hay que establecer los diversos grados de correlaciones de fuerzas, puede prestarse a una exposición elemental de ciencia y arte políticos, entendida como un conjunto de cánones prácticos de investigación y de observaciones particulares útiles para despertar el interés por la realidad de hecho y para suscitar intuiciones políticas más rigurosas y vigorosas. Al mismo tiempo hay que exponer lo que se debe entender en política por estrategia y por táctica, por "plan" estratégico, por propaganda y por agitación, por orgánica, o ciencia de la organización y de la administración en política.
Los elementos de observación empírica que comúnmente se exponen en confusión en los tratados de ciencia política (se puede tomar como ejemplar la obra de G. Mosca, Elementi di scienza politica) tendrían que situarse, en la medida en que no sean cuestiones abstractas o en el aire, en los varios grados de correlaciones de fuerzas, empezando por las correlaciones de las fuerzas internacionales (en esta sección habría que colocar las notas escritas acerca de lo que es una gran potencia, las agrupaciones de Estados en sistemas hegemónicos y, por tanto, acerca del concepto de independencia y de soberanía por lo que hace a las potencias pequeñas y medias), para pasar a las correlaciones objetivas sociales, o sea, al grado de desarrollo de las fuerzas productivas, a las correlaciones de fuerza política y de partido (sistemas hegemónicos en el interior de los Estados) y a las correlaciones políticas inmediatadas (o sea, potencialmente militares).
Las relaciones internacionales, ¿son (lógicamente) anteriores o posteriores a las correlaciones sociales fundamentales? Posteriores, sin duda. Toda innovación orgánica en la estructura modifica orgánicamente las correlaciones absolutas y relativas en el campo internacional, a través de sus expresiones técnico-militares. También la posición geográfica de un Estado nacional es posterior y no anterior (lógicamente) a las innovaciones estructurales, aunque reaccione sobre ellas en cierta medida (precisamente en la medida en la cual las superestructuras reaccionan sobre la estructura, la política sobre la economía, etc.). Por otra parte, las relaciones internacionales reaccionan pasiva y activamente sobre las correlaciones políticas (de hegemonía de los partidos). Cuanto más subordinada está la vida económica inmediata de una nación a las relaciones internacionales, tanto más representa un partido esa situación y la aprovecha para impedir la llegada de los partidos adversarios al poder (recuérdese el famoso discurso de Nitti sobre la Revolución italiana técnicamenteimposible). Desde esa serie de hechos se puede llegar a la conclusión de que a menudo el llamado "partido del extranjero" no es precisamente el que se indica como tal, sino el partido más nacionalista, el cual, en realidad, más que representar las fuerzas vitales del país, representa la subordinación y sometimiento económico a las naciones o a un grupo de naciones hegemónicas *.
* Una alusión a este elemento internacional "represivo" de las energías internas se encuentra en los artículos publicados por G Volpe en el Corriere della Sera del 22 y el 23 de marzo de 1932.
El problema de las relaciones entre la estructura y las superestructuras es el que hay que plantear y resolver exactamente para llegar a un análisis acertado de las fuerzas que operan en la historia de un cierto período, y para determinar su correlación. Hay que moverse en el ámbito de dos principios: 1) el de que ninguna sociedad se plantea tareas para cuya solución no existan ya las condiciones necesarias y suficientes, o no estén, al menos, en vías de aparición o desarrollo; 2) el de que ninguna sociedad se disuelve ni puede ser sustituida si primero no ha desarrollado todas las formas de vida implícitas en sus relaciones *. De la reflexión sobre esos dos cánones se puede llegar al desarrollo de toda una serie de otros principios de metodología histórica. Por de pronto, en el estudio de una estructura hay que distinguir entre los movimientos orgánicos (relativamente permanentes) y los movimientos que pueden llamarse "de coyuntura" (y que se presentan como ocasionales, inmediatos, casi accidentales). Los fenómenos de coyuntura dependen también, por supuesto, de movimientos orgánicos, pero su significación no tiene gran alcance histórico; producen una crítica política minuta, al día, que afecta a pequeños grupos dirigentes y a las personalidades inmediatamente responsables del poder. Los fenómenos orgánicos producen una crítica histórico-social que afecta a las grandes agrupaciones, más allá de las personas inmediatamente responsables y más allá del personal dirigente. Al estudiar un período histórico se presenta la gran importancia de esta distinción. Se tiene, por ejemplo, una crisis que a veces se prolonga durante decenios. Esa excepcional duración significa que se han revelado en la estructura contradicciones insanables (las cuales han llegado a madurez), y que las fuerzas políticas que actúan positivamente para la conservación y la defensa de la estructura misma se esfuerzan por sanarlas y superarlas dentro de ciertos límites. Esos esfuerzos incesantes y perseverantes (puesto que ninguna forma social confesará nunca que está superada) constituyen el terreno de lo "ocasional", en el cual se organizan las fuerzas antagónicas que tienden a demostrar (demostración que, en último análisis, sólo se consigue y es "verdadera" si se convierte en nueva realidad, si las fuerzas antagónicas triunfan, pero que en lo inmediato se desarrolla a través de una serie de polémicas ideológicas, religiosas, filosóficas, políticas, jurídicas, etc., cuya concreción puede estimarse por la medida en la que consiguen ser convincentes y alteran la disposición preexistente de las fuerzas sociales) que existen ya las condiciones necesarias y suficientes para que puedan, y por tanto deban, resolver históricamente determinados problemas ("deban", porque todo incumplimiento del deber histórico aumenta el desorden existente y prepara catástrofes más graves).
* "Una formación social no perece antes de que se desarrollen todas las fuerzas productivas para las cuales es aún suficiente y nuevas y más altas relaciones de producción hayan ocupado su lugar, ni antes de que las condiciones materiales de existencia de estas últimas hayan germinado en el seno mismo de la vieja sociedad. Por eso la humanidad se plantea siempre y sólo las tareas que puede resolver; si se observan las cosas atentamente, se hallará siempre que la tarea misma no surge sino donde las condiciones materiales de su solución existen ya, o se encuentran al menos en proceso de formación" (MARX, Introducción a la Crítica de la economía política),
El error en que a menudo se cae en los análisis histórico-políticos consiste en no saber hallar una relación justa entre lo que es orgánico y lo que es ocasional: así se llega a exponer como inmediatamente activas causas que lo son, en cambio, mediatamente, o a afirmar que las causas inmediatas son las causas eficientes únicas; en el primer caso se tiene el exceso de "economicismo" o de doctrinarismo pedante; en el otro, el exceso de "ideologismo"; en un caso se sobrestiman las causas mecánicas, en el otro se exalta el elemento individualista e individual. La distinción entre "movimientos" y hechos orgánicos y movimientos y hechos "coyunturales" u ocasionales tiene que aplicarse a todos los tipos de situación, no sólo a aquellos en los cuales ocurre un desarrollo regresivo o de crisis aguda, sino también a aquellos otros en los cuales se verifica un desarrollo progresivo y de prosperidad, así como a los de estancamiento de las fuerzas productivas. Difícilmente se establecerá de un modo exacto el nexo dialéctico entre los dos órdenes de movimiento y, por tanto, de investigación; y si el error es ya grave en la historiografía, lo será aún más en el arte político, cuando no se trata de reconstruir la historia pasada, sino de construir la presente y la futura *; los propios deseos y las propias pasiones inferiores son la causa del error, porque sustituyen al análisis objetivo e imparcial, y eso ocurre no como "medio" consciente para estimular la acción, sino como autoengaño. También en este caso muerde la víbora al charlatán, o sea, el demagogo es la primera víctima de su demagogia.
Estos criterios metodológicos pueden cobrar visible y didácticamente toda su significación cuando se aplican al examen de hechos históricos concretos. Podría hacerse útilmente para los acontecimientos ocurridos en Francia entre 1789 y 1870. Me parece que, para mayor claridad de la exposición, es necesario abarcar todo ese período. Pues, efectivamente, sólo en 1870-71, con el intento de la Comuna, se agotan históricamente todos los gérmenes nacidos en 1789, o sea, no sólo que la nueva clase que lucha por el poder derrota a los representantes de la vieja sociedad que no quiere confesarse decididamente superada, sino que además derrota a los grupos novísimos que consideran ya superada la nueva estructura nacida de la transformación iniciada en 1789, y así prueba que es vital frente a lo viejo y frente a lo novísimo. Además, en 1870-71 pierde eficacia el conjunto de principios de estrategia y táctica política nacidos prácticamente en 1789 y desarrollados ideológicamente en torno al 48 (los que se resumen en la fórmula de la "revolución permanente"; sería interesante estudiar qué parte de esa fórmula pasó a la estrategia de Mazzini --por ejemplo, por lo que hace a la insurrección de Milán de 1853--, y si ello ocurrió conscientemente o no). Un elemento que muestra el acierto de este punto de vista es el hecho de que los historiadores no están nada concordes (y es imposible que lo estén) al fijar los límites del grupo de acontecimientos que constituye la Revolución francesa. Para algunos (Salvemini, por ejemplo), la Revolución se consuma en Valmy: Francia ha creado el nuevo Estado y ha sabido organizar la fuerza político-militar que afirma y defiende la soberanía territorial del mismo. Para otros, la Revolución continúa hasta Termidor, y hasta hablan de varias revoluciones (el 10 de agosto sería una revolución independiente, etc.) **. El modo de interpretar Termidor y la obra de Napoleón ofrece las contradicciones más ásperas: ¿se trata de revolución o de contrarrevolución? Para otros, la historia de la Revolución continúa hasta 1830, 1848, 1870 e incluso hasta la Guerra Mundial de 1914. Hay una parte de verdad en cada uno de esos modos de ver las cosas. Realmente las contradicciones internas de la estructura social francesa que se desarrollan a partir de 1789 no encuentran una composición relativa hasta la tercera República, y entonces Francia tiene sesenta años de vida política equilibrada después de ochenta de agitaciones de onda cada vez más larga: 1789, 1794, 1799, 1804, 1815, 1830, 1848, 1870. Precisamente el estudio de esas "ondas" de diversa oscilación permite reconstruir las relaciones entre la estructura y las superestructuras, por una parte, y, por otra, entre el desarrollo del movimiento orgánico y el movimiento coyuntural de la estructura. Puede decirse, por de pronto, que la mediación dialéctica entre los dos principios metodológicos enunciados al comienzo de este apunte se puede descubrir en la fórmula político-histórica de la revolución permanente.
* El no haber considerado el momento inmediato de las "correlaciones" de fuerza está relacionado con los residuos de la concepción liberal vulgar, de la cual es una manifestación el sindicalismo que creía ser más adelantado mientras estaba dando un paso atrás. La concepción liberal vulgar, en efecto, al dar importancia a la correlación de las fuerzas políticas organizadas en las varias formas de partidos (lectores de periódicos, elecciones parlamentarias y locales, organizaciones de masa de los partidos y de los sindicatos en sentido estricto), estaba más adelantada que el sindicalismo, el cual concedía importancia primordial a la relación fundamental económico-social y sólo a ella. La concepción liberal vulgar tenía en cuenta implícitamente también esa relación (como se manifiesta en tantos indicios), pero insistía más en la correlación de las fuerzas políticas, que era expresión de la otra, y, en realidad, la contenía. Estos residuos de la concepción liberal vulgar se pueden identificar en toda una serie de estudios que se consideran dependientes de la filosofía de la práctica y han producido formas infantiles de optimismo y de estupidez,
** Cfr. La Révolution française, de A. Mathiez, en la colección A. Colin
La cuestión que suele llamarse de las correlaciones de fuerza es un aspecto del mismo problema. A menudo se lee, en las narraciones históricas, la expresión genérica "correlaciones de fuerzas favorables, desfavorables a tal o cual tendencia". Así, abstractamente, esta formulación no explica nada, o casi nada, porque se limita a repetir el hecho que hay que explicar, presentándolo una vez como hecho y otra como ley abstracta y como explicación. El error teórico consiste, pues, en dar un canon de investigación y de interpretación como si él fuera la "causa histórica".
En la "correlación de fuerzas" hay que distinguir, por de pronto, varios momentos o grados, que son fundamentalmente éstos:
1) Una correlación de fuerzas sociales estrechamente ligada a la estructura, objetiva, independiente de la voluntad de los hombres, y que puede medirse con los sistemas de las ciencias exactas o físicas. Sobre la base del grado de desarrollo de las fuerzas materiales de producción se tienen las agrupaciones sociales, cada una de las cuales representa una función y ocupa una posición dada en la producción misma. Esta correlación existe, simplemente: es una realidad rebelde; nadie puede modificar el número de las empresas o de sus empleados, el número de las ciudades con la correspondiente población urbana, etc. Esta división estratégica fundamental permite estudiar si en la sociedad existen las condiciones necesarias y suficientes para una transformación, o sea, permite controlar el grado de realismo y de actuabilidad de las diversas ideologías nacidas en su mismo terreno, en el terreno de las contradicciones que la división ha engendrado durante su desarrollo.
2) Un momento ulterior es la correlación de las fuerzas políticas, esto es: la estimación del grado de homogeneidad, de autoconciencia y de organización alcanzado por los varios grupos sociales. Este momento puede analizarse a su vez distinguiendo en él varios grados que corresponden a los diversos momentos de la conciencia política colectiva tal como se han manifestado hasta ahora en la historia. El primero y más elemental es el económico-corporativo: un comerciante siente que debe ser solidario con otro comerciante, un fabricante con otro fabricante, etc., pero el comerciante no se siente aún solidario con el fabricante; o sea: se siente la unidad homogénea y el deber de organizarla, la unidad del grupo profesional, pero todavía no la del grupo social más amplio. Un segundo momento es aquel en el cual se conquista la conciencia de la solidaridad de intereses de todos los miembros del grupo social, pero todavía en el terreno meramente económico. Ya en este momento se plantea la cuestión del Estado, pero sólo en el sentido de aspirar a conseguir una igualdad jurídico-política con los grupos dominantes, pues lo que se reivindica es el derecho a participar en la legislación y en la administración, y acaso el de modificarlas y reformarlas, pero en los marcos fundamentales existentes. Un tercer momento es aquel en el cual se llega a la conciencia de que los mismos intereses corporativos propios, en su desarrollo actual y futuro, superan el ambiente corporativo, de grupo meramente económico, y pueden y deben convertirse en los intereses de otros grupos subordinados. Esta es la fase más estrictamente política, la cual indica el paso claro de la estructura a la esfera de las superestructuras complejas; es la fase en la cual las ideologías antes germinadas se hacen "partido", chocan y entran en lucha, hasta que una sola de ellas, o, por lo menos, una sola combinación de ellas, tiende a prevalecer, a imponerse, a difundirse por toda el área social, determinando, además de la unidad de los fines económicos y políticos, también la unidad intelectual y moral, planteando todas las cuestiones en torno a las cuales hierve la lucha no ya en un plano corporativo, sino en un plano "universal", y creando así la hegemonía de un grupo social fundamental sobre una serie de grupos subordinados. El Estado se concibe, sin duda, como organismo propio de un grupo, destinado a crear las condiciones favorables a la máxima expansión de ese grupo; pero ese desarrollo y esa expansión se conciben y se presentan como la fuerza motora de una expansión universal, de un desarrollo de todas las energías "nacionales", o sea: el grupo dominante se coordina concretamente con los intereses generales de los grupos subordinados, y la vida estatal se concibe como un continuo formarse y superarse de equilibrios inestables (dentro del ámbito de la ley) entre los intereses del grupo fundamental y los de los grupos subordinados, equilibrios en los cuales los intereses del grupo dominante prevalecen, pero hasta cierto punto, no hasta el nudo interés económico-corporativo.
En la historia real esos momentos se implican recíprocamente, horizontal y verticalmente, por así decirlo, o sea, según las actividades económicas sociales (horizontales) y según los territorios (verticales), combinándose y escindiéndose por modos varios; cada una de esas combinaciones puede representarse en una propia expresión organizada económica y política. Pero aún hay que tener en cuenta que con esas relaciones internas de un Estado-nación se entrelazan las relaciones internacionales, creando nuevas combinaciones originales e históricamente concretas. Una ideología nacida en un país desarrollado se difunde en países menos desarrollados, incidiendo en el juego local de combinaciones *.
* La religión, por ejemplo, ha sido siempre una fuente de esas combinaciones ideológico-políticas nacionales e internacionales, y, con la religión, también las demás formaciones internacionales, la masonería, el Rotary Club, los hebreos, la diplomacia de carrera, que sugieren expedientes políticos de orígenes históricos diversos y los llevan al triunfo en determinados países, funcionando como partido político internacional que actúa en cada nación con todas sus fuerzas internacionales concentradas; una religión, masonería, el Rotary, los hebreos, etc., pueden incluirse en la categoría "intelectuales", cuya función consiste, a escala internacional, en mediar entre los extremos, "socializar" los hallazgos técnicos que permiten funcionar a las actividades de dirección, arbitrar compromisos y vías de salida entre las soluciones extremas.
Esta correlación entre fuerzas internacionales y fuerzas nacionales se complica todavía más por la existencia, dentro de cada Estado, de numerosas secciones territoriales de varia estructura y diversas correlaciones de fuerzas de todos los grados (así, por ejemplo, la Vendée estaba aliada con las fuerzas internacionales reaccionarias y las representaba en el seno de la unidad territorial francesa, y Lyón representaba, en la Revolución, un particular nudo de correlaciones, etc.).
3) El tercer momento es el de la correlación de las fuerzas militares, que es el inmediatamente decisivo en cada caso. (El desarrollo histórico oscila constantemente entre el primer y el tercer momento, con la mediación del segundo.) Pero tampoco éste es indistinto ni identificable inmediatamente de una forma esquemática, sino que también en él se pueden distinguir dos grados: el militar en sentido estricto, o técnico-militar, y el grado que puede llamarse político-militar. En el desarrollo de la historia esos dos grados se han presentado con una gran variedad de combinaciones. Un ejemplo típico, que puede servir como paradigma-límite, es el de la relación de opresión militar de un Estado sobre una nación que esté intentando conseguir su independencia estatal. La relación no es puramente militar, sino político-militar, y, efectivamente, un tipo de opresión así sería inexplicable sin el estado de disgregación social del pueblo oprimido y sin la pasividad de su mayoría; por tanto, no podrá conseguirse la independencia con fuerzas puramente militares, sino que harán falta fuerzas militares y político-militares. Pues si la nación oprimida tuviera que esperar, para empezar la lucha por la independencia, a que el Estado hegemónico le permitiera organizarse su propio ejército en el sentido estricto y técnico de la palabra, podría echarse a dormir (puede ocurrir que la reivindicación de contar con un propio ejército sea admitida por la nación hegemónica, pero eso significará que una gran parte de la lucha habrá sido ya combatida y ganada en el terreno político-militar). La nación oprimida opondrá, por tanto, inicialmente a la fuerza militar hegemónica una fuerza sólo "político militar", esto es, le opondrá una forma de acción política que tenga la virtud de determinar reflejos de carácter militar, en el sentido: 1) de que tenga eficacia suficiente para disgregar íntimamente la eficacia bélica de la nación hegemónica, y 2) que obligue a la fuerza militar hegemónica a diluirse y dispersarse por un gran territorio, anulando así su eficacia bélica. En el Risorgimento italiano puede observarse la desastrosa falta de dirección político-militar, especialmente en el Partito d'Azione (por incapacidad congénita), pero también en el partido piamontés-moderado, igual antes que después de 1848, y no por incapacidad, ciertamente, sino por "maltusianismo económico-político", o sea, porque no quería aludir siquiera a la posibilidad de una reforma agraria ni convocar una asamblea nacional constituyente, sino que tendía simplemente a conseguir que la monarquía piamontesa se extendiera por toda Italia sin condiciones ni limitaciones de origen popular, con la mera sanción de los plebiscitos regionales.
Otra cuestión relacionada con las anteriores consiste en ver si las crisis históricas fundamentales están determinadas inmediatamente por las crisis económicas. La respuesta a esta cuestión está implícitamente contenida en los párrafos anteriores, donde se tratan cuestiones que son otra manera de presentar la ahora suscitada; pero siempre es necesario, por razones didácticas y dado el público particular, examinar cada modo de presentarse una misma cuestión, como si fuera un problema independiente y nuevo. Puede excluirse que las crisis económicas inmediatas produzcan por sí mismas acontecimientos fundamentales; sólo pueden crear un terreno más favorable para la difusión de ciertos modos de pensar, de plantear y de resolver las cuestiones que afectan a todo el desarrollo ulterior de la vida estatal. Por lo demás, todas las afirmaciones relativas a los períodos de crisis o de prosperidad pueden provocar juicios unilaterales. En su compendio de historia de la Revolución francesa, Mathiez, oponiéndose a la historia vulgar tradicional que "descubre" apriorísticamente una crisis en coincidencia con las grandes rupturas del equilibrio social, afirma que hacia 1789 la situación económica era más bien buena en lo inmediato, por lo cual no se puede decir que la catástrofe del Estado absoluto se haya debido a una crisis de pauperización. Hay que observar que el Estado estaba sometido a una crisis financiera mortal, por lo que se planteaba la cuestión de cuál de los tres órdenes sociales privilegiados iba a tener que soportar los sacrificios y los pesos inevitables para poner de nuevo a flote las haciendas estatal y real. Además, aunque la posición económica de la burguesía era sin duda floreciente, no ocurría, por supuesto, lo mismo por lo que hace a la situación de las clases populares de la ciudad y del campo, las últimas de las cuales estaban atormentadas por una miseria endémica. En cualquier caso, la ruptura del equilibrio de fuerzas no ocurrió por causas mecánicas inmediatas de pauperización del grupo social que estaba interesado en romper el equilibrio y que de hecho lo rompió, sino que ocurrió en el marco de conflictos superiores al mundo económico inmediato, relacionados con el "prestigio" de clase (intereses económicos futuros) y con una exasperación del sentimiento de independencia, de autonomía y de poder. La particular cuestión del malestar o bienestar económico como causa de nuevas realidades históricas es un aspecto parcial del problema de la correlación de fuerzas en sus varios grados. Pueden producirse novedades ya porque una situación de bienestar quede amenazada por el nudo egoísmo de un grupo adversario, ya porque el malestar se haya hecho intolerable y no se vea en la vieja sociedad ninguna fuerza capaz de mitigarlo y de restablecer una normalidad con medios legales. Por tanto, se puede decir que todos esos elementos son manifestación concreta de las fluctuaciones de coyuntura del conjunto de las correlaciones sociales de fuerza, en cuyo terreno se produce el paso de esas correlaciones sociales a correlaciones políticas de fuerza, para culminar en las correlaciones militares decisivas.
Si ese proceso de desarrollo se detiene en un determinado momento (y se trata esencialmente de un proceso que tiene por actores a los hombres, a la voluntad y la capacidad de los hombres), la situación dada es inactiva y pueden producirse conclusiones contradictorias: la vieja sociedad resiste y se asegura un período de "respiro", exterminando físicamente a la élite adversaria y aterrorizando a las masas de reserva; o bien se produce la destrucción recíproca de las fuerzas en conflicto, con la instauración de la paz de los cementerios, que puede incluso estar bajo la vigilancia de un centinela extranjero.
Pero la observación más importante que hay que hacer a propósito de todo análisis concreto de las correlaciones de fuerzas es la siguiente: que esos análisis no pueden ni deben ser fines de sí mismos (a menos que se esté escribiendo un capítulo de historia pasada), sino que sólo cobran significación si sirven para justificar una actividad práctica, una iniciativa de la voluntad. Los análisis muestran cuáles son los puntos de menor resistencia a los que pueden aplicarse con más fruto las fuerzas de la voluntad, sugieren las operaciones tácticas inmediatas, indican cómo se puede plantear mejor una campaña de agitación política, qué lenguaje será mejor comprendido por las muchedumbres, etcétera. El elemento decisivo de toda situación es la fuerza permanentemente organizada y predispuesta desde mucho tiempo antes, la cual puede ser lanzada hacia adelante cuando se juzga que una situación es favorable (y será favorable sólo en la medida en que exista una fuerza así y esté llena de ardor combativo); por eso la tarea esencial consiste en curarse sistemática y pacientemente de formar, desarrollar, homogeneizar cada vez más y hacer cada vez más compacta y consciente de sí misma a esa fuerza. Esto se comprueba en la historia militar y en la atención con la cual se ha preparado siempre a los ejércitos para empezar una guerra en cualquier momento. Los grandes Estados han sido grandes precisamente porque estaban en cualquier momento preparados para intervenir eficazmente en las coyunturas internacionales favorables, y éstas eran favorables para ellos porque los grandes Estados tenían la posibilidad concreta de insertarse eficazmente en ellas. (C. XXX; M. 40-50; son dos apuntes.)
*
A propósito de las comparaciones entre los conceptos de guerra de movimiento y guerra de posición en el arte militar y los conceptos correlativos en el arte político, hay que recordar el librito de Rosa [148 Rosa Luxemburg, La huelga general.], traducido al italiano en 1919 por C. Alessandri (tradujo del francés).
En el librito se teorizan un poco precipitada y hasta superficialmente las experiencias históricas de 1905: pues Rosa descuidó los elementos "voluntarios" y organizativos que en aquellos acontecimientos fueron mucho más numerosos y eficaces de lo que ella tendía a creer, por cierto prejuicio suyo "economicista" y espontaneista. De todos modos, ese librito (y otros ensayos de la misma autora) es uno de los documentos más significativos de la teorización de la guerra de movimiento aplicada al arte político. El elemento económico inmediato (crisis, etcétera) se considera como la artillería de cerco que abre en la guerra una brecha en la defensa enemiga, rotura suficiente para que las tropas propias irrumpan dentro y obtengan un éxito definitivo (estratégico) o, por lo menos, un éxito importante según la orientación de la línea estratégica. Como es natural, en la ciencia histórica la eficacia del elemento económico inmediato se considera mucho más compleja que la de la artillería pesada en la guerra de maniobra o movimiento, porque este elemento se concebía como origen de un efecto doble: 1) el de abrir brecha en la defensa enemiga tras haber desorganizado al enemigo mismo, haciéndole perder la confianza en sí, en sus fuerzas y en su porvenir; 2) el de organizar vertiginosamente las tropas propias, crear los cuadros o, por lo menos, poner inmediatamente en su puesto de encuadramiento de las tropas dispersas a los cuadros propios (elaborados hasta entonces por el proceso histórico general); 3) el de crear inmediatamente la concentración ideológica de identidad con la finalidad buscada. Era ésta una forma de férreo determinismo economicista, con el agravante de que sus efectos se creían rapidísimos en el tiempo y en el espacio; por eso se trataba de un misticismo histórico propiamente dicho, expectativa de una especie de fulguración milagrosa.
La observación del general Krasnov en su novela, según la cual la Entente (que no deseaba una victoria de la Rusia imperial para que no se resolviera definitivamente a favor del zarismo la cuestión oriental) impuso al Estado Mayor ruso la guerra de trincheras (absurda, dada la enorme extensión del frente desde el Báltico al Mar Negro, con grandes zonas pantanosas y de bosque), mientras que la única posibilidad era la guerra de maniobra, es una afirmación pura y simplemente estúpida. En realidad el ejército ruso intentó la guerra de movimiento y de rotura del frente, sobre todo en el sector austriaco (pero también en la Prusia oriental), y tuvo éxitos brillantísimos, aunque efímeros. La verdad es que no se puede elegir la forma de guerra que se quiere practicar, a menos que uno tenga desde el primer momento una superioridad aplastante sobre el enemigo, y son sabidas las enormes pérdidas que costaron la obstinación de los Estados Mayores en no reconocer que la guerra de posiciones quedaba "impuesta" por la correlación general de las fuerzas en pugna. Pues la guerra de posiciones no consta sólo, en efecto, de las trincheras propiamente dichas, sino de todo el sistema organizativo e industrial del territorio que se encuentra a espaldas del ejército de combate, y la imponen especialmente el tiro rápido de los cañones, de las ametralladoras, de los mosquetones, y la concentración de armas en un determinado punto, así como la abundancia de suministro, que permite sustituir rápidamente el material perdido a raíz de un hundimiento del frente y una retirada. Otro elemento es la gran masa de hombres que intervienen en las formaciones de primera línea, de valor muy desigual y que, precisamente por eso, tienen que actuar como masa. Así se ha visto cómo en el frente oriental una cosa era irrumpir en el sector alemán y otra irrumpir en el austriaco, y que incluso en el sector austriaco, una vez reforzado por tropas alemanas elegidas y mandado por alemanes, la táctica de asalto se saldó con un desastre. Lo mismo se vio en la guerra polaca de 1920, cuando el avance que parecía irresistible fue detenido ante Varsovia por el general Weygand al llegarse a la línea mandada por oficiales franceses. Los mismos técnicos militares, ahora obsesionados por la guerra de posición igual que antes lo estaban por la de movimiento, niegan que este tipo tenga que considerarse eliminado de la ciencia de la guerra; sólo que en las guerras entre los Estados más adelantados industrialmente y en civilización, la guerra de movimiento tiene que considerarse como reducida ya a una función táctica más que estratégica, o sea, a la posición en que antes se encontraba la guerra de asedio respecto de la de maniobra.
La misma reducción hay que practicar en el arte y en la ciencia de la política, al menos por lo que hace a los Estados más adelantados, en los cuales la "sociedad civil" se ha convertido en una estructura muy compleja y resistente a los "asaltos" catastróficos del elemento económico inmediato (crisis, depresiones, etc.): las superestructuras de la sociedad civil son como el sistema de trincheras de la guerra moderna. Así como en ésta ocurría que un encarnizado ataque artillero parecía haber destruido todo el sistema defensivo del adversario, cuando en realidad no había destruido más que la superficie externa, de modo que en el momento del asalto los asaltantes se encontraban con una línea defensiva todavía eficaz, así también ocurre en la política durante las grandes crisis económicas; ni las tropas asaltantes pueden, por efecto mero de la crisis, organizarse fulminantemente en el tiempo y en el espacio ni --aun menos-- adquieren por la crisis espíritu agresivo, y en el otro lado, los asaltados no se desmoralizan ni abandonan las defensas, aunque se encuentren entre ruinas, ni pierden la confianza en su propia fuerza y en su propio porvenir. Es verdad que las cosas no quedan como estaban antes de la crisis económica, pero no se tiene ya el elemento de rapidez, de aceleración de tiempo, de marcha progresiva definitiva, como lo esperarían los estrategas del cadornismo político [149].
149 El general Cadorna fue el jefe del Estado Mayor del Ejército italiano durante la Primera Guerra Mundial. La crítica militar posterior ha tendido a salvar las concepciones estratégicas del general, probablemente por motivos políticos. Gramsci aplica el término "cadornismo político" a la visión mística, extremista y economicista de la huelga general porque se atiene, verosímilmente, a la estimación popular de la estrategia de Cadorna como una irresponsable expectativa, a la vez eufórica e inerme, de la autodestrucción (batalla de Caporetto).
El último hecho de este tipo en la historia de la política han sido los acontecimientos de 1917. Ellos han marcado un giro histórico decisivo en el arte y en la ciencia de la política. Se trata, pues, de estudiar con "profundidad" cuáles son los elementos de la sociedad civil que corresponden a los sistemas de defensa de la guerra de posición. Se escribe aquí intencionadamente "con profundidad", porque esas cuestiones han sido ya estudiadas, pero desde puntos de vista superficiales y triviales, al modo cómo ciertos historiadores del vestido estudian las extravagancias de la moda femenina, o bien desde un punto de vista "racionalista", o sea, con la convicción de que ciertos fenómenos se destruyen en cuanto que se explican "con realismo", como si fueran supersticiones populares (las cuales, por lo demás, tampoco se destruyen con sólo explicarlas). (C. XXX; M. 65-67.)

El Partido Político
,...según Gramsci, en la disolución de la burguesía comunal se creó una situación interna económico-corporativa, políticamente “la peor de las formas de sociedad feudal, la forma menos progresiva y más estancada; faltó siempre, y no podía constituirse, una fuerza jacobina eficiente, la fuerza precisa que en las otras naciones ha suscitado y organizado la voluntad colectiva nacional-popular y ha fundado los estados modernos”.
Para que un partido exista, y se vuelva históricamente necesario, deben confluir en él tres elementos fundamentales:
·         "Un elemento difuso, de hombres comunes, medios, cuya participación sea ofrecida por la disciplina y por la fidelidad, no por el espíritu creativo y altamente organizativo... ellos son una fuerza en cuanto hay quien los centraliza, organiza, disciplina, pero en ausencia de esta fuerza cohesiva se esparcirían y se anularían en un polvillo impotente...”.
·         “El elemento cohesivo principal... dotado de fuerza altamente cohesiva, centralizadora y disciplinadora y también, más bien tal vez por esto, inventiva... con sólo este elemento no formarían un partido, sin embargo lo formarían más que el primer elemento considerado. Se habla de capitanes sin ejército, pero en realidad es más fácil formar un ejército que a los capitanes.
·         “Un elemento medio, que articule el primer con el segundo elemento, que los meta en contacto, no sólo física, sino moral e intelectualmente...”.
Los Intelectuales
Para Gramsci, todos los hombres son intelectuales, considerando que “no hay actividad humana de la cual se pueda excluir de toda intervención intelectual, no se puede separar al homo faber del homo sapiens” en cuanto, independientemente de su profesión específica, cada quien es a su modo “un filósofo, un artista, un hombre de gusto, participa de una concepción del mundo, tiene una consciente línea moral” pero no todos los hombres tienen en la sociedad la función de intelectuales.
Históricamente se forman categorías particulares de intelectuales, “especialmente en conexión con los grupos sociales más importantes y sufren elaboraciones más extensas y complejas en conexión con el grupo social dominante”. Un grupo social que tiende a la hegemonía lucha “por la asimilación y la conquista ideológica de los intelectuales tradicionales... tanto más rápida y eficaz cuanto más el grupo dado elabora simultáneamente los propios intelectuales orgánicos”.
Como el Estado, en la sociedad política, tiende a unificar a los intelectuales tradicionales, con aquellos orgánicos, así en la sociedad civil y el partido político, todavía más completa y orgánicamente que el Estado, elabora “los propios componentes, elementos de un grupo social nacido y desarrollado como económico, hasta convertirlos en intelectuales políticos calificados, dirigentes, organizadores de todas las actividades y las funciones inherentes al desarrollo orgánico de una sociedad integral, civil y política”.
Los intelectuales y la educación
La necesidad de crear una cultura obrera se relaciona con el llamado de Gramsci por una educación capaz de desarrollar intelectuales obreros, que compartan la pasión de las masas. Su sistema educativo puede ser definido dentro del ámbito de la pedagogía crítica y la educación popular teorizado y practicado más contemporáneamente por el brasileño Paulo Freire.
Literatura Nacional Popular
Si los intelectuales pueden ser mediadores de cultura y de consenso hacia los grupos sociales, una clase políticamente emergente debe valerse de intelectuales orgánicos, para la valoración de sus valores culturales, hasta poder imponerlos a la sociedad entera.
Desde el siglo XIX en Europa se ha asistido a un florecimiento de la literatura popular, desde los romances de apéndice de Sue o de Pierre Alexis Ponson du Terrail, a Alejandro Dumas, a los cuentos policíacos ingleses y americanos, con mayor dignidad artística, a las obras de Chesterton y de Dickens, a aquellas de Víctor Hugo, de Zola y de Balzac, hasta las obras maestras de Dostoievski y de Tolstoi. Nada de esto ha ocurrido en Italia: Aquí la literatura no se ha difundido y no ha sido popular, por la carencia de “un bloque nacional intelectual y moral” al grado que “el elemento intelectual indígena es más extranjero que los extranjeros de frente al pueblo-nación”.
Permanecieron famosas las notas de Gramsci sobre Manzoni: el escritor más competente, más estudiado en las escuelas y en teoría el más popular, es una demostración del carácter no nacional-popular de la literatura italiana. 
Una clase que mueva a la conquista de la hegemonía no puede no crear una nueva cultura, que es ella misma expresión de una nueva vida moral, un nuevo modo de ver y representar la realidad;  Gramsci ve en la crítica desarrollada por Francesco De Sanctis un ejemplo privilegiado: “La crítica de De Sanctis es militante, no frígidamente estética, es la crítica de un periodo de luchas culturales, de contrastes entre concepciones de la vida antagonistas. La análisis del contenido, la crítica de la estructura de las obras, es decir, de la coherencia lógica e histórica actual de las masas de sentimientos representados artísticamente, están vinculados a esta lucha cultural: justamente en eso parece que consista la profunda humanidad y el humanismo, de De Sanctis... que tiene firmes convencimientos morales y políticos y no los esconde...”.
La crítica a Croce
 Croce, que nunca ha sido socialista, otorga a la burguesía italiana los instrumentos culturales más refinados para delimitar los límites entre los intelectuales y la cultura italiana, por una parte, y el movimiento obrero y socialista por la otra.
Croce combate el marxismo tratando de negar la validez del elemento que él señala como decisivo: el referente a la economía; El Capital de Marx sería para él una obra de moral y no de ciencia, 
Esta crítica de Croce es, para Gramsci, un simple sofisma: la plusvalía es ese mismo valor, es la diferencia entre el valor de las mercancías producidas por el trabajador y el valor de la fuerza de trabajo del trabajador mismo. La teoría del valor de Marx se deriva directamente de la del economista inglés David Ricardo, cuya teoría del valor-trabajo «no levantó ningún escándalo cuando fue expresada, porque entonces no representaba ningún peligro, aparecía sólo, como era, una constatación puramente objetiva y científica. El valor polémico y de educación moral y política, sin perder nunca su objetividad, debía adquirirla sólo con la Economía Crítica [El Capital]»

Materialismo Histórico
Gramsci, desde los años universitarios, fue un decidido opositor de aquella concepción fatalista y positivista del marxismo, presente en el viejo partido socialista, para la cual el capitalismo necesariamente estaba destinado a caer, dando lugar a una sociedad socialista. Esta concepción enmascaraba la impotencia política del partido de la clase subalterna, incapaz de tomar la iniciativa para la conquista de la hegemonía.
La comprensión de la realidad como desarrollo de la historia humana solo es posible utilizando la dialéctica marxista, excluida en el manual de Bujarin, porque ella recoge tanto el sentido de las vivencias humanas como su provisoriedad, su historicidad precisamente, determinada por la praxis, la acción política, que transforma las sociedades.
La dialéctica es pues instrumento de investigación histórica, que supera la visión naturalista y mecanicista de la realidad; es unión de teoría y praxis, de conocimiento y acción.
¿Cómo podría de hecho existir una objetividad extrahistórica y extrahumana y quién juzgará tal objetividad? «La formulación de Engels que la unidad del mundo consiste en la materialidad demostrada por el largo y laborioso desarrollo de la filosofía de las ciencias naturales contiene precisamente el germen de la concepción justa, porque se recurre a la historia y al hombre para demostrar la realidad objetiva.
El estado y la sociedad civil
La teoría de la hegemonía de Gramsci está ligada a su concepción del estado capitalista, que según afirma, controla mediante la fuerza y el consentimiento. El estado no debe ser entendido en el sentido estrecho de gobierno. Gramsci más bien lo divide entre la 'sociedad política', que es la arena de las instituciones políticas y el control legal constitucional, y la 'sociedad civil', que se ve comúnmente como una esfera 'privada' o 'no estatal', y que incluye a la economía.
 -el partido revolucionario- es la fuerza que permitirá que la clase obrera desarrolle intelectuales orgánicos y una hegemonía alternativa dentro de la sociedad civil. Para Gramsci, la naturaleza compleja de la sociedad civil moderna implica que la única táctica capaz de minar la hegemonía de la burguesía y llevar al socialismo es una 'guerra de posiciones' (análoga a la guerra de trincheras), la 'guerra en movimiento' (o ataque frontal) llevado a cabo por los bolcheviques fue una estrategia más apropiada a la sociedad civil 'primordial' existente en la Rusia Zarista.
Historicismo
Gramsci, al igual que el joven Marx, era asiduo proponente del historicismo. Desde su perspectiva, todo significado se deriva de la relación entre la actividad práctica (o 'praxis') y de los procesos sociales e históricos 'objetivos' de los que formamos parte. Las ideas no pueden ser entendidas fuera del contexto histórico y social, aparte de su función y origen. Los conceptos con los cuales organizamos nuestro conocimiento del mundo no derivan primordialmente de nuestra relación a las cosas, sino de las relaciones sociales entre los usuarios de estos conceptos. 
Crítica del Economicismo
En un famoso artículo escrito antes de su encarcelamiento titulado 'La Revolución contra El Capital ', Gramsci afirma que la revolución bolchevique representaba una revolución contra el libro clásico de Karl Marx, considerado la guía básica de la socialdemocracia y el movimiento obrero antes de 1917. Iba en contra de varias premisas al efectuarse una revolución socialista en un país atrasado como Rusia que no reunía la condiciones económicas y sociales que se consideraban indispensables para el tránsito al socialismo. El principio de la primordialidad de las relaciones de producción, decía, era una malinterpretación del marxismo. Tanto los cambios económicos como los cambios culturales son expresiones de un 'proceso histórico básico', y es difícil decir qué esfera tiene más importancia. 
Crítica del Materialismo
Con su creencia de que la historia humana y la 'praxis' colectiva determinan si una cuestión filosófica es relevante o no, Gramsci se opone al materialismo metafísico y 'copia' la teoría de la percepción desarrollada por Engels y Lenin, aunque no lo afirma explícitamente,... "el marxismo también es una superestructura", lo que quiere decir que no es exactamente la verdad, sino un punto de vista que, como todo punto de vista puede tener sus falacias. Al oponerse al realismo epistemológico defendido por los leninistas, y al positivismo, abre paso a un grado mayor de relativismo epistemológico, que no constituye para Gramsci una renuncia ética o política, sino la asunción cabal del carácter provisorio y construido del conocimiento humano.
Influencias
Pensadores importantes para Gramsci
Nicolás Maquiavelo, Karl Marx Benedetto Croce Lenin Antonio Labriola, Giambattista Vico, Vilfredo Pareto, Henri Bergson, Hegel, Georges Sorel.
     
       Del resumen al que he accedido,...le he quitado algunas cosas,...intentaré que quede lo más claro posible el pensamiento político de Gramsci,...ya que este es seguido y mencionado actualmente por grupos y entidades comunistas,...además como no le presté suficiente atención en momentos anteriores,...ahora por necesidad intelectual para la elaboración de línea e ideología proletaria contemporánea,...vaya es una necesidad,...según valoro. A PRIORI, O A PRIMERA VALORACIÓN,...ESTE COMUNISTA,...SUS NUEVAS APORTACIONES DE SU TIEMPO,..TAMPOCO SIRVEN PARA AHORA, PARA ESTOS NUEVOS TIEMPOS,...sI OBSERVO QUE COMUNISTAS NO PROCLIVES A LA DICTADURA DEL PROLETARIADO, A LA REVOLUCIÓN PROLETARIA,...MENCIONAN BASTANTE A ESTE GRAMSCI,...


                     De Fidel Castro,...que fue y sigue siendo dirigente de una revolución popular en Cuba,...y que sigue ejerciendo actualmente como líder; con su movimiento antiimperialista,...consiguió que Cuba como país dejara de ser colonia yanqui,...y se realizara una revolución popular, antiterrateniente,...Hoy en día sigue muy bien visto por las izquierdas comunistas europeas, latinas,...

Revolución cubana

     La revolución cubana es el principal resultado del movimiento revolucionario cubano de izquierda que provocó la caída de la dictadura del general Fulgencio Batista, el 1 de enero de 1959 y la llegada al poder del líder del Ejército Rebelde: Fidel Castro. Como los revolucionarios continúan en el poder desde entonces, se considera a la revolución como el período comprendido entre el alzamiento contra Batista y la actualidad. La revolución cubana representó un hito importante en la historia de América al ser la primera y con más éxito de varias revoluciones de izquierdas que sucedieron y continúan en diversos países del continente. El régimen resultante de la revolución —considerado totalitario por numerosos observadores— ha mantenido el gobierno en el país a pesar de la enorme cantidad de adversidades, manteniéndolo a flote aun luego de la caída del bloque socialista. Se lo ha acusado de violar algunos derechos básicos de la población como la libertad de expresión, la libertad de circulación o la libertad económica, si bien en términos generales ha resultado exitosa en muchas de las reformas que ha hecho, principalmente en el sistema de salud y el sistema educativo público y gratuito. Estados Unidos mantiene un duro embargo económico a la isla desde principios de los años '60 del siglo XX. Esta política es considerada como bloqueo económico en el marco de las Naciones Unidas y rechazada cada año por la Asamblea General de esa instancia internacional que vota a favor de una resolución denominada "Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos contra Cuba". A pesar de la presión internacional y del daño que causa al pueblo cubano, Estados Unidos sigue justificando su política anteponiendo la existencia de numerosas denuncias de violaciones de los derechos humanos en la isla. Tanto la persistencia norteamericana en las sanciones unilaterales contra Cuba como los efectos que esto trae a su población quedan reflejados en múltiplesresoluciones de las Naciones Unidas desde el año 1992.



Fidel Castro

Diputado de la Asamblea Nacional del Poder Popular
por Santiago de Cuba
Actualmente en el cargo

Primer secretario del Partido Comunista de Cuba



Presidente del Consejo de Estado y de Ministros de la República de Cuba

Primer ministro de Cuba

Secretario general del Movimiento de Países No Alineados





Fidel Alejandro Castro Ruz (Birán, Holguín, 13 de agosto de 1926), conocido como Fidel Castro, es un militar, revolucionario, estadista político cubano. Fue mandatario de su país como primer ministro (1959-1976) y presidente (1976-2008). También fue comandante en jefe de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (1956-2008) y mantuvo el poder como primer secretario del Partido Comunista desde 1965 hasta 2011, cuando terminó definitivamente su mandato y le transfirió todos los poderes de la nación a su hermano Raúl. Es diputado de la Asamblea Nacional del Poder Popular (desde 1976). Profesionalmente es abogado, doctor en Derecho Civil y licenciado en Derecho Diplomático.
Fidel Castro se inició en la vida pública como político opositor y destacó especialmente tras el asalto al cuartel Moncada en 1953, por el que fue condenado a prisión. Tras ser indultado gracias a la presión de la opinión pública,5 se exilió en México, donde planeó la invasión guerrillera de1956. Llegó al poder tras encabezar la Revolución Cubana, que triunfó el 1 de enero de 1959, derrocando a la dictadura de Fulgencio Batista. Fue nombrado primer ministro el 27 de febrero del mismo año por el presidente Manuel Urrutia. Lideró en 1961 la adopción del marxismo por el gobierno revolucionario, estableciendo el primer Estado socialista de América. Tras la reforma constitucional de 1976, fue electo presidente del Consejo de Estado y del Consejo de Ministros. Fue el fundador del Partido Comunista en 1965 y desde entonces, hasta 2011 fue su Primer Secretario.
El 19 de febrero de 2008, en una carta publicada en el diario Granma, anunció que no se presentaría ni aceptaría el puesto de presidente y comandante en la reunión de la Asamblea Nacional del Poder Popular del 24 de febrero del mismo año.
En el ámbito internacional, inicialmente trató de establecer buenas relaciones con los Estados Unidos; entabló, luego, estrechos lazos con la URSS. Después de una serie de expropiaciones a propietarios estadounidenses, los desencuentros con los EUA desembocaron en el embargo económico contra Cuba. Desde entonces, su relación con la superpotencia ha sido abiertamente antagónica, lo que quedó confirmado tras la fracasada invasión de Bahía de Cochinos en 1961.
Debido a su larga gestión y a las características controvertidas de sus políticas, se ha generado un polémico e intenso debate entre opositores y partidarios sobre su gobierno: desde calificarlo como una dictadura hasta considerarlo la expresión de la voluntad del pueblo cubano.

Infancia y juventud


Castro nació en el poblado de Birán, en Mayarí, un municipio de la antigua provincia de Oriente en 1926, como hijo natural de un emigrado gallego, Ángel Castro Argiz, casado en segundas nupcias años después7 con Lina Ruz González, descendiente de canarios. Contaba ocho años y medio Fidel cuando fue bautizado, y hasta después de 1940 su padre no obtuvo el divorcio de su primera esposa, María Luisa Argota, y pudo contraer nuevas nupcias con Lina Ruz. Ambos eran analfabetos, aunque los dos aprendieron a leer en su madurez. Su padre, de origen humilde, eventualmente alcanzaría una sólida posición económica. Con cuatro años comenzó a estudiar en una pequeña escuela en Birán. A causa de su destacada inteligencia, sus padres decidieron enviarlo a Santiago de Cuba a la edad de 6 años, junto con su hermana Angelita (1923-2012), al cuidado de la que había sido su profesora en Birán. A pesar de la situación económica de su familia en el año 1932, Castro experimentó el hambre, ya que la institutriz que lo cuidaba empleaba su asignación para mantener a toda su familia, en un periodo de especial dureza económica en el país.
En 1934 ingresó en el colegio lasaliano de Santiago. En septiembre de 1939 se inscribiría en el Colegio de Dolores, de los jesuítas, también enSantiago de Cuba. En 1942 ingresó al Colegio de Belén de La Habana, donde fue seleccionado mejor deportista del curso 1943-1944. Finalizó el bachillerato en junio de 1945, junto al que sería su cuñado, Rafael Díaz-Balart, su mejor amigo de entonces y después acérrimo enemigo.
Universidad e inicios de la vida política
Ingresó en la Universidad de La Habana el 4 de septiembre de 1945. En estos primeros años, su vida académica estuvo caracterizada por su ausencia casi total de las aulas.A partir del tercer año, Castro se dedicó con especial intensidad a su labor académica, matriculándose por libre, y llegando a matricularse de tres carreras (Derecho, Derecho Diplomático y Ciencias Sociales) con la intención de obtener una beca para estudiar en Europa o EE. UU.
Fue durante el periodo universitario cuando tuvo acceso a algunas obras literarias que, según él, le permitieron alcanzar una cierta madurez política. Sus primeros pasos en la política fueron en el ámbito estrictamente universitario. Fue elegido delegado de curso y llegó a recibir amenazas de muerte al enfrentarse a un candidato de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) apoyado por el gobierno de Ramón Grau San Martín.
En 1947, con 21 años, como presidente del Comité Pro Democracia Dominicana de la FEU, promovió acciones para reclamar la destitución del dictador dominicano Rafael Trujillo, y formó parte de la Invasión de Cayo Confites, con el objetivo de derrocarlo. Al ser interceptados en la Bahía de Nipe al intentar alcanzar suelo dominicano, se lanza al agua y escapa a nado hasta Cayo Saetía.
En 1948 fue enviado a Colombia como delegado de la FEU a la IX Conferencia Interamericana; estaba citado para encontrarse con el candidato a presidente Jorge Eliécer Gaitán la misma tarde en que éste fue asesinado (fue el llamado «Bogotazo»).
A su regreso a Cuba, contraería matrimonio con Mirta Díaz-Balart, una estudiante de filosofía de una acomodada familia habanera. Realizan su viaje de bodas a Nueva York, residiendo en el 156 West, 82th Street en Manhattan. Castro está tentado de inscribirse en la Universidad Harvardpara terminar sus estudios. De este matrimonio nacerá su primer hijo, Fidel Félix Castro Díaz-Balart.
En 1950 obtuvo su diploma en leyes. En 1951, se suicidó Eduardo Chibás, líder del Partido Ortodoxo, con el que Castro había simpatizado desde sus años universitarios. En junio de 1952 se presentó por este partido como independiente, por una circunscripción de La Habana, como candidato a la Cámara de Representantes del Congreso cubano, pero el golpe de estado del general Fulgencio Batista derrocó al gobierno deCarlos Prío Socarrás y anuló las elecciones. El golpe —reconocido por el gobierno estadounidense— provocó la desazón de Castro, quien utilizaría sus contactos con la Juventud del Partido Ortodoxo para aglutinar a un grupo de jóvenes que protagonizarían en el futuro el asalto alCuartel Moncada.
El enfrentamiento con Batista
Artículo principal: Revolución cubana.
En marzo de 1952, Fidel Castro denunció a Batista ante un Tribunal de Urgencia por violar la constitución. En ella exponía que los delitos cometidos eran competencia de aquel tribunal y sobre la posible actuación de éste argumentó:
Evidenciará si es que sigue funcionando con plenitud de facultades, si es que no se ve imposibilitado por la fuerza, si es que no ha sido abolido también el cuartelazo. (...) Si existen tribunales, Batista debe ser castigado, y si Batista no es castigado (...) ¿Cómo podrá después este tribunal juzgar a un ciudadano cualquiera por sedición o rebeldía contra este régimen ilegal producto de la traición impune?
Los tribunales rechazaron la demanda, por lo que Castro entendió que se legitimaba la lucha armada como única vía posible para derrocar la dictadura.
Asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes
Artículo principal: Cuartel Moncada.
Ante la convicción de que la única salida era la lucha revolucionaria (influido ya entonces por las ideas de Marx, Lenin y Martí), Castro participó en la elaboración de un ataque armado contra los cuarteles Moncada, de Santiago de Cuba, y Carlos Manuel de Céspedes, de Bayamo (como avanzada para combatir el contraataque), ambos en la provincia de Oriente el 26 de julio de 1953.
El intento de tomar el Cuartel Moncada se basaba en que, por sus características (un importante valor estratégico por su posición, agrupaba al menos 3000 armas, además de encontrarse en una zona activamente opuesta al golpe dado por Batista), podría propiciar un levantamiento popular armado, llamar al pueblo a la huelga general desde la radio y aprovechar las cualidades del terreno (rodeado de montañas y cerca del mar) que pudieran posibilitar el desarrollo de la lucha armada.

La táctica ideada consistía en llegar armados y disfrazados de sargentos (con la única diferencia del calzado para poder reconocerse entre ellos). Una vez dentro, emplear el valor simbólico de la «Rebelión de los Sargentos» (movimiento militar que en 1933 derrocó al presidente Machado) para contactar con las demás guarniciones y animarlos al levantamiento. Si la rebelión no recibiera apoyo, la idea era escapar a las montañas y armar al pueblo para continuar la lucha. Antes de salir, Castro pronunció el siguiente discurso:
Compañeros: podrán vencer dentro de unas horas o ser vencidos; pero de todas maneras, ¡óiganlo bien, compañeros!, de todas maneras el movimiento triunfará. Si vencemos mañana, se hará más pronto lo que aspiró Martí. Si ocurriera lo contrario, el gesto servirá de ejemplo al pueblo de Cuba, a tomar la bandera y seguir adelante. El pueblo nos respaldará en Oriente y en toda la isla. ¡Jóvenes del Centenario del Apóstol! Como en el 68 y en el 95, aquí en Oriente damos el primer grito de ¡libertad o muerte! Ya conocen ustedes los objetivos del plan. Sin duda alguna es peligroso y todo el que salga conmigo de aquí esta noche debe hacerlo por su absoluta voluntad. Aún están a tiempo para decidirse. De todos modos, algunos tendrán que quedarse por falta de armas. Los que estén determinados a ir, den un paso al frente. La consigna es no matar sino por última necesidad.
El ataque sería realizado por tres grupos: uno dirigido por Abel Santamaría (que debía tomar el Hospital Civil), otro al mando de Raúl Castro (hermano de Fidel, que debía tomar el Palacio de Justicia) y el grupo principal dirigido por Fidel Castro (que debía tomar la jefatura del cuartel). El intento fracasó —entre otros factores— porque se perdió el factor sorpresa a partir de una posta que el regimiento en el cuartel agregó a causa de la celebración de los carnavales en la ciudad.
A pesar de contar con el apoyo de algunos ciudadanos que trataron de camuflarlos, muchos fueron atrapados, aunque Castro consiguió escapar con algunos hombres a la Sierra Maestra.
Tras varios días caminando, deciden entrar en una pequeña casa en la sierrra, siendo sorprendidos mientras dormían. Castro salva la vida gracias al sargento que lo detuvo, que al entregarlo exigió que no fuese torturado.
Según el grupo de Castro, sólo 6 guerrilleros resultaron muertos en el combate, y acusaban al ejército de Batista de torturar y ejecutar a más de ochenta atacantes (de los 160 que integraban el grupo original, en el que había dos mujeres). Fidel Castro fue hecho prisionero, juzgado y sentenciado a quince años de prisión. En el alegato final del juicio, Fidel Castro pronunció un discurso de autodefensa. Posteriormente Castro escribió «La historia me absolverá», en el que defendió sus acciones y explicó sus puntos de vista políticos.
Tras 22 meses de prisión fue liberado durante la amnistía general de mayo de 1955. Meses después se exilió a Estados Unidos y finalmente a México.
La lucha revolucionaria
Artículo principal: Historia del ejército rebelde.
Tras financiarse mediante ayudas particulares, especialmente con el dinero que le proporcionó Aureliano Sánchez Arango, ex-ministro de Prío, regresó a Cuba con otros 82 miembros del denominado Movimiento 26 de Julio el 2 de diciembre de 1956 a bordo del yate Granma con la intención de invadir la isla. El desembarco debía ejecutarse de forma sincronizada con un grupo de miembros de la organización, encabezado por Frank País, que trataría de tomar Santiago de Cuba.

Sin embargo, la acción fracasa al retrasarse dos días el desembarco. Ya alertado, el ejército se despliega en la zona a la espera de los expedicionarios. A los pocos días del desembarque son sorprendidos en Alegría del Pío. Los pocos sobrevivientes (entre ellos, Ernesto Che Guevara, Raúl Castro, Juan Almeida y Camilo Cienfuegos) se retiraron a la Sierra Maestra, desde donde empezaron una guerra de guerrillas contra el gobierno de Batista.
Los revolucionarios llegaron a contar con más de 800 combatientes con los que comenzaron la invasión a escala nacional (frente a los más de 70.000 combatientes de Batista), aunque la carencia de armas fue un condicionante fundamental. Castro, comandante de la expedición, fue nombrando progresivamente como comandantes al Che, Raúl Castro, Camilo Cienfuegos, Almeida y algunos otros, ocupando él desde aquella época la graduación de «comandante jefe» (lo que evolucionó hasta «comandante en jefe»).
El gobierno llegó a publicar la muerte de Castro. Los guerrilleros consiguieron desmentirlo gracias a la entrevista realizada por Herbert Matthews, corresponsal del diario New York Times. También denunció el grupo la colaboración de los EE. UU. con el gobierno de Batista, facilitándole armas.
En el año 1957, Fidel Castro firmó el Manifiesto de la Sierra Maestra en el que se comprometía a «celebrar elecciones generales para todos los cargos del Estado, las provincias y los municipios en el término de un año bajo las normas de la Constitución del 40 y el Código Electoral del 43 y entregarle el poder inmediatamente "al candidato que resulte electo» en el evento de que su movimiento llegase al poder. Después del triunfo de la revolución, el gobierno de Fidel descartaría esa promesa.
El 24 de mayo de 1958 Batista envió diecisiete batallones contra los rebeldes en la "Operación Verano", pero los revolucionarios encadenaron una serie de sorprendentes victorias. El 28 de diciembre, el Che inicia con 300 hombres la batalla de Santa Clara, donde logran descarrilar un tren blindado cargado de armas que se dirigía a la capital, a pesar de que el gobierno había colocado en la ciudad a unos 3000 hombres. Consiguieron, en algunos casos, deserciones y rendiciones masivas de las tropas de Batista.
El 28 de diciembre, el general Eulogio Cantillo negocia con los rebeldes un posible apoyo del ejército mediante un golpe de Estado. Castro se niega, principalmente porque pensaba que el golpe sólo era un intento de Batista de facilitar su huida. Sin embargo, dos días después se produce el golpe, y Batista huye. Castro, desde Santiago de Cuba, ordena no detener los combates. También animan a la población a secundar una huelga general. La mañana siguiente, Fidel se reúne con el general Rego Rubido, quien entrega el Cuartel Moncada.
Ese 1 de enero de 1959 se proclama el triunfo de la revolución, y Castro da un discurso desde el balcón del Ayuntamiento de Santiago de Cuba en el que dijo:
Esta vez, por fortuna para Cuba, la Revolución llegará de verdad al poder, no será como en el 95, que vinieron los americanos y se hicieron dueños de esto, que intervinieron a última hora y después ni siquiera dejaron entrar a Calixto García, que había peleado durante treinta años, no lo dejaron entrar en Santiago de Cuba. No será como en el 33, que cuando el pueblo empezó a creer que una Revolución se estaba haciendo, vino el señor Batista, traicionó la Revolución, se apoderó del poder e instauró una dictadura por once años. No será como en el 44, año en el que las multitudes se enardecieron creyendo que al fin el pueblo había llegado al poder y los que llegaron al poder fueron los ladrones. Ni ladrones, ni traidores ni intervencionistas, esta vez sí que es la Revolución.
Fidel Castro hace su entrada triunfal en La Habana el 8 de enero, donde dice:
La tiranía ha sido derrocada. La alegría es inmensa. Y sin embargo, queda mucho por hacer todavía. No nos engañamos creyendo que en lo adelante todo será fácil; quizás en lo adelante todo sea más difícil. Decir la verdad es el primer deber de todo revolucionario. Engañar al pueblo, despertarle engañosas ilusiones, siempre traería las peores consecuencias, y estimo que al pueblo hay que alertarlo contra el exceso de optimismo.
Discurso de Fidel Castro en su llegada a La Habana, el 8 de enero de 1959. Durante ese discurso, una paloma de las lanzadas por algunas mujeres del movimiento se posó en su hombro, lo que le otorgó tintes místicos de cara a sus seguidores.
Gobierno

Fidel Castro fue nombrado primer ministro el 16 de febrero de 1959 y electo presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de la República de Cuba el 3 de diciembre de 1976, cargos que ocupó hasta el 24 de febrero de 2008. Actualmente es Diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular y Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba.
Llegada al poder
Tras el triunfo revolucionario, el nuevo presidente del país, Manuel Urrutia, designa al liberal José Miró Cardona como primer ministro el 5 de enero de1959 al frente de un gobierno de transición, de corte moderado y composición heterogénea, que aspiraba a agrupar a los distintos grupos políticos del país (con presencia de ministros del Movimiento 26 de Julio). EE. UU. reconoce este gobierno dos días después. Urrutia nombra a Fidel Castro Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas y le encomienda la tarea de reorganizar los institutos armados de la República.
Según Castro, su principal objetivo era desarrollar aquellas medidas que pretendían aplicar si el asalto al Cuartel Moncada hubiera fructificado (entre las que se reflejaban la reforma agraria, la reinstauración de la Constitución de 1940, la confiscación de los bienes usurpados durante la dictadura o la participación de los obreros en los beneficios de sus empresas).
Desde los primeros días se comienzan a juzgar en «tribunales revolucionarios» a los que ellos consideraban militares y colaboradores de la dictadura, llegándose a condenar a varios de los acusados a la pena de muerte. Ante las duras críticas por parte de los medios de comunicación internacionales, que acusaba a estos tribunales, entre otras cosas, de condenar por motivos políticos, surge la llamada Operación Verdad, que constaba de dos actos fundamentales (junto a la creación de la agencia cubana de noticias Prensa Latina): una concentración de alrededor de un millón de ciudadanos en apoyo a las medidas, con la presencia de 380 periodistas de EE. UU. y Latinoamérica el día 21 de enero de 1959 ante el Palacio Presidencial de la Habana, y la celebración de una rueda de prensa al día siguiente en el hotel Habana Riviera para que la prensa internacional plantease preguntas a Castro. Posteriormente, el propio Castro criticó estos juicios en cuanto a las formas empleadasya que algunos juicios se celebraron en estadios multitudinarios y algunos fueron televisados.
En su discurso del acto del día 21, Fidel propone por primera vez a su hermano Raúl para que le suceda en su cargo si a él le ocurriese algo.
El 23 de enero de 1959 viaja a la capital de Venezuela, donde pronuncia un discurso en el acto central de conmemoración del primer aniversario del derrocamiento de Pérez Jiménez, en la Plaza Área del Silencio.
Al día siguiente es recibido en el congreso venezolano. También visita la Universidad Central (con la presencia del poeta chileno Pablo Neruda). Eldía 24 se reúne con el recién elegido presidente Rómulo Betancourt.
El 7 de febrero de 1959, el Gobierno promulga la Ley Fundamental de la República, que mantiene vigente ciertos de los postulados básicos de la constitución de 1940. El 13 de febrero, ante las fricciones que se producían en el interior del Gobierno, varios ministros, argumentando lo insostenible de la situación, proponen a Castro la posibilidad de asumir la responsabilidad de Primer Ministro. El 16 de febrero, Castro fue nombrado en ese cargo por el presidente Urrutia.

Entre el 15 y el 27 de abril realiza un viaje de buena voluntad a los EE. UU. en visita no oficial, a invitación de la Asociación Americana de Editores de Periódicos.
No obstante, el 19 de abril se entrevista con el vicepresidente estadounidense Richard Nixon en su despacho del Capitolio (el presidente Eisenhower se excusa por no recibirlo aduciendo una partida de golf). Durante su estancia en la ciudad de Washington realiza diversos homenajes visitando los monumentos a George Washington, Thomas Jefferson, Abraham Lincoln y la tumba del soldado desconocido en el Cementerio Nacional de Arlington. Es invitado al Lawrenceville School, en Nueva Jersey, así como a la Universidad de Princeton y a la de Harvard. Llega a Nueva York el día 21 donde se entrevista brevemente con el Secretario General de Naciones Unidas, Dag Hammarskjöld, además de realizar un multitudinario mitin en Central Parkel día 24. Finaliza su viaje con una visita a Houston (Texas).
El 2 de mayo de 1959 viaja a Buenos Aires (Argentina), donde pronuncia un discurso en el Consejo Económico de los 21 donde propone la creación de un mercado único latinoamericano. También visita brevemente Uruguay, Canadá y Brasil.
El 17 de mayo se decreta la primera Ley de Reforma Agraria, firmada en Sierra Maestra, que confiscó todas las propiedades de más de 420 hectáreas de extensión. De forma simbólica, la primera propiedad expropiada fue la de su propia familia. Además, fundó organismos de nuevo tipo como elInstituto Nacional de Reforma Agraria (del cual fue su primer presidente) e instituciones culturales como la Imprenta Nacional de Cuba (fundada el 31 de marzo) y el Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos (fundado el 24 de marzo).
A mediados de julio de 1959 dimite del cargo de Primer Ministro argumentando que sus diferencias con el presidente ponían en peligro el proceso revolucionario, lo que motivó una masiva exigencia popular para que se reincorporara al cargo, forzando la renuncia del presidente Urrutia el 17 de julio. El nuevo presidente de la República, Osvaldo Dorticós, lo vuelve a nombrar Primer Ministro el 26 de julio.
Antecedentes
       Después de las tendencias reformistas y autonomistas de notables pensadores criollos, como José de la Luz y Caballero y Félix Varela, los pensadores más progresistas del siglo XIX llegaron a la conclusión de que sólo la independencia de Cuba podría reivindicar a su población. A pesar de las advertencias de autonomistas cubanos (Rafael Montoro; Domingo del Monte) y de políticos y militares españoles como Práxedes Mateo Sagasta y Arsenio Martínez Campos, de la utilidad del estatus de autonomía para Cuba, en aras de no perderla totalmente, el gobierno de Cánovasllevó a cabo una política empecinada y burocrática de extorsión y extremismo con la isla caribeña.
     Una vez fracasada la Guerra de los Diez Años (1868-78), el pensamiento revolucionario cubano tomó una forma más acabada, con un sostén filosófico, ideológico y social mucho más profundo con el pensamiento y la acción organizativa de José Martí quien dedicó prácticamente toda su vida adulta a la lucha por la independencia. Martí creó el Partido Revolucionario Cubano (PRC) enNueva York con el motivo de reunir cubanos con las mismas ideas y veteranos de la Guerra de los Diez Años. Tras muchos conflictos e intentos fallidos, finalmente se logró que comenzara la "Guerra Necesaria" como Martí llamó a la Guerra de Independencia iniciada el 24 de febrero de 1895. En 1898, ante un poder español cada vez más acosado en unos pocos núcleos urbanos, con la guerra francamente a favor del triunfo de los insurrectos, los Estados Unidos, con William McKinley como presidente, ordenan la intervención armada en el conflicto, indudablemente acelerando la total derrota de España en una guerra que ya tenía perdida. Martí, quien había advertido con tiempo del peligro que entrañaban los Estados Unidos para Cuba y el resto de América Latina, había caído en combate el 19 de mayo de 1895. El 7 de diciembre de 1896 había caído también el Lugarteniente General Antonio Maceo, el otro dirigente y guerrero revolucionario. El General en Jefe Máximo Gómez, indiscutible líder militar de la Revolución de 1895, no se sentía autorizado, por su condición de dominicano, para dirigir los destinos de Cuba e impedir lo que estaba sucediendo ante sus ojos.
Antecedentes latinoamericanos
Los antecedentes generales de revolucionarios latinoamericanos remontan a la Revolución de Octubre en Rusia a raíz de la cual se crearon numerosos partidos de ideología socialista y comunista en todo el subcontinente. En Argentina se desarrolló la corriente del "socialismo espiritual", entre cuyos ideólogos se destacó el sociólogo y psicólogo social José Ingenieros. El acercamiento a la Unión Soviética determinaron el camino socialista de la Revolución cubana. El 19 de abril de 1959, Fidel Castro dijo a los estadounidenses en un entrevista en la televisión. "I am not comunist", Yo no soy comunista. Esto hace pensar que el camino comunista, tomado posteriormente, no era por convicción ideológica, sino que fue una conveniencia para enfrentar la inconformidad del gobierno Washington con las expropiaciones que estaban sucediendo en la Isla. Necesitaba aliarse a los soviéticos, los enemigos polares de los estadounidenses.
Los antecedentes más inmediatos de la Revolución Cubana se encuentran en los "diez años de primavera" de Guatemala (1944-1954), y en el gobierno de Juan Domingo Perón en Argentina (1946-1955).
En 1944, un movimiento estudiantil encuadrado en el amplio movimiento de la Reforma Universitaria latinoamericana, derrocó al dictador Ubico y poco después se produjo un golpe de Estado de militares progresistas que impuso un sistema democrático por primera vez en la historia guatemalteca, resultando electo presidente Juan José Arévalo. Arévalo, un educador formado en la Argentina que adhería a una ideología que él denominaba "socialismo espiritual", inició una serie de reformas políticas y sociales. Su sucesor (elegido en 1951), el coronel Jacobo Arbenz, profundizó tales medidas y en 1952 inició un importante proceso de reforma agraria, que afectó seriamente los intereses de la empresa estadounidense United Fruit, que tenía sólidos lazos con la administración del presidente Eisenhower. Sosteniendo que se trataba de un gobierno comunista, Estados Unidos comenzó a operar entonces para desestabilizar al gobierno de Arbenz, culminando en un golpe de Estado al mando del coronel Carlos Castillo Armas en 1954.
También tuvo una fuerte influencia en el pensamiento latinoamericano el gobierno popular de Juan Domingo Perón en Argentina, derrocado por un golpe militar en 1955. De hecho Castro se encontraba en Bogotá en el año 1948, promocionando un encuentro estudiantil peronista, cuando participó en el llamado "Bogotazo" que estalló luego del asesinato del caudillo liberal Jorge Eliécer Gaitán.
La caída de los gobiernos de Jacobo Arbenz y Juan Domingo Perón llevó a amplios sectores nacionalistas de América Latina a abandonar la «vía democrática» para realizar reformas sociales y a exacerbar los sentimientos contrarios al imperialismo norteamericano. El antiimperialismo, una ideología con antiguas raíces en América, se convirtió entonces en una posición política generalizada en las fuerzas políticas de la izquierda latinoamericanas, con fuerte influencia de la URSS.
Partido comunista Revolucionario
El triunfo de la Revolución de octubre de 1917 en Rusia, la difusión de los ideales socialistas y socialdemócratas europeos y latinoamericanos, llevaron a la creación del primer partido Comunista de Cuba, fundado inicialmente por Carlos Baliño (quien fuera fundador del PRC y conocido de Martí) y Julio Antonio Mella (sobrino-nieto de Matías Ramón Mella, padre de la patria dominicana) en 1925. Mella fue un gran organizador, dirigente universitario, notable sindicalista y hombre de acción obrera, que dirigió numerosas manifestaciones (tanto escritas como en la calle) de protesta y condena a los gobiernos de turno. Luego de exiliarse en 1926, continuó su actividad luchadora en México, donde alcanzó rango continental por sus ideas claras con respecto al orden de las acciones para llevar a cabo una lucha política exitosa. En 1929 era asesinado misteriosamente en México, aún se debate si su asesinato fue ordenado por Gerardo Machado o por Stalin. Cínicamente, el mismo Machado participó en su entierro, donde dio condolencias y habló irónicamente de que "...era una buena persona, pero comunista", lo que le valió el calificativo de "asno con garras" que le adjudicó el líder obrero y poeta Rubén Martínez Villena.
Después de la muerte de Mella, la Revolución del 30 dirigida por el agonizante Martínez, barrió con la dictadura de Machado, pero la toma del poder por parte de la oposición no llegó a producirse. Después de un período que fue llamado "efebocracia" y "mangoneo" por Raúl Roa García (más tarde primer Canciller de la Revolución Cubana y por muchos años activo antiimperialista), y de algunos presidentes cuyos nombres han sido prácticamente olvidados por el pueblo cubano, llegó al poder la Pentarquía, seguida después por el Triunvirato del Gobierno de los Cien Días, en el que alternaron fuerzas tres tendencias diferentes: el antiimperialismo consecuente, revolucionario y popular de Antonio Guiteras Holmes, la politiquería dubitativa e inconsecuente de Ramón Grau San Martín y la oposición sorda pero amenazadora de Fulgencio Batista quien había ascendido al poder tras la castrense "Revolución de los Sargentos" por el ABC. Batista además estaba en contacto permanente con la Embajada norteamericana, dirigida por Jeffryson Caffery, quien fuera secamente llamado por Guiteras a limitarse a sus funciones diplomáticas. En este periodo se legalizó el partido comunista de Cuba.
Guiteras, quizás el revolucionario cubano más consecuente de la década de 1930, era enemigo acérrimo del Partido Comunista de Cuba de esos años, cuyo hombre más notable era entonces Juan Marinello, excelente literato y organizador sindical, pero apologista de la organización stalinista de la Unión Soviética, con lo cual Guiteras estaba en pleno desacuerdo porque ya se conocían las atrocidades de Stalin. No obstante, en su intensísima actividad como Secretario de Gobernación, legalizó su actividad y tuvo varios encuentros violentos con Batista por la represión a que fueron sometidos más de una vez.
Batista, además de reprimir las manifestaciones y huelgas obreras de todo ese período, a la postre logró el asesinato de Guiteras en Matanzas (junto a Carlos Aponte), cuando éste intentaba exiliarse para organizar la insurrección desde el exterior.
Después de un breve período aparentemente constitucional (la nueva Constitución de 1940 era una de las más avanzadas del mundo, de haberse aplicado consecuentemente), favorecido por lapolítica del Buen vecino estimulada por el presidente norteamericano Franklin Delano Roosevelt, Batista, ante la radicalización de los nuevos revolucionarios y su evidente impopularidad ante otros candidatos presidenciales, se aseguró el apoyo de la Embajada de los Estados Unidos antes de tomar una acción más radical.
Origen político inmediato de la Revolución Cubana
El 10 de marzo de 1952 un golpe de Estado dirigido por Fulgencio Batista derrocó fácilmente y sin resistencia al presidente electo Carlos Prío Socarrás, del partido Auténtico, en un marco internacional que transitaba los primeros momentos de la Guerra Fría entre Estados Unidos y la Unión Soviética. Inmediatamente se suspendieron las garantías constitucionales y se instauró una fuerte dictadura militar. Dos años después se celebrarían unas amañadas elecciones para la presidencia, cuyos resultados se sabían de antemano. El argumento de Batista fue el de luchar contra la corrupción y el gangsterismo, pero en realidad fue para tomar el poder y enriquecerse particularmente él y sus allegados.
La continuación del escandaloso nivel de corrupción que caracterizó el periodo republicano, el enriquecimiento de una oligarquía cada vez más reducida, que llegó a afectar notablemente a la incipiente clase media cubana, llevaron a la conformación de una oposición generalizada, partidaria de la insurrección para desalojar del poder a Batista. Con esa oposición se identificaron numerosos partidos políticos, los sindicatos, el movimiento estudiantil, e incluso sectores del empresariado . Durante los dos primeros años (1952-54) incluso los Estados Unidos tomaron una posición de aparente censura a la violencia dictatorial de Batista, limitando los suministros militares. El mismo presidente depuesto, Carlos Prío Socarrás, un político que nunca se expuso al peligro de una acción concreta, expresaba ese clima revolucionario diciendo: «triunfaré por cualquier medio, incluso el más extremo».
En esas condiciones, un grupo de jóvenes se desligó del cuerpo principal del Partido del Pueblo Cubano (Partido Ortodoxo) (muy popular y considerado virtual ganador en las elecciones de 1952 impedidas por el golpe de Batista), identificados del resto por su decisión de tomar la lucha armada si era necesario para derrocar el régimen batistiano. Este grupo de jóvenes, que se auto titularon la "Generación del Centenario" por coincidir con el centenario del nacimiento de José Martí en 1853, se organizaron militarmente y liderados por Fidel Castro, el 26 de julio de 1953intentaron tomar el Cuartel Moncada ubicado en Santiago de Cuba, y el cuartel Carlos Manuel de Céspedes, en Bayamo, fracasando en el intento y sufriendo decenas de muertos. El gobierno militar respondió con una severa acción represiva que llevó a la detención y enjuiciamiento público de Fidel Castro y otros atacantes.
Tras 22 meses de prisión, ya que en Cuba no existía la pena de muerte, en la Isla de Pinos, ante la creciente presión popular e internacional y varias intentonas insurreccionales, Castro y sus compañeros fueron amnistiados por Batista en 1955. Pocos días después fundó en la clandestinidad el Movimiento 26 de Julio (M-26-7) una organización cuyo fin era derrocar a Batista y que tenía una ideología de progreso y grandes cambios antiimperialista- democrática fundada en las ideas de José Martí.
Por aquel entonces, a poco de iniciada la Guerra Fría y como herencia del Macantilismo se generalizó en América Latina la acusación de«comunismo» como táctica para desprestigiar y reprimir los movimientos democráticos y sociales. Juan José Arévalo alertaría sobre este mecanismo en su libro Anticomunismo en América Latina (1959).
El 7 de julio Fidel Castro se dirigió a México para preparar un grupo guerrillero con el cual volver a Cuba y comenzar la lucha armada.
En el exilio, Castro estableció contactos y acuerdos con otras fuerzas favorables a la lucha armada para derrocar al dictador, de las más variadas ideologías como el Directorio Revolucionario deJosé Antonio Echeverría, integrado por estudiantes de la Universidad de La Habana, el ex presidente Carlos Prío Socarrás del Partido Auténtico, y Acción Nacional Revolucionaria (ANR), liderado por Frank País. Incluso un sector de la CIA (Agencia Central de Inteligencia Estadounidense), apoyaba la lucha armada contra Batista y llegó a financiar, a través de Carlos Prío, el inicio de la guerrilla que estaba preparando Fidel Castro.8
La lucha armada

El 25 de noviembre de 1956 zarpó de Tuxpan, estado de Veracruz, México, el yate Granma, con 82 guerrilleros del Movimiento 26 de Julio, entre los que se encontraban Fidel Castro,Juan Manuel Márquez, Raúl Castro, Juan Almeida Bosque, Camilo Cienfuegos y el argentino Che Guevara, este último unido a la guerrilla después de llegar a México huyendo de la represión posterior al derrocamiento del gobierno democrático popular de Jacobo Arbenz en Guatemala. Después de 7 jornadas de tormentosa navegación encalló en los manglares Playa Las Coloradas, municipio de Niquero (en aquella época Provincia Oriental, hoy Provincia Granma), en las costas orientales de Cuba el 2 de diciembre de 1956. La planificación del desembarco era para el 30 de noviembre, cuando debían ser apoyados en la ciudad de Santiago de Cuba por un alzamiento popular organizado por Frank País. La tardanza impidió el éxito de esta coordinación destinada a distraer las fuerzas del ejército batistiano para facilitar el desembarco de los guerrilleros. El ejército cubano al mando de Batista en cambio era de 80.000 hombres.
Dispersos, medio perdidos y perseguidos, los expedicionarios sufrieron una seria derrota inicial en Alegría de Pío debido a la cual poco más de 20 hombres (de los 82 iniciales) pudieron internarse en la Sierra Maestra, una zona de difícil acceso en el Oriente cubano, donde lograron instalarse. Luego del bombardeo de Alegría de Pío y posterior asesinato de varios expedicionarios, el gobierno de Batista difundió la falsa noticia de la muerte de Fidel Castro y todos los expedicionarios, lo cual entristeció los ánimos de numerosos revolucionarios del país, pero en las semanas siguientes cambiaría la situación.

·         16 de enero: la guerrilla bajo la dirección de Fidel Castro realiza su primera acción militar, atacando y tomando el pequeño destacamento militar de La Plata.
·         17 de febrero: aparece en el New York Times, el periódico más leído de los Estados Unidos, una entrevista a Fidel Castro realizada por Herbert Matthews en Sierra Maestra. El impacto es enorme y comienza a generar una gran simpatía hacia los guerrilleros en la opinión pública nacional e internacional.
·         13 de marzo: el Directorio Revolucionario ataca el Palacio Presidencial y toma temporalmente la emisora radial Radio Reloj, muriendo en la acción su líder José Antonio Echeverría, Presidente de la FEU que gozaba de una enorme popularidad.
·         28 de mayo: Combate de El Uvero, primera acción abierta de la guerrilla del M-26-7.
·         12 de julio: Fidel Castro, Raúl Chibás y Felipe Pazos firman el Manifiesto de Sierra Maestra.
·         17 de julio: se crea la segunda columna del Ejército Rebelde, llamada N.º 4, comandada por el Che Guevara.
·         30 de julio: se produce el alevoso asesinato de Frank País en Santiago de Cuba que desencadena un estallido popular y termina de volcar a la opinión pública contra el régimen de Batista. Frank País era un Pastor Bautista que tuvo serias discrepancias con Raúl Castro y el Che Guevara.
·         5 de septiembre: se subleva la base naval de Cienfuegos, bajo el liderazgo del Alférez Dionisio San Román, con apoyo de milicianos del Partido Auténtico y del Movimiento 26 de Julio. El gobierno responde con una cruenta represión que incluye el bombardeo de la base por la aviación de Batista. Perecen un gran número de los 400 sublevados y San Román muere tras ser torturado.
Durante este año se ramificaron las células del 26 de julio en casi todas las ciudades y pueblos importantes del país, llevando a cabo acciones de protesta, sabotajes y ajusticiamientos de esbirros y "chivatos" (delatores) a todo lo largo de la isla.
·         27 de febrero: Fidel Castro decide ampliar las operaciones de la guerrilla creando tres nuevas columnas al mando de Juan Almeida, Raúl Castro y Camilo Cienfuegos. Almeida debe actuar en la zona oriental de Sierra Maestra y Raúl Castro abrir un Segundo Frente e instalarse en la Sierra Cristal, al norte de Santiago.
·         9 de abril: huelga general revolucionaria convocada por el Movimiento 26 de Julio. Mal planificada y sin apoyo, es sofocada rápidamente por el gobierno.
·         6 de mayo: las tropas de Batista inician una ofensiva general en la Sierra Maestra para destruir la guerrilla castrista. Se producen importantes batallas como El Jigue y Santo Domingo. Luego de un período defensivo en el que los rebeldes deben limitarse a los macizos del Pico Turquino, el Hombrito, la Bayamesa y Malverde, los soldados del ejército de Batista se retiran con numerosas bajas y desmoralizados, seguidos de cerca por una contraofensiva rebelde que cada vez posee más territorio.
·         7 de agosto: Batista ordena la de retirada en masa de la Sierra Maestra y la debilidad del régimen se hace evidente. Fidel Castro decide entonces expandir la guerra al resto de Cuba. El Che Guevara y Camilo Cienfuegos son enviados al centro del país para dividir la isla en dos y preparar el ataque a la estratégica ciudad de Santa Clara, llave del camino a La Habana, mientras que Fidel y Raúl Castro permanecerán en el Oriente para controlar la región y atacar finalmente Santiago de Cuba.
·         31 de agosto: las columnas del Che Guevara y Camilo Cienfuegos parten a pie hacia el Occidente cubano. Tardan seis semanas de caminatas por zonas pantanosas de la costa sur de Camagüey y Sancti Spíritus hasta llegar a la zona montañosa del Escambray, particularmente en la zona del Caballete de Casa, en la antigua provincia de Las Villas.
·         Septiembre y octubre: una vez establecidos en el centro de la isla, el Movimiento 26 de Julio coordina sus acciones con otras fuerzas guerrilleras actuantes en la región, como el Directorio Revolucionario, el Segundo Frente Nacional del Escambray y el Partido Socialista Popular (Comunista) y organizan el apoyo logístico. En el oriente, entretanto, las fuerzas rebeldes, ya dueñas de parte de los llanos, cercan las principales ciudades.
·         3 de noviembre: se realizan unas amañadas elecciones presidenciales, pero ninguna fuerza política les concede legitimidad.
·         Del 20 al 30 de noviembre Batalla de Guisa.
·         Fines de noviembre: el gobierno intentó una ofensiva sobre las posiciones guerrilleras instaladas en Escambray.
·         4 de diciembre: las tropas comandadas por el Che Guevara y Camilo Cienfuegos pasan a la ofensiva. Atacan los regimientos de la zona central de la isla, con el fin de aislar a las tropas gubernamentales.
Para fines de diciembre de 1958 la debacle de la dictadura de Batista aparecía como inevitable. El 28 de diciembre las milicias comandadas por el Che Guevara iniciaron el decisivo ataque contra la ciudad de Santa Clara, llave del centro de la isla y último reducto antes de La Habana. El 31 de diciembre, cuando las tropas rebeldes tomaron el tren blindado que el gobierno había enviado para fortificar la ciudad, Batista decidió huir hacia Santo Domingo junto con el presidente electo Andrés Rivero Agüero, quedando el país virtualmente acéfalo y a cargo del General Eulogio Cantillo.
Luego de una reunión entre Fidel Castro y el general Eulogio Cantillo, éste intentó organizar una junta militar con sede en el regimiento de Campo Columbia, con el magistrado Orlando Piedra. Posteriormente se crea otra encabezada por el coronel Ramón Barquín, que había estado preso en Isla de Pinos por conspirar. La maniobra fue rechazada por Fidel Castro, que llamó a la huelga general con la consigna "Revolución, SÍ; golpe de Estado, NO", y ordenó a sus comandantes Che Guevara y Camilo Cienfuegos continuar el avance hacia La Habana y tomar las posiciones claves de la capital.
En la madrugada del 1 de enero de 1959, las tropas del Segundo Frente Nacional del Escambray comandadas por Eloy Gutiérrez Menoyo entraron a La Habana. Al día siguiente llegaron las tropas del Movimiento 26 de Julio comandadas por Camilo Cienfuegos y el Che Guevara, tomando sin resistencia el regimiento de Campo Columbia y la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña, respectivamente. Al entrar a Campo Columbia, Cienfuegos excluyó del mando al Coronel Barquín y detuvo al General Cantillo. Poco después las tropas del Directorio Revolucionario, al mando de Faure Chomón, ocuparon el Palacio Presidencial, lo cual originó una crisis entre las fuerzas revolucionarias.
Simultáneamente, el mismo 1 de enero, Fidel Castro entró triunfante a Santiago de Cuba, declarándola capital provisional de Cuba y proclamando al magistrado Manuel Urrutia Lleó como presidente de la nación. Por el momento, el gobierno de Estados Unidos reconoció al gobierno revolucionario.
A partir de ese momento el poder quedó definitivamente en manos de las fuerzas revolucionarias. Históricamente, se toma como fecha del triunfo de la Revolución el 1 de enero de 1959.
La Revolución en el poder
Una vez tomado el poder, los guerrilleros formaron un nuevo gobierno. El Presidente fue Manuel Urrutia Lleó y el Primer Ministro José Miró Cardona. Los ministros fueron Regino Boti (Economía), Rufo López Fresquet (Hacienda), Roberto Agramonte (Relaciones Exteriores), Armando Hart (Educación),Enrique Oltuski (Comunicaciones), Luis Orlando Rodríguez (Interior), Osvaldo Dorticós Torrado (Leyes Revolucionarias), Manuel Ray (Obras Públicas) y Faustino Pérez (Recuperación de Bienes Malversados). Fidel Castro permanecía como Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas. Se trataba de un gobierno moderado, en el que coexistían diversas tendencias.

Juicios revolucionarios
Una de la primeras decisiones del nuevo gobierno, fueron los juicios revolucionarios como parte del proceso conocido como Comisión Depuradora contra personas consideradas criminales de guerra o muy asociadas con el régimen de Batista, y más adelante nuevos opositores como el Comandante del Segundo Frente Nacional del Escambray, Jesús Carreras Zayas, acusado de apoyar una rebelión en 1960. Entre enero y abril de 1959, alrededor de mil fueron denunciados y juzgados por medio de juicios sumarísimos de los cuales 550 fueron fusilados. Ernesto Guevara en su condición de jefe de La Cabaña durante los primeros meses de la revolución, tuvo a su cargo los juicios y ejecución contra los detenidos en la fortaleza. La opinión personal de Guevara sobre los fusilamientos fue expuesta públicamente ante las Naciones Unidas el 11 de diciembre de 1964:
nosotros tenemos que decir aquí lo que es una verdad conocida, que la hemos expresado siempre ante el mundo: fusilamientos, sí, hemos fusilado; fusilamos y seguiremos fusilando mientras sea necesario. Nuestra lucha es una lucha a muerte. Nosotros sabemos cuál sería el resultado de una batalla perdida y también tienen que saber los gusanos cuál es el resultado de la batalla perdida hoy en Cuba.


En enero de 1959 el abogado José Vilasuso, comenzó a trabajar en la Comisión Depuradora bajo las órdenes de Guevara, como instructor de expedientes. Según algunas fuentes detractoras del régimen, éste describió el paredón de fusilamiento manchado de sangre de personas sin pruebas incriminatorias y sin la posibilidad del ejercicio de una defensa justa y planteó que cientos de hombres fueron de la misma manera condenados a la pena de muerte por fusilamiento mediante sentencias preestablecidas en los juicios sumarísimos. Ejecuciones que pronto se extendieron a toda isla.14

Ante las discrepancias de Urrutia con permitir la aplicación de ciertas medidas de carácter popular, Fidel Castro renuncia públicamente a su cargo de Primer Ministro, generando una gran movilización ciudadana que exige su retorno y que obliga al presidente a abdicar, siendo nombrado Osvaldo Dorticós como nuevo presidente, con Fidel Castro como Primer Ministro.
Expropiaciones y nacionalizaciones
El 17 de mayo de 1959 Fidel Castro firmó la prometida ley de reforma agraria en la propia Sierra Maestra. Se crea el INRA que se convertiría en el centro del poder del Estado cubano. Se abrió entonces un proceso de expropiaciones, nacionalizaciones y confiscación de bienes mal habidos que afectaron fuertemente a la clase alta y a algunas empresas estadounidenses así como la de otros países. Inicialmente el gobierno revolucionario brindó indemnizaciones pero en el caso de Estados Unidos no fueron aceptadas.
Simultáneamente los sectores moderados en el gobierno (Miró Cardona, Urrutia, López Fresquet) fueron siendo reemplazados, al mismo tiempo que casi toda la clase alta propietaria de las plantaciones e ingenios azucareros y un considerable sector de la clase media, abandonaban el país y se instalaban en Estados Unidos. Se suman así a muchos funcionarios del gobierno de Batista que habían emigrado antes a aquel país llevándose consigo millones de dólares procedentes del erario público cubano.
Polémica sobre la celebración de elecciones
Antes de su victoria, Fidel Castro y los líderes de otros movimientos revolucionarios, redactaron el Manifiesto de la Sierra Maestra15 en el que se comprometieron a "celebrar elecciones generales para todos los cargos del Estado, las provincias y los municipios en el término de un año bajo las normas de la Constitución del 40 y el Código Electoral del 43 y entregarle el poder inmediatamente al candidato que resulte electo." A pesar de haberse comprometido a celebrar elecciones después de 18 meses, el gobierno descartaría cumplir con este compromiso luego del triunfo de la Revolución, argumentando que en los gobiernos anteriores había imperado la corrupción y que estos siempre vieron por los intereses de los Estados Unidos, y por ende habían sido perjudiciales para el pueblo cubano.
Y no fue hasta el 30 de junio de 1974 que se celebraron las primeras elecciones en Cuba, aunque fueron del tipo comunista como establece la ley cubana actual. Este tipo de elecciones se siguen celebrando en la actualidad y son consideradas por las personas no afines al gobierno como fraudulentas, puesto que, entre otros cosas, el presidente de la República no se elige por voto popular directo, sino a través del Parlamento. Los partidarios de este sistema defienden que los diputados que componen este parlamento son en su mayoría independientes y no pertenecen al Partido Comunista.
Oposición dentro de los revolucionarios
En julio de 1959, Huber Matos hizo la denuncia pública de la dirección que la revolución estaba tomando, pronunciando abiertamente, discursos anti-comunistas en Camagüey. Esto condujo a una serie de disputas entre Castro, en ese momento el Primer Ministro de Cuba, y el presidente Manuel Urrutia Lleó . Algunas fuentes apuntan de que Huber Matos mantenía conversaciones con otro Comandante de la Revolución, Camilo Cienfuegos, y que esto conllevo a su muerte, pero esta afirmación aún está por probar.
En septiembre de 1959, Huber Matos escribió:
La influencia comunista en el gobierno ha seguido creciendo. Tengo que dejar el poder tan pronto como sea posible. Tengo que alertar al pueblo cubano en cuanto a lo que está sucediendo"
Humberto Sorí Marín (1915 en Cuba - 1961 en La Habana, Cuba) fue un comandante del Movimiento 26 de julio, después ministro cubano de Agricultura y autor de las Leyes de Reforma Agraria de Cuba. Finalmente, cuando la ley fue promulgada, dimitió y se unió a una campaña subversiva con el fin de reducir la influencia comunista en el gobierno. Para ello, fue a EEUU donde recibió instrucciones para perpetrar atentados terroristas en Cuba.22 23 24 25 Le detuvieron con armas y explosivos junto a otros 4 compañeros en Celimar, cuando llegaba en un bote desde EEUU, y poco después de la invasión de Bahía de Cochinos fue fusilado.26 27
Insurrección derivada de República Dominicana
Al triunfo de la revolución encabezada por Fidel Castro (1 de enero de 1959), un grupo de dirigentes dominicanos exiliados vieron la oportunidad de invadir República Dominicana y liberarla de la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo, y desde el primer momento por supuesto contaron con la ayuda del aún no declarado régimen comunista cubano, y en menor escala con la del presidente electo democrático de Venezuela, Rómulo Betancourt, quien era un acérrimo enemigo de Trujillo por haber organizado un espectacular atentado en su contra.
El grupo que iba invadir a Rep. Dominicana comenzó a entrenarse en Pinar del Río, y el reclutamiento lo hacían casi en forma pública en Cuba, Venezuela, Estados Unidos y otros países. El mando militar estaba a cargo del comandante Enrique Jiménez Moya natural de República Dominicana, y que había llegado a la Sierra Maestra (Cuba), a principio de diciembre de 1958 por avión desde Venezuela uniéndose a las guerrillas que combatían a Batista. Como anécdota puede decirse que en ese avión también venía, entre otros, el Dr. Manuel Urrutia, que aterrizó en el aeropuerto rebelde de Cienaguilla en la Sierra, en una breve visita a los rebeldes.
El día 14 de junio parte desde Cuba el primer contingente de unos 50 hombres en un avión pintado como si fuera de la Fuerza Aérea de Trujillo, y aterriza en horas de la tarde en el aeropuerto militar de Constanza. Después de una breve refriega con soldados de la base aérea que confundidos se acercaron a investigar, Jiménez Moya y sus hombres se internaron en las cercanas montañas.
Esta acción de Jiménez Moya estaba programada para que otros grupos desembarcan en lancha por dos puntos de República Dominicana, pero por una serie de razones no ocurrió hasta seis días después. El 20 de junio los expedicionarios que faltaban parten de Cuba en lanchas y desembarca un grupo por Estero Hondo y el otro por Maimón, los cuales fueron sorprendidos por el ejército de Trujillo donde un gran número de ellos murieron, y el resto pudo alcanzar las montañas. En Cuba quedó otro contingente, el cual no participó en la invasión
Perseguidos por el ejército fueron cayendo los alzados, y para fines del mes de junio prácticamente estaba aniquilada la invasión. El día 4 de julio el dictador Trujillo proclamaba la victoria. Hoy en día, los mártires del movimiento del 14 de junio son recordados en Santo Domingo como la Raza Inmortal.
Ataques a Cuba
En agosto de 1959 el dictador de República Dominicana, Rafael Trujillo, con apoyo de los Estados Unidos, ordenó la primera invasión a Cuba, a través de la Legión Anticomunista del Caribe, que terminó en un fracaso. Estados Unidos, a través de la CIA, impulsó la organización de grupos guerrilleros anticastristas en la Sierra del Escambray, que sin embargo fueron liquidados por batallones de obreros y campesinos organizados en milicias. La última banda de "alzados" fue aniquilada en 1965.
Agresiones a la Revolución Cubana por parte de los Estados Unidos
Las agresiones a la Revolución Cubana comenzaron por parte de Estados Unidos, su principal enemigo, desde antes del triunfo, primero impidiendo el abastecimiento de armas al Ejército Rebelde, y adicionalmente, proporcionando armas y entrenamiento al ejército del dictador Fulgencio Batista. Al triunfo de la Revolución Cubana, ya se habían elaborado (y frustrados consecuentemente, por la naciente Seguridad del Estado cubana) varios planes de atentado contra Fidel Castro y otros dirigentes revolucionarios.
El 15 de abril de 1961, aviones pilotados por exiliados cubanos, bombardearon campos de aviación de Cuba, como preludio el desembarco en Playa Girón, Bahía de Cochinos. Quien advirtió al gobierno cubano de la invasión fue el periodista argentino Rodolfo Walsh, que logró codificar el mensaje del ejército norteamericano. La invasión fue aplastada en 65 horas por el Ejército Rebelde y las milicias, casi toda la brigada invasora se rindió y fue cambiada posteriormente por alimentos y compotas. En las últimas horas de la invasión, el presidente J.F.Kennedy, que había heredado el plan de D.Eisenhower, no autorizó la invasión directa a Cuba. Posteriormente en febrero de 1962, se firma por parte de Kennedy el decreto del bloqueo económico y comercial a Cuba. Medida que aún sigue vigente y reforzada por leyes norteamericanas como la Ley Torricelli (1992) y la Helms-Burton (1996). Desde 1988, la Asamblea General de la ONU ha votado en contra de tal medida condenando el bloqueo de EE.UU. contra Cuba, que no es un embargo bilateral porque afecta terceros países.
Los siguientes años después de 1962, hasta el día de hoy (2013), han sido una historia de hostilidad mutua, con intentos de asesinato de los principales líderes cubanos por parte de Estados Unidos, guerra biológica, agresiones armadas, apoyo al terrorismo contra la isla y acusaciones al gobierno de Cuba de apoyar a movimientos terroristas en América Latina o África. Por su parte, el gobierno cubano no ha cesado de acusar al gobierno estadounidense de llevar a cabo una incesante política de guerra sucia contra su país.
En la Base Aérea de San Antonio de los Baños, el 2 de Enero de 1990, se registró un atentado que aún esta por esclarecer. Fueron incendiados varias naves aéreas, y se desconoce porque el gobierno de Cuba no denuncio este hecho. Los oficiales entrevistados creen que fue un atentado preparado por la CIA y esto tuvo al país en vilo ante la posibilidad de un ataque aéreo durante varios meses, como ya había ocurrido previamente en el ataque de Playa Giron.
Disolución de la Unión Soviética
Al firmarse la disolución de la Unión Soviética en 1991, algunos analistas de la política internacional señalaron que la caída del gobierno cubano era inminente. Se sostenía que, frente al triunfo mundial del capitalismo y la democracia formal, el embargo comercial y el subsiguiente deterioro de las condiciones de vida de la población cubana, sería inevitable una sublevación popular en la isla. Sin embargo las previsiones no se cumplieron.
Período Especia
Artículo principal: Periodo Especial.
Se conoce como Período especial en tiempo de paz o Período Especial a la etapa de la historia cubana luego de la disolución de la URSS hasta el nuevo siglo.
En realidad el Período Especial comenzó el 1 de septiembre de 1990, con un férreo control de los alimentos, que fueron racionados casi en su totalidad para evitar una hambruna mayor. Sin embargo, debe recordarse que los alimentos básicos siempre han estado racionados para garantizarlos a toda la población desde los primeros tiempos del gobierno revolucionario a través de una libreta de productos alimenticios notablemente subsidiados.
La pérdida del 85% del mercado exterior, con la caída del bloque socialista combinada con el arreciamiento del embargo económico por parte de los Estados Unidos, llevó al país a una profunda crisis. Aun así, el gobierno cubano decidió llevar a cabo los planificados XI Juegos Panamericanos de la Habana. Los EE.UU. argumentaron que había que cambiarlos de sede producto a la crisis en Cuba y celebrarlos en su país o en otro de la región. Al final estos juegos significaron más gastos que ganancias por la posición de Cuba de realizarlos aún sin la participación de televisoras extranjeras e incluso regalando a las naciones más pobres las transmisiones televisivas. Los enormes gastos de los Juegos Panamericanos aceleraron el colapso que se avecinaba.
Entre 1992 y 1994 el presupuesto nacional se redujo a menos de 2000 millones de dólares anuales, un número bajo para una nación de 11 millones de habitantes. No obstante, a pesar del hambre y la escasez, el régimen se mantuvo en el poder gracias a la confianza y al apoyo mayoritario de la población. Pero inevitablemente comenzó la aparición de enfermedades relacionadas con la malnutrición. Entre ellas se encontraban neuropatías por avitaminosis como la neuritis óptica.
El gobierno, ante la caída económica, autorizó un reducidísimo sector privado al que se llamó "Cuentapropismo" o "Trabajo por Cuenta Propia", que era el único capaz de llevar a cabo funciones de servicios y artesanales que el Estado no estaba por el momento en condiciones de asumir. Posteriormente, ante el fortalecimiento del presupuesto nacional, el cuentapropismo fue limitado radicalmente a través de la prohibición de expedir nuevas licencias y con aumentos de los impuestos.
Paralelamente, en 1993, se legalizó la tenencia y uso de divisas convertibles en particular el dólar. Ésta vino a sumarse a medidas como las Casas del Oro y las Tiendas Recaudadoras de Divisas que junto a otras, lograron una espectacular mejoría de la tasa de cambio de la moneda nacional. Sin embargo, los salarios de los trabajadores se mantienen en niveles irreales, totalmente divorciados de los precios y las necesidades más perentorias de las familias cubanas. Además, trajo junto con la apertura al turismo, un aumento vertiginoso de la prostitución en Cuba y el proxenetismo.
Recuperación económica hasta la actualidad


El Gobierno tomó medidas para desarrollar y levantar de esa crisis al país. Entre las medidas se encontraba: el aumento de la inversión del capital extranjero, las tiendas de divisas (en USD) y el aumento de la producción agrícola a través de los mercados agrícolas, también controlados por intermediarios.

Para evitar los conflictos monetarios se aumentó el uso del peso convertible hasta hacerse el principal medio de las tiendas (aquellas que no son por moneda nacional). Además se ha aumentado el número de industrias, producciones y en general la economía, aunque aún ofrece grandes retos. La industria azucarera, otra fuente principal de divisas, es ahora el tercer renglón (con perspectivas de disminuir nuevamente), antecedida por el turismo y la industria niquelífera. La macroeconomía ha mejorado ostensiblemente, pero aún las economías familiares tienen un ingreso inferior al poder adquisitivo elemental para poder comprar alimentos que permitan una dieta adecuada. Sin embargo esta dificultad es aliviada en alguna medida por la tarjeta de abastecimiento. Algunas otras necesidades primarias son satisfechas en alguna medida por negocios pequeños permitidos dentro de la isla que mejoran los ingresos per cápita.
La mayor afectación se ve en las familias de menos cultura o educación o en personas de la tercera edad que viven solas por diversas razones, aunque se hace un esfuerzo por tratar de vigilar estos casos para evitar que caigan en problemas sociales. Las desigualdades sociales han aumentado debido a la diferencia del ingreso en cubanos que trabajan para el estado (la mayor parte de la población) y aquellos que lo hacen por cuenta propia, quienes en algunos casos llegan a recibir en un día el sueldo de un obrero cubano promedio. 
La baja productividad del país a causa del bloqueo estadounidense, y la inversión en programas de educación y salud hace que el gasto público en sueldos no deje satisfechos a la mayor parte de la población. Por ello una porción de la población participa de una forma u otra en actividades más o menos ilegales, que oscilan entre esforzados trabajos por cuenta propia sin licencias, pasando por el comercio ilegal de bienes no esenciales que están a precios exorbitantes en las tiendas, hasta el comercio inescrupuloso de artículos de primera necesidad, como alimentos o incluso de medicamentos (muchas veces de dudosa procedencia).
Hay una evidente desatención a la producción agrícola, siendo la mayoría de los trabajadores parte de un enorme aparato burocrático o de servicios. Otro sector social con un ingreso superior al promedio es el de artistas, científicos y deportistas. El problema del salario en Cuba está haciendo que muchos jóvenes dejen de trabajar para dedicarse a negocios independientes, otros opten por emigrar o simplemente se dediquen a vivir de remesas. Desde el 2008 el gobierno persuade a la población para que mejore su eficiencia y productividad y tiene en mente una reestructuración del salario el que se otorgaría según resultados, reforma aún no sentida en el país pero que se planea establecer poco a poco. Esto en respuesta al evidente igualitarismo al que se había llevado el salario del cubano haciendo que la diferencia percibida por ejemplo entre un médico y un trabajador de limpieza sea ínfimo.
Como ocurrió en todos los países comunistas, especialmente al final de la Segunda Guerra Mundial, el gobierno cubano limitó la salida de los nacionales de Cuba al exterior, con fuertes regulaciones que se orientan a evitar la emigración del personal calificado y la pérdida consiguiente del alto esfuerzo relativo en educación de la población. Esto genera toda clase de malestar, siendo denunciado en los foros internacionales como una violación de los Derechos Humanos. También ha producido un fenómeno social en el cual se busca la emigración por vías legales como el matrimonio con extranjeros o el trabajo fuera del país manteniéndose al servicio del estado cubano.
En los últimos años, con el renacer de las fuerzas de izquierda en América Latina, la Revolución Cubana ha incrementado su papel de dirección y apoyo, casi desaparecido en la década de los 90. Actualmente el gobierno cubano desarrolla las relaciones de toda clase (económicas, políticas, militares y sociales ) con el gobierno de Hugo Chávez de Venezuela y con el gobierno de Evo Morales en Bolivia, así como con el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner en Argentina, con Correa en Ecuador y Daniel Ortega en Nicaragua.
En 2006, Fidel Castro enfermó y delegó el mando en su hermano Raúl, por primera vez en 47 años desde el triunfo de la Revolución Cubana de 1959. El hecho abrió nuevamente un amplio proceso de debates y especulaciones sobre el futuro de la Revolución Cubana.
El 19 de febrero de 2008, Fidel Castro, a través del diario oficial Granma, anunciaba que renunciaba definitivamente a la Presidencia de Cuba (a la que había renunciado provisionalmente el 31 de julio de 2006) declinando la posibilidad de aspirar de nuevo a dicho puesto.
La Asamblea Nacional Cubana eligió el 24 de febrero de 2008 a Raúl Castro como nuevo Presidente de Cuba.
Disidentes y exiliados

Una Dama de Blanco, grupo de mujeres que reclamaba la libertad de sus esposos o hijos, condenados en los procesos de la denominada Primavera Negra de Cuba de 2003
Artículo principal: Disidentes cubanos.
Desde la época de las expropiaciones y nacionalizaciones, más de un millón de cubanos han emigrado de Cuba; la gran mayoría de ellos se han establecido en el sur de Florida (Miami, Hialeah) y Nueva Jersey, mientras otros prefirieron España y Venezuela. También existen pequeñas comunidades en muchas otras partes del mundo.
El deterioro de las condiciones de vida de los cubanos por la política de los Estados Unidos contra Cuba provocó una crisis migratoria hacia la Florida en 1994 que pasó a la historia como la Crisis de los Balseros. Según algunas fuentes, estos hechos de emigración masiva han puesto en duda la credibilidad del gobierno cubano y de su aceptación por la mayoría del pueblo. Cuba ha planteado que la Emigración hacia Estados Unidos es estimulada por la Ley de Ajuste Cubano (1966) que permite que cada cubano que pise tierra estadounidense reciba automáticamente, a diferencia del resto de los inmigrantes latinoamericanos, ayuda federal y al cabo de un año sea residente legal. Esta política ha sido calificada por el gobierno cubano como una "ley asesina" ya que alienta a muchas personas a intentar el cruce del Estrecho de la Florida sin condiciones mínimas de seguridad lo que ha provocado pérdidas de vidas humanas. Un ejemplo de esto último es el célebre caso del niño Elián González.
Grupos de emigrados cubanos especialmente en la Florida y también otros residentes en Cuba, han formado grupos opositores al gobierno cubano. Estos grupos son apoyados política y financieramente por el gobierno de Estados Unidos por lo que, según sus detractores, están más convocados por intereses económicos que políticos. Mientras que, por su parte, el gobierno de Cuba los acusa de ser mercenarios del imperialismo estadounidense y tácitamente de traición a la patria. Esto último contrasta con la tolerancia gubernamental hacia tales grupos. En la prensa de la isla muchas veces se les ha llamado a los contrarrevolucionarios establecidos en la ciudad de Miami como "la mafia terrorista de Miami" en especial a aquellos que tienen vínculos con políticos cubanoamericanos abiertamente contrarios al régimen cubano. Cuba ha sido víctima desde 1959 de ataques por parte de grupos violentos radicados en Estados Unidos como los atentados con bombas realizados en 1997 contra varios hoteles en La Habana organizados por el conocido terrorista y ex-agente de la CIALuis Posada Carriles.
El caso de los ocho Agentes Cubanos
En 1998 el gobierno de Estados Unidos hizo pública la detención de un grupo de agentes cubanos encubiertos que se encontraban infiltrados en organizaciones terroristas del sur de la Florida. Desde entonces, se ha desarrollado un intenso debate alrededor de las acusaciones norteamericanas contra estos hombres que incluyen poner en peligro la "seguridad nacional" de este país y conspiración para cometer asesinato en primer grado. Ese grupo ha sido relacionado con el caso del Derribo de las avionetas que, procedentes de la Florida, violaban el espacio aéreo de la capital cubana el 24 de febrero de 1996. El gobierno cubano niega tales alegaciones.
Por otro lado, no se trata de la única ocasión en que Cuba como respuesta a los ataques terroristas de que ha sido víctima desde 1959 ha infiltrado agentes en organizaciones violentas de origen cubano que residen en Estados Unidos. Tampoco es la primera vez que lo hace sin notificar a su gobierno e incluso violando algunas leyes norteamericanas. Esta vez, sin embargo, ha tenido una mayor repercusión política.
Actualmente (2012) cuatro de ellos siguen presos en Estados Unidos bajo condenas que incluyen varias cadenas perpetuas. Solo René González ha sido excarcelado después de 13 años de prisión.
El gobierno de la isla inicialmente no confirmó la identidad de los agentes pero una vez que lo hizo ha desatado una intensa campaña internacional para su liberación como puede verse en algunos sitios de la red incluyendo, desde luego, varios sitios cubanos
La actitud hacia este caso es controvertida. Por un lado están los criterios más hostiles reflejados en diversos materiales o artículos publicados especialmente en Miami así como la pronunciación de algunos políticos de derecha a favor de su condena. Y, por otro, expresiones de apoyo por parte de varias organizaciones y personalidades reconocidas que exigen su liberación.


       EN 16 DE MAYO DE 2.003, SE PUBLICA COMO gcpint. ESTE DOCUMENTO,...SIN TERMINAR EN ALGUNOS ASPECTOS,...ES VÁLIDO COMO ENTRONQUE HISTÓRICO,...

EL SISTEMA CAPIIMPERIALISTA Y LOS SECTORES SOCIALES QUE LOS ESTAN CONSTRUYENDO.

       Decíamos en otros documentos de que los institusociales capitalistas es una clase fundamentalmente  Occidental que actúa como soporte del imperialismo global mundial imperialista. Las guerras e intervenciones en Los Balcanes, Afganistán, Irak, en África,... así lo está poniendo claramente de manifiesto. El Sistema Capiimperialista, de las grandes potencias occidentales está basado en una unión de intereses de distintos sectores sociales, y sus actuaciones políticas y relaciones sociales, de clases, aparece y es de hecho una alianza estratégica, tienen digamos los mismos objetivos;esto es UNA ALIANZA SOCIAL, HAY UN PACTO SOCIAL, MÁS O MENOS ABIERTO, O MÁS O MENOS ENCUBIERTO, PARA OPRIMIR Y EXPLOTAR A LAS POBLACIONES DE LAS PERIFERIAS y aniquilar ( cada clase y sector en su papel, tareas y en sus responsabilidades con la cuestión ). Pero la lucha de clases continúa, la lucha entre fracciones de clases también está presente en el Sistema Mundial actual.


GERENCIA Y DIRIGE LA CLASE IMPERIALISTA EN EL MUNDO


            Esta clase social ha albergado un poder económico y político tal que dirige al conjunto social mundial. Podemos decir que el capital imperialista actual dirige a la sociedad global, les regula sus actividades sociales generales,: trabajo, formación, ocio, consumo, psicología, modos y formas de vida, comportamientos,... Llega a tener más persuasión incluso que las instituciones estatales. Como tal los estados, en general, están a su servicio. Los estados, como instrumento, practicamente se están dedicando a mantener el dominio de esa clase imperialista global; a la vez estos aparatos estatales también se encargan de " aplatanar " ( adormilar conscientemente ) y adormecer a las poblaciones; en Occidente de una manera, en las periferias de otras, y a la vez en muchas ocasiones se combinan las formas de dominio.



LA CLASE INSTITUSOCIAL CAPITALISTA ES SOPORTE, UNO MÁS, PERO IMPORTANTE DE LA CLASE IMPERIALISTA OCCIDENTAL.


            Esta clase está formada por colectivos, partidos y sindicatos de lo que se denomina izquierda institucional y de la izquierda social o alternativa. En general está formada por sectores sociales pequeñoburgueses privados o estatales; de sectores de aristocracia obrera y profesional y algunos de sectores de medias y pequeñas burguesías más o menos estabilizadas. Forma sobre todo en Occidente una gran parte de la población que actúa como fuerza social, con proyecto y tareas políticas comunes, nada antogónicas entre sus componentes. Al ser de variadas procedencias, actividades, territorios,... no son monolíticos, tienen fisuras, pero en lo principal están de acuerdo, y esto es, en su posición antiproletaria, anticomunista en el sentido revolucionario; son demócratas imperialistas, algo snobistas, listillos sabihondos, algunos más radicalizados que otros según momentos, coyunturas o problemáticas. En general son arribistas, algo o bastante demagogos, según el caso y la persona en cuestión, en general manipuladores y utilizadores de las voluntades y problemáticas sociales. Están bloqueados en el Movimiento Antiglobalización, antiliberal, de resistencia global, con sus periódicos Molotov, Desobediencia Global,...Presionan y negocian tanto con las izquierdas institucionales como las derechas y los imperialistas, y las oligarquías subalternas.


CON REPARTOS DE TAREAS, COMPETENCIA ENTRE LAS MISMAS Y CIERTAS DESAVENIENCIAS, ESTAS CLASES SOCIALES OCCIDENTALES PARTICIPAN DE LA DOMINACIÓN A LAS 5/ 6 PARTES DE LA POBLACIÓN DEL PLANETA.

La clase imperialista mundial no es homogénea ni monolítica, es evidente, es su forma y naturaleza. Sus instituciones internacionales, como la ONU, la OTAN,... Son las herramientas donde intentan ponerse de acuerdo, donde se " resuelven " sus rencillas. Al no existir un estado global imperialista, que les regule sus escaramuzas y devaneos, y que les lleve la gestión global, se produce las desaveniencias y las malas maneras; el conflicto de Irak, parece que lo ha puesto al descubierto.

Como decíamos en este sistema capiimperialista se dan distintas fracciones sociales burguesas, aristocráticas, pequeñas burguesías,... sobre todo en Occidente que están en la tarea de la dominación a esas 5/6 partes de la población global. Estas fracciones tambien desean entendimientos sociales, de clases, en Occidente.

Está en proyecto el estado global imperialista ?. Esta cuestión es tema de análisis y confrontación dialéctica en el seno de las izquierdas desde hace bastantes años. Actualmente nosotros decimos que hay un sistema imperialista, que hay una sociedad imperialista, pero no hemos dicho nada de que exista un estado mundial imperialista. Pero por deducción parece que sí existe ese tal estado mundial imperialista, ¿ pero donde está, que es lo que es ?. Parece que la realidad es difícil de definir, de captar, de describirla.

            Por un lado, parece que se da como bueno de que existe un gobierno en la sombra que es la Trilateral. También de que existe un poder imperialista militar, que es la OTAN y los ejércitos y coaliciones diversas periféricas, que tienen acuerdos con la OTAN, con la ONU, con los USA,... Parece que el estado como tal está, lo que no está es de forma y manera homegénea, y no solamente porque existan unos 200 estados en el Planeta. No, es que no puede ser homogéneo ni monolítico; al igual que no lo es el Estado español, no lo es la Unión Paneuropea; pero miren por donde sí lo es los Estados Unidos de Norteamérica. Éste se homogeneizó a cuenta de la guerra civil entre el norte y el sur. ¿ Estamos en una fase algo similar de lucha interimperialista para construir un estado global mundial imperialista ?; pues a lo mejor se está en esta cuestión.

Decíamos en un documento de hace unos meses, que el imperialismo global no podría salir adelante cada bloque a su manera y a su bolsa, que eso era un gran peligro para el capitalismo y para la clase imperialista global. La cuestión es que las ideas de crear un estado global imperialista vienen desde muchos lugares del Planeta, de muchos sectores imperialistas, tanto de Asia, como de las Américas, como de Europa; sí, esta idea ronda en gran parte de la clase imperialista mundial; lo que ocurre, es evidente, que no se ponen de acuerdo, la cuestión no es excesivamente fácil, se tiende a barrer para casa,... pero parece que dando puñetazos en la mesa, algunos se ponen firmes; esto parece que le pasa a Rusia, Francia, Italia, Francia, Alemania,... No olvidamos que tres paíeses europeos quieren hacer un proyecto de defensa " independiente " de USA-GB. Hace casi un año, por lo visto Bush les dijo a Europa que invirtieran más en defensa, que organizara fuerzas militares europeas,... que esto era bueno para todos. Hace tres o cuatro días lo volvieron a repetir, quieren una Europa fuerte militarmente, ya que esa cuestión les viene bien al Todocapitalismo.


Seguimos, lo fundamental es que la burguesía mundial quiere unformidad para controlar y oprimir a la mayor parte de la Humanidad. Por ello necesita politicas estatales globales-mundiales, uniformidad de criterios y actuaciones,...después vendrán y están las divisiones de tareas y responsabilidades y los repartos alícuotos de plusvalías.

Con estas aportaciones y reflexiones, si no hay un estado imperialista y capitalista mundial poco les falta; o sea, que está casi al 80 por ciento, al menos las funciones fundamentales están en marcha.

Bien, se nos dirá, esta es la teoría del Superimperialismo; que algunos - y menos los leninistas clásicos - se lo creen, y es que además es una tontería, ya que siempre están de peleas. Bien, ¿ pero qué tipo de peleas, llevan desarrollando desde que " terminó " la segunda guerra interimperialista ?; pues es una pelea, efectivamente, pero no una pelea directa, las desarrollan en las periferias, unos se quitan al otro territorios, negocios,... pero no llegan a las manos, en el sentido como se entiende este asunto. La cuestión sería ¿ " habrá una tercera guerra mundial " ?; decimos, empezó cuando terminó la segunda, digamos que todavía estamos en las tareas de la tercera guerra; en el caso de Irak lo hemos visto claramente. Decimos a la vez que para crear un bloque que le hable y se atreva hecerle un choque directo al bloque USA, hace falta mucho tiempo, hoy no hay condiciones para ello. Quizás nunca se desarrolle ese proyecto. No hay superimperialismo en el sentido, contenido y contexto en que fue formulado, hay imperialismo digamos concertado, nosotros lo definimos como COMECON IMPERIALISTA. De todas formas queremos buscar otro término, con este no estamos muy contento, no define bien el asunto.

La verdad es que es complejo definir si existe estado mundial del imperialismo, ya que también esa cuestión como tal es una relación social, y las relaciones sociales no las define cualquiera; estas son nuestras limitaciones; pero creemos que no estamos muy lejos de conocer la cuestión y por lo tanto la posibilidad de definirlo.

LOS SINDICATOS Y LA FABRICACIÓN DE ARMAMENTOS PARA LAS POTENCIAS OCCIDENTALES.

Este apartado es para dos cosas: la banagloria y la prepotencia del personal y sus organizaciones que trabajan en las empresas y fábricas de armamentos, y segundo, qué hacemos nosotros, los trabajadores esas armas para los ejércitos Otanistas para el dominio de los pueblos periféricos, y son empleadas y empleados también contra nosotros, los trabajadores occcidentales, por parte de los ejércitos Otanistas, policias, mafias, ejércitos privados,...Los sindicatos UGT y CC:OO:, y quizás también los demás se quejan de lo poco eficientes que son los gerentes de la Bazan ( CONSTRUCCIONES DE BUQUES MERCANTILES, DE GUERRA,...), de CASA, (( EMPRESA UNIDA A OTRAS EUROPEAS con producción de aviones de guerra, de transporte de tropas - instalada en Sevilla ( España )),-,... y de lo poco que se cobra en las bases militares del Estado español,...Uf, que barbaridad. Quizás algun día esas armas u otras las cojan o las tomen sectores de poblaciones para derrotar militarmente a las clases capitalistas, imperialistas y las burguesías estatales, sindicales, políticas y partidistas,...En fin, ahí queda eso. ( Actualmente estas empresas tienen otros nombres ).

LAS ELECCIONES, LA DEMOCRACIA IMPERIALISTA, SUS EFECTOS REACCIONARIOS Y CONTRARREVOLUCIONARIOS, LA PARALIZACIÓN DE LA MOVILIZACIÓN CONTRA LA GUERRA A CAUSA DE LAS ELECCIONES EN DIVERSOS PAÍSES EUROPEOS.

Se movilizó, se moviliza, para los resultados electorales y las negociaciones con los imperialistas y sus aparatos estatales. Con las mentes y las campañas pre y electorales, las movilizaciones caen, la situación se hace más reaccionaria. O sea, en estas situaciones las elecciones son contrarrevolucionarias, se desmoviliza, se hace creer que las elecciones, que estén ellos en los aparatos de estado es lo fundamental. Se utiliza a la población como grupo de presión; esto es histórico, no nos extendemos más. Sin fuerza real organizada hacen creer que las entradas de ellos en sitios claves es lo principal, después hacen lo que dicta las limitaciones del Sistema.

EL SISTEMA DE PARTIDOS BURGUESES EN LA DEMOCRACIA IMPERIALISTA OCCIDENTAL; CÓMO SE COMPLEMENTAN Y CÓMO REPRODUCEN EL SISTEMA IMPERANTE. LOS INSTITUSOCIALES  CAPITALISTAS ES UNA PARTE DE ESTE SISTEMA DE PARTIDOS BURGUESES OCCIDENTALES.

Solo algunas palabras; entre los partidos institucionales, y casi todos de los que no lo son, se reparten tareas, programas, medidas,... lo que a uno se le pase, el otro lo recoge; pero al final el conjunto de lo que plantean es para perfeccionar al Sistema, ampliar la base social estatal y para reproducir en óptimas condiciones la sociedad imperialista.

. LA DEMOCRACIA CRISTIANA IMPERIALISTA Y LA ALTERNATIVA U OPOSICIÓN SOCIALDEMOCRATA Y " COMUNISTA ".

Entre otros está el señor Bush, con su variante específica, el señor Aznar, su yerno, y muchos otros y otras. Pero lo que queremos decir es que decidieron a nivel global con su organización internacional el proyecto que se lleva aplicando en estos últimos años. Debatieron qué hacer con la socialdemocracia internacional, estilo Blair, Zapatero, Schroder,... y decidieron de darles un " cuartelillo " de vez en cuando, cuando fuera estrictamente necesario.

Con las fuerzas radicales, como la de Izquierda Unida, a nivel del Planeta, decidieron palo y zanahoria, arribismo, un " cuartelillo " de vez en cuando siempre que estuvieran en la onda y dentro del juego e intereses capiimperialistas.

Con el personal antiglobalizador, mano dura, pero excediéndose sólo de vez en cuando; eso es lo que hacen, decidieron y harán. Cuando hay algunos desbordamientos, porque quizás participen gentes más decididas, pues emplean a más agentes policiales, militares, como se ha visto han empleado a cuerpos militares de la OTAN,...Con una parte de esos antiglobalizadores negocian todo el tiempo, a los más radicales les viene bien esas negociaciones, algo sacan, en algo conquistan, pero no les dura demasiado; es más lo que consiguen a otros sectores sociales el capital se los arrebata.

. LAS IZQUIERDAS IMPERIALISTAS Y EL ARRIBISMO DE LA IZQUIERDA SOCIAL, ANTIGLOBALIZADORA Y " LIBERTARIA ".

En el año 1.981 se debatía en el Estado español, dentro de las fuerzas revolucionarias, sobre el carácter y contenido político e ideológico de aquél PSOE. Algunos lo definimos como partido proimperialista, y que por ello habría que combatirlo; planteamos la consigna de " PSOE de cambio nada "; este partido decía en su campaña electoral para 1.982, " Por el cambio ". Además decíamos que era uno de los soportes del estado imperialista y monárquico español, y además que era un partido de la internacional socialdemócrata imperialista, comandada en aquél entonces por Billy Brandt, político del PSDAlemán.

Muchos izquierdistas apoyaron electoralmente a este partido y muchos otros ingresaron en el mismo. Con el tiempo, siguieron pactando con el PCE, despues con Izquierda Unida, con los partidos de derechas, con la patronal, con los otros imperialistas, con los yanquis,...

Y con el tiempo dieron ciertas coberturas a sectores de la izquierda social, los verdes, los ecologistas, los antimilitaristas, los objetores, el clero,... las ONGs,..., los sindicatos, con las mafias y especuladores, los maleteros, como el señor Roldan; en fin se produjo la política del nuevo arribismo; el arribismo de la izquierda social, de la pequeña burguesía venida a menos,...Esta política hoy en día sigue su curso, incluso el Partido Popular, aplica esa línea corrupta de arribismo, con cuatros proyectitos, miles de euritos, para tener contento a parte del personal; con sus proyectitos Onegetistas en el exterior crean las imagenes y abren los caminos a las inversiones y saqueos de las grandes Multinacionales Imperialistas, sean españolas, europeas, árabes, asiáticas,... En fin solo decimos que hay que saber muy bien con quienes se juega uno los cuartos. La izquierda oficial le da arribismo y cobertura a la izquierda social, y ésta tan contenta, lo aplica, lo disfruta, y Dios dirá.

. LAS FUERZAS COMUNISTAS, ANARCO-COMUNISTAS Y LAS FUERZAS REVOLUCIONARIAS.

Estamos los revolucionarios en el Planeta intentando organizarnos con línea política revolucionaria, estructura firme y con proyecto de implantación. Lo que estamos viendo es dónde actuamos, qué hacemos, con quiénes colaboramos, con quiénes nos hacemos camaradas.

Las fuerzas revolucionarias actualmente en el Planeta tiene o son de diversas corrientes y objetivos. Unas están militarizadas, otras están en acciones de masas, otras de vanguardias, otras de teorizaciones, otras con sindicalismo-social,...

a ) Hay comunistas revolucionados, como pueden ser los grupos comunistas internacionalistas.

b ) Existe el MRI, que se definen marxistas-lenistas, maoistas, con su comité o comando internacional. Pero cada grupo es independiente y autónomo, son camaradas y como tal se apoyan; plantean hacer o construir una nueva internacional comunista, donde dicen que el MRI es parte de esa internacional.

c ) Las diversas corrientes y organizaciones más o menos internacionales anarquistas y libertarias, en general continuan con sus políticas sindicales-sociales y antirrepresivas; aún no tienen proyecto estratégico; tal como es su naturaleza. Participan en las acciones antiglobalización, pero de forma independiente; no participan en estructuras ajenas a los que ellos crean en general.

Hemos incluido en este apartado la cuestión de los revolucionarios. Pero para nosotros es importante definir lo que es revolucionario. En cada coyuntura o época, no tiene el mismo significado ni las mismas tareas,... Hoy revolucionario es proyectar un cambio de rol tanto en lo teórico, en lo organizarivo, en lo practico, y en el proyecto y modo y manera social en su complejidad y de forma integral.

Para nosotros lo teórico es fundamental, porque sin teoría revolucionaria, no hay transformación social. Nos explicamos. Si los revolucionarios actuales no tienen su propia teoría y línea política revolucionaria, sacada de su práctica y de las prácticas anteriores, no es útil ni rentable su trabajo político. Esto, la teoría actual, la que enmarca y define el tipo de revolución pendiente, las formas y las estrategias y tareas y tácticas para desarrollarla y aplicarla; sin esto casi no se va a ningún sitio.

OCCIDENTE, EL MUNDO ISLÁMICO, EL MUNDO ASIÁTICO Y EL MUNDO LATINOAMERICANO. EL OCCIDENTE COINCIDE CON EL IMPERIALISMO; LAS PERIFERIAS SON SOMETIDAS, SOBRE TODO EL PROLETARIADO Y LOS CAMPESINOS, LAS MUJERES, LOS JÓVENES Y OTROS SECTORES PRECARIOS Y MARGINADOS.

LOS SENTIMIENTOS HUMANOS, LA BUENA VOLUNTAD, CUENTA PARA POCO. LA CUESTIÓN ES LA DETERMINACIÓN POR PARTE DE LA HUMANIDAD EN TERMINAR CON ESTE ROL DE VIDA Y DE RELACIONES SOCIALES CAPIIMPERIALISTAS.

EL DESARME Y LA CREACIÓN DE GRUPOS ACTIVOS Y CONSCIENTES ANTIMILITARISTAS Y COMUNISTAS CON CONOCIMIENTOS DE LA TEORÍA DE LA REVOLUCIÓN DE LA HUMANIDAD.

OCCIDENTE MUERE POR DEGENERACIÓN SOCIAL DE LAS CLASES DOMINANTES Y DE SECTORES ARISTOCRATIZADOS, ESTOS SON LOS DEMOCRATAS RADICALIZADOS, autollamados, " NOSOTROS LOS LIBERTARIOS " Y PEQUEÑO BURGUESES.

. IDEOLOGÍA DEL PROLETARIADO, DEL CAMPESINADO Y SECTORES PEQUEÑOBURGUESES PRIVADOS O ESTATALIZADOS OCCIDENTALES. ÉSTOS ESTÁN ORGANIZADOS EN LOS PARTIDOS Y SINDICATOS INSTITUCIONALIZADOS SEAN DE DERECHAS O DE IZQUIERDAS.

LA GUERRA CONTRA EL ESTADO Y PUEBLO IRAKÍ, LA DOMINACIÓN IMPERIALISTA Y LA DESMOVILIZACIÓN O PASOTISMO INTERESADO DE LA IZQUIERDA QUE MOVILIZÓ. QUE PASA CON LA POBLACIÓN QUE SE MOVILIZÓ. " TODO VUELVE A SU CAUCE ".

Una vez consumada la ocupación, parece que todo el personal respira con cierto alivio. La prepotencia occidental, de casi todos los sectores sociales lleva a que no se plantee nada de la dictadura que el imperialismo está ejerciendo en ese país. Ya se ve todo como normal; solo hace falta orden, reconstrucción y que el petróleo siga llegando, que Hussein no aparezca y no de más por saco y que todo se tranquilice. La izquierda institusocial se queda prendada de la movilización que han desarrollado, se han justificado y ya no se sigue con acciones antiimperialistas y anticapitalistas; normal es que no lo son, son prooccidentales demócratas imperialistas, del capitalismo de  estado liberal, benefactor, y unas cuantas cosas más. Lo de sangre por petróleo y no a la guerra y no en nuestro nombre, es y era puro snobismo, quedaron bastante bien e hicieron y hacen como el avestruz, esconden la cabeza, no sobre las alas, sino debajo de las aguas. Mucho marquetin con la sangre iraquí, eso es lo que hay.

¿ NUEVA INTERNACIONAL COMUNISTA, O CREACIÓN DE UNA ORGANIZACIÓN REVOLUCIONARIA, PROLETARIA Y COMUNISTA MUNDIAL ?. PAPEL DE LA MISMA. MÉTODOS DE ORGANIZACIÓN.

Consideramos que creando una organización de lucha internacional con carácter proletario y comunista revolucionado, se darían condiciones de lucha contra el Capiimperialismo, con contenido realmente revolucionario, efectivo y positivo. El imperialismo capitalista está organizado a nivel mundial y dirige su poder de clase a nivel global. Por tanto el proletariado revolucionario y los pueblos revolucionarios deben actuar de la misma forma, a nivel global y mundial con una organización mundial con un comando central. Esto a la vez que es una necesidad y no hay otra posibilidad que tenga resultados,...el proletariado a nivel global, también ve así las cosas. Se sabe que todo es planetario; las acciones estatales con objetivos estatales, están llamados al fracaso, y no hoy, sino que se demuestra desde hace ya casi un siglo, mejor dicho un siglo y medio, desde la Comuna de París, los levantamientos alemanes, rusos,...En este sentido los antiglobalizadores hace unos años que se dieron cuenta de la necesidad de la acción global; otra cuestión es el carácter y contenido de su proyecto que no tienen nada que ver con el espíritu que aquí se está planteando.

. NACIONALCOMUNISMO.

Al final el Sistema de este planteamiento, es Capitalismo de Estado burocrático y contra los sectores proletarios y de trabajadores,... Hay que combatirlo. Este asunto es como una idea nueva, en el aspecto de su análisis y en el aspecto de que se haya descubierto este concepto. El Nacionalcomunismo.

En general, las fuerzas maoistas actuales son los portadores de la política de este sistema. No sabemos valorar al cien por cien el carácter de la política e ideología del actual maoismo, sobre todo el organizado en el MRI y algún que otro partido maoista latinoamericano, como puede ser el PCR argentino.

El trostkismo, en general, aunque no son maoistas, tienen digamos el mismo sistema social, que como decimos no compartimos. Aunque a ellos les llega esta posición política por otra vía, en esencia es lo mismo. SE CONSIDERAN QUE SON IMPRESCINDIBLES PARA EL CAMBIO Y TRANSFORMACIÓN SOCIAL, pero someten de muchas maneras, unas más sutiles que otras, a la población, donde a la misma la utilizan como grupo de presión y agentes a desarrollar por cojones sus proyectos, ilusiones y objetivos, aunque dicen que lo hacen en nombre del socialismo, el proletariado,...

Anotamos estas ideas y valoraciones, sabiendo que deberíamos argumentarlas totalmente; pero en otros documentos tenemos algo, y en este específicamente, no tratamos de explayarnos, es sólo enumerar la cuestión dentro del contexto que enunciamos, sobre la Sociedad Capiimperialista y los sectores sociales que están en la cuestión.

De la especie de internacional de grupos comunistas, como PCPE, PCE, IU,... que elaboraron un manifiesto repecto a la guerra contra Irak, decimos algo similar a lo anterior. Parece que pretendemos ir decantando a los buenos y a los malos; no es esa la cuestión, es sólo como dato, como referencias. Como la cuestión de este documento es cómo organizamos una organización revolucionaria internacional proletaria y popular, pues nos vemos en la necesidad de ir hablando sobre lo que está organizado de forma más o menos seria a niveles mundiales.

. LA UCE, Y LA CONSIGNA DE LA TEORÍA DE LOS TRES MUNDOS COMO LÍNEA PRINCIPAL PARA HOY EN DIA.

LOS DIVERSOS BLOQUES IMPERIALISTAS, SUS RELACIONES, DESACUERDOS Y SUS ANDADURAS.

. EL BLOQUE USA. EL BLOQUE GERMANOFRANCÉS.

LA GLOBALIZACIÓN ECONÓMICA, IMPERIALISTA, ES SINÓNIMO DE GLOBALIZACIÓN DEL PODER IMPERIALISTA Y CAPITALISTA O NO.

. Nosotros decimos que el sistema imperialista tiene casi todo el poder organizado y la economía mundial. El Capital financiero que se mueve de un lado hacia otro, sin trabas y casi a su libre albedrío en el Planeta, es una fase superior del imperialismo; uno de los factores o roles del imperialismo es la movilidad del capital financiero a escala mundial; por tanto la globalización económica, es la globalización imperialista; nosotros llamamos a esto, y precisamos más, decimos que estamos en la sociedad imperialista global, mundial; no solamente estamos en la sociedad capitalista con potencias imperialistas, en el capitalismo, sino que estamos en una fase imperialista mundial. En este sentido las clases fundamentales son la clase imperialista mundial y la clase proletaria-campesina mundial; éstas están principalmente en las periferias. Las poblaciones proletarias-campesinas en Occidente o en las Metrópolis, es bastante menor, de proporción de 10 a 1 aproximadamente. Por anotar algo importante, este Proletariado Occidental está digamos que aristocratizado; los sectores campesinos están en convulsión con la fracción imperialista pero no está en actitud antagonista; es una clase capitalista, pero que se están convirtiendo en parias pequeñoburgueses, o sea, muchos se están proletarizando, y quedando en pésima situación socioeconómica. Esta realidad última se está dando en gran parte del Planeta. LA PROLETARIZACIÓN GLOBAL ES UN HECHO, pero el imperialismo intenta tener a sectores laborales, sobre todo en las Metrópolis, en ciertas condiciones económicas y sociales mínimas, como forma y manera de que sean soporte social a su dominio global imperialista.


           G.C. PROLETARIO INT. MÁLAGA
           Por la revolución y el futuro de la Humanidad

                        16 de Mayo de 2.003.
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario